La pureza

holy

Portada del libro de Rudolf Bell sobre la anorexia santa

La pureza es la condición de las cosas que tienen una esencia única. Se trata de una virtud fundamentalmente Cristiana. Y vinculada al sexo ( lujuria) como castidad y a la comida (gula) como templanza.

Sigue leyendo

Anuncios

A propósito de Kevin Spacey

spacey

Recientemente han saltado a la prensa una serie de episodios de delaciones de acoso sexual relativos a personas conocidas del cine. Uno de estos casos ha sido el de Kevin Spacey, protagonista de aquella película de culto tituladaAmerican beauty y más recientemente de una serie de éxito titulada “House of cards”.

Sigue leyendo

La sociedad perversa

Captura de pantalla 2017-10-30 a las 13.06.24

Dicho de otra manera “perversión” es una versión exagerada o hiperbólica de algo, sea un rasgo de personalidad, un Geist cultural, una alimentación extraña, una identidad bizarra o una sexualidad sin control, etc .La perversión sucede cuando los individuos concretos no acatan los controles o las inhibiciones que frecuentemente se encuentra en la cultura a la que pertenecen o se prioriza en cualquier caso, el deseo individual o el derecho a ser cualquier cosa.  La perversión es un repudio.

Sigue leyendo

Homo hystericus

kundera-2

“El homo sentimentalis no puede ser definido como un hombre que siente (porque todos sentimos), sino como un hombre que ha hecho un valor del sentimiento. A partir del momento en que el sentimiento se considera un valor, todo el mundo quiere sentir; y como a todos nos gusta jactarnos de nuestros valores, tenemos tendencia a mostrar nuestros valores […] Es parte de la definición de sentimiento el que nazca en nosotros sin la intervención de nuestra voluntad, frecuentemente contra nuestra voluntad. En cuanto queremos sentir (decidimos sentir, tal como Don Quijote decidió amar a Dulcinea) el sentimiento ya no es sentimiento, sino una imitación del sentimiento, su exhibición. A lo cual suele denominarse histeria. Por eso, el homo sentimentalis (es decir, el hombre que ha hecho del sentimiento un valor) es en realidad lo mismo que el homo hystericus.” (MIlan Kundera, La inmortalidad).

Sigue leyendo