La fusión de la identidad

No estamos vivos sin un sentido de identidad (E. Erickson)

el grupo

Cualquier psicólogo conocerá a estas horas  el concepto de Eric Erickson, llamado “difusión de la identidad”, pero es posible que nunca haya oído hablar de este otro concepto, que en cierto modo es el contrario: la fusión de la identidad. La fusión de la identidad con el grupo, claro.

Sigue leyendo

Anuncios

Lo normal y lo raro

normal

“Ni son todos los que están ni están todos los que son”

Todo el mundo estará de acuerdo conmigo en que la medicina es una disciplina que se ocupa de tratar y prevenir (cuando puede) las enfermedades. El problema es que no está claro del todo qué es y qué no es una enfermedad. Y no sólo en psiquiatria que es la especialidad donde esa delgada linea roja se hace más gruesa, sino en la Medicina General.

Sin embargo la medicina cuenta con una variable de peso: algunas enfermedades causan la muerte y en cualquier caso causan infirmitas, algo que raramente sucede en las enfermedades mentales. Una de las características de los enfermos mentales es que no saben que están enfermos, se trata de una disfunción que afecta a la consciencia de ser.

Escribo esta entrada después de asistir durante días a varias polémicas en las redes (la ultima la de la gestación subrogada) y de haber leído este post de Pablo Malo donde aborda algunas cuestiones que nos servirán para alumbrar este post.

Sigue leyendo

El cerebro y sus dimensiones

Lo que es arriba es abajo

(Viejo aforismo esotérico)

Una hormiga vive en un plano, es decir en dos dimensiones, para ella solo existe adelante-atrás e izquierda-derecha. ¿Pero qué le sucede cuando circula por una especie de banda que se ha sometido a torsiones y que pasa de dos a tres dimensiones?

Esta banda que se conoce con el nombre de banda de Moebius y que es muy fácil de hacer con una diadema de esas para el pelo, nos servirá para entender conceptos un poco más complicados a lo largo de este post.

Sigue leyendo

En piloto automático

nohacernada

Existen al menos dos formas de pilotar un avión: una forma manual y otra en piloto automático. El piloto automático se inventó para liberar a los pilotos del desgaste mental que tendría volar de manera manual, al menos en vuelos transoceánicos. Durante el vuelo con piloto automático el piloto puede descansar pues el ordenador del avión sabe qué es lo que tiene que hacer, sabe -por así- decir dónde va.

Sigue leyendo