Del mito a la clínica

Un mito es un sueño despersonalizado, un sueño es un mito personalizado (J. Campbell)

portadatraver-370x547

El próximo día 25 de de Mayo presentaré mi nuevo libro “Del mito a la clínica”. Se trata de una excursión por los arquetipos universales en las formas de sufrir que tienen algunas personas afectas de trastornos alimentarios que traté durante años en un espacio que construí en el año 1995 para el tratamiento de estas patologías y que es considerado como pionero en nuestro país en el sistema publico de asistencia,  en el tratamiento holístico de estas personas y que incluía hospitalización completa, hospital de día ( y comedor de día) y régimen ambulatorio atendido todo ello por un personal multiprofesional y bajo la batuta asistencial de la “gestión de casos”.

Os dejo el indice y el prólogo escrito por el Dr Gines Llorca, que es en la actualidad el psicólogo clínico que gestiona aquella unidad de referencia para la provincia de Castellón.

Sigue leyendo

Anuncios

Elogio de Edipo

edipus1

Aquellos que leyeron el post anterior ya sabrán a estas horas que el mito de Edipo es fundacional para la civilización (para todas las civilizaciones) si bien en algunas de ellas ha tenido más éxito que en otras.

Sigue leyendo

I, me, myself

tipos-de-memoria-neuropsicologia-1-638

Los que leyeron el post anterior ya conocen algunas de las ideas de Rusell Meares acerca de la forma en que nuestras memorias se relacionan unas con otras y que de alguna forma se relacionan con la identidad. En realidad hablar de identidad personal es hablar de la memoria y no sólo de la memoria autobiográfica, pues nuestra identidad no es solo un relato de aquello que hemos hecho en la vida, nuestra identidad no es sólo un curriculum de logros o fracasos. La identidad es algo más.

Sigue leyendo

El flujo de la conciencia

dos conciencias

Una cosa curiosa que sucede en los sujetos traumatizados precozmente es el comportamiento de su memoria: algunas personas olvidan grandes partes de su experiencia autobiográfica (que aparece hacia los 5 años) mientras otros son asaltados continuamente por reexperimentaciones de lo vivido, unos olvidan lo que sucedió, mientras que otros lo pueden rememorar aunque sea de un modo parcial mientras otros son sujetos pasivos de una reexperimentación forzada. Todo parece indicar que lo traumático dependiendo de la edad en que se produjo el “trauma” afecta de una manera u otra a la memoria. Es por eso que podemos hablar de “recuerdo traumático” tal y como planteaba Janet.

Sigue leyendo