La erotomanía asesina

el-maltrato-psicologico-1

Caëtan Clérambault fue un psiquiatra francés de cuya personalidad y hallazgos fundamentales ya hable en este post, pero que ha pasado a la historia por haber descrito la erotomanía, llamada en su honor “síndrome de Clérambault”. Se trata de un delirio o creencia delirante (paranoia) que consiste en que una persona -usualmente una mujer- cree que está siendo amada en secreto pero con evidencias notables por su parte, por una persona importante, de alta fama, rango y estatus.

Sigue leyendo

Anuncios

Lo autógeno que hay en ti

autogenics

Hace un tiempo me invitaron a dar una conferencia en una Fundación que tiene como cometido el tratamiento, prevención y rehabilitación de toxicómanos. En dicha Fundación trabajan en la actualidad dos colaboradores que durante años anduvieron trabajando y formándose en “Patología dual” en mi Servicio de Psiquiatría del Consorcio Hospitalario de Castellón. En la actualidad aquellos becarios de investigación son los líderes de ese proyecto y con el pretexto de la publicación de mi libro “Consejos al joven terapeuta”, me propusieron dar una conferencia en la sede de su institución.

Sigue leyendo

La fascinación del espejo

El espejo es el horizonte de sucesos del cuerpo.

Aquellos que ustedes que siguieron el hilo acerca de las relaciones entre el cuerpo ( o los cuerpos) y la mente que abordé en el post anterior ya habrán reconocido la idea de que el cuerpo sigue -en su representación-las guías epistémicas de su tiempo. El cuerpo para un clásico no es el mismo cuerpo que el de un monje de la edad media o un hombre de negocios de hoy. Y si el cuerpo cambia es porque la mente cambia pues el cuerpo no puede cambiar tan rápidamente como nuestra mente que es -por así decirlo- un interface entre el afuera (el medio ambiente) y el adentro, un escritorio que cambia sus iconos según el momento,

Sigue leyendo

Los cuatro cuerpos de tu mente

El cuerpo es ubicuo

Hildegarda de Bingen

No cabe duda de que el problema mente-cuerpo es una de las patatas calientes de la neurociencia y que todavía no se ha aclarado. En mi opinión la causa de este misterio es que mientras el cuerpo (la materia corporal) ha cambiado poco o nada en toda nuestra evolución, la mente y la mentalidad ha cambiado y sigue cambiando en función del “espíritu de cada época”. Dicho de otra manera: la mente cambia más rápidamente que el cuerpo que apenas lo hace.

Sigue leyendo