Empatía y culpa (XXVIII)

Empathy is key to the functioning of high-trust cultures. If everyone is empathic toward each other, there is no need to waste energy on self-protection or on double-checking every single transaction. (P. Frost)

Peter Frost es un antropólogo evolucionista que mantiene uno de los blogs más interesantes y documentados de su especialidad en Internet. La cita de arriba hace referencia a su visión de la empatía. Para Frost la empatía y la culpa van en el mismo pack, también la vergüenza, aunque discrimina entre culturas de la vergüenza (mayoritarias) y culturas de la culpa (mucho más minoritarias). Ambas, vergüenza y culpa están relacionadas con el control que el grupo social mantiene sobre las conductas individuales: así cuando alguien transgrede una norma social se siente avergonzado y la vergüenza es en este sentido pública, también su castigo. 

Sigue leyendo

Empatía y melancolía (XXVI)

Linea Hajnal

Es seguro que usted habrá visto películas del genero “hawaianas”. Me refiero a aquellas películas de barcos que llegan a islas del pacifico y inmediatamente eran recibidos por muchachas jóvenes poco vestidas que salían a recibir a los viajeros en canoas mientras canturreaban y trepaban por el barco rodeando el cuello de los visitantes con guirnaldas de flores para acabar incluso formando parejas estables con algunos de ellos.

Sigue leyendo

La mente extendida: escritura y contabilidad (XVI)

La tela de la araña es una continuación de su sistema nervioso, fuera del individuo. (E. Bruner).

Dice Emiliano Bruner en este articulo que:

“La tela de la araña es algo externo a su cuerpo, hecho por la misma araña, pero el El sistema nervioso, sensorial y cognitivo de la araña necesita de la tela para completarse. La araña siente el mundo, entiende el mundo, razona sobre el mundo, y toma decisiones sobre el mundo, a través de un sistema continuo hecho por sus neuronas, sus órganos sensoriales, y sus hilos de seda. La tela es una continuación de su sistema nervioso, fuera del individuo. Sin tela, además, la araña se muere, porque su nicho ecológico y cognitivo depende de ella. Asimismo, nuestra tecnología es nuestra telaraña, pues nuestra cultura y nuestra cognición dependen estrictamente de ella”.

Sigue leyendo

Del gruñido al email (XV)

Admiróse un portugués
de ver que en su tierna infancia
todos los niños en Francia
supiesen hablar francés.
«Arte diabólica es»,
dijo, torciendo el mostacho,
«que para hablar en gabacho
un fidalgo en Portugal
llega a viejo, y lo habla mal;
y aquí lo parla un muchacho».

(Moratín)

Lo que plantea el poeta es -efectivamente- el misterio que acompaña a la adquisición del lenguaje. Un niño cualquiera y de cualquier cultura es capaz de hablar un idioma, llamado  “materno”, y es capaz de aprender otros simultáneamente, siempre y cuando ese aprendizaje se lleve a cabo mientras estén abiertas las ventanas plásticas correspondientes.

Sigue leyendo