¿Son los psiquedélicos los psicofármacos del futuro? (I)

lsdCuando yo era estudiante de medicina (1968-1974) ya tenia deseos de ser psiquiatra, de modo que intenté integrarme en la catedra de psiquiatría para ver enfermos, oir hablar de psiquiatria y hacer de becario pasando tests y cosas asi. Digamos que tenia deseos de impregnarme de Psiquiatría. En aquuella época el catedrático era D. Miguel Rojo, un psiquiatra que se habia formado en Alemania y que era de aquellos psiquiatras de antes que atesoraban un gran nivel inteectual, una cultura extensa y una antena bien abierta a lo nuevo.

Sigue leyendo

El futuro de la salud mental (I)

 La hegemonía del naturalismo en la ciencia procede del embrollo ideológico en que las ciencias sociales han convertido a sus disciplinas @pacotraver

Si es usted psicólogo clínico o psiquiatra y alguien le dijo que su profesión tenia mucho futuro, le engañaron.

Sigue leyendo

La enfermedad sagrada (y II)

Vimos en el post anterior algunas cuestiones de interés relativas a la relación entre los fenómenos epilépticos y los fenómenos psicóticos. También vimos que epilepsia y psicosis eran en parte enfermedades opuestas y vimos el mecanismo de la normalización forzada de Landolt pero aun nos quedan por señalar otras similitudes que esbocé en mi anterior post: me refiero a las relaciones entre epilepsia y trastorno bipolar.

Lo cierto es que el trastorno bipolar se considera hoy en psiquiatría una enfermedad (una entidad discreta) separada del resto de las psicosis aunque en psiquiatría hay una larga tradición de intuiciones en relación a que el trastorno bipolar y la esquizofrenia (y aun la paranoia) son primas hermanas, tanto más cuando que vamos conociendo mejor la epidemiología y la genética de ambas enfermedades.

Sigue leyendo

La epidemia depresiva (I)

“Lo contrario a la depresión no es la felicidad, es la vitalidad” (Solomon)

depresion

No es necesario advertir al lector bien informado que la depresión se ha convertido en casi todo el mundo, al menos en el mundo occidental en una epidemia que afecta a 500 millones de personas, tampoco voy a incidir en que el consumo de antidepresivos que se ha multiplicado por 3 en España en los ultimos 10 años . No hace falta decir que los jóvenes que hoy están al borde de la mayoría de edad tendrán la depresión como principal morbilidad cuando sean adultos por delante de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer y que estamos hablando de un trastorno que afecta o afectará a una de cada cuatro personas (prevalencia-vida). Por último señalar que estamos hablando de una patología que interfiere gravemente con la vida cotidiana de los pacientes, genera disfunciones sociales, bajas laborales y sobre todo que es la primera causa de suicidio en el mundo.

Sigue leyendo