La enfermedad sagrada (y II)

Vimos en el post anterior algunas cuestiones de interés relativas a la relación entre los fenómenos epilépticos y los fenómenos psicóticos. También vimos que epilepsia y psicosis eran en parte enfermedades opuestas y vimos el mecanismo de la normalización forzada de Landolt pero aun nos quedan por señalar otras similitudes que esbocé en mi anterior post: me refiero a las relaciones entre epilepsia y trastorno bipolar.

Lo cierto es que el trastorno bipolar se considera hoy en psiquiatría una enfermedad (una entidad discreta) separada del resto de las psicosis aunque en psiquiatría hay una larga tradición de intuiciones en relación a que el trastorno bipolar y la esquizofrenia (y aun la paranoia) son primas hermanas, tanto más cuando que vamos conociendo mejor la epidemiología y la genética de ambas enfermedades.

Sigue leyendo

Lo robusto y lo grácil

craneosevoluc

La teoria de la autodomesticación es una teoria evolucionista propuesta por Richard Wrangam  y que viene a decir que los humanos hemos ido recorriendo un camino morfologico muy profundo que abarca miles de años, y de hecho nos define como homínidos “gráciles”, en comparación con nuestros antepasados “robustos”.

Sigue leyendo

Santa Teresa: el kindling y el misticismo.

jamison

Ahora que ya sabemos qué es el kindling, sobre todo aquellos de ustedes que hayan leido el post anterior, vamos a ver el caso concreto de Santa Teresa.

Para lo cual y para no repetir mis argumentos ruego al lector que lea este post donde hablé de los antecedentes personales de la santa, a la vez que me alineo entre aquellos especialistas que piensan que los estados extáticos o místicos no son exactamente iguales a los estados patológicos que se ven a veces en las enfermedades mentales, si bien tienen algo en común.

Sigue leyendo

Creacionistas de izquierdas

herencia

Hay creacionistas de derechas, esos que rechazan la teoría evolutiva de Darwin por considerarla incompatible con la existencia de un Dios creador del mundo y del hombre. Algo que es incompatible del todo con la “teoría evolutiva” cuya regla seminal es ésta: “no existe un plan para la evolución, ni existe un propósito en la evolución de la vida”.

Sigue leyendo