Ensimismamiento, acción y perturbación (XXX)

Cuentan que Ortega y Gasset escribió este articulo después de observar en el zoológico una jaula de monos con sus idas y venidas, sus perturbaciones al decir de Ortega, pues los animales viven hacia afuera, pendientes de lo que sucede en el Mundo, en su mundo y sufren las presiones de su miedo, su ira y sus apetitos, esa es para Ortega la gran diferencia con nosotros los humanos.

Sigue leyendo

Sexo con Shakespeare

Este post contiene spoilers, es decir revela datos de la trama de la novela citada, el lector no deberá seguir adelante con la lectura del mismo si quiere leerla.

La psicología es la tumba de los héroes (E. Cioran)

Jillian Brenan es el nombre de la autora de este libro que desgraciadamente no ha sido todavía traducido al castellano, de modo que he tenido que recurrir a una amiga -buena traductora- que me ha hecho un resumen de esta novela de no-ficción, como se dice ahora. A medio camino entre la ficción y el testimonio de una sexualidad parafílica (según los cánones al uso) y que más allá de una descripción de las preferencias sexuales de su protagonista (los azotes) nos proporciona una visión que va más allá de lo psicológico y de las hipótesis manidas sobre el trauma para convocarnos en una lectura que por lo menos en lo que a mi respecta me sitúa frente a la duda sobre los mecanismos que animan este tipo de preferencias sexuales alejándome cada vez más de las ideas sobre el trauma infantil como hipótesis etiológica universal.

Sigue leyendo

La epistasis social

Precisamente ahora que estoy leyendo el libro de Pilar Eyre titulado “Yo, el rey” -que es una biografía del rey emérito Juan Carlos- me ha venido a la cabeza la teoría de la epistasis social de Dutton y Woodley, una teoría que más abajo comentaré después de algunas reflexiones sobre los borbones que creo tienen mucho que ver con la citada teoría.

Sigue leyendo

La locura y sus dioses (XXIX)

Los dioses son voces en nuestra cabeza (Julian Jaynes)

Recientemente he leído -por recomendación de un amigo- un libro de Salvador Freixedo que me ha interesado notablemente a pesar de no compartir ninguna de las hipótesis que el autor plantea en su libro que se titula “Defendamonos de los dioses” y del cual escribí un post aquí. Quizá ustedes se sorprendan de esta declaración por mi parte lo que merece una aclaración: no considero a las ideas como verdaderas o falsas sino como sugerentes o inanes. Una idea puede llegar a una conclusión falsa pero lo importante es que esta idea sugiera y lleve a otra indagación que podrá resultar verdadera o falsa, pero si es sugerente no cabe duda de que habrá cumplido la función de las idea, que no es otra sino servir de apoyo a otra mejor.

Sigue leyendo