¿Por qué dormimos tan mal?

dormir

En cierta forma, nuestro cuerpo fue diseñado para un mundo que ya no existe. En los últimos 100 años, un solo instante en la escala de la evolución, hemos cambiado radicalmente nuestro medio ambiente. Comenzando por la introducción de la luz eléctrica hasta el desarrollo de las tecnologías de computación digital, control de procesos, telecomunicaciones, y viajes a través de husos horarios, hemos sido catapultados a una “sociedad de 24 horas”, en un mundo intercomunicado e hiperexigente.

Qué es un zeitgeber.-

El zeitgeber es una palabra alemana que significa “dador de tiempo” y que suele traducirse como “sincronizador”. El Zeitgeber o sincronizador más efectivo y común tanto para plantas como animales es la luz, aunque también funcionan como sincronizadores la temperatura, la disponibilidad de alimento, las interacciones sociales y manipulaciones farmacológicas.

Para mantener la sincronía entre el reloj biológico o “pacemaker” y el medio ambiente, los zeitgebers inducen cambios en las concentraciones de los componentes moleculares del reloj a niveles que coinciden con la fase apropiada del ciclo de 25 horas, proceso denominado en inglés entrainment (reordenamiento). Un ciclo que evocativamente nació para ser en parte independiente de la luz, y evitar así los días oscuros o nublados y que viene a explicar que un pacemaker se autoregula en función de muchos elementos que juegan un determinado papel en su funcionamiento, un sistema abierto o a medio hacer que permite una homeostasis no lineal.

El término alemán llegó al inglés cuando Jürgen Aschoff, uno de los fundadores de la cronobiología, lo utilizó en la década de 1960.

El principal factor ambiental o zeitgeber que determina el reloj circadiano es la salida y la puesta del sol, por tanto el alumbrado artificial supone una ruptura de nuestra sincronización fisiológica con él. También ciertos factores sociales que establecen la temporalidad del trabajo (trabajo a turnos), la alimentación y otros hábitos cotidianos contribuyen con el establecimiento de los ritmos circadianos y se refuerzan mutuamente.

Structural formula of melatonin on a white background

Structural formula of melatonin on a white background

La clorofila es la melanina del reino vegetal, del mismo modo que la savia es la sangre de las plantas. Pero la melanina , ese pigmento  no sólo sirve para proteger nuestra piel de la radiación ultravioleta, sino que está ahi para sincronizar nuestro reloj biológico con el ritmo circadiano, es decir con el ciclo dia/noche.

Sigue leyendo

Reprogramando la mente (y II)

¿Quien es el maestro que hace a la hierba verde?

Koan zen

(La respuesta al final del post)

Cuando hablamos del uso de psiquedélicos como psicofármacos estamos pensando de una manera lineal, nos imaginamos que a cada droga le correspondería una unidad de acción en una enfermedad. Pensamos en indicaciones según el modelo biomédico y damos por cierta la idea de que la depresión, la esquizofrenia o el TOC son entidades unitarias y discretas.

Sigue leyendo

Constelaciones hormonales

testosterona

Todo el mundo conoce la teoría de Baron-Cohen sobre las relaciones que existen entre el autismo y los perfiles hormonales del cerebro de aquellos que padecen esta enfermedad, por recordar brevemente la teoría de Baron-Cohen el lector puede visitar este post, que titulé “La Gran diferencia” y que nos vendrá bien para refrescar una idea que el mismo Asperger enunció: el autismo “es la manifestación de un cerebro masculino extremo”.

Sigue leyendo

Victimas de la moralización.

Para hacer predicciones hacen falta leyes y no tenemos leyes de la evolución de la sociedad. (Mario Bunge)

doble_moral

Moralizar es el proceso contrario a naturalizar y podemos definir la moralización -siguiendo a Paul Rozin- como la adquisición de cualidades morales por parte de objetos y actividades que previamente eran moralmente neutras. Un ejemplo de ello es la esclavitud.o el consumo de tabaco, actividades neutras antes del siglo XVII o XX pero que hoy han pasado a ser actividades inmorales tanto la una como la otra.

Sigue leyendo