El principio de Nirvana

Estaba oyendo a Alan Parsons en “Freudiana” cuando caÍ en la cuenta de que en la obertura no se habla del principio del placer sino del principio de Nirvana. Y claro, me puse a escarbar en las diferencias entre ambas concepciones. Es obvio que lo que entendemos como placer (o recompensa cerebral) no es el mismo concepto que el Nirvana, que en cualquier caso es la ausencia tanto del dolor como del placer, un estado en el que por fin hemos desaparecido del todo después de navegar por distintas reencarnaciones, de modo que el tema me pareció lo suficiente sugerente como para escribir este post.

Sigue leyendo

Santa Teresa: el kindling y el misticismo.

jamison

Ahora que ya sabemos qué es el kindling, sobre todo aquellos de ustedes que hayan leido el post anterior, vamos a ver el caso concreto de Santa Teresa.

Para lo cual y para no repetir mis argumentos ruego al lector que lea este post donde hablé de los antecedentes personales de la santa, a la vez que me alineo entre aquellos especialistas que piensan que los estados extáticos o místicos no son exactamente iguales a los estados patológicos que se ven a veces en las enfermedades mentales, si bien tienen algo en común.

Sigue leyendo

Personalidad e irrealidad (y II)

creodoUn creodo es una de las posibles trayectorias que seguirá la bola en su caida y movida por un impulso.

La personalidad se forma de forma muy parecida a la caida de esa bola: elige los caminos de menor resistencia, es por eso que un rasgo de personalidad se refuerza a si mismo a partir de la repetición de esa trayectoria y se refuerza imitándose a sí mismo, un rasgo de personalidad es una imitación pero no una imitación cualquiera sino algo que se imita porque se puede, algo asi como si hubiera una determinada facilitación para unas imitaciones y no otras.. No se imita cualquier cosa, sino aquello que ofrece menor resistencia al desplazamiento de la energía de una determinada emoción.La que ofrece una mejor explicación salvaguardando, claro está, la autoestima.

Sigue leyendo

Personalidad e irrealidad (I)

mascara

 

Diagnosticar un trastorno de personalidad (TP) no es cosa fácil y mucho más complicado es hacer llegar al publico en general una definición comprensible. La mejor forma de decirlo es que los trastornos de personalidad son como formas mitigadas, sutiles de los trastornos psiquiátricos propiamente dichos, algo asi como formas menores y discontinuas de ellos. Un “como si”.

Sigue leyendo