Creatividad y espectro depresivo


¿Existe alguna relación entre la creatividad -artística o científica- y la enfermedad mental?

Para contestar a esta pregunta tenemos que afinar un poco más en la definición de enfermedad y plantearnos las preguntas inteligentes y comprobables. Vamos a constreñir la pregunta y no hacerla tan genérica. Donde dice enfermedad mental digamos trastornos afectivos incluyendo el trastorno bipolar.

En esta suposición, la pregunta inicial habría que desglosarla en estas dos:

¿Son más creativos los individuos que padecen esta enfermedad que la población general?

¿Tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad del espectro depresivo los creadores que el resto de población?

Y si además queremos saber si existe un parentesco genético entre la creatividad y los trastornos afectivos tendremos que plantear la pregunta en estos términos:

¿Son los familiares de los pacientes bipolares más creativos que la población general? o ¿Existe una acumulación de talento creador por familias?

La herramienta de investigación en este caso es trabajar con una población de individuos creadores en los que hay un diagnóstico de certeza de esta enfermedad como por ejemplo Virgina Wolf o Silvia Plath. En esta web hay una relación de literatos (y artistas en general) famosos que padecieron distintas formas de patologia afectiva.

Nancy Andreasen es una de las psiquiatras más conocidas, importantes e influyentes del mundo, ex-presidenta de la APA fue profesora de literatura antes de hacerse médico y psiquiatra, de manera que une a su bagaje humanístico una fuerte formación biológica y neurocientifica. Es la perfecta síntesis entre neurociencia y neurocultura. A ella debemos el articulo citado más abajo en la bibliografia donde estudió a una muestra de literatos y novelistas intentando contestar a esa pregunta, una investigación que extendió a sus parientes de primer grado para tratar de contestar la pregunta que hice más arriba acerca de la acumulación de casos en una misma familia.

Una de las dificultades de estos estudios es que hace falta una definición operativa de “talento creador”, cosa que no es nada fácil, pero hoy se ha llegado a un cierto consenso sobre el asunto, destacaré una serie de rasgos de carácter que son admitidos por la comunidad cientifica:

  • originalidad
  • fuerte sentimiento de identidad
  • pensamiento divergente
  • Intuición
  • curiosidad
  • tendencia a la desobediencia y a la transgresión

Una vez definidos estos rasgos es útil decir que es posible hablar de una “personalidad creativa” y que podrá manifestarse o no en presencia o ausencia de determinados estímulos medioambientales, es evidente que de existir tal personalidad no podría manifestarse en un ambiente empobrecido o en ausencia de determinados estímulos, efectivamente la personalidad creadora nace y se hace. Tal personalidad en si misma no sería patológica pero según las investigaciones de Andreasen y sus conclusiones correlaciona con las enfermedades del espectro afectivo, entendiendo a estas sobre todo al trastorno bipolar y al trastorno afectivo mayor. Y existe además un acúmulo familiar -estadísticamente significativo- importante en estos rasgos y tambien en esos riesgos.

Otra mujer Kay R. Jamison una de las más reputadas expertas mundiales en trastorno bipolar extendió el estudio de Andreasen pero lo circunscribió a los poetas. Sus conclusiones son las mismas, existe una relación entre la creatividad poética y la posibilidad de padecer una enfermedad de este tipo y además existe un acúmulo familiar que indica que la creatividad y la enfermedad comparten algo en el fenotipo, hoy sabemos que se transmiten a través de distintos genes pero que existe un segmento de encuentro o solapamiento entre ambos fenómenos en el fenotipo.

Algo parecido se ha replicado con musicos de Jazz.

Y además de todo eso existe la impresión de que la creatividad artistica (plástica, poetica o literaria) no es el mismo fenómeno ni acontece en el mismo tipo de personalidades que ostentan niveles de excelencia cientifica. Probablemente el pensamiento lateral y el aspecto transgresor del artista -necesario para ir contra corriente e inventar algo nuevo- es negativo para la mente cientifica que debe apoyarse siempre en lo comprobable. Probablemente ambos ámbitos de creatividad tengan rasgos en común como la curiosidad, el fuerte sentido de identidad o la intuición, pero los buenos poetas resultan malos cientificos y probablemente tambien es cierto lo contrario excepto en contados casos de combinaciones de polimorfismos poco frecuentes.

La conclusión entonces es:

La creatividad y las enfermedades del espectro afectivo comparten algo, ¿pero qué es?

Podemos verlo mejor en este esquema donde podemos observar que ambas poblaciones se solapan, es decir existen bipolares creativos y no creativos mientras que existe una población de creadores que tienen una enfermedad afectiva y otros que no la tienen.:

Para entender qué es lo que comparten ambas poblaciones tenemos que recurrir a otro constructo , a algo que podamos medir con nuestros instrumentos actuales de medida, me refiero al modelo de Robert Cloninger que cuenta con la inestimable ayuda de un instrumento el TCI-R (temperament and character inventory), un cuestionario de temperamento y carácter que mide 4 dimensiones temperamentales y 3 caracteriales y descritas por el autor.

Para aquellos interesados en profundizar en este instrumento pueden visitar la pagina web del autor.

De un modo resumido el modelo de Cloninger permite identicar 4 rasgos temperamentales, más bien dimensiones, Cloninger los bautizó como endofenotipos, es decir un constructo teórico a medio camino entre lo genético y lo fenotipico y que equivaldria a un polimorfismo genetico, es decir a una de las múltiples formas que tienen los genes de expresarse en el cerebro, estos endofenotipos son:

  • La busqueda de novedades (BN), en inglés sensation seeking.
  • La evitación del daño (EN)
  • La dependencia de la recompensa (DR)
  • Persistencia (P)

Estos endofenotipos serian temperamentales es decir heredados, y en si mismos no son patológicos ni discriminan a la población sana de la población enferma.

Los rasgos de caracter que mide el test de Cloninger son estos 3:

  • Autodirección
  • Cooperación
  • Autotrascendencia

Y representan lo aprendido, es decir lo modificable por la experiencia, la vida o las vivencias personales. De la combinación de endofenotipos y rasgos emerge la personalidad de cada cual pero los rasgos de carácter por si mismos tampoco son patológicos o sanos sino que miden estados idiosincrásicos de las personas (la variabilidad) exceptuando quizá el rasgo “Autodirección” que es la capacidad de los sujetos de dirigir su propia vida, algo asi como fortaleza del Yo y que evidentemente es bajo en todos aquellos que presentan patrones de personalidad patológica o enfermedades mentales graves.

Las conclusiones sobre el tema son las siguientes:

  • El espectro afectivo y la personalidad creativa comparten un endofenotipo que en el modelo de Cloninger conocemos como “busqueda de novedad” (BN) y en otros modelos (big five) se conoce como “apertura a la experiencia”. Como su nombre indica que la BN identifica a individuos con altas puntuaciones en impulsividad, curiosidad, acercamiento o pasión por lo nuevo, intolerantes a la monotonia, exposición al riesgo e insumisos en relación a la autoridad o a las ideas imperantes en cada momento histórico.
  • Este solapamiento entre puntuaciones acaece de forma familiar de manera que parece existir un agrupamiento familiar de riesgo, tanto para la enfermedad como de la creatividad, sin embargo parece que la transmisión de ambas se realiza a través de genes distintos como puede observarse en el solapamiento gráfico más arriba descrito.
  • Las puntuaciones altas en BN no predicen un trastorno afectivo ni siquiera un trastorno de personalidad cuando son evaluadas de forma aislada. Se trata de un rasgo temperamental que se encuentra distribuido entre la población normal y entre la población afecta de un trastorno psiquiátrico lo que le concede un estatuto de rasgo compartido útil en la investigación de las dimensiones que comparten los individuos normales y los pacientes psiquiátricos.
  • En el futuro las lineas de investigación irán destinadas a conocer que rasgos operan como protectores de un trastorno afectivo del mismo modo que podremos llegar a conocer qué eventos del entorno o genéticos pueden llegar a ser enfermizos en la población estudiada.

¿Angeles o demonios?

Y seguramente llegaremos a una conclusión: en los genes no hay nada fatal, al menos en la herencia poligénica que impera en la psiquiatría encontraremos que todo depende del medio ambiente y que en determinadas situaciones lo que ahora es protector, mañana puede resultar destructivo o dicho de otra manera: existen rasgos de la personalidad que tanto pueden proteger como hacer desarrollar un trastorno psiquiátrico, algo que abunda en la idea de que probablemente las enfermedades mentales, al menos las de origen afectivo sean el precio que la humanidad ha tenido que pagar por tener una paleta de emociones tan sofisticada y variada, con tanto color y tanta modalidad de respuesta.

El hombre enferma mentalmente por la misma razón que puede llegar a ser sublime en su creatividad.

Bibliografia.

Andreasen, N.C.: “Creativity and mental illness: Prevalence rates in writers and their first degree relatives”. American Journal of Psychiatry, 144: 1288-1292 (1987)

Jamison, R. J.: Marcados con fuego: La enfermedad maníaco-depresiva y el temperamento artístico (Título original: Touched with Fire: Manic-Depressive Illness and the Artistic Temperament, New York: The Free Press, Division of Macmillan, Inc., 1993). México: Fondo de Cultura Económica (1998)

Anuncios

19 pensamientos en “Creatividad y espectro depresivo

  1. Cuántas cositas, y cuánta impaciencia había por leerlas, y cuánta sialorrea y cuántas ideas germinadas desde la ignorancia no-psi!
    De los primeros parámetros expuestos del talento creador, es obvio que muchos artistas descumplen alguno de ellos (p.e. la tendencia a la transgresión: hay creativos sumisos).
    Ya sabes que Kekulé descubrió la estructura cíclica del benceno –dicen- soñando en una serpiente que se mordía la cola, y Fleming la penicilina por una especie de casualidad que a otro la habría pasado desapercibido, y así cientos. ¿Creatividad científica, intuición creativa, memes..? Pero está claro, sí, que toda creatividad comparte algo que parece no dejarse asir así como así por cualquier etiqueta, desde Homero a Byron pasando por Kavafis y Holderlin. Sigo creyendo que la clave está en ese radar que unos tienen de plástico y otros de largo alcance, y que más allá del alcance de lo captado está cómo se devuelve esa percepción al mundo, cómo de transformada.
    Las 4 divisiones temperamentales Cloninger -no puedo evitarlo, aich- me traen a la mente los cuatro temperamentos hipocráticos más tarde convertidos en elementos astrológicos (BN sería aire, P sería tierra, etc) y la división trinaria que correspondería a las cualidades (cardinal, fijo, mutable), cuya combinación da casualmente doce.
    “en los genes no hay nada fatal, al menos en la herencia poligénica que impera en la psiquiatría encontraremos que todo depende del medio ambiente” Agh, tocamos también el destino vs libre albedrío, ¿eh? ¡Cuánta cosa para un solo post! Yo creo que ese tema ancestral merecería no uno sino varios posts 
    “El hombre enferma mentalmente por la misma razón que puede llegar a ser sublime en su creatividad” Ya lo dice Jung, que el hombre enferma en el alma, no en el cuerpo. Y no recordaré ahora que se interesó por el tarot y Bataille por el yoga, porque sino acabaría siendo más largo el comment que el post 
    Es el gusto, el desfici, el enthusiasmós.
    Babero, si’l vous plaiiiiiiit 🙂

  2. Màs que interesantes el post y los comentarios de Ana. Me pregunto porquè , de todas las artes, la literatura es la que màs talentos con perturbaciones psiquiàtricas detenta.
    Tambièn se me ocurre que la creatividad misma es buena protecciòn contra la angustia y la tristeza. Por lo que decìamos una vez, que la angustia se produce toda vez que la experiencia no ha podido ligarse a la palabra. El acto creador permite volver lenguaje con impacto estètico a lo que, de lo contrario, serìa puro acto, puro cuerpo. Làstima que no todos los pacientes bipolares tengan esa posibilidad.

  3. Ya lo dilucidará el autor -quizá- pero tocas un tema importantísimo, querida María Inés: la literatura juega con la anudación de la angustia a los significantes, el encauzamiento dentro de sistemas metalingüísticos que alivia o da forma. Sí, da forma, y eso creo que es imporante.
    Claro que la música… ahh, la música, Wagners y demás… Lo inefable porque se sale de los cauces de las etiquetas.
    Besos y cariños, que decís ahí.

  4. Hola!
    Muy interesante!
    ..pero hay una cosa que no me ha quedado clara:
    des de cuando el fenotipo (sea endofenotipo o no) se hereda?

    Y hablando de heredar, es muy interesante el hecho de que estos individuos aparentemente menos adaptados, muchas veces superan la media en número de hijos, con los que consiguen transmitir [b]su genotipo[/b] a la siguiente generacion con más frecuencia.

    Ciao.

  5. El endofenotipo no es el fenotipo sino un constructo intermedio propuesto por Cloninger para entender en terminos mensurables y comprensibles el genotipo despues de haberse expresado en el cerebro individual. El constructo endofenotipo queda pues a medio camino entre lo genetico y lo ambiental y representa las variaciones polimorficas de un mismo gen. Por ejemplo el endofenotipo BN (busqueda de novedad)en nuestra especie tiene 11 variantes conocidas del mismo gen DRD4 que codifica el receptor de dopamina en los receptores D4. La mosca de la fruta (que tiene el mismo gen que nosotros para esa función) solo tiene dos polimorfismos (que está en on=busqueda o en off=reposo), nosotros tenemos una paleta algo mas compleja en cuanto a buscar recompensas por ahi, pero esas variantes son geneticas y por tanto heredables.

  6. La verdad es que no sé proque los literatos acumulan tantos casos de enfermedad mental con tintes afectivos, y entre ellos los poetas, habria que preguntarle a la Jamison que estudió el fenomeno en Emily Dickinson que pasó su vida recluida en una habitación y componiendo poemas al ritmo de sus ciclos de depresión e hipomania.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Emily_Dickinson
    La respuesta yo creo que habria que ir a buscarla en los artistas sin diagnostico de enfermedad mental, yo siempre me he preguntado cómo es posible tanta genialidad en Bach que era un tipo más bien conservador y funcionarial, que vivió muchos años, ganó dinero, tuvo 12 hijos y tenia un humor absolutamente estable. ¿Cual es el secreto?

  7. El test és de pagament, mestre, no me l’he pogut fer. Tot i crec que era Ellis qui divergia de plantejaments d’aquest tipus sobre la personalitat creadora.
    Salutacions

  8. Pingback: Filosofía y psiquiatría « neurociencia-neurocultura

  9. hola, me interesé por esta página. soy una escritora que acaba de recibir el tercer rechazo editorial de una novela que yo misma juzgo una joya.

    en mi primer libro (un libro de cuentos) me presenté a uno de los concursos más importantes de mi país, y recibí el premio. así empecé mi carrera.

    en mi novelase me critican algunas cositas que al parecer “deberían ser de una manera”. siempre que la releo la confirmo. las tres multinacionales editoriales radicadas en mi país no stán interesadas en mí. se trata de ua novela llena de méritos. trasgrede muchas normas estructurales, sin embargo es perfectamente comprensible. no recurre a la típica cita de obras ajenas “enaltecedoras”, tales como grandes obras consagradas de la música y en general. además refiere a algunas situaciones que realmente “no se hablan pero se sienten” en el aire de mi país y en el aire de muchos países latinoamericanos. es muy complejo explicarlo, habría que leerla. porque la literatura es realmente la única vía para decir algunas cosas. además mi novela trasmite mucho es profunda y conmovedora, no es un mero trabajo destinado a ensalzar mi capaciad de producir nuevas formas literarias.

    ssólo una persona en el medio editorial la comprendió perfectamente y la “palanqueó” todo lo que pudo. así que estoy en esa lucha (tan típica por cierto)

    con respecto a lo que ustedes exponen en sus estudios. quiero decirles que nunca me había puesto a leer sobre esto.

    sin embargo les cuento que siempre sentí y lo tuve como una verdad propiaalgunas cosas como éstas:

    hay una gran conexión entre los sufrimientos de mi infancia y mi necesidad de “decir cosas” ser escuchada.

    todo lo mejor que escribo sale de la niña que llevo dentro (aunque se trata de literatura para adultos, por supuesto). Tengo una imaginería permanente (que jamás me llevó al delirio ni a ningún tipo de fobia) que viene, invariablemente de la infancia.

    pasé toda mi infancia y adolescencia siendo una niña rebelde. tendía a jugar sola. siempre sentía que mi capacidad intelectual era ampliamente superior a la de los demás niños de mi edad. no me interesaban sus juegos. ahora, adulta, sigo sintiendo lo mismo. lo que hago es ocultarlo todo lo posible e irme ganando un lugar de a poquito. este medio literario no tolera la irrupción de una autora nueva con una gran novela.

    una de las imágenes que tengo y que es como toda una verdad individual es que, este arte es como mi conexión con el mundo. el ser entendida, reconocida, es como una especie de consuelo, como una única posibilidad de conexión con el mundo. el no logro de ese reconocimiento implica un sufrimiento tan profundo quizás de los peores.

    me he puesto a llevar a cabo el lanzamiento editorial de mi producción luego de tener hijos y formar pareja porque si lo hubiese hecho antes no hubiese podido tolerar la doble soledad (producida por la no- familia y el rechazo sistemático del medio).

    a pesar de tener un círculo de lectores y amigos devotos de mi obra y haber ganado algún premio formal, incluso estatal, la sensación de no ser comprendida es gigante.

    bueno gracias por el espacio, si conocen una editorial dispuesta a RECONOCER Y APOYAR EL TALENTO, avísenme.

  10. Eso , si encuentras alguna editorial que esté dispuesta a eso me lo dices, yo por eso me pasé a los blogs que no precisan de censura previa y uno se publica lo que quiere, otra cosa es que te lean. Yo tengo 5 libros publicados, y del último vendi 2 ejemplares y todo eso con mi “talento”.
    Vigila la hybris amiga.

  11. pacotraver, esperaba una respuesta no la misma pregunta que yo misma me hago. pero bueno, gracias igual. ahora acabo de leer un autor callejero de esos que venden su literatura sin mediadores. estuve pensando seriamente en la posibilidad. creo que la conclusión final es que es imposible.

    bueno, no sé, contáme algo más de vos. de qué país sos? qué has escrito, dónde lo has publicado o lo que se te ocurra, si te dan ganas.

    contáme algo más de tus peripecias literartias

    yo soy de uruguay, montevideo

  12. Pingback: Enfermedad mental y poder (V) « neurociencia-neurocultura

  13. Yo considero k todas las artes estan ligadas con cierta desviacion de la norma. Casos de mentalidades extrañas lo hay en todas las artes y ciencias y de todos los tipos. Personalidades de tipo esquizoide (Kafka), bipolares (al parecer Van Gogh (como se escriba) Einstein era rarillo no me digais k no!, yo que se por citar quedan millones de casos. Todos esos musicos que se pican la vena!
    Excentricidades, drogas, auténticos infiernos personales que se montaban todas estas personalidades punta!
    Espectros de tipo bipolar, depresivo, esquizofrénico/esquizoide, trastornos de personalidad de todo tipo. Innovadores apasionados!
    Sin duda la creatividad esta ligada a todo esto.
    El por qué está ahora más claro: vivencias que impactan fuertemente en todos sus mundos internos, temperamentos que se caracterizan por estar en los extremos.
    Jaja esta ligado pero no todas las personas creativas tienen características a destacar aparte de esa creatividad q los caracteriza.
    Y en general el triunfo en ciertos sectores de la sociedad esta unido a la desviacion a la norma: Hitler por ejemplo. No era un enviado de Dios precisamente pero tenía talento y esa falta de escrúpulos para llegar a donde llegó, el liderazgo, la capacidad de subyugar facilmente a los demas.
    La búsqueda de novedad, el neuroticismo, el pensamiento mágico que a veces puede contener cierta lógica en el pensamiento de este tipo de personas, y que les hace sentirse parte de algo en lo que todo esta conectado.
    Es un poco abstracto de entender, y no es siempre muy romantico: tambien en algunos casos estaban afectados por drogas. Y no soy de los que opinan que las drogas aumenten la creatividad, pero hacen pasar por experiencias que se experimentan como unicas, tales como el LSD (Huxley)…
    Jaja eran todos unos tarados, pero unos genios

  14. Claro, no es lo mismo pensar la enfermedad desde una vulnerabilidad innata que pensar como hacemos hoy como “una sensibilidad al contexto”. La palabra vulnerabilidad presupone una debilidad que necesariamente está relacionada con la enfermedad, pero la sensibilidad al contexto no prejuzga enfermedad sino un abanico mayor de respuestas ante un contexto determinado. Significa que esas personas sensibles al contexto pueden desarrollar una amplio catalogo de estrategias unas serán adaptadas y otras menos, pero es evidente que los creadores pertenecen a este grupo de personas.

  15. Pingback: Genio y locura « neurociencia-neurocultura

  16. Pingback: Esquizoides « neurociencia-neurocultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s