Síntoma y fantasma

fantasma

La fantasia es uno de los registros de nuestra mente, un lugar donde nos dedicamos a simular una realidad que no existe. En cierto modo es posible definir la fantasía como lo opuesto la realidad. Ya Freud habló de la Phantasie como de uno de los registros potenciales de nuestro psiquismo. Pero no conviene confundir la fantasía con el “fantasma”.

Sigue leyendo

Anuncios

Valjean y Javert

miserables.jpg

Los Miserables es una novela de Victor Hugo que leímos obligatoriamente en el Bachiller y que más adelante se convirtió en un musical y en una película. Un musical que he visto dos veces y una película que he visto también dos veces, precisamente porque el género de los musicales siempre me ha interesado.

Sigue leyendo

El vientre vacío

moral tribes

“Viuda” o “viudo” es una palabra para designar el estado en que uno queda tras morir el esposo o la esposa, “huérfano” o “huérfana” del mismo modo sirve para denotar a los niños que pierden a su madre o padre. Lo curioso es que no tenemos una palabra para designar el estado en que quedamos cuando perdemos un hijo a pesar de que es el acontecimiento más devastador que puede sufrir un adulto. Y lo es precisamente porque es natural que un hijo entierre a sus padres pero no al revés, lo predecible suele ser más impactante que lo impredecible. Simplemente no estamos preparados para tal acontecimiento.

Sigue leyendo

La oxitocina del abuelo

oxitocina

Hace poco que soy abuelo en firme, entiéndase bien, no es que antes de haber pasado por la experiencia no supiera nada de abuelos, todos los hemos tenido, pero claro, no es lo mismo “tener abuelos” que “ser abuelos”. Ya me lo habían adelantado algunos amigos que lo fueron antes de mí. Todos me abrumaban con la siguiente idea: “ser abuelo es una experiencia inolvidable que hay que vivir para poderse entender”, uno de mis ex compañeros del Hospital, me dijo hace muy poco que “era como un orgasmo”. Yo asistía incrédulo al desfile de elevadas propuestas que trataban de explicar el fenómeno pero claro, no lo había vivido.

Sigue leyendo