Empatía y bondad (XXV)

Ama a tu prójimo como a ti mismo (Jesús)

Pocas personas desconocen este imperativo cristiano y pocas son las que lo cumplen. Y no lo cumplen porque es imposible de cumplir. Sin embargo la cosa mejora si entendemos que prójimo está relacionado con próximo. Y es verdad que es más fácil amar a los nuestros, es decir a los próximos que a aquellos que desconocemos. Incluso es más fácil amar a un vecino que a alguien que vive en Creta. Tampoco es necesario amar a todos los próximos basta con haber desarrollado una facultad de nuestra mente que llamamos empatía para sentirnos parte de una comunidad, de un grupo.

Sigue leyendo

¿Doble o mitad? (XXIV)

Para un niño es importante que sus padres le quieran pero más importante es aún que sus padres se quieran entre si @pacotraver

Hace pocos días publiqué este tuit en twitter y me sorprendió las ampollas que había levantado. Es poco frecuente que un tuit de estas características levante adhesiones y oposición pues no se trata de un tuit de carácter político que es donde los trolls ejercen su función con mayor intensidad y fijeza.

Sigue leyendo

Lógica y paralógica (XIX)

Disponemos de dos modos de razonar, uno es el estilo lógico que se caracteriza por ser binario, sometido a la contradicción, que no atiende a los casos intermedios, le conocemos con el nombre de pensamiento científico basado en datos y en evidencias, un tipo de pensamiento bien conocido como lógica aristotélica y que es mucho más frecuente en varones al no ser parasitado por otras consideraciones, -llamémoslas de momento emocionales-. Por otro lado disponemos de otro registro llamado paralógico, que es difuso y desprecia los extremos, es una forma de pensar como de centro si se me permite la analogía política. Es un tipo de pensamiento que no se siente cómodo en la dicotomía de la lógica. Se trata de un tipo de pensamiento de predominio femenino que atiende a variables emocionales y que siente aversión por los extremos.

Sigue leyendo

El nuevo contrato sexual

El Sr R es aparejador y la Sra M es enfermera, llevan 39 años casados y ambos tienen trabajo fijo y una vida cómoda y próspera. Tuvieron dos hijos, un niño, Carlos y una niña, Ana, ambos recibieron una educación similar, fueron al mismo colegio y las mismas oportunidades pero aunque Carlos tiene dos años más que su hermana, llevó desde el principio de la ESO cierto retraso con respecto a ella que fue siempre muy responsable y una buena estudiante.

Sigue leyendo