Más allá de una ética superyoica

Aquellos de mis lectores que leyeron el post anterior recordarán que en la metáfora óptica iluminada por el mito de la caverna, había un muro, un tabique o mampara detrás del prisionero (P) y que esa mampara era la que desdibujaba los objetos proyectados por la luz de la hoguera (H). Quedamos en que esa mampara era el Superyó o la Censura onírica.

Sigue leyendo

Anuncios

Filosofía del inconsciente

filosofia.jpg

Cuando yo era un adolescente  ya estaba muy interesado en la filosofía, aun antes de saber de qué se ocupaba tal disciplina. Solía preguntarme lo que hoy entendemos como preguntas filosóficas, un ejemplo: ¿Por qué vemos los sueños si estamos dormidos con los ojos cerrados?. También solía comunicar estas dudas a mis amigos que usualmente las liquidaban con la frase “Tu le das demasiado a la calabaza”. Por lo visto la tarea de pensar/filosofar estaba mal vista y yo diría que aun lo está. El caso es que después de estas descalificaciones dejé de preguntar , hasta que un día
Sigue leyendo

La mente es un escritorio

Conócete a ti mismo

ordenador

Aquellos de ustedes que leyeran el post anterior pueden ahora seguir mi exposición destinada a proponer una serie de actividades mentales para protegerse de su optimismo vital, ese optimismo ingenuo que parece ser muy relevante para que una depresión se haga clínica, se introduzca en nuestro cerebro y active el botón inmunológico, una especie de botón nuclear que esta ahí como última y carísima defensa para lidiar con gérmenes, virus y parásitos pero no con eventos de la vida.

Sigue leyendo

¿Es el lenguaje un hándicap?

magritte-la-pipa.jpg

El celebre cuadro de Magritte: “Esto no es una pipa” que viene a referirse al hecho de que entre un pipa y la representación de la pipa existe una brecha fundamental que el cerebro humano sabe discriminar.

No sabe ninguna duda de que la hominización es el resultado de varias innovaciones en nuestro cerebro y parece que es el lenguaje el responsable de que hayamos ido tan lejos como especie. Pero tampoco cabe ninguna duda de que el lenguaje es también un hándicap en tanto que nos hace vulnerables a un sin fin de desencuentros y patologías mentales, siendo la esquizofrenia el paradigma de todas ellas.

Sigue leyendo