Módulos de adicción, zombies y eneatipos (XIII)

Mi nieto tiene ahora 3 años y le observo en el parque mientras juega con otros niños y conversa con ellos. Una cosa que suele repetir dado que es muy protector es esta: “Te vas a caer” o bien “Eso no se dice” o “Eso no se hace”. Es interesante señalar que el conocimiento de que algo no se dice, hace o resulta peligroso no implica que él no las diga, haga o se arriesgue a caer. Dicho de otro modo el conocimiento de algo parece que es independiente de la conducta propia. Es como si -más abajo veremos- la conducta fuera, un modulo de adicción separado del modulo que conoce algo.

Sigue leyendo

La esquizofrenia inversa (XXXI)

Allá por la década de los 80 yo aun hacia guardias de psiquiatría y entonces no disponíamos de medios diagnósticos como hoy, no había TACs ni RM, ni marcadores biológicos o de neurólogos clínicos para hacer un diagnóstico diferencial correcto frente a esas urgencias donde de vez en cuando nos caía algún caso extraño o atípico. Afortunadamente habíamos leído a Karl Bonfoeffer (1868-1948) que era psiquiatra y neurólogo a la vez y sabíamos que existían las “psicosis exoóenas” que Bonfoeffer había descrito en casos de gripe y hoy llevan el nombre de “delirium”. Así desarrollamos un sexto sentido para “oler” cuando un caso era orgánico y no estábamos frente a una psicosis funcional. “Esto es orgánico” nos decíamos y pedíamos interconsulta con los especialistas de medicina interna que de mala gana acudían en nuestra ayuda si bien no nos aclaraban nada de la etiología de aquellos casos, ellos tampoco sabían nada de los “casos orgánicos” y no habían leído a Bonhoeffer. estaban pues en desventaja.

Sigue leyendo

La locura y sus dioses (XXIX)

Los dioses son voces en nuestra cabeza (Julian Jaynes)

Recientemente he leído -por recomendación de un amigo- un libro de Salvador Freixedo que me ha interesado notablemente a pesar de no compartir ninguna de las hipótesis que el autor plantea en su libro que se titula “Defendamonos de los dioses” y del cual escribí un post aquí. Quizá ustedes se sorprendan de esta declaración por mi parte lo que merece una aclaración: no considero a las ideas como verdaderas o falsas sino como sugerentes o inanes. Una idea puede llegar a una conclusión falsa pero lo importante es que esta idea sugiera y lleve a otra indagación que podrá resultar verdadera o falsa, pero si es sugerente no cabe duda de que habrá cumplido la función de las idea, que no es otra sino servir de apoyo a otra mejor.

Sigue leyendo

¿Doble o mitad? (XXIV)

Para un niño es importante que sus padres le quieran pero más importante es aún que sus padres se quieran entre si @pacotraver

Hace pocos días publiqué este tuit en twitter y me sorprendió las ampollas que había levantado. Es poco frecuente que un tuit de estas características levante adhesiones y oposición pues no se trata de un tuit de carácter político que es donde los trolls ejercen su función con mayor intensidad y fijeza.

Sigue leyendo