Los amortiguadores (IX)

Es seguro que usted se ha resbalado o caído alguna vez o bien ha sufrido algún empujón más o menos potente por parte de alguien. Tiene la experiencia de que los pequeños tropezones o empujones tienen poca trascendencia, pero es seguro que alguna vez ha estado a punto de caerse debido a alguno de estos eventos y sabe también que cuando se producen nuestro cuerpo busca -espontáneamente y de forma rauda- restableces el equilibrio y lo hace tratando de modificar -si puede- el centro de gravedad. Lo hace a través de unos patrones de acción o movimiento muscular que guardamos en nuestros ganglios basales y cerebelo. Otras veces sin embargo no tenemos tanta suerte y nos caemos, nos rompemos algo y acabamos en urgencias.

Sigue leyendo