Lo normal y lo raro

normal

“Ni son todos los que están ni están todos los que son”

Todo el mundo estará de acuerdo conmigo en que la medicina es una disciplina que se ocupa de tratar y prevenir (cuando puede) las enfermedades. El problema es que no está claro del todo qué es y qué no es una enfermedad. Y no sólo en psiquiatria que es la especialidad donde esa delgada linea roja se hace más gruesa, sino en la Medicina General.

Sin embargo la medicina cuenta con una variable de peso: algunas enfermedades causan la muerte y en cualquier caso causan infirmitas, algo que raramente sucede en las enfermedades mentales. Una de las características de los enfermos mentales es que no saben que están enfermos, se trata de una disfunción que afecta a la consciencia de ser.

Escribo esta entrada después de asistir durante días a varias polémicas en las redes (la ultima la de la gestación subrogada) y de haber leído este post de Pablo Malo donde aborda algunas cuestiones que nos servirán para alumbrar este post.

Sigue leyendo

Nexos de causalidad (y II)

En realidad, hay un suceso único en el mundo, que es todo lo que sucede, y hay una una única red de causalidad, que es todo lo que existe. (@pitiklinov).
mondrian-style-world-map
Los que leyeron el post anterior donde planteé un ejercicio de policausalidad ya saben a estas horas que encontrar la causa de una patologia como la anorexia mental nos enfrenta a un dilema insoluble desde los parámetros de la causalidad lineal.

Sigue leyendo

Nexos de causalidad (I)

maquina

Os propongo un dilema intelectual, un juego para ilustrar el tema de la causalidad. Solo tendreís que decidir cual es el factor causal más importante, el que tiene mayor peso en el desarrollo de una anorexia mental, un caso que presento aquí un poco más abajo, el caso de Miriam, una chica de 15 años con un IMC de 14, 5 que en el ultimo año ha comenzado a perder peso a partir de una dieta restrictiva.

Sigue leyendo

Reprogramando la mente (y II)

¿Quien es el maestro que hace a la hierba verde?

Koan zen

(La respuesta al final del post)

Cuando hablamos del uso de psiquedélicos como psicofármacos estamos pensando de una manera lineal, nos imaginamos que a cada droga le correspondería una unidad de acción en una enfermedad. Pensamos en indicaciones según el modelo biomédico y damos por cierta la idea de que la depresión, la esquizofrenia o el TOC son entidades unitarias y discretas.

Sigue leyendo