Las máscaras de la melancolía (XXXV)

Un mundo sin melancolía, es decir sin nostalgia. sin aburrimiento, sin espera, sin pereza y sin la inclinación de pensar las cosas hasta el final, es un espacio abonado para la emergencia exponencial de las llamadas depresiones (Antonio Colina, 011)

Proteus era una deidad griega, marina para más señas que tenia la capacidad de transformarse en cualquier forma, versátil, huidizo y mutable y que aparece en la Odisea. Además tenía como casi todos los dioses la capacidad de adivinar el futuro aunque no solía responder a las consultas.

Sigue leyendo

Tres hitos en la subjetividad

Uno de los hallazgos de este pasado año 2019 fue encontrarme con los videos de este psicoanalista argentino de apellido imposible llamado Luciano Lutereau. Me impresionó su calidad pedagógica, su soltura para hablar de temas difíciles, su reconceptualización del complejo de Edipo quitando todas las armaduras metafísicas que aun cuelgan de él. Su facilidad para relacionar lo que sabe con lo que nos pasa a todos, esos dilemas cotidianos que nos confunden especialmente cuando somos padres y hemos de aplicar una lógica formal a nuestras decisiones. Y sobre todo para curarnos de los excesos de la hiperpaternidad pues hay que recordar  que muchas veces los padres hacen síntomas alrededor de los hitos de sus hijos que son hitos de crecimiento y maduración al interpretarlos como disfunciones.

Sigue leyendo

Síntoma y fantasma

fantasma

La fantasia es uno de los registros de nuestra mente, un lugar donde nos dedicamos a simular una realidad que no existe. En cierto modo es posible definir la fantasía como lo opuesto la realidad. Ya Freud habló de la Phantasie como de uno de los registros potenciales de nuestro psiquismo. Pero no conviene confundir la fantasía con el “fantasma”.

Sigue leyendo