El complejo virgen-puta

demi-moore

Aquellos de ustedes que leyeron el anterior post ya estarán al tanto de la idea de que existe en las mujeres (y tambien en los hombres aunque en menor medida) una doble subjetividad. Por una parte la mujer es sobre todo una madre, con unos órganos y un sistema hormonal, emocional e inmunitario destinados a la maternidad, es decir a albergar en su seno a una vida ajena. Este solapamiento de madre y feto en un solo cuerpo tiene también correlatos psicológicos que se mantendrán durante toda la vida, hasta tal punto que podriamos dividir a las mujeres en dos grupos, las que han sido y las que no han sido nunca madres, pero incluso estas han tenido -a su vez una madre- por tanto no pueden escapar de su influjo arquetípico. No cabe duda de que llegar a ser madre completa el ciclo biológico y psicológico de la mujer hasta la plenitud.

Sigue leyendo

Niños orquídea

Dadme un medio de expresión y convertiré a un asesino en serie en un benefactor de la humanidad (E. M. Cioran)

foto_de_flor_orquidea_01

Los que leyeron el post anterior ya sabrán a estas horas que no existe genes específicos para la orientación o la identidad sexuales. No existe un gen gay ni existe un gen para ser heterosexual. Existe sin embargo una hormona -la testosterona perinatal que es la responsable de la masculinización del cerebro del feto. Siendo precisamente la deprivación de esta hormona la que lo feminiza.

Sigue leyendo

El espectro psicopático

psicopatas

En lo más profundo de mi ser se esconde un asesino en serie pero yo lo mantengo distraido con cocaina (K. Sutton).

La mayor parte de nosotros identificamos la etiqueta “psicópata” con la actividad criminal. Pensamos en seres desalmados, asesinos, maltratadores, sádicos de todos los pelajes, etc. Este post está destinado a hacerle cambiar de opinión respecto a este rótulo. Como el lector verá mas abajo, decir psicópata no es decir nada, pues la psicopatía no es una patología mental, ni una avería del cerebro, es en cualquier caso una patología moral.

Sigue leyendo