La traumática historia del trauma (X)

Hay dos formas de pensar “lo traumático”, la primera es una herida, tal y como la imaginara Janet, una herida que solo puede curar en segunda intención, de dentro a fuera. La segunda forma de imaginarlo es como un agujero, un hueco sin rellenar.

Sigue leyendo

La histeria del trauma (VI)

La segunda guerra mundial cogió sobre aviso a los médicos militares que habían aprendido bien la lección de la gran guerra del 14-18. Evidentemente, la segunda guerra mundial se llevó a cabo con características técnicas bien distintas de la primera. Básicamente no fue una guerra de trincheras, sino con ejércitos móviles y organizados del modo que el  conocimiento del caso Sassoon había propiciado: pequeños pelotones al mando de un suboficial con liderazgo sobre sus hombres. El apoyo mutuo de los soldados pasó a ser un seguro de vida más allá de las abstracciones que habían gobernado la vida de los soldados en la primera guerra mundial.

Sigue leyendo

La mujer y el mito

marylin

 

La mujer.-

Marilyn Monroe, de verdadero nombre Norma Jean Baker (o Norma Jean Mortenson, apellido de su padrastro), nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, en el estado norteamericano de California. Hija de Gladys Baker, -quien nunca le comunicó la identidad de su padre-, su primera infancia fue muy dura, incluso traumática. Su madre que probablemente era una enferma mental la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años; entonces por fin se la llevó a vivir consigo. Pero un año más tarde Gladys fue internada en un sanatorio psiquiátrico en el que se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, enfermedad que luego Marilyn creería haber heredado, especialmente cuando era internada por sus frecuentes depresiones. Su infancia y adolescencia transcurrieron entre un orfanato (en el que ingresó a la edad de nueve años y trabajó como ayudante de cocina), la casa de sus abuelos y las de varias familias que la adoptaron. En una de estas casas de acogida sufrió al parecer abusos sexuales por parte del cabeza de familia cuando contaba ocho años.Y no podemos estar seguros de que no hubiera otros abusos secuenciales.

Sigue leyendo

Psicología del derrumbe

derrumbe

“Rendirse” es una palabra fea. con muy poco prestigio y que no aparece entre las posibilidades conductuales que usamos en psicología o en Medicina. Rendirse está mal visto, es por eso que se prioriza la lucha. “Es una luchadora” se dice de las mujeres que han sufrido un cáncer de mama. Hasta Johan Cruyff que recientemente ha sido diagnosticado de un cáncer declara el siguiente mantra:

“Venceré al cáncer”

“O no me rendiré jamás”. Suelen decir algunos pacientes recalcitrantes ignorando que ese es precisamente el origen de su mal.

Sigue leyendo