Mirar sin ver

ojo

Decíamos el otro día lo muy importante que es observar (contemplar). Es todo un arte al cual uno debe dedicar enorme atención. Vemos sólo de un modo parcial, nunca vemos algo por completo, con la totalidad de nuestra mente y no lo hacemos porque el mundo de nuestra percepción lleva subtitulos. Vemos el mundo a través de unas gafas conceptuales.

Hemos de aprender este arte extraordinario o siempre andaremos funcionando, viviendo a través de una parte muy pequeña de nuestra mente, de un pequeño segmento del cerebro: el prejuicio.

Sigue leyendo

El poder de la admiración

enamorado

La admiración es el sentimiento opuesto a la envidia, a través de él reconocemos la superioridad -del tipo que sea- de la persona admirada. A pesar de que la admiración es una emoción benéfica (más abajo veremos porqué) no está al alcance de cualquiera. Para admirar a alguien es necesario ubicarnos a nosotros mismos más o menos y de una forma realistica en una supuesta pirámide de valor y lo que mayormente se opone a ese autoreconocimiento es precisamente el narcisismo.

Sigue leyendo

Memes de valores de la sociedad patrifocal

amor de madre

Contrariamente a lo que sucede con las sociedades matriarcales, existen muchas pruebas de que las sociedades patriarcales han funcionado como tales desde el origen de la cultura o: que ellas mismas representan el origen de la cultura.  Pruebas históricas y mitológicas que nos muestran por ejemplo como el orden Olimpico vino a sustituir a un orden anterior, quizá ese “Reino de la diosa” del que hablaba Robert Graves.

Sigue leyendo

El largo y sinuoso camino hacia lo femenino (y II)

La mujer es mujer haga lo que haga, pero el ser hombre es algo que se puede perder. (Will Storr)

el-doble-secreto

 

Decía en mi anterior post que el concepto freudiano de castración era algo mal comprendido, quizá peor explicado y aun: peor considerado en el ámbito de las neurociencias dominadas siempre por los conceptos aprehensibles, racionales por así decir.

Sigue leyendo