Instrucciones para enloquecer (I)

La mente consume muchos mas recursos de los que el cerebro dispone (Bergson)

El verbo “enloquecer”  contiene al menos dos acepciones, la primera hace referencia a una conducta irracional, incomprensible, algo que no puede explicarse a través de la inteligencia o la comprensión humanas. La segunda acepción es la clínica y se refiere al territorio de la psicosis o la melancolía a la que consideramos una patología y que aunque no pueda ser comprensible -en la conceptualización de Jaspers- al menos es explicable médica o psiquiátricamente.

Sigue leyendo

En piloto automático

nohacernada

Existen al menos dos formas de pilotar un avión: una forma manual y otra en piloto automático. El piloto automático se inventó para liberar a los pilotos del desgaste mental que tendría volar de manera manual, al menos en vuelos transoceánicos. Durante el vuelo con piloto automático el piloto puede descansar pues el ordenador del avión sabe qué es lo que tiene que hacer, sabe -por así- decir dónde va.

Sigue leyendo

Encefalitis y catatonía: el vínculo

Es bastante dificil ver hoy a un enfermo catatónico, todo pareciera indicar que la catatonía ha desaparecido de la faz de la tierra y cuando la vemos inmediatemente y -siguiendo el criterio kraepeliano- la categorizamos como una forma de esquizofrenia a pesar de que su descriptor Karl Kahlbaum en 1874, ya había supuesto que se trataba de una enfermedad autónoma.

Sigue leyendo