El efecto cenicienta

cenicienta

Margo Wilson y Martin Daly son una pareja de investigadores canadienses que siempre aparecen juntos como Lennon y Mc Cartney y de los cuales ya he hablado en este blog, sobre todo de sus trabajos -en clave evolucionista- sobre los celos. Los autores, que han llevado a cabo grandes y laboriosos trabajos de investigación en cohortes muy extensas de población escribieron un libro que recientemente ha sido publicado en español por la editorial Critica. El libro que se titula “La verdad sobre Cenicienta” y se subtitula “Una aproximación darwiniana al amor parental” (1998-2000), recoge gran parte de sus investigaciones sobre violencia familiar, que es el area de su especialidad y sobre todo contiene un párrafo en su cubierta que es de alguna manera el resultado final de su investigación:

“El factor de riesgo mas grave descubierto hasta hoy en el maltrato de niños es la convivencia con un padastro ouna madastra”.

Sigue leyendo

Histeria, Briquet y psicopatia

dad-cad

La mayor parte de las personas que conozco estarian de acuerdo con la siguiente idea: “la psicopatía no es una enfermedad” y por tanto los psicópatas son merecedores de castigo cuando incumplen las reglas. Sobre la histeria no haré esa pregunta porque hoy la histeria ha desaparecido de los manuales psiquiátricos, tiene muy mala prensa y el público en general usa este término más como un insulto o un calificativo que como sinónimo de una patología.

Sucede porque la gente por lo general no sabe que la existencia de psicopatología no implica necesariamente enfermedad. Y más: histeria y psicopatía proceden del mismo material genético. Un material que en los hombres daria como resultado una psicopatía y en las mujeres la susodicha histeria. Los mismos genes pero distintos efectos según el sexo. La histeria sería una forma menor de la psicopatía.

Sigue leyendo

Enfermedad robusta, enfermedad grácil (I)

cresta

Los que hayan leído este post ya saben a estas horas que los conceptos “robusto” y “grácil” son términos informales para referirnos a ciertos rasgos morfológicos de nuestra especie que han sido sometidos a selección positiva, dando como resultado una serie de transformaciones morfológicas que pueden resumirse en estas: cerebros más pequeños, orejas y dientes más pequeños, cráneos y esqueletos estilizados, delgadez, piel blanca, rostro aniñados, etc.

Sigue leyendo

Hacia el “apartheid” social

Una sociedad degradada se llena de solteros (Hollbach)

Si tienes  un CI de 130 lo más probable es que estés rodeado/a de personas con un CI inferior al tuyo. Hay que recordar que la media del CI europeo es de 100, lo que significa que las personas de tu entorno incluyendo a tus familiares e incluso a tu pareja , -a no ser que hayas optado por eso que se llama “emparejamientos selectivos”- tiene un CI inferior al tuyo.

Sigue leyendo