Rivalidad femenina, monogamia y trastornos alimentarios


Hace algún tiempo escribí un post donde planteaba mi hipótesis -calcada de Abed (1998)- de que los trastornos alimentarios podian ser un magnifico observatorio para estudiar como funciona la rivalidad femenina entre las adolescentes (mientras se miden las propias fuerzas) y qué consecuencias puede llegar a tener para la salud de las adolescentes de hoy, pues es en la adolescencia donde se ponen en juego las habilidades del atractivo de las mujeres en comparación con sus iguales.

Los que hayan leido el post anterior ya sabrán a estas horas que los hombres compiten con todos los hombres por todas las mujeres mientras que las mujeres sólo compiten por cierto tipo de hombres, aquellos que representan bienes escasos y que en adelante llamaremos machos domésticos o proveedores y que no necesariamente son los mismos hombres de alto rango, estatus, éxito o atractivo.

Aprender a discriminar los unos de los otros es para las mujeres de hoy un aprendizaje vital tanto o más que resultar atractivas o deseables. Un aprendizaje que se realiza muy tempranamente en torno a los 13-15 años.

La idea de rememorar esta teoría me la dio Ivan, un comentarista del post anterior donde decia:

Lo que ocurre es que una mujer joven e inexperta tratará de convertir al alfa en proveedor, con el consiguiente desengaño, porque el alfa tiene demasiado trabajo ocupándose de un buen puñado de mujeres.

Hay un fenómeno a tener en cuenta: un varón entiende antes cuál es su rango a través de las negativas de las mujeres a las que pretende. En cambio, una mujer puede tardar mucho tiempo en entender cuál es su rango debido a que hombres de mayor rango accederán a tener sexo con ella (el macho esparce la semilla y no tiene inconveniente en pernoctar con mujeres de menor rango que él). Esto tiene como consecuencia que muchas mujeres se pasen buena parte de su juventud pretendiendo a hombres de alto rango, aspirando a tener con ellos una relación estable (convertirlos en proveedores) para finalmente encontrarse con el inevitable chasco. Hasta aquí podríamos decir: “Bueno, forma parte del proceso de maduración sexual de toda mujer”, pero me temo que este proceso de maduración tiene peligrosos efectos colaterales que perjudican a la mujer y a los hombres de menor rango con los que en el futuro tendrá una relación estable: rencor, cinismo, encallecimiento emocional, instrumentalización de la pareja en tanto que una ha sido instrumentalizada por los machos alfa en el pasado.

Por lo menos antes de la invención de la píldora, cuando la represión sexual era mucho mayor, las mujeres no podían ofrecer sexo para retener a los machos de alto rango. De hecho, la mujer apenas tenía libertad sexual e incluso eran los padres los que decidían con quién se casaba. Pero hoy en día el sexo es algo barato de ofrecer, y como los machos de alto rango quieren sexo, ellas les ofrecen sexo para ver si los retienen, y en un principio parece que a ellos les interesa, ellas se engañan creyendo que los tienen comiendo de su mano, pero no…

En resumen, quiero decir que para ellas puede ser más difícil distinguir la frontera entre “hombre para sexo” y “hombre para relación estable”… Ya que el “hombre para sexo” nunca les da una negativa tan rotunda como a nosotros nos la dan las mujeres…

Las ideas que plantea Iván son indiscutibles desde el punto de vista evolutivo:

1.- Los hombres acceden a tener una mejor constancia de su rango a partir de los sucesivos rechazos/aceptaciones de los que son objeto por parte de las mujeres.

2.- Las mujeres , en entornos de no represión sexual se encuentran perdidas y no tienen mas remedio que recurrir al metodo del ensayo y el error a fin de averiguar qué lugar ocupan en la jerarquia de logros, social y de atractivo, es decir la adquieren por comparación y a través de sucesivas decepciones.

3.- Todas las mujeres compiten por (los genes) de los mejores, pero los planes de ellos (copular sin costes) y los de ellas (lograr inversiones parentales) entran pronto o tarde en conflicto de intereses. El conflicto naturalmente no existe para las relaciones a corto plazo donde se funden ambos intereses, para aquellos donde el atractivo se halle repartido entre los dos miembros de la pareja o para aquellas que opten por el celibato.

4.- Ivan plantea además una novedad: las perdedoras de este conflicto agonístico pueden encontrar a la larga un macho doméstico con quien constituir una familia pero es probable que arrastren un rencor excesivo y de larga duración hacia los hombres que la defraudaron similar al que presentan los agresores sexuales a los que la deprivación sexual forzada pudo desplazar a lo más bajo de la jerarquía social.

5.- Tanto estas muchachas como los hombres de menor rango son los perdedores de esta situación.

Anorexia y rivalidad.-

Algunos autores como Abed (Abed 1998) han llegado a proponer la hipótesis de que la competencia sexual entre mujeres es la causa de los trastornos alimentarios, la anorexia es pues un perfecto observatorio de los malestares sociales relacionados con el galanteo, la elección y mantenimiento de la pareja en entornos -claro está- de libertad sexual, facil acceso a los metodos anticonceptivos y una cultura que propicia los escarceos sexuales tempranos.

La razón por la que ha aumentado la competencia entre las hembras humanas tiene que ver con dos factores principales: la mayor disponibilidad sexual de las hembras, y la llegada cada vez más precoz de hembras al “mercado sexual”, asi como una vida sexual mas extensa después de los periodos fértiles.

A diferencia del resto de especies, el ornato, adornos, colorido, plumas y actos demostrativos que son características de los machos, son en la especie humana patrimonio de las mujeres. Esta diferencia es muy importante para comprender como en nuestra especie se han distribuido los papeles de la rivalidad y la competencia sexuales .

Existe una correlación entre el adorno, colorido, cantos o colas llamativas y la dificultad con que los machos acceden a las hembras. Para hacer el argumento más sencillo podemos concluir que a más competencia entre los machos por las hembras más demostraciones visuales o acústicas se pondrán en juego como mecanismo de galanteo. En este sentido, es cierto que las hembras son, en la mayoría de las especies, un bien comunitario a proteger y que los machos competirán y aun: derivarán su agresión hacia ellos mismos para ganarse su derecho a reproducirse.

Lo que es un enigma es la razón por la que en la especie humana esta distribución de papeles se ha establecido al revés de todas las criaturas conocidas, al menos entre los mamíferos, siendo como es la proporción entre machos y hembras estable y en torno al 50%, ¿Cómo puede explicarse esta inversión en los roles demostrativos? ¿Es el macho un bien comunitario a proteger en nuestra especie?

Entre las especies donde la hembra elige al macho lo usual es que sean los machos los que hacen ostentación, mientras en aquellas especies donde elige el macho, la ostentación viene incluida en la competencia agonística entre los machos. Este paradigma de la etología, nos lleva a preguntarnos ¿quién elige a quién, en nuestra especie?

Una de las características del cortejo en los humanos es el hecho (que no compartimos con el resto de la especies) de la disociación que hacemos tanto los hombres como las mujeres en nuestros motivos de elección de pareja. Así podemos elegir según decidamos llevar a cabo una estrategia a corto o a largo plazo. Mi impresión es que en las relaciones a corto plazo, es la hembra quien elige, por la razón fundamental de que existen menos hembras que machos interesadas en este tipo de relaciones, mientras que en las relaciones a largo plazo son los machos los que eligen. Esta disociación explicaría la presencia de ornato, plumas, adornos, maquillajes y ropas sugerentes en la mujer y la conquista de rango social por parte del hombre, que les aseguraría a ambos el éxito en el corto plazo.

Lo que es seguro es que la rivalidad femenina es un programa genético derivado de la competencia agonística y si ha sobrevivido a la deriva filogenética es porque ha producido grandes beneficios a las hembras que lo adoptaron. La evolución no hace gastos superfluos y debemos concluir que este programa genético está bien instalado en el cerebro sexual de la hembra humana.

Pero el problema se acrecienta en culturas monogámicas y que además dan libertad sexual a sus miembros.

En mi opinión la razón de esta contradicción de modelos en la conducta demostrativa se halla emparentada con la elección de la monogamia como modelo hegemónico de preferencia en la selección de parejas por parte de las mujeres.

Todo parece indicar que la monogamia evolucionó desde una sexualidad de ordalía y promiscuidad y que representó un hito en las relaciones de pareja y comunitarias. Abrió horizontes de cooperación y de ahorro a largo plazo entre los individuos, favoreció la crianza de los hijos y permitió acumular bienes económicos que terminaron por defender los intereses a largo plazo de hombres y mujeres, jóvenes y viejos, asegurando un mejor reparto de las tareas y de las cargas. Además la monogamia encajaba mejor con el ideal igualitario del cristianismo, a fin de cuentas la poligamia es una forma de saqueo de esposas que dejan forzosamente célibes a muchos hombres debido a que los poderosos podian acumular harenes dejando a muchos sin esposa. Cabe decir que el resto de religiones monoteistas, permiten o permitieron la poligamia, los judios la rechazaron bien entrado el siglo X.

La hembra mamífera atada de pies y manos a su función reproductiva vivípara, parte con una penalización original con respecto a los machos de su misma especie. No sólo lleva la peor parte en la distribución de tareas reproductivas sino que sus partos, lactancias y crianzas de su prole la mantiene ocupada de por vida sin contar con las amenazas sanitarias que soportan debido precisamente a su “función materna” y a la estrechez de su canal pélvico derivada de la bipedestación. Entre el macho y la hembra mamífera existe una asimetría programada por la especie, una asimetría biológica.

No sucede así en todas las especies por igual pero es una constante en la mayoría, sobre todo – como he dicho antes en los vivíparos -. La distribución de tareas de reproducción y de cuidado de la prole tienen una amplia gama de recursos en la naturaleza, que recorren desde la monogamia, hasta los harenes o la simple promiscuidad. Sin embargo la estrategia evolutivamente más estable para asegurarse la colaboración del macho en las tareas del cuidado y alimentación de la prole, es sin duda la monogamia. De hecho los trastornos alimentarios no sólo no existen en los países con escasos recursos alimentarios sino que son prácticamente desconocidos en aquellas sociedades que regulan el matrimonio a través de la poligamia (Khandelwal, 1991), lo que puede interpretarse aceptando que la poligamia es protectora para los conflictos agonísticos de la mujer (rivalidad intrasexual mujer- mujer)

Para una hembra monógama, discriminar las intenciones del macho para las tareas ulteriores al propio coito son tan necesarias y vitales como asegurarse una pareja sexual atractiva, tan importante es pues atraerlo como mantenerlo, en palabras de Buss “la evolución ha favorecido a las estrategias femeninas diseñadas para evaluar estas intenciones en paralelo con su preferencia por la sensibilidad y el alto estatus socio-económico del varón”. (Buss 1989).

Trataré de explicar qué cosas son las que hacen las hembras para discriminar a los machos colaboradores de los machos galanteadores y qué cosas son las que hacen los machos para librarse de la carga de la crianza de sus hijos que les impedirá seguramente tener otros hijos con otras hembras dispuestas.

El juego del deseo.-

Mantengo la suposición de que tanto machos como hembras harán lo que mejor se acomode a los planes de sus genes, que aunque carecen de intencionalidad ejercen una presión evolutiva sobre los individuos portadores de tal modo que podremos concluir que tanto machos como hembras adoptarán las estrategias necesarias para tener el máximo de hijos al menor precio posible de cuidados y de inversión en su alimentación.

Ya he dicho que en esta partida de naipes la mujer parte con una desventaja al margen de su mayor inversión de nursing y teaching: no puede abandonar a sus hijos mientras están en su vientre, cosa que podrían hacer y de hecho hacen los peces que ovulan en el lecho del río cuando el macho está listo para eyacular y aprovechar esa fracción de segundo para dejar al macho descuidado o imberbe al cuidado de la nidada. La hembra vivípara no puede abandonar a sus crías como hacen las sepias, lo que si pueden hacer – y de hecho hacen- los machos que las fecundaron, con algunas excepciones.

Estas excepciones son diversas según las de distintas especies, pero siempre tienen que ver con las condiciones o el pago que impone la hembra al macho previamente al coito, a veces puede tratarse de una estrategia de simple aplazamiento o de escarceos demostrativos de huida previos al acoplamiento. Este pago puede relacionarse con la condición de que le construya un nido, que le aporte regalos o comida o que escarbe en la tierra una buena madriguera, como ejemplo de laboriosidad previa al consentimiento. Todo parece indicar que las hembras que adoptan una estrategia esquiva con respecto a los galanteos del macho se aseguran un mayor “cumplimiento” por parte de este en la parte que le toca en el contrato, siempre y cuando -claro está – la “prueba” no sea demasiado dura o agotadora o no existan en el entorno inmediato otras hembras fáciles que no pidan nada a cambio.

Un macho que ya haya invertido determinados recursos en la seducción de una hembra estará menos dispuesto a dejarla, dado que este abandono le dejaría con parte de su inversión sin crédito que ofrecer a otra hembra. Este argumento debe ser cierto en aquellas especies donde las hembras esquivas son la regla. y evolutivamente estable en muchas especies animales, pero naturalmente no es así del todo en el ser humano.

Las hembras de nuestra especie están distribuidas de un modo ecológicamente estable entre esquivas y fáciles. Su equilibrio se mantiene por oscilación como siempre sucede en los sistemas abiertos. Una mayoría de hembras esquivas asegura el “cumplimiento” de los machos domésticos, pero no de los galanteadores y como las hembras no tienen manera de conocer de antemano las “verdaderas intenciones de los machos”, porque inmediatamente surge la contraestrategia evolutiva, si las mujeres esquivas abundan, los machos desarrollarán conductas engañosas a fin de cohabitar con ellas y disimular sus verdaderas intenciones de abandonar a la hembra a su suerte apenas haya comenzado la crianza.

Por otra parte una mayoría de hembras fáciles dejarían en desventaja a las esquivas que aspiran a la monogamia y su efecto de llamada aumentaría el numero de machos galanteadores con lo cual y de nuevo, el convertirse en macho doméstico pasaría a ser una rareza por la que competirían las hembras a su vez, multiplicando el número de machos domésticos.

El número de machos domésticos y galanteadores junto con las hembras esquivas y fáciles se encuentra en todas las comunidades vivientes en un equilibrio matemático, en torno al cual se establece una densidad estable. El sistema tiende hacia la autoregulación, apenas se desequilibra momentáneamente, siempre que se entienda que este adverbio en términos evolutivos precisa más de una generación.

Las hembras humanas (al menos las occidentales opulentas) se agrupan en torno a este atractor ideológico (un meme) que es el “atractivo físico” y la rivalidad sexual que a su vez es un programa genético (una adptación) yuxtapuesto y mucho más aquellas mujeres intelectuales, perfeccionistas y sensatas que forman el grupo de las más vulnerables para padecer esta enfermedad. Sin saberlo la hembra compite con otras hembras por el bien social que representa el macho doméstico, aquel que no abandona a la hembra después del parto aun habiéndola escogido por su atractivo sexual que por si mismo no asegura la cooperación posterior.

La mayor enemiga de una hembra fascinada por la monogamia es la hembra fácil, aquella que simplemente escoge a los machos (a los hombres) en función de su atractivo físico, de su posición social o de su rango jerárquico a un costo o precio distinto al de la cooperación. La primera objeción que se puede poner a esta clasificación de hembras esquivas o de hembras fáciles (que es un ejemplo sacado de la etología) es que las hembras humanas no son todo el tiempo esquivas o fáciles, como tampoco es cierto que los hombres sean todo el tiempo domésticos o galanteadores.

Claro que no, el ser humano ha desarrollado – quizá debido a la enorme potencialidad de sus aprendizajes- la capacidad de ser hoy domestico y mañana galanteador, así como la hembra ayer esquiva puede tornarse mañana fácil con la misma u otra pareja, en el descubrimiento de algo que se ha venido en llamar la monogamia sucesiva, una forma de poligamia encubierta que no hace sino someter a la mujer a nuevos esfuerzos de por vida a fin de mantener sus parejas sucesivas. De hecho está establecido que los trastornos alimentarios correlacionan con dos factores de relevancia sociodemográfica: una elevada tasa de divorcios y la baja tasa de natalidad, ambas predicen una alta tasa de casos. (Abed, 1998).

La solución matematica al dilema.-

Hay que admitir que el ser humano ha desarrollado en mayor medida que otras especies una mayor capacidad de engañar, (en este caso engañar con la apariencia) disimular los engaños y también discriminar las intenciones engañosas de los demás para con nosotros mismos puesto que lo mejor para un grupo humano en términos de estabilidad evolutiva es que las hembras sean esquivas las 5/6 partes del tiempo (o de la población total) y fáciles la 1/6 parte (o población restante), siempre que los machos domésticos representen el 5/8 del total o del tiempo invertido en cooperar y los galanteadores sólo representen el 3/8 del total de la población o el tiempo invertido en merodear. Es en este punto exacto donde el sistema se estabiliza hasta la próxima descompensación generacional (Dawkins, 2002).

El problema está pues en los entornos donde estas conductas aparecen y que nos permiten predecir que una mayor represión sexual y una mayor tasa de natalidad corregiria -junto con una disminución de los divorcios- los excesos y haria descender las tasas de trastornos alimentarios que son hoy muy  prevalentes en las adolescentes de nuestras sociedades.

Se podrá enseguida decir que estos argumentos no tienen nada que ver con los problemas que plantean las anoréxicas de hoy y es cierto, porque este dilema no solamente afecta a las anoréxicas, afecta a todas las mujeres actuales con una u otra intensidad tengan o no parejas sexuales, como en el siglo XIX les afectó a todas el doble modelo de moral sexual aunque no todas desarrollaran síntomas de enfermedad mental: en aquel caso no todas las mujeres eran histéricas, aunque quizá las histéricas del XIX no eran sino el síntoma de una enfermedad social más amplia que se llamaba disimulo, como la de hoy se llama apariencia.

Se trata tan sólo de un intento más de explicar cual es la sobrecarga adicional que la mujer actual tiene que soportar respecto a sus antepasadas, una sobrecarga que procede de su búsqueda de simetría y de competencia sexual a través de la belleza física y de los rendimientos intelectuales, un meme que ha venido a ocupar el lugar de la rivalidad entre hembras que buscan a ciegas un hueco en la mirada del otro que lleva a muchas de ellas no sólo al fracaso reproductivo sino a la decrepitud y devastación física y mental.

Bibliografia.-

BUSS, D.M.:

(1995): “Psichologycal sex differences: origins thought sexual selection”. American Psychologist, 50(3), 164-168

ABED R T. :

–  “The sexual competition hypothesis for eating disorders” British Journal of Medical Psychology” 71:525-547 1998.

–  “Psychiatry and darwinism. Time to reconsider?”. British Journal of Psychiatry 177:1-3. (2000)

BUSS, D.M. & SCHMITH D.P.(1993): ” Sexual strategies theory:an evolutionary perpective on human mating”. Psychological review, 100(2), 204-232.

BUSS, D.M.(1999): “Evolutionary psychology: The new science of the mind”. Allyn & Bacon.. Needham Heights. USA

73 pensamientos en “Rivalidad femenina, monogamia y trastornos alimentarios

  1. Muy interesante.

    Del post se deduce que cuando la hembra esquiva al macho, puede pretender que este haga una inversión de recursos para que hecha esta inversión le cueste más trabajo dejarla. El matemático John Allen Paulos había observado que el ser humano invierte muchos más recursos en evitar una pérdida que en una posibilidad de ganancia.

    El hecho de que esquivar sea una técnica le da un buen argumento a los hombres insistentes 🙂

  2. Excelente artículo…

    La verdad es que el bombardeo mediático que sufre un adolescente hoy en día es muy superior al que sufrieron sus padres y ya no digamos sus abuelos. La forma en que las grandes corporaciones, a través de cine y TV, moldean la sexualidad de los jóvenes debería ser motivo de escándalo. Los modelos estéticos y sexuales que se les vende son un camino expedito a la no aceptación y a la autodestrucción.

    En el caso de las mujeres me parece particularmente sangrante. Si a la hipergamia consustancial a toda mujer le sumamos una programación sexual inoculada a través de cine y TV con unos modelos masculinos y femeninos que representan los mejores fenotipos de entre millones de habitantes (no hace ni 100 años, los más atractivos de una aldea lo eran entre 1000 habitantes que tenía la aldea, pero hoy en día debemos compararnos con los más atractivos ENTRE MILLONES), el resultado es un cóctel explosivo que a nadie debe extrañar que acabe en anorexia y otras patologías, porque la presión es insoportable. Supongo que hay estudios al respecto, pero donde alguien nacido en los años 60 veía, entre los 0 y los 18 años, 300 películas y 20 teleseries, alguien nacido en los 90 habrá visto 10 ó 20 veces más de cada cosa. Con el agravante de que hoy en día les imponen modelos estéticos y sexuales mucho más exigentes que los de hace 30 ó 40 años.

    Al margen de la anorexia, a mí hay una cosa que me interesa y que estoy percibiendo últimamente, que es la tremenda inflexibilidad de muchas veinteañeras a la hora de bajar el listón (combinación de hipergamia + demasiados años de la infancia/adolescencia bajo el influjo de los modelos eróticos promovidos por los mass media) además del desajuste de rangos del que ya hemos hablado (mujeres jóvenes aspirando a hombres de mayor rango que ellas y teniendo que pagarlo con sexo “sin compromiso”, que a ellas, por más que digan, les corroe por dentro).

    En general, nos estamos encontrando, en la sexualidad de los jóvenes de hoy, con estas tendencias crecientes:

    1. Un número creciente de chicos jóvenes que tienen poca o ninguna experiencia sexual, ya que las chicas exigen cada vez más y cada vez hay más chicos que se rinden y retiran del mercado sexual. Dado que hoy en día la mujer joven no necesita tanto los recursos financieros o inmobiliarios del macho (ya que ella también tiene acceso al mundo laboral, además de que sus padres están dispuestos a mantenerla hasta pasados los 30 y los chicos de su edad tampoco pueden ofrecerle recursos que ella no se pueda dar a sí misma con su sueldo), los criterios en los que se basan para elegir pareja son puramente esteticistas y superficiales. Aquel macho que más se parezca a los modelos de cine y TV, más atractivo será para ellas. Despojado el varón de su rol de proveedor, éste se ve desposeído de gran parte del atractivo que tenía para las mujeres, de manera que las mujeres se ven abocadas a la insatisfacción sexual y a la sensación de que “no hay hombres atractivos y los pocos que hay están ocupados”.

    2. Número creciente de mujeres despechadas con la sensación de que “no retienen a los hombres” o de que “tienen algún estigma que hace que ellos las vean sólo como parejas sexuales y no como parejas serias”. Claro, si todas se acuestan con el 20% de hombres (supongamos que se cumple el principio de pareto), es normal que estos no quieran compromisos y sigan disfrutando del privilegio de acostarse con muchas.

    3. Número creciente de mujeres que llegan a la treintena y se encuentran con lo que en algunos medios norteamericanos llaman “el momento Wile E. Coyote”, cuando después de una carrera desbocada tratando de cumplir el sueño hipergámico (dar caza al Correcaminos o macho de alto rango), la mujer mira al suelo y se da cuenta de que está suspendida en el aire y se va a precipitar al vacío, del mismo modo que el coyote caía sólo cuando se percataba de que no había suelo bajo sus pies. Lo malo es que muchas mujeres se percatan tarde de que su rango se ha desplomado, y entonces prefieren la soltería permanente y seguir prorrogando la juventud emulando a heroínas de cine y TV (Sexo en NY, etc.). No hace falta decir que esto repercute en la tasa de natalidad.

    4. Y por último, las que burlan el momento Wile E. Coyote y se casan con algún macho dispuesto a hacer de proveedor, llevan encima tal resentimiento que están dispuestas a utilizar al macho proveedor del mismo modo que ellas fueron utilizadas por otros machos en el pasado. Esto no hace falta ser una lumbrera para relacionarlo con la tasa de divorcios disparada y mujeres instrumentalizando a marido, hijos y padres para obtener recursos y manutenciones.

    En fin, yo lo veo todo bastante decadente… De algún modo las anoréxicas son las más conscientes de todo este despropósito y se rebelan contra él queriendo reducir a la mínima expresión su dimensión corpórea.

  3. Como asidua de este blog y co-bloguera con el autor, quisiera alabar la lucidez y alto nivel de los últimos comentarios especialmente de Iván, aunque darle la razón sea abogar por una visión pesimista de las cosas, dada la verdad contenida en relación a la “juventud de hoy”.

  4. Al hilo de lo que se apunta Ivan, mi impresión (que es quizás, muy personal) es que la crisis sistémica actual se debe principalmente a todo esto. Hay un número muy elevado de personas que dado el caos que todo esto provoca no sabe qué hacer en lo más básico: su vida. Y esta incertidumbre vital se extiende finalmente a todo. Aun peor que la incertidumbre es nuestra incapacidad de expresarla, que es lo que podría estar en la base de estas y otras patologías. Hoy precisamente viendo la película “Verónica decide morir”, reflexionaba sobre esto.

  5. Totalmente de acuerdo con todas las opiniones expuestas. Creo que hay un problema social y gordo. Científicos, intelectuales y gente responsable y con una mínima dignidad debería tomar conciencia y ponerse manos a la obra para hacer frente a todo esto que destroza la vida a muchos jóvenes. Quería añadir que toda esta gente jóven con insatisfacciones sexuales y afectivas son tb vulnerables a ser potenciales consumidores de drogas lo que complica aún más su problemática.

    Lógicamente todo esto tb se relaciona como dice Agustín con que la gente no encuentre sentido a sus vidas y en casos extremos con lo que en otro post se hablaba sobre el suicidio.

    Saludos.

  6. Dejo este artículo que indica tb lo que está cultivando la sociedad en que vivimos:

    http://alfonferrer.blogspot.com/2008/10/el-nmero-de-psicpatas-est-aumentando.html

    Aquí tb les dejo una página que he visto en un periodico del bus que nos refleja la falsedad, superficialidad y mercantilización del individuo de nuestra maravillosa sociedad antisocial del siglo XXI.

    ¿será este el futuro de la amistad?

    http://rentafriend.com/home/

  7. La conclusion es desvastadora, me recuerda una pareja que después de haber criado a dos hijos, uno de ellos hasta el grado de Doctor, el otro con otra carrera universitaria, de repente se engancha con otra hembra mucho más joven, con fama de promíscua, y que además tiene una hija con otro hombre, una hija pequeña en aquel momento. Un dia de aquellos, la esposa abandonada, que además es psiquiatra le pregunta “¿Es ella más inteligente q yo?”.
    Y con respecto a los comentarios yo considero q las mujeres están muy equivocadas encuanto
    a la actitud actual, pero eso es un paso q no se puede evitar, la práctica pondrá sus mentes en su sitio puesto q los retos/prudencia deberian ser la tónica, la juventud es una enfermedad q pasa pronto. Lo peor es q no hay forma, si una persona no quiere o no se dá cuenta de que fortaleciendo su espíritu es la mejor forma de pasar por todos éstos estadios de la existencia.

  8. Pingback: Reflexión sobre “Rivalidad femenina, monogamia y trastornos alimentarios” por pacotraver « Energía y Feminidad

  9. ¿ Cuál sería el peor transtorno alimenticio de la mujer, el que provocaría una lucha entre mujeres y no precisamente con las hijas ?

    En este nuevo orden social que se está diseñando la mujer no sale precisamente beneficiada a pesar de lo que se que quiera hacer ver. Sino que está siendo utilizada con una intencionalidad clara que está unida al control de la natalidad.

    Los jóvenes, tanto chicos como chicas, están siendo mantenidos por los padres hasta edades avanzadas y esto es debido a que la competencia para conseguir nivel o rango es difícil y costosos, requiere muchos años de preparación académica. Pero la balanza se está desequilibrando de forma premeditada, las mujeres están acaparando la mayoría de las plazas universitarias mientras que los chicos se ven sometidos a un sistema educativo que les es desventajoso y les lleva a protagonizar un mayor porcentaje en el fracaso escolar.

    Con estas medidas lo que se consigue es que la mujer acceda a los puestos intermedios de poder, pero sólo a los puestos intermedios porque dentro de la pirámide social la cúspide siempre ha sido inamovible. Los estratos inferiores son fluctuantes y un individuo puede alcanzar un mayor poder saltando de nivel, pero los privilegios siempre fueron heredados y mantenidos. La diferencia con las anteriores representaciones piramidales es que ahora el que ostenta el cargo de mando o dominio es un sistema acéfalo que no se puede identificar con una persona o país sino por un conjunto de relaciones mercantiles internacionales, llamado el mercado o banca.

    Al hombre se le sacrifica, por tanto, viéndose compelido a trabajos menos cualificados y la mujer asciende a trabajos de mayor rango social. Este desequilibrio tiene una consecuencia inmediata, la mujer es evidente que ya no necesita del macho para el aprovisionamiento alimenticio porque es independiente económicamente, sin embargo sigue necesitando al hombre para poder formar una familia y alcanzar cierto equilibrio emocional. No es que la mujer se lance a la búsqueda y captura del macho alfa, sino que buscará un hombre que ostente como mínimo el mismo rango social que ella, porque no necesita un hombre de mayor rango social ya que el rango ahora lo aporta ella. Las mujeres se acuestan con los machos alfa pero se casan con los betas porque aportan una mayor estabilidad a la familia. Sin embargo si el nivel o rango es inferior, a la mujer no le interesa la procreación sino la relación sexual, no hay ninguna carrera para que el coyote alcance al correcaminos, sencillamente es que al coyote no le interesa atraparlo porque el objetivo está puesto en la adquisición y conservación del poder y no tanto en la procreación de la especie.

    Las diferentes relaciones sexuales que tenga una mujer o un hombre no impiden que llegado el momento busquen una relación estable. El Indice Slut no es nada más que una maniobra más que desprestigia a la mujer con una asertividad sexual clara. La mujer no está resentida con los hombres porque no pueda retenerlos, cuando ella quiera retener a uno lo conseguirá, sino que no le interesa una relación amorosa desequilibrada donde ella aporte el rango y el mayor aporte económico.

    La mujer además interesa en los puestos intermedios de poder, como directivas porque son más manejables y débiles emocionalmente que los hombres si no están apoyadas por un colchón familiar que la sustente. Es mucho más proclive a la depresión y ejercerá menos resistencia ante medidas laborables injustas o abusivas que el hombre. Aunque si se aprueba la jubilación a los 67 años y la gente no se levanta de sus asientos no sé ya qué pensar…

  10. Deberias conocer mejor la teoria evolutiva para saber que no pueden mezclarse argumentos procedentes de multiples niveles. La teoria evolutiva sirve para explicar como somos los sapiens pero no acepta argumentos politicos o sociales complejos tal y como los presentas, todo eso que dices es opinable pero no es nada darwiniano.

  11. Es que yo no he dicho en ningún momento que me esté basando en el darwinismo, si he utilizado el término de ” macho alfa ” es porque en un comentario anterior se ha mencionado al macho como sujeto que en origen es el responsable de llevar el alimento a la familia, diciendo que al quedar obsoleta esta función la mujer se basa únicamente en criterios esteticistas o superficiales para buscar pareja. Y yo creo que la mujer ni antes ni ahora se ha fijado en criterios superficiales a la hora de buscar a un progenitor para reproducir sus genes.

    Ahora que lo que digo es una opinión personal y muy personal, pues sí, lo es. Y como tal susceptible de críticas y de opiniones con argumentos que la refuten, sean darwinianos o no pero que por lo menos sean lógicos.

  12. por cierto paco, me gustaría saber tu opinión, hablando evolutivamente, de a donde nos dirigimos en cuanto a todo esto del avance de la mujer. veo que planteas la autorregulación en el sistema, esto quiere decir que tenemos la tendencia a volver al sistema de patriarcal donde el hombre dominaba por así decirlo a la mujer? o será posible que algún día se cumpla la utopia feminista de el dominio de la mujer sobre el hombre, provocando a la larga la extinción de la especie humana?
    o si ya haz escrito sobre algo de esto pasame el link, soy nuevo lector en tu blog. saludos !

  13. Mi opinión tiene que ver Diego con la multiplicidad de escenarios que se abren con el advenimiento de la tecnología y de los nuevos roles que ha adquirido a mujer en los ultimos años. Todo dependerá de si vamos hacia un entorno de mayor opulencia o si vamos hacia un escenario de restricción.
    Como yo soy un darwinista convencido, lo que creo que sucederá es que la Humanidad tendrá que hacer una autocorrección (ya estamos viendo sus consecuencias económicas en parte) a fin de maquillar los excesos de la ideologia de la igualdad y la tabla rasa. Un dominio radical de la mujer sobre el hombre es dificil de imaginar porque habriamos de renunciar como especie a todas las adaptaciones que cuelgan de esos procesos que nos llevan hacia la supervivencia y porque en clave de teoria de juegos llevaria el péndulo hacia el otro lado privilegiando a los hombres dominantes y a las mujeres sumisas que pasarian a ser bienes codiciados como ahora lo es la mujer independiente y autosuficiente y el hombre doméstico.

  14. Siento discrepar, pero me sorprende la reducción que se está haciendo de las teorías evolutivas al darwinismo. Supongo que a nadie se le escapa que evolución y darwinismo no son sinónimos. Si hay una teoría que ha sido especialmente tergiversada, incluso desde antes de su proclamación como tal, ese es el darwinismo.

    El darwinismo es, precisamente, el resultado de la aplicación de argumentos políticos, sociales y culturales a las ideas originarias de Darwin. El avance de las ciencias ha permitido que haya sido cuestionado -con más o menos acierto- desarrollándolo, transformándolo y proponiendo paradigmas evolutivos alternativos.

    Otra cosa muy respetable es la decisión y/o afán de asirse a un paradigma porque concuerda muy bien con una realidad individual y con una visión particular de los hechos y del mundo. Pero eso no anula ni invalida las demás realidades individuales ni la lógica de las argumentaciones que acompañan a las otras perspectivas.

    Espero que el proponer que la teoría evolutiva va más allá del darwinismo no sea considerado un off-topic.

    Y aunque lo fuese, es la discrepancia la que enriquece la discusión y lo que hace posible que la ciencia y el conocimiento avancen.

    Saludos.

  15. No, claro que no es off topic, lo que creo es que confundes el darwinismo con el neodarwinismo que se utiliza para legitimar ciertas propuestas politicas y creo que de ahi procede tu rechazo a identificar darwinismo con teoria evolutiva que para mi son sinónimos.
    Desde luego que existen muchas interpretaciones de los fenómenos, por ejemplo la perspectiva evolucionista no explica lo que sucede en la mente de los sujetos individuales, sólo nos permite entender cómo evolucionaron ciertas conductas en ambientes ancestrales y como tuvimos que adaptarnos a ello.
    Usualmente hay gente que dice: “si, pero ahora ya no estamos en aquellos ambientes y por tanto, bla, bla” Los que asi piensan no toman en consideración que todo lo que llevamos de civilización no es ni la centésimal parte de lo que llevamos de adaptaciones en nuestro bagaje genético. No es posible negar una adaptación conductual diciendo que ahora tenemos móviles o que la mujer ya no depende del hombre para subsistir.
    Eso no hace sino añadir nuevas complejidades pero no resuelve el problema de fondo que adaptativamente es este:
    Las mujeres pelean entre ellas por llevarse al macho mas confiable (en el largo plazo) y esa rivalidad se ejercita en la adolescencia sobre todo mientras la muchacha comprende a qué puede aspirar en la jerarquia social, trabajen o no, estén o no “emancipadas”.
    Esta es la hipótesis de Abed que no desmiente ni apoya las teorias que pretenden tambien explicar la anorexia desde otras perspectivas.

  16. Hay vida más allá del darwinismo y del neodarwinismo. Las propuestas teóricas orientales, aparte de ignoradas, difícilmente pueden ser asimiladas desde el esquema occidental.

  17. Es cierto que a la mujer se le somete a una doble presión hoy en día:
    -Por una parte debe presentar la mejor imagen física: Bella, atractiva, delgada, delgadísima (no sé a qué mente perversa se le ocurrió borrar las formas en las mujeres )
    – Y por otro lado ya no sirve con el cuidado constante y contínuo de su físico sino que tiene alcanzar el mejor estatus profesional posible.

    La mujer sabe que si quiere alcanzar nivel profesional debe retrasar su entrada en la maternidad y que esta maternidad puede costarle en algunos casos el nivel que ha adquirido hasta ese momento.
    Si retrasa su entrada en la maternidad ¿ también tendría que retrasar su entrada en el mundo sexual?
    Quiero decir que la mujer no puede esperar como antes a estar dispuestas a tener hijos para poder tener su primera relación sexual porque eso le llevaría a una espera, sí en este caso, agónica. Otra cosa es que se inicien las relaciones sexuales en edades muy tempranas cuando sicológicamente las jóvenes todavía no están preparadas para mantenerlas y que las lleva a una carrera desenfreneda de relaciones esporádicas sin un fin concreto y a tenerlo todo confundido ( amor o sexo )

    La mujer sabe que debe alcanzar la independencia económica porque sólo unas cuantas pueden tener al hombre alfa que las pueda mantener mientras ellas tienen hijos y se realizan al mismo tiempo profesionalmente, este es el verdadero hombre alfa para la mujer y al que no cambiará por muy monógamo sucesivo que sea el ser humano.

    Así que ,en este nuevo orden social, pierden ambos, mujer y hombre, además con la maquiavélica idea de hacerle ver a la mujer que ella es víctima en las relaciones hombre-mujer y que ella puede llevar por sí sóla toda la carga familiar porque es independiente económicamente. Al mismo tiempo se le ofrece todo tipo de cauces o mecanismos para poder eliminar al hombre ya no deseado. De esta manera el hombre cada vez se comprometerá menos a llevar una carga familiar y la mujer quedará sóla en caso de que tenga un deseo maternal.

    Y esto lo digo como mujer que cree firmemente en sus derechos.

  18. Por seguir ajustándome al topic del post que es complejo.
    Los sistemas de monogamia y poligamia han resultado útiles en un momento histórico determinado teniendo en cuenta las relaciones sociales del entorno. De esta forma la poligamia es beneficiosa en sociedades en las que la mujer no tiene relevancia como persona independiente y necesita de un benefactor que decida protegerla y procrear con ella. Este tipo de sociedad no es la que se da en el mundo occidental. Así que, si la mujer no elije a una pareja a largo plazo y se ve sometida a la competencia con el resto de las hembras para conseguir al hombre doméstico no tiene por qué aguantar que dentro de la relación sentimental no se la de el puesto que le corresponde. Exigirá compromiso , exclusividad e inversión de esfuerzos porque ella también aporta al hombre estabilidad, amor y bienes físicos.

    La monogamia entra en conflicto con la tendencia a la sucesión de parejas a largo plazo; pero algo que no se dijo cuando se aprobó el divorcio es que sólo los ricos pueden tener parejas sucesivas porque la pérdida de bienes en cada cambio de pareja conlleva un gasto difícil de soportar por la clase media.

    La anorexia, lo mismo que el paso constante y contínuo por quirófano para colocarse labios postizos, pechos postizos, caderas postizas y todo tipo de implantes que se les ocurra, está relacionada con los cánones de belleza impuestos, y con la enfermedad del espejo tal y como indicas en tu post Los umbrales de ” La nodriza de las hadas y el rey carmesí”
    En este caso la mujer no es que compita con otras mujeres, sino compite consigo misma para poder adecuar su aspecto físico con el que se la bombardea desde los medios de comunicación imponiendo una estética de mujer diseñada por la industria, y que convierte a la mujer en una persona muy manipulable para todo tipo de ingeniería sociales que se les ocurra.

    El mundo subterráneo del espejo o Alicia en el país de la maravillas.

  19. Yo creo que para defender nuestros “derechos” no hace falta salirse de la teoría evolutiva, al contrario, más bien debieramos apelar a ella.Y esto lo digo como mujer…

  20. Lo que yo creo es que la psicologia evolutiva y los derechos de la mujer son cosas muy distintas y que no hay que mezclar, aunque siempre aparece mezclado en el imaginario de cada cual. La psicologia evolutiva se ocupa de las causas remotas de nuestra conducta y explica porque las cosas son como son y porque no pueden ser de otra manera a la que son. Y lo que es es:
    1.- Que la mujer tiene una “cruel atadura” como todas las hembras de los vivíparos, lo que la hace muy dependiente de la solidaridad de los machos a fin de procurarse asistencia para la crianza.
    2.- Que la competencia entre las mujeres por ese bien codiciado (el macho que comparte proteinas) es feroz e incluye desde luego prestaciones sexuales.
    3.- Que los machos han de pagar ciertos costes para poder acceder a una hembra solicitada.
    4.- Que tanto la monogamia como la poligamia o la promiscuidad son estrategias evolutivamente estables y es por eso que han persistido en la deriva evolutiva, no lo es sin embargo la poliandria y es por eso que se ha extinguido del catálogo de posibles. Nosotros los humanos usamos una mezcla de cada una de esas estrategias tanto los hombres como las mujeres aunque sigue siendo cierto que la monogamia es la elección preferida por las mujeres en su mayoria y tambien por muchos hombres pues favorece a ambos: ella porque se asegura asistencia para la progenie y él porque no ha de ir por ahi de “picos pardos” compitiendo con machos viriles mejor dotados que él.
    5.- La monogamia sucesiva es una trampa que hemos inventado los occidentales porque consideramos la poligamia como inasumible y además la bigamia es ilegal con lo que no queda más remedio si no queremos negar nuestra naturaleza que divorciarnos aun pagando para volver a constituir una nueva pareja.

  21. No creo que haya mucha relación entre los trastornos de la alimentación en las mujeres y la competencia sexual originada debido a la hipergamia femenina, así como a la destructuración social que se produjo después de la revolución sexual. Cierto es que los trastornos de la alimentación y la locura por las dietas empezaron a destacar en los años sesenta, cuando las mujeres adquirieron la libertad sexual e idependencia económica y deseaban retrasar el momento de la reproducción. Pero la delgadez extrema da a entender falta de fertilidad, y los hombres se alejan de ese patrón mayoritariamente.

    Aunque resulte tentador echarles la culpa de estos males a la publicidad y la moda, hemos de tener en cuenta que el 98% de las mujeres no llegan a niveles diagnosticables en los transtornos de la alimentación. La mayoría hace dieta y muchas se sienten sumamente insatisfechas con su cuerpo, pero muy pocas llegan a pesar menos de 32 kg y a dejar de menstruar, o a consumir de golpe grasas correspondientes a cuatro días. No es fácil caer en la anorexia o la bulimia. Se trata de trastornos graves y complejos de etiología múltiple que afectan sobre todo a mujeres jóvenes y a algunos chicos vulnerables.

    Ademas no existe precedente evolutivo del ideal de delgadez. De hecho la selección sexual debería ir en contra de tal preferencia. Se sabe desde hace tiempo que las mujeres con estos trnstornos sufren también trastornos de fertilidad y reproducción. Incluso en los ratones y ratas sometidos a dietas muy restringidas desaparecen los ciclos de estro y disminuye la fertilidad. Los animales con inanición no se reproducen; ni siquiera copulan. Cerrar las puertas a la fertilidad es la válvula de seguridad de adaptación del cuerpo, que le permite no satisfacer las grandes necesidades de alimento durante el embarazo en épocas de escasez. Sin embargo, los científicos han descubierto recientemente que estos animales con alimentación restringida viven mas tiempo ( hasta un 30% mas). Viven mas tiempo y su fertilidad se mantiene en un estado de animación en suspenso, a la espera del alimento que propicie la maduración reproductiva. La pausa es real: los ovarios de los ratones hembra sometidos a una restricción alimenticia envejecen con mayor lentitud.

    Si parece que lo anterior puede tener consecuencias interesantes para la mujer actual, la idea ya se les ha ocurrido a algunos psicólogos. Piensan que al someterse a a una dieta restringida, las mujeres podrían poner en práctica una estrategia incosciente para controlar la reproduccíon.

    • Bueno, si existe un precedente evolutivo a la idea de delgadez, se refiere a periodos de subfertilidad en las hembras que al parecer fueron muy frecuentes en los entornos arcaicos, periodos de amenorrea en muchachas que ya copulaban. Al parecer la menarquia aparece hoy antes que entonces debido a la buena alimentación pero en el paleolitico la menarquia aparecia a los 14-16 años.

      • Sinceramente yo pienso que aunque existe tal precedente del ideal de delgadez, las principales causas de los desordenes alimenticios se deben a :

        a- Los factores genéticos.
        b- Problemas familiares e interpersonales
        c- Actitudes perfeccionistas.
        d- La influencia de las delgadas modelos de alta costura

        Creo que los estragos que las preferencias de los hombres sobre las mujeres son bien comprendidos, si se debería a la competencia femenina dentro de la selección sexual el porcentaje de chicas que sufrirían estos trastornos serian superiores al 2%, no?. La presión generada por las preferencias de la hipergamia femenina en los hombres son menos conocidos públicamente.

        Según antiguas investigaciones antropologicas y evolucionistas del atractivo físico denotaban que era mas importante para las mujeres en los seres humanos a causa de:

        1- “Una mayor inversión paterna en los niños por parte de los hombres – se corresponde con un menor énfasis en el atractivo masculino en la parte de las mujeres”. Actualmente se suprime debido a la anticoncepción y a la no necesidad de crianza al proyectarse las mujeres en conseguir proveedores sexuales y compañeros sentimentales pero no tener la necesidad de buscar padres.
        .
        2- “Estrecho rango de edad de la fertilidad óptima en las mujeres – se corresponde con un mayor énfasis en la juventud para las mujeres y en menor incidencia por parte de estas en la edad de los hombres”. Circunstancia que se esta que se esta degradando debido al fenómeno moderno de las ‘cougars’ (mujeres por encima de la treintena que prefieren las relaciones con hombres más jóvenes que ellas) chicos jóvenes atractivos, en afán de disfrutar de las mejores prestaciones del macho alfa, en su apogeo de belleza y potencial sexual. Este aspecto se explicaria por medio de la biología evolunista en base a esa búsqueda hipergámica, ya que desde el concepto puramente reproductivo carece de sentido!. El hombre es fertil durarante toda su vida.

        – “Desarrollo de la inteligencia humana, dando a los hombres las habilidades cognitivas para impresionar a las mujeres – se corresponde con la menor necesidad de atractivo masculino”.

        3- competencia femenina por una pareja masculina a la luz del desarrollo de la conciencia humana y el desarrollo de los espejos – una fuente de angustia relacionada con las apariencias que se origina dentro de las mujeres.

        Se sostenía que en los seres humanos el “valor reproductivo de una hembra puede evaluarse con mayor precisión por su aspecto físico que el valor reproductivo de un macho”, que conduce a un mayor énfasis en el atractivo en las mujeres. Este es un argumento razonable y, sin duda, y computaría parcialmente por el menor énfasis en el atractivo en los hombres.
        Creo que a simple vista todos podemos ver como las mujeres son más selectivas que los hombres, especialmente las muchachas más jóvenes. Sustentare mi argumento en vario estudios. Leonard Lee, George Loewenstein Dan Ariely (Diario de Ciencia Psicológica) idearon un modelo de regresión (logística) se realizó con la decisión de los miembros sobre la conveniencia o no aceptar la solicitud de citas con otros miembros como variable dependiente y un montón de variables predictoras. Los resultados mostraron que los machos eran mucho más propensos a aceptar una solicitud que implica emparejamiento, los hombres son menos selectivos que las mujeres. Además en términos de probabilidad, los varones fueron 240% más propensos a decir “sí” a posibles citas que las mujeres.

        En otra serie de estudios recientes, investigadores estudiaron la hipótesis de emparejamiento con personas que se conocen a través de redes sociales en internet (Taylor, Fiore, Mendelsohn, y Cheshire, 2011). Aunque los resultados no fueron del todo consistentes, hubo algunos hallazgos interesantes a tener en cuenta.
        Utilizaron una mezcla de estudio de laboratorio y de estudios de personas registradas en paginas web de contactos en línea. En la investigación de Taylor et al Cheshire encontraron que las mujeres:

        1- Las mujeres eran menos propensos a responder en general a cualquier usuario masculino
        2-todas las mujeres se centran principalmente en hombres de gran atractivo físico, independientemente de su propio atractivo.
        3- Las mujeres con rango medio o alto de belleza solamente se comunicarse con los hombres de alto rango de belleza de la pagina web,
        4- las mujeres con rango de belleza inferior a la media, prefieran también contactar y ser contactado por los hombres atractivos, pero en ocasiones eran capaces de aceptar comunicarse con los hombres de un nivel estéticos similar al suyo.
        5- Sin embargo, la gran mayoría de los hombres no se negará la oportunidad de relacionarse con las mujeres aunque no se aproximen ni de cerca con el umbral minimo optimo que consideran en una pareja femenina. Se encontró que los hombres se comunicaban con mujeres de diferente nivel de atractivo, independientemente de su propio atractivo.

        Hitsch(2010) ya había concluido que la selección femenina no es estratégico ( es decir por homogamia) cuando el número de parejas posibles es grande ( internet, la sociedad globalizada moderna, entornos amplios humanos, poblaciones urbanas de gran dimension,etc) y los costos o la búsqueda o el rechazo son bajos. También habría que definir el concepto de auto percepción y auto evaluación de las mujeres, que como decía pacotraver son mas imprecisos que los mecanismos de los hombres, lo que hace que la mayoría de mujeres sobrevalore su atractivo estético. No tienen el procedimiento cortejo-rechazo que empleamos los hombres.

    • Jonathan Gottschall ha llegado a una solución revisada al problema de la selección sexual mediante la adición de una explicación previa de Symons, que argumentaron que en los seres humanos “valor reproductivo de una hembra puede evaluarse con mayor precisión de su aspecto físico que el valor reproductivo de un macho puede “, que conduce a un mayor énfasis en el atractivo en las mujeres.

      Esto es definitivamente cierto. Un hombre puede evaluar el atractivo de una mujer de un vistazo (aunque su cálculo se puede ajustar más adelante). Evaluación de la mujer de un hombre depende más de su lenguaje corporal y la tonalidad vocal, que no se puede evaluar tan rápidamente.

      Sin embargo, la gran mayoría de los hombres no se negará la oportunidad de tener sexo con las mujeres aunque estén a años luz de su ideal de mujer. ¿Por qué es necesario tanta angustia por la estetica y la belleza en las féminas, cuando la mayoría de las mujeres no tienen que estar cerca de este ideal para atraer a los hombres? No encuentro explicación a estos problemas emocionales y la aparición de trastornos alimenticios.

      Otra razón es que, si bien es típico que los hombres heterosexuales se acuestan con mujeres por debajo de sus estándares, no suelen tener relaciones de pareja estables con ese tipo de mujeres.

      Así que la fuente de angustia para las mujeres, a pesar de la voluntad de la mayoría de los hombres a tener relaciones con chicas alejadas de su prototipo de belleza, es debido quiza a que las mujeres realmente compiten por un compañero da un alto nivel, por lo cual ellas normalmente rechazaran a muchos, si no la mayoría, de hombres interesados y se lamentan a su vez de que casi todas las otras mujeres están detrás de los hombres que ellas tambien desean.

      Se trata de la disparidad en la selectividad masculina y femenina que es la fuente de la mayoría de los dolores en las relaciones de hombres y mujeres. Esto es culpa de nadie, ya que ni los hombres ni las mujeres son moralmente responsables de sus preferencias evolutivas, y la gente tiene el derecho a aparearse con aquellos que encuentran atractivo, y no se aparerarse con los que no encuentran atractivos. Sin embargo, es importante que la gente entienda el impacto de las preferencias globales de su sexo.

      • No creo que haya una razón para creer que las mujeres dan menos importancia al atractivo físico, en todo caso es lo contrario. Puesto que somos mamíferos y la hembra es la que selecciona en nuestra especie, debemos creer que actuar en consecuencia a menos que exista una razón de peso para lo contrario. Creo que es la cultura la que condicionó la idea de las mujeres subestiman la importancia del atractivo masculino. Totalment falso.

        Mis razones para tal creencia son:

        1 – El umbral de atractivo de las mujeres es mayor que el de los hombres. Tanto cuantitativa como cualitativamente. El porcentaje de mujeres hermosas en el mundo es mucho mayor que el de hombres, asi como el índice o grado de belleza femenina es netamente superior al de los varones. Hay un estudio obtenido a través de una pagina Web de contactos online -http://blog.okcupid.com/index.php/your-looks-and-online-dating- (creo que se podría extrapolar a otros ordenes de la vida social humana ya que la muestra estadistica es muy amplia). Se recoge varios aspectos, pero es relevante mencionar en la calificación que las mujeres otorgan a la mayoría de los hombres del sitio, considerando el 80% de estos por debajo de un nivel promedio. Parece ser, que según las referencias perceptivas de las mujeres, la mayoría de hombres no tenemos siquiera un físico minimamente aceptable.

        2 – Muchos hombres se sienten atraídos por el tipo de chica de belleza moderada (que no necesariamente tengan un grado de belleza excelso), mientras que la mayoría de las mujeres solamente son atraídos por la belleza del hombre de gran calidad única.

        3 – Hay una investigación que alguna vez leí que llegó a la conclusión de que existe una mayor correlación entre el fenotipo de la descendencia y el del padre que en el fenotipo de la madre. Con lo cual el atractivo del padre se hereda en lugar del de la madre. Significa siguiendo este elemento de razonamiento, que la mujer busca el compañero más atractivo posible para que sus hijos hereden el fenotipo del padre.

      • Consideras la posibilidad de que el atractivo vaya un poco mas allá de lo físico?. Lo digo porque los etologos hablan de “fitness”que es un concepto mas abarcativo que el propio atractivo físico. por lo que llevo visto de la vida las mujeres suelen considerar atractivos: la relevancia social, el estatus, el dinero y el poder. quizá aquí resida este enredo sobre el atractivo

      • PACOTRAVER: El concepto de FITNESS definiría básicamente, desde el contexto evolucionista, a los individuos mejor adaptados en un medio ambiente determinado. O bien con respecto a un genotipo o un fenotipo en un ambiente dado. En cualquier caso, se describe la habilidad de sobrevivir y reproducirse y la aptitud de un individuo manifestada a través de su fenotipo.

        Sería equivalente hablar de apariencia externa para precisar mas este termino, así que se utiliza éste factor fácilmente mensurable en experimentación científica. Por otra parte las cualidades psiquicogicas y conductuales expresadas a través de habilidades sociales y de destreza en el medio natural eran fundamentales en el fitness de los hombres prehistóricos para sobrevivir. Pero en las investigaciones modernas sobre la seleccon sexual y el emparejamiento se usa casi exclusivamente la variable del atractivo físico para conocer las claves de la interacción de hombres y mujeres. Hay cientos de investigaciones de etologia, psicología evolunista, biológia, antropología que estudian esta temática, pero quiza no es adecuado explayarse.

        No obstante, es cierto que las mujeres no se sienten exclusivamente atraídas por la imagen exterior y la mujer da importancia al estatus social. Hay estudios de Douglas Kenrik, David Buss, etc que así lo corroboran y otros análisis como el de Alan Feingold donde se deduce que los hombres dan mas importancia que las mujeres al especto de su pareja y éstas diversifican mas su atención a varios atributos. De todos modos el estatus es ciertamente algo más que dinero, de hecho el aspecto estético en sí mismo confiere estatus social, al jerarquizar a los individuos y proporcionarles diferentes oportunidades sociales y sexuales en la vida.

        En la actualidad el marco de la mujer no se encuentra en el mismo nivel de dependencia económica que en otras épocas, disponen de suficientes recursos financieros paro no necesitar la seguridad que le puede suministrar un hombre. La mayoría de las mujeres han accedido al mercado laboral y incluso hay una mayor proporción de féminas formándose en universidades, lo que les otorga a la postre mejores puestos laborales, con mejores retribuciones. La situación se esta invirtiendo y las mujeres terminarán teniendo mayor estatus socio-laboral que los hombres. De esta manera el parámetro económico o de estatus se omite o se mitiga, y los requisitos de pareja de la mujer se direccional fundamentalmente a la búsqueda mas primaria, es decir atractivo físico o fenotipo.

        Se podrían citar varios casos modernos como el fenómeno llamado de las “Mail-order brides” donde miles de chicas eslavas se inscriben en agencias matrimoniales de Rusia, Ucrania y otras republicas ex soviéticas, con el fin de encontrar un marido occidental. A nadie se le escaparía que todas estas bellas jovencitas están dispuestas a ceder a favor de otras cualidades para acceder a mejores condiciones de vida fuera de sus países de origen. Podemos apostar a que, en general, los hombres occidentales que acceden a estas mujeres (mucho mas jóvenes que ellos y de alto grado de belleza) no lo habrían conseguido si éstas fueran occidentales. Este es un escenario diferente donde las mujeres reducir sus normas bajo presión. Pero eso no ocurre en la mayoría de situaciones actuales.

      • El paisaje que describes Miguel lleva un cariz como de “superioridad femenina” que se contradice con la emergencia de patologías como la anorexia donde la rivalidad socio-sexual esta por debajo de ese juego d coacción que llamamos anorexia y que no es algo puntual sino endémico.
        Es verdad que las mujeres han optado a la educación, trabajos mejores y han aumentado su estatus. Pero la verdad es que es precisamente entre estas chicas competentes, responsables y listas donde la anorexia se ha establecido. Dicho de otro modo estas chicas no son inmunes a la patología sino ue representan su grupo de riesgo mayor.
        Ahí esta la contradicción.

      • TempletonPeck dice que no encuentra explicación para esos trastornos emocionales y la aparición de transtornos alimentarios. Será porque el hombre es un ser social cultural que ha conseguido elevarse por encima de las leyes de la evolución naturales, puramente evolucionistas, de la especie.

        El propio concepto de belleza es de una complejidad extrema que según la línea que cojamos se puede apartar diametralmente del estándar de belleza física impuesto por la naturaleza o por la sociedad.

        Y es que, coloquialmente hablando, en referencia a las chicas procedentes de países más desfavorecidos que menciona Miguel ” el poder “de la naturaleza” no se anda con chiquitas ” esto sí que explicaría muchas cosas evolucionistas

  22. La investigación genética ha mostrado que antes de la era contemporánea, 80% of las mujeres conseguían reproducirse pero solo 40% de hombres lo lograba. La obvia conclusión de esto es que unos pocos hombres tenían múltiples parejas, mientras que el 60% restante no tenía ninguna posibilidad de reproducirse. A las mujeres claramente no les importa compartir a los hombres de la cima de la escala con otras muchas mujeres, prefiriendo ser una de cuatro mujeres que comparten el mismo ‘alfa’ en lugar de tener la completa atención de un ‘beta’. Según su atractivo hacia las mujeres, definamos al 20% de los hombres de la cima de la escala como ‘alfa’, mientras que el 60% del medio como machos ‘beta’. El 20% que resta en el fondo no son significativos en este contexto.

    Investigaciones en gorilas, chimpancés y tribus humanas primitivas muestran que los hombres son promiscuos y polígamos. Esto no es nuevo para un lector moderno, pero investigaciones más profundas muestran que las mujeres no son monógamas, como es aceptado popularmente, sino hipergámicas. En otras palabras, una mujer puede estar atraída solo a un hombre en un período determinado, pero a medida que el status y la fortuna de varios hombres fluctúa, la atención de una mujer puede subir o bajar de un hombre a otro. Hay una constante rotación en los rangos de los machos alfa de la cual las mujeres están muy conscientes.

    Como resultado, las mujeres son las primeras en querer estar en una relación monógama, y las primeras en querer salir de ellas. Esto no es algo bueno ni malo, simplemente algo natural. Lo que está mal, sin embargo, es la presión social y cultural sobre los hombres para comprometerse en matrimonio bajo la falsa etiqueta de que tienen ‘miedo al compromiso’ por padecer un ‘Síndrome de Peter Pan’, mientras que ya no hay la tradicional condena social que se reservaba a las mujeres que destruían el matrimonio, a pesar del hecho de que el 90% de los divorcios son iniciados por mujeres. Es más, cuando la mujer destruye el compromiso y daña a los niños, ella exige que el hombre al que abandona le pague. Un hombre que se niega a casar, ni está dañando a menores inocentes ni espera años de remuneración de la mujer. Este absurdo doble estándar (hipocresía) presenta costos invisibles pero importantes para la sociedad.

    Para darle un mayor incentivo a los hombres ‘beta’ para dar un mayor rendimiento económico del mínimo que se necesita para subsistir mientras se controla la hipergamia de las mujeres que privaría a sus retoños de la interacción con sus padres biológicos, las grandes religiones establecieron una institución para forzar la conducta constructiva de ambos géneros penalizando las primitivas tendencias naturales de cada uno. Esta institución fue conocida como el ‘matrimonio’. Las sociedades que implantaron el matrimonio monógamo se aseguraron de que todos los machos beta tuvieran esposas, de esta manera se promovió la obtención de un mayor rendimiento productivo de estos hombres que en tiempos prehistóricos no habrían tenido ningún incentivo en ser productivos. Las mujeres, por su parte, recibieron un proveedor, un protector y mayor estatus social que las mujeres solteras, que a menudo estaban atrapadas en la pobreza. Cuando se aplica sobre una vasta población de humanos, este sistema se conoció como ‘civilización’.

    Todas las sociedades que alcanzaron grandes avances y duraron múltiples siglos siguieron esta fórmula con poca variación, y es notable la similitud en la naturaleza del matrimonio monógamo en las que son culturas aparentemente muy diferentes entre sí. Las sociedades que se desviaron de este modelo fueron rápidamente reemplazadas. Este ‘contrato’ entre los sexos era ventajoso para los hombres beta, mujeres mayores de 35 y niños, pero refrenó las actividades de los hombres alfa y de las mujeres menores de 35 (sumados entre sí son un grupo menor que el primero). Al contrario, el primitivo estado natural de machos alfa monopolizando 3 o más hembras jóvenes cada uno y reemplazando a las que envejecían por otras más jóvenes; dejando al tiempo masas de machos beta violentos e improductivos y madres viejas, desechadas por sus parejas alfa, vulnerables a la pobreza. ¿Qué pasa cuando los controles tradicionales de la civilización se abolen para los hombres y las mujeres?

    Las Cuatro Sirenas: Cuatro fuerzas no relacionadas actúan simultáneamente para distorsionar el balance de la civilización, basada en las realidades biológicas de hombres y mujeres. Otros han presentado en el pasado versiones del concepto de “Las Cuatro Sirenas”, pero elegiré una ligeramente diferente:

    1) Fácil acceso a los Métodos Anticonceptivos (condones, píldoras y abortos): En el pasado, muy pocas mujeres tenían más de uno o dos compañeros sexuales en sus vidas, ya que ser una madre soltera llevaba a la pobreza y al ostracismo social. La anticoncepción le dio la posibilidad a las mujeres de llevar a cabo campañas para fomentar sus impulsos de hipergamia.

    2) Divorcio sin justa causa (‘No fault’ divorce), división de bienes y cuota de alimentos: En el pasado, una mujer que quería dejar a su esposo tenía que probar una falta de su parte. Hoy, el Derecho de Familia ha cambiado a tal grado que una mujer puede divorciarse de su marido sin razón aparente, sin embargo, sigue teniendo derecho a recibir de él pagos los años siguientes. Esto incentiva la destrucción porque permite a las mujeres transferir el costo de sus comportamientos irresponsables a los hombres y sus hijos(as).

    3) Libertad económica de la mujer: A pesar de que los(as) feministas afirmen que este es el fruto de su trabajo duro, inventos como la aspiradora, la lavadora y el horno, fueron las principales causas detrás de liberar a las mujeres de las tareas del hogar y liberándolas para entrar a la fuerza de trabajo. Estas invenciones comprimieron el tiempo de las tareas de todo un día a solo una hora o menos. Nunca ha habido una oposición masculina organizada para oponerse al acceso de las mujeres a la fuerza laboral (en China, los impuestos se recaudaban en tal manera que ordenaban la productividad femenina). A medida que aumentó la mano de obra, los costos laborales disminuyeron mientras creaban también nuevos consumidores. Sin embargo, una de las principales razones por las cuales las mujeres se casaban –el apoyo financiero- no fue más una necesidad.

    La entrada de la mujer a la fuerza de trabajo es generalmente un desarrollo positivo para la sociedad, y yo sería el primero en elogiar esto si estuviera basado (como era la intención original de los(as) feministas de la vieja escuela). Desafortunadamente, demasiado de esto se debe a la corrupta presión política para transferir recursos de los hombres a las mujeres por medio de la fuerza.

    4) Una Ingeniería social ginocéntrica: Más allá de las leyes de divorcio que favorecen a las mujeres (pro-woman divorce laws), más allá de las intervenciones estatales que subsidian la maternidad en solitario, leyes que criminalizan la violencia contra la mujer (pero que no ofrecen protección a los hombres que son víctimas de mujeres, lo que sucede con la misma frecuencia), y las leyes en contra del ‘acoso sexual’, que tienen definiciones tan nebulosas que permiten que las mujeres tengan el poder de acusar a los hombres de cualquier conducta sin que el hombre tenga algún derecho propio.

    Estas cuatro fuerzas en conjunto le dieron un nivel inaudito de poder a las mujeres. La tecnología les dio la libertad de perseguir una carrera y la libertad de ser promiscuas. Las leyes feministas han hecho un notable trabajo en escudar a las mujeres de las consecuencias de sus propias acciones. Las mujeres están ahora tan cerca de alcanzar una utopía hipérgama como nunca antes, en la cual ellas pueden pretender a los hombres alfa al mismo tiempo que les permite extraer subsidios económicos de los hombres beta sin ninguna obligación recíproca con ellos. A pesar de todas las nuevas libertades disponibles para las mujeres que las eximió de sus responsabilidades tradicionales, de los hombres todavía se esperaba que cumplieran con sus responsabilidades tradicionales.

    Matrimonio 2.0: De oriente a occidente, el matrimonio es considerado un cimiento de cualquier sociedad funcional. Si el matrimonio es ingrediente crucial de la salud de una sociedad, entonces occidente está yendo por una pendiente suicida.

    Antes discutimos por qué razón el matrimonio fue creado, pero igual de importantes son los factores que sostuvieron la institución y la mantuvieron fiel a sus objetivos. Las razones por las cuales el matrimonio ‘funcionaba’ no hace mucho son:

    1) Las personas se casaban a la edad de veinte años, y usualmente morían a los cincuenta. Las personas llegaban ‘vírgenes’ al matrimonio y las mujeres pasaban sus 20’s cuidando tres o más hijos(as). La esposa conservaba su belleza 15 años desde el matrimonio, y la falta de comida chatarra la mantenía delgada, incluso después de eso. Este es un fundamento psicológico completamente diferente de la tendencia actual en la cual la mujer se casa después de los 34 y después de haber tenido 10 o más compañeros sexuales, quien pronto emerge de su esbelta crisálida en un evento que puede ser mejor descrito como un ‘adipocalipsis’ (fatocalypse, apocalipsis gordo).

    2) Era completamente normal que el 10-20% de los hombres jóvenes murieran o quedaran mutilados en el campo de batalla o en accidentes laborales. Por lo tanto, siempre hubo más mujeres que hombres sanos en el grupo de edad de los 20-40 años, asegurando que no todas las mujeres pudieran casarse. Las viudas eran comunes y visibles, y vulnerables a la pobreza y el crimen. Por estas razones, las mujeres que estaban casadas a hombres sanos sabían cuán afortunadas eran en relación con otras mujeres que tenían que pasar por tediosos trabajos solo para sobrevivir, y trataban sus matrimonios con el respeto correspondiente.

    3) Antes de la invención de los métodos anticonceptivos, la promiscuidad femenina conllevaba el gran riesgo del embarazo, y la resultante pérdida de estatus social y pobreza. Era virtualmente imposible para cualquier mujer más de 2-3 parejas sexuales es su vida sin ser una prostituta, la profesión con el más bajo estatus social.

    4) El divorcio acarreaba tanto el estigma social como pérdidas económicas para una mujer. Sus chances para un segundo matrimonio eran escasas. Las instituciones religiosas, los clanes extendidos y más grandes fuerzas sociales, eran presiones para mantener a una mujer comprometida en su matrimonio, y la noción de dejarlo simplemente por aburrimiento estaba fuera de la cuestión.

    Hoy en día, sin embargo, todos estos factores han sido removidos. Esto es en parte resultado de fuerzas del bien (progreso económico y la tecnología inventada por los hombres beta), pero en parte debido a esquemas artificiales que son extremadamente perjudiciales para la sociedad.

    • BUeno, todo lo que dices es interesante. Un comentario: es verdad que la mayor parte de los hombres son superfluos desde el punto de vista reproductivo, pero de donde has sacado esa cifra de 80-40% segun la investigación genetica?

      • Paco, la fuente de ese dato es de Roy F. Baumeister (prominente Psicólogo social de la Universidad de Florida State), en un discurso en una convención de la American Psychological Association en San Francisco. Recomiendo leer todo el discurso: “http://www.psy.fsu.edu/~baumeistertice/goodaboutmen.htm”

        Como era de esperar, lo hizo encontrar algo bueno que decir sobre los hombres, pero el discurso no era una apología para el género masculino, o un gemido sobre el abuso acumulado sobre los hombres. Por el contrario, era una mirada sagaz y provocadora a las diferencias de motivación entre hombres y mujeres.

        “Ciertamente no estoy negando que la cultura se ha aprovechado de las mujeres”, dijo. “Pero en lugar de ver la cultura como el patriarcado, es decir, una conspiración de los hombres que explotan a las mujeres, creo que es más preciso entender la cultura (por ejemplo, un país, una religión) como un sistema abstracto que compite con sistemas rivales – y que utilizan tanto hombres como mujeres, a menudo de maneras diferentes, para promover su causa.

        El “dato más apreciado sobre el género”, dijo, es el ratio hombres/mujeres en nuestros ancestros. Si bien es cierto que la mitad de todas las personas que han vivido eran hombres, el hombre típico tenia mas probabilidades que la típica mujer de morir sin reproducirse. Citando la investigación del ADN reciente, el Dr. Baumeister explicó que la población humana actual es descendiente de las mujeres en una proporcion dos veces mayor más que de los hombres. Tal vez un 80 % de las mujeres se reprodujera, mientras que sólo el 40% de los varones.

        “Sería sorprendente si estas probabilidades reproductivas muy diferentes para hombres y mujeres no producen algunas diferencias de personalidad”, dijo, y continuó: Para las mujeres en toda la historia (y prehistoria), las probabilidades de reproducción han sido bastante buenas. Más adelante, en esta charla vamos a reflexionar sobre cosas como, ¿por qué era tan raro que un centenar de mujeres se agruparan para construir un barco y salir a explorar regiones desconocidas, mientras que los hombres con bastante regularidad han hecho tales cosas? Sin embargo, correr riesgos, como sería estúpido, desde la perspectiva de un organismo biológico que busca reproducirse. Ellos podrían ahogarse o ser asesinados por los salvajes o contraer una enfermedad. Para las mujeres, lo óptimo que hacer es ir junto con la multitud, ser agradable, no arriesgarse. Las probabilidades son buenas ya que los hombres va a llegar y ofreceran sexo y usted será capaz de tener hijos. Todo lo que importa es la elección de la mejor oferta. Todos los homo sapiens modernos somos descendientes de mujeres que desarrollaron un istinsto hacia lo seguro.

        Para los hombres, el panorama era radicalmente distinto. Si estás de acuerdo con la colectividad y jugabas a lo seguro, lo más probable es que no tuvieras hijos. La mayoría de los hombres que han existido no tuvieron descendientes y no consiguieron perdurar sus genes vivos hoy en día. Sus opciones eran callejones sin salida. Por lo tanto, era necesario tomar riesgos, probar cosas nuevas, ser creativo, explorar otras posibilidades.

        La segunda gran diferencia de motivación entre los géneros, continuó, consiste en el tipo de relaciones sociales perseguidas por cada sexo. Aunque otros investigadores han argumentado que las mujeres son más “sociales” que los hombres – más útiles y menos agresivas hacia los demás – el Dr. Baumeister sostuvo que las mujeres pueden ser un muy agresivo en las relaciones que más les importan, que son las relaciones íntimas. Los hombres son más agresivos a la hora de tratar con extraños, porque ellos están más interesados que las mujeres en tener en una red más amplia de relaciones superficiales con otras personas.

        “No deberíamos ver automáticamente a los hombres como seres humanos de segunda clase simplemente porque se especializan en cosas menos importantes, en tipos de relaciones sociales menos satisfactorias”, dijo. Los hombres son de tipo social, también, dijo, sólo de una manera diferente, con más énfasis en los grupos más grandes: “Si usted hace una lista de actividades que se realizan en grupos grandes, es probable que tenga una lista de cosas que hacen los hombres y disfrutan con ellas las mujeres:. deportes de equipo, la política, las grandes corporaciones, redes económicas, y así sucesivamente ”

        Hay mucho más en el discurso, pero voy a terminar con la conclusión del Dr. Baumeister resumiendo su argumentación:

        Unos pocos hombres afortunados estan en la parte superior de la sociedad y disfrutan de las mejores recompensas de socio culturales. Otros, menos afortunados, tienen sus vidas deterioradas por ella. La cultura utiliza tanto hombres como mujeres, pero la mayoría de las culturas usarlos en formas algo diferentes. La mayoría de las culturas ven a los hombres individuales como más prescindibles que las mujeres individuales, y esa diferencia puede estar basada en la naturaleza, en la competencia reproductiva, algunos hombres son los grandes perdedores y otros hombres son los grandes ganadores. Por lo tanto, la cultrua usa a los hombres para la mayoria de los puestos de trabajo de riesgo existentes.

        Los hombres sufren los rigores extremos más que las mujeres, y esto encaja bien con la cultura de usarlos para probar muchas cosas diferentes, premiando a los ganadores y los perdedores son destruídos.

        La cultura no se basa en los hombres contra las mujeres. En general, el progreso cultural emergiò de grupos de hombres que trabajan con y contra otros hombres. Mientras que las mujeres se concentraban en las estrechas relaciones que han permitido que la especie sobreviva, los hombres crearon las más grandes redes de relaciones superficiales, menos necesarias para la supervivencia pero con el tiempo permitieron el florecimiento de la cultura. La creación progresiva de la riqueza, conocimiento y poder en la esfera de los hombres era la fuente de la desigualdad de género. Los hombres crearon las grandes estructuras sociales que componen la sociedad, y los hombres siguen siendo los principales responsables de esto, aunque ahora vemos que las mujeres pueden realizar perfectamente en estos sistemas de gran tamaño.

        Lo que parece haber funcionado mejor para la cultura es enfrentar a los hombres unos contra otros, compitiendo por el respeto y otras recompensas que terminan distribuidos de manera muy desigual. Los hombres tienen que demostrar su valía en producir cosas valiosas para la sociedad. Ellos tienen que prevalecer sobre sus rivales y enemigos en las competiciones culturales, lo cual es probablemente la razón por que no son tan amables como las mujeres.

        La esencia de cómo la cultura usa a los hombres depende de la inseguridad social básica. Esta inseguridad es, de hecho, social, existencial y biológica. Construido en el papel masculino es el peligro de no ser suficientemente bueno para ser aceptado y respetado, e incluso el peligro de no ser capaz de hacer lo suficientemente bien como para crear descendencia.

        La inseguridad social básica de la masculinidad es estresante para los hombres, y no es de extrañar que tantos hombres se dediquen a cometidos ridículos, a realizar el mal o acciones heroicas y generalmente mueren más jóvenes que las mujeres. Pero la inseguridad es útil y productiva para la cultura, el sistema.

        Una vez más, no estoy diciendo que es correcto, ni justo, ni adecuado. Pero ha funcionado. Las culturas que han tenido éxito han utilizado esta fórmula, y que es una de las razones que han tenido éxito en lugar de sus rivales.”

      • Me parece claro, patente y bastante exacto lo que dice Miguel a partir de la conferencia de Baumeister. Y todo esto plantea, creo, un debate, una reflexión sobre los nuevos papeles que los hombres y mujeres desempeñan en la sociedad, desde la responsabilidad de su comportamiento y su carácter, asumiéndolo y no negando las evidencias.

        Sólo un pequeño apunte. Desde la psicología y la antropología se denomina cultura a todo proceso de civilización, pero el concepto cultura es mucho más amplio: “La esencia de cómo la cultura usa a los hombres depende de la inseguridad social básica. Esta inseguridad es, de hecho, social, existencial y biológica.”
        Creo que sería mejor decir ” la esencia de la civilización” o de los distintos tipos de civilización … porque está en manos de la cultura que todos estos cambios se puedan dar de la manera más correcta y civilizada posible.

  23. Los cambios causados en Occidente por el avance del feminismo, la globalización corporativa y la equidad han perjudicado a los hombres beta. De manera insidiosa, la cultura y el mercado sexual han cambiado.

    Las mujeres y los hombres no evolucionaron de la misma manera. La vida se ha diseñado para perpetuarse a sí misma por cualquier medio necesario. No tiene por qué ser justa o igualitaria, la biología solo busca eficacia en la selección de genes para transmitirlos en condiciones adecuadas. Así que, aunque la hipergamia no es aplicable a todos los hombres y las mujeres se trataba de una estrategia exitosa para nuestros antepasados. Hoy los hombres y las mujeres modernos heredamos ese legado. Los genes para hipergamia, y la respuesta masculina a la misma, están presentes en todos nosotros, en diferentes proporciones. La mayoría de la gente revela esto en su comportamiento.

    Los hombres producen esperma abundante para fertilizar el óvulo para asegurarse de que sus genes se transmiten. Están conectados a buscar mujeres en edad fértil, es decir, jóvenes y saludables, para procrear. Además, tienen toda su vida adulta para hacerlo.

    Las mujeres, por otra parte, no sólo necesita los óvulos adecuados, también necesitan un entorno adecuado para que puedan crecer y desarrollarse en un bebé viable, capaz de llevar sus genes a la siguiente generación. A esto se añade el hecho de que nuestros grandes cerebros humanos de niños son completamente indefensos sin la ayuda de los seres humanos adultos y la naturaleza proporciono divergentes estrategias de apareamiento entre hombres y mujeres.

    En el pasado tenía sentido total de los hombres para intentar aparearse con la mujer más joven, más sana y el mayor número de mujeres posibles. (Las normas universales de la belleza en realidad son indicadores de la fertilidad. Por esta razón los hombres dan tanta importancia a una buena apariencia.) Sin embargo, un gen que se transmite es un gen que se transmite. Dado que los hombres también tenian riesgos físicos de rutina, si tenían a una mujer de apariencia promedio disponible y dispuesta, no perderían la oportunidad, ya que cinco minutos más tarde podrían ser asesinados por un tigre dientes de sable o por un congenere. (Solicitantes de extremos de riesgo de hoy en día son el producto desafortunado de que el instinto.) Una unidad de competencia, sin embargo, iba a permanecer alrededor para ayudar a criar a su joven, dándoles la oportunidad de propagar aún más su línea genética. Era necesario para los hombres equilibrar estas diferentes estrategias para ser evolutivamente exitoso.

    Las mujeres tenían que aprovechar al máximo sus posibilidades de transmitir sus propios genes por conseguir la mejor atención prenatal y los mejores recursos disponibles y la protección de los hombres. Esto significa que muchas mujeres seleccionaron los genes de los hombres mejores geneticamente para aparearse. Tristemente, muchas mujeres aprendieron la manera dura que un espécimen con un fenotipo mas valioso también tiene muchas mas mujeres que buscan aparearse con él. Estos producián mas niños al procreó más frecuentemente y con mayor numero de hembras, y aumentaban las bocas más que tenía que alimentar. Así que las mujeres tenían que equilibrar las características fenotipicas del macho deseadas con las características de asociación.

    Así que los hombres equilibrado su deseo de fecundar a muchas mujeres con la responsabilidad de cuidar a los hijos. Las mujeres equilibrado el deseo de tener hijos con el macho más apto y desable con la necesidad de seleccionar un socio digno (o varios socios en caso de que el principal muriera). Y, por supuesto, las mujeres tenían una ventana relativamente estrecha de la fertilidad.

    • En el neolítico la capacidad de adquisición de recursos era exclusiva de los hombres y éstos escasos en numero respeto a las mujeres. Así que las mujeres tenían que tener un hombre para criar a un niño de lo contrario el niño acabaria muriendo de hambre. Pocos cazadores podrían apoyar a dos mujeres con sus niños. Un corolario de esto sería que algunos hombres ni siquiera podían soportar a una mujer con un solo vástago. Una mujer tenía que tener un proveedor suficientemente apto como pareja o su hijo moriría. Aquellas mujeres que decidieron correr el riesgo y hacer trampa recurriendo a la infidelidad es probable que lo hicieran porque no estaban satisfechas con las habilidades de adquisición de recursos por parte de su pareja, era un proveedor malo.

      Por lo tanto, los hombres que disponian de mas mujeres no eran a su vez capaces de lograr el éxito reproductivo en proporción, ya que los hijos que engendraban con la esposas infieles de los cazadores fracasados, tendrian escasas posibilidades de subsistencia. El atractivo sexual de las mujeres necesitaba ser respaldado por algun otro elemento que propiciara al proveedor emplear adecuadamente sus recursos alimenticios – y fue la aparición de las caraterísticas neoténicas en la fisionomia de las hembras. Nacía así el cuidado y el intercambio de inducción o podemos llamarlo el amor romántico,
      Si esto es correcto las mujeres del neolítico en Europa tendrían una razón evolutiva de adaptación para ser más exigentes y preocupados por la competencia femenina de su pareja preferida, los bebés no iba a sobrevivir con un hombre debajo de los estándares que preveían optimos, incluso era también difícil que estos sobrevivieran con un hombre de primera calidad. Supongo que esto es una manera prolija de decir estoy de acuerdo contigo.

      • Miguel: Te has referido a la situación en la que algunas tribus humanas eran más dependientes de la caza para a la adquisición de una gran fuente de comida, quiza porque conseguir animales pequeños y la recolección de plantas no eran las fuentes viables de nutrientes para un sustento a largo plazo. Tu consideras la alternativa de la copula extra-conyugal sobre las bases de este escenario. En primer lugar, la caza de grandes animales no era necesariamente un asunto individual, era por lo general un asunto grupal donde participaba toda la tribu, y dentro de colectivo de cazadores exitosos, cada uno podría disponer de la opción de cuidar de una mujer y tener hijos con ella. No obstante las mujeres aun así encontrarían a algunos hombres más deseables que otros.

        Por lo tanto, las mujeres que engañan a su pareja con un hombre de mayor calidad no necesariamente tenían un socio que fuera un fracaso en lo que respecta a la provisión de recursos. Si una mujer tenía un compañero masculino que no podía proporcionarle los recursos suficientes, y se las arregló para quedar embarazada por un hombre de mayor calidad que no quería cuidar de sus hijos ilegítimos, ella todavía tenía opciones para conseguir sacar adelante a sus niños: desempeñando la función como sierva de las personas más exitosas, ejercer como prostituta, etc

        Tu estas tratando de decir que las mujeres en este escenario de obtención de alimentos tuvieron que desarrollar características más neoténicas con la idea de disminuir las posibilidades de que el proveedor de los recursos no le proporcionara alimentos a ellas. Esto no tiene ningún sentido. La neotenia se refiere a la retención en la edad adulta de la forma juvenil de la especie ancestral. La cuestión es que el desarrollo de una nueva forma facial es la principal característica que se produce en la transformación de la cara de homínido hacia la forma facial moderna. La neotenia requiere el retraso del crecimiento óseo facial, y que el crecimiento de la cara humana decrezca en comparación con los simios. La forma de la cara humana es única, no se puede decir que el rostro humano (de cualquier grupo étnico) está neotenizado.

    • FRAN: No estoy muy de acuerdo con tu post, si has podido leer a Peter Frost, y sobre las condiciones de la estepa del norte de Europa, ya que la mortalidad sufrida por la sociedad cazadora hace 20.000 años era muy alta. Según la teoría de P. Frost la selección sexual de las mujeres tuvo lugar allí, como se puede observar en la población de esta zona. Hoy en día los efectos de la selección sexual de las mujeres es mas relevante en el norte continetanal, como Escandinavia, donde habia gran espesor de hielo y unas duras condiciones climaticas.

      ¿Cómo podría la selección sexual de las mujeres suceder si era viable para las mujeres mantener una familia con su hombre, mujer e hijos y el apoyo de la caza?: no se pudo.
      No importa este escenario en particular, porque para cualquier selección sexual de las mujeres, muchas mujeres no deben reproducir con éxito niños viables, y que a su vez fueran a tener descendencia propia y así sucesivamente.
      Este ambiente de caza requiere cubrir grandes distancias a pie a 15 grados bajo cero, lo que producirá la muerte masiva de muchos hombres. La muerte de tantos hombres produjeron una situación única: las mujeres tenía que ser especiales para acceder a un compañero. (Dicho sea de paso que ahora se inclinan muchos en decir que la gracilizacion en los hombres europeos es una adaptación a la cobertura de estas enormes distancias a pie, menos peso corporal movido, menos estrés en los tobillos y disminución de posibilidades de fractura óseas, etc..lo que sería mortal en esas condiciones).

      Sí tal vez algunos hombres fueron exitosos preñando a las mujeres solas o a aquellas que eran infiles y algunas de estas mujeres, que vivían como usted sugiere – por la prestación de servicios sexuales – pero sus hijos fueron criados por mujeres casadas que tenían un marido proveedor capaz. Con el apoyo de un proveedor dedicado estos niños de las mujeres casadas, éstos morian con menos frecuencia. Estar dispuestas a la demanda de los hombres podría provocar que éstos hombres las relegaran en cualquier momento, lo cual sería desastroso para ellos como en NINGÚN OTRO MEDIO AMBIENTE. La solución sería que las mujeres evolucionaran a mas un nivel mayor de “implicación afectiva y a la función de compañera inductor o amor romántico” y aumentaría la tendencia a sobrevivir. A este efecto se puede concluir que algunas de las características de las mujeres europeas tienen una razón evolutiva – “están ahí por algo” – para inducir a los hombres a sentirse bien acerca de ser un proveedor de sus fieles esposas en lugar de renunciar a ellas. La piel blanca es un candidato obvio para dicha característica. El bebé humano totalmente indefenso tiene la piel clara (así como un olor especial) que induce el aprovisionamiento y la atención. La piel clara induce a cuidar y compartir la inducción. Lo mismo ocurrió con características neoténicas.

  24. Yo creo que esta innata predisposición biológica femenina tiene consecuencias para la estructura de una sociedad y el bienestar. No tenemos un precedente histórico para este tipo de distopía sociosexual y cultural que lleva a colapso de la civilización

    Para maximizar la posibilidad de que todos nosotros podemos tener éxito en pasar nuestros genes de la manera más segura y eficaz, hemos desarrollado las normas culturales como el matrimonio, la monogamia y vergüenzas sociales como el divorcio y la infidelidad. Incluso las sociedades polígamas se aseguraban de que los machos alfa más deseables tenían bastante variedad dentro de sus matrimonios para evitar que se relacionaran con las esposas de otros hombres, y que las mujeres no posieran los cuernos a sus maridos ni que éstos criaran niños que no llevaran sus genes.

    Con el tiempo, las sociedades encontramos la monogamia más beneficiosa y ordenada. Imagine un pequeño pueblo – lo llamaremos Moralia: 100 hombres y 100 mujeres. 10% por ciento de cada sexo son los más deseable (los Brad Pitts y Megan Foxs). Si los miembros más deseables se emparejan pronto, y esta sociedad castiga el adulterio y el divorcio, entonces el resto selecciona de entre ellos y se emparejan con el mejor compañero que puedan conseguir. Sí los hombres, a quienes les encanta la variedad, son conscientes de que van a tener acceso a una y sólo uno, entonces ellos estarán encantados de ir a la cama y mantener una familia a cambio. Las mujeres son hipergamas, pero si saben que si no se eligen a uno de los mejores hombres disponibles rapidamente en del mercado, una de sus vecinas lo hará.

    Así, en Moralia, incluso la más fea y capaz por lo menos el resultado final será emparejada. Por lo tanto, tenemos toneladas de variación genética (una variedad más amplia porque procrean un mayor numero de hombres), y mayor estabilidad social. Ahora la gente tiene tiempo para la ciencia y el arte. Todo el mundo gana!

    Ahora imagine que el pueblo al lado de ellos: Libertalia con las mismas características demográficas. Sin embargo, en Libertalia, los hombres se les anima a participar libremente en el sexo, o al menos retrasar el matrimonio. Las mujeres son adoctrinadas para elegir a los mejores hombres y les enseña las bondades del hedonismo y a disfrutar del placer carnal y del sexo. No hay sentido de urgencia debido a que tienen mucho que ofrecer, y los hombres no están realmente enfocados en tener niños.

    ¿Qué sucede? La mayoría de las mujeres irán tras los 10% – 20% de los hombres mas atractivos y hacer caso omiso a los hombres con los rasgos mejores de asociación. Las mujeres que llevan a los bebés de sus padres alfa tendrá que hacer la mayor parte de la crianza de los hijos ellas mismas. Los alfas están demasiado ocupados copulando con todas las mujeres disponibles aunque no puedan proporcionar los recursos emocionales, financieros ni logísticos para sus propios hijos. Las betas se ven perjudicados porque fueron rachazados durante la etapa de mayor fertilidad femenina (y sus años de de mayor belleza juvenil). Algunoas prefieren quedarse sola y seguir disfrutando ocasionalmente del sexo en vez de encontrar un compañero de vida. Muchas mujeres no tienen una familia porque eso es muy difícil de hacer como madre soltera. En Libertalia, no hay una civilización estable, la sociedad esta desestructurada y el cuidado del bien común es opresivo.

    Al final, cual pueblo es más exitoso en transmitir sus genes? ¿Qué pueblo será más estable y productivo? Por supuesto, ustedes saben la respuesta, siempre lo sabían, pero es difícil de escuchar cuando casi todas las mujeres y el 10-20% de machos alfa se está divirtiendo mucho, ¿no?

    Ustedes podrían preguntarse, “¿Por qué tengo que sacrificar mi libertad personal para el mejoramiento de nuestra sociedad?” Bueno, a menos que esté fuera de un estado regulado por la ley, entonces usted ya está siguiendo un conjunto de normas destinadas a la sociedad en un lugar habitable. Pero sólo porque es habitable hoy en día no quiere decir que esa población siga existiendo siquiera en el futuro.

    La idea moderna feminista que si el sexo es culturalmente regulado, y si suprimimos nuestros instintos sexuales femeninos, estamos negando un derecho humano, es una construcción social. Las feministas afirman que las mujeres merecen acceder a la promiscuidad, `pero incluso en las sociedades más patriarcales había reglas para el sexo No adulterio, no tener relaciones sexuales con una chica antes de que ella tuviera su primera menstruación, no tener relaciones sexuales con la esposa de otro hombre, si tenia relaciones sexuales con una mujer virgen debía casarse con ella, y así sucesivamente. La idea de que el sexo no estaba regulado para los hombres es una falacia. Los hombres que contenían su propia sexualidad por el bien común se vieron recompensados con el éxito social, como la lealtad en tiempo de guerra y la promoción profesional. Los matrimonios arreglados permitieron alianzas con el propósito de obtener beneficios y la consolidación de recursos y el poder.

    El mercado moderno sexual, después de la Revolución Sexual, es la primera vez en la historia que hemos visto el sexo como algo que la gente debería ser capaz de tener sin límite. Disfrutar sexualmente es lo fundamental y el lema actual. Nuestros antepasados homo sapiens menos evolucionados entendian la dinámica socio sexual mejor que nosotros hoy en día. Se creó el matrimonio, el divorcio era dificil de obtener, y la monogamia no era ridiculizada como hoy en dia. (Es cierto, cometieron otros perjuicios y atrocidades). Esto no quiere decir que los fundamentalistas están en lo cierto al tratar de regular el matrimonio, sino que todos debemos tratar de trabajar juntos para regular el sexo de una manera que es mejor para la sociedad.

    • Tal y como decia Bataille, la regulación sexual no procede de entornos religiosos sino un intento de hacer a los grupos primigenios estables y laboriosos. Tambien decia que “si una sociedad regula mal el acceso a la hembras -que son el bien social a salvaguardar- se siguen inmediatos desordenes”. Y no cabe duda de que vivimos en LIberalia y que hay un desorden en el acceso al goce, con normas oscuras que regulan el acceso a las hembras, tan oscuras que algunos (muchos) hombres se quedan sin saber cómo hacer y optan por la violencia sexual, me refiero a los machos deprivados, no se si llamarles beta o gamma.

      • La causa de la modificación de las prioridades modernas de la mujer en la elección de pareja es que la competencia masculina sobre las mujeres inmediatamente crea el caos y la agresión, las manifestaciones violentas que pueden arruinar sociedades organizadas. La sustitución de las sociedades menos organizadas y débiles por las sociedades más adecuadas y organizadas vino acompañado del sistema correcto de la elección de pareja, lo que instauro las sociedad civilizadas.

  25. yo todo el problema este lo resumo en pocas palabras: la promiscuidad femenina hace a las mujeres mucho más propensas a la ruptura de las parejas. La destrucción de los valores morales y conceptos de indole religioso y cultural respecto a la sexualidad femenina hacen que se destape la tendencia natural de las mujeres a la promiscuidad.

    ¿Que tiene de malo para las jóvenes de hoy en día acostarse con muchos hombres a lo largo de sus vidas? no están sugestionadas por ningun valor sociocultural ni ya la religion tiene un peso importante a la hora de inducir a mantener la castidad o intenter reducir el numero de parejas sexuales.

    Las mujeres se casan a edades mas avanzadas, por diversas causas, incorporacion al mercado laboral creciente y aumentan de las tasas academicas, con lo cual la mujer proyecta gran parte de su vida joven focalizada a su carrera profesional y retrasa la edad deseada para el matrimonio y la reproduccion. Todo esto lleva a que ninguna mujer se case virgen en la epoca actual, de hecho la gran mayoria lo hacen despues de haber tenido multitud de parejas sexuales durante su juventud.

    Las chicas promisucas son más propensas a acostarse con los hombres más deseados alfa. Una vez que han vivido la gran vida durante su etapa juvenil, acaban encontrando a finales de la veintena o bien entrado los treinta y tantos años a los chicos que son más homólogos a ellas el atractivo físico pero no lo suficientemente buenos para ellas. Los machos alfas se estableceran por homotipicidad con las mujeres mas atractivas habitualmente, y el resto de mujeres están destinadas a refrenar su hipergamia y emparejarse por el macanismo de homogamia. Las pocas chicas que se casan virgenes, son más propensas a encontrar a un hombre que valoran como especial, ya que tienen menos comparativa que establecer con anteriores relaciones.

    Mi conjetura es que tanto las diferencias innatas genéticas que favorecen la promiscuidad y la falta de regulacion social de ésta, debido a la revolución sexual y rupura del modelo anterior, causa cambios en las formas que las hacen menos estable al matrimonio.

    Mi opinión: Si realmente quieres casarse y ya tiene una mujer adecuada que no ha tenido relaciones sexuales con alguien más, entonces ella es la ideal. La virginidad femenina debe ser muy apreciado por los chicos que quieren casarse y permanecer casados posteriormente. Los riesgos del matrimonio con una mujer que ha tenido una o varias parejas anteriormente son sustancialmente más altos.Mejor consulte a su abogado para acuerdos prenupciales si estas considerando seriamente el matrimonio con una mujer que tiene una gran historia de los amantes y aventuras de una noche.

    Otra cosa: Estos resultados son coincidentes en relación a la edad de la mujer. A mayor edad será mayor es el número de anteriores aventuras sexuales y por lo tanto mayor será el riesgo de divorcio. Consigue relacionarte con chicas con menos tendenica a la promiscuidad, menos extrovertidas y con mas valores morales, y preferiblemente chicas inteligentes en la edad de post adolescencia que tengan disposiciones conservadoras y sean reservadas.

  26. Agradezco a los comentaristas los aportes tan interesantes que están haciendo. Arrojan mucha luz sobre asuntos cotidianos que a todos nos interesan dentro de ese marco evolucionista que tanto se echa en falta en los acientíficos razonamientos postmodernos.

  27. ¡ Qué barbaridad ¡ No se puede dejar de ver el blog unos días. Menuda actualización de la cuestión. Creo, al igual que Agustín que los nuevos comentarios son muy aclaratorios en cuanto al punto de vista evolucionista, dejando claro cuál es la naturaleza de los distintos comportamientos naturales y sociales entre hombres y mujeres.

    Sin embargo pienso que esto no es nada más que el punto de partido de la reflexión que debe hacerse de las nuevas situaciones y distintos tipos de relaciones que se establecen entre los individuos de la sociedad actual. Con o sin píldora anticonceptiva la mujer reclama una posición y condición en la pirámide social más allá de su condición de madre o unida a ella, negar esto es cerrar los ojos a la evidencia.

    El conflicto surge en el concepto de ” familia” y cómo los ejes que vertebran la sociedad deben girar alrededor del núcleo fundamental que da origen e identidad a la persona. Qué responsabilidades se adquieren en la formación de una familia con descendencia, que no es lo mismo que sin ella, ni en cuanto a obligaciones ni a derechos. Y no estamos hablando del amor que es una abstracción sino de Seres de carne y hueso que no son ovnis, ni marcianos, sino personas concretas.

    • Yo creo que los últimos comentarios que ha recibido este post por s solos merecerían estar entre una antología del “coment 2.0”. Os doy las gracias por vuestra aportación y por haber subido el nivel hasta el paroxismo. Dicho esto me gustaría recomendados leer un post Aqui mismo que
      se titula “causa próxima y causa remota”, donde cuento que podemos esperar y que no debemos pedirle a la psicología evolucionista como disciplina.
      Lo digo porque los conceptos de la psicología evolucionista – por si mismos- no explican la causalidad de los trastornos mentales pero si que pueden explicar por que las cosas son como son y no de otra manera. Por ejemplo la investigación de Abed (que cito en el post ) señala que la anorexia mental es mas frecuente en entornos donde hay muchos divorcios y escasa natalidad. Esto no significa que el divorcio o la baja natalidad por si mismas causen la anorexia mental pero señalan hacia un sustrato común (socio-sexual) que comparten tanto las anorexicas como el resto de la población normal y que desde mi punto de vista nos hace modificar nuestro punto de vista sobre la causalidad al tiempo que nos obliga a no hacer aquiescencia sobre los discursos políticamente correctos ue estamos obligados a tragar. De manera que gracias a todos !

  28. Un perfil común de un pacienta anoréxica es una niña o mujer joven con las actitudes perfeccionistas y problemas diversos (por ejemplo, familiares) que ha llegado a creer que si ella pudiera ser perfecta, de alguna manera, sus problemas desaparecerán, y el nivel de la perfección que ella decide emular es el aspecto delgado de los modelos de alta costura. Esto debería aclarar el papel desempeñado por la industria de la moda. El mundo de la moda no puede ser culpado por la susceptibilidad genética, los problemas familiares o de la relación, o las actitudes perfeccionistas, pero es totalmente responsable de la delgadez en las mujeres por querer parecer altamente deseables. La delgadez favorecida por los diseñadores de moda está en contradicción con las preferencias naturales de la mayoría de las mujeres y los hombres.

    Las perspectivas feministas, obviamente, culpan al heteropatriarcado. Hay dos perspectivas feministas más importantes.
    A-Los hombres heterosexuales hacen morir de de hambre las mujeres para mantenerlas en una posición subordinada.
    La idea es que los hombres heterosexuales son adaptativos respecto al creciente poder de las mujeres y decidieron hacer algo al respecto por el que preocupa a las mujeres con su propia apariencia y matarlas de hambre mediante el uso de delgadas modelos de alta costura. Esta idea ha sido propuesta por Susan Bordo y Naomi Wolf, quienes han propuesto estas nociones. Al mismo tiempo esto es ampliamente refutado por otros especialistas. Las mujeres derivan a una sensación de control mediante el auto-control de lo que pueden o no hacer con su propio cuerpo.La idea es que la unión de la opresión y la falta de poder a algunas mujeres para obtener una sensación de control mediante el control de lo que puedan comer comer.

    B-Por otro lado, ha habido un aumento en la prevalencia de los trastornos alimentarios a lo largo del tiempo en las naciones desarrollas durante el siglo XX, alcanzando un pico durante las últimas décadas, pero el creciente aumento de poder femenino se ha incrementado en este período. Por lo tanto, este factor afecta minoritariamente de forma cuantitativa a los resultados de la anorexia en las sociedades occidentales. Además, las mujeresque sufren estos problemas son conscientes que son trastornos perjudiciales para sí mismas por la inanición, desean inconscientemente obtener un sentido de control sobre sus vidas por medio de los trastornos mentales y sufren de anormalidades tales como el masoquismo. Y las feministas pretenden demostrar cómo estos trastornos mentales como resultado de heteropatriarcado.

  29. Ante la calidad y nivel de los apuntes, sólo se me ocurre que Condo explicaba aquí lo de los machos y las hembras:
    “-Al principio sólo habia machos y hembras –dice.
    -¿De qué época me habla, que con usted a veces me lío?
    -Oh, de hace miles y miles de años –contesta-. Por entonces la promiscuidad era la estrategia fundamental de apareamiento. Pasaron asi varios cientos de miles de años hasta que surgieron otras nuevas, derivadas del coste de la crianza para las hembras.
    A veces me pregunto si Condomina no será el conde de Saint Germain. Condo… Conde… Pero no, es porque es muy leído. Su voz me saca de mis cavilaciones.
    -O sea –continúa- que por un lado había hembras fáciles, es decir, aquellas que no exigían a los machos nada a cambio de sus favores sexuales, y por otro hembras esquivas, aquellas que sometian a los machos a pruebas para calibrar su disposición a ayudar a la hembra en el cuidado de la prole. Fueron estas hembras las que inventaron una nueva estrategia de apareamiento: la monogamia y, por ende, lo del “amor para siempre”.
    -¡Oh, qué interesante! -digo, para animarle a seguir.
    -A eso –continúa- los machos diseñaron dos estrategias: una, machos merodeadores, aquellos que no estaban dispuestos a costear el pago de la crianza…- Toma otro sorbo de cubata antes de continuar, cuidando de no mojarse el bigote. Me tiene en vilo mientras envía el sorbo al esófago.
    -¿Y la otra? –indago.
    -Machos domésticos, aquellos que estaban dispuestos a correr con el peaje de la crianza y el cuidado de la hembra después de cohabitar con ella.
    Bastante cerca, bailando o algo parecido, hay un dúo de amigos con una amiga, un extraño trío que aparentemente se basta a sí mismo, aunque mi intuición me dice que uno de ellos, el más alto, va o irá a por mí.
    -O sea –digo-, que estos que bailan por aquí son los merodeadores de entonces, y los domésticos los que pagan la hipoteca.
    -Oui, madamme, su versión siglo veintiuno –afirma-. Pero surgió entonces un verdadero dilema para las hembras esquivas: ¿cómo conocer de antemano las intenciones de los machos?
    -¿Cómo? –pregunto, totalmente extasiada.
    -Se lo pusieron dificil: impusieron a los machos unas pruebas hercúleas y el aplazamiento sine die del coito; los que aguantaran estas pruebas serían machos de fiar. ¿Me sigues?
    -Hasta aquí creo que sí –respondo, casi sin aliento por tanta lógica.
    -Así propusieron construir nidos, diseñar madrigueras o portar carne a cambio de favores sexuales futuros, y obligarles a una castidad que permitiera confiar en aquellos que aguantaran la prueba hasta el final. Así surgió la contraestrategia del engaño, o sea, los machos podian fingir que eran domésticos cuando en realidad eran merodeadores y podían de este modo cohabitar tanto con las fáciles como con las esquivas.
    -¡Adúlteros del paleolítico! –se me hace la luz.
    Él concede con un leve asentimiento de cabeza. Luego añade que, a su vez, las esquivas tambien aprendieron a engañar, dado que para los machos no hay manera de saber lo que realmente importa en todo esto: si un hijo es portador de los genes del padre; así que, a los más crédulos de entre los domésticos, les endosaron hijos que no eran suyos, surgiendo así la expectativa de engaño y los celos, un sentimiento que ha llegado hasta hoy.
    -Lo realmente interesante de esta formulación de genética de poblaciones –continúa Condo, que hoy parece haber tomado la directa con el hilo docente- es que todos los grupos se regulan por oscilación crítica: la disminución o aumento de un tipo de población hace oscilar en la siguiente generación el perfil de toda la población.
    -Aquí creo que me he perdido –balbuceo.
    La explicación, dice él con paciencia, es que un aumento desmesurado de hembras esquivas (y la disminución de fáciles) hace que muchos machos domésticos queden sin emparejar, con lo que la proliferación de hembras fáciles en la siguiente generación es predecible. En resumen significa que los cuatro grupos se necesitan unos a otros para vivir y para reproducirse.
    “Complementarios como el Yin y el Yang” pienso mientras él aprovecha para beber.
    -Los Sapiens inventaron, sin embargo, otra estrategia: la poligamia.

    -Qué listos –opino y trago casi a la vez.
    -Sí, eso representaba que algunos machos acumularan más de dos hembras para sí y que otros a su vez no dispusieran de pareja, pero bueno, esto no tiene demasiada importancia evolutiva, puesto que es la hembra la que pone los huevos después de todo. Así muchos quedarán celibes y la evolución inventó aún otra estrategia: la homosexualidad.
    -¿Y ésta de dónde salió? –pregunto asombrada, pues este hombre es un pozo sin fondo.
    -Pues, ya que determinados machos no se iban a reproducir, lo mejor es que tampoco compitieran como machos y fueran de este modo identificados como “machos que no compiten”, asegurando así su supervivencia, dado que no compiten por los mismos bienes sexuales que el resto, ¿entiendes? Así arregló la evolución el dilema del acceso sexual a las hembras –dice Condomina-. Luego está el tema de la visibilidad del estro, pero esto ya te lo contaré otro día. Más adelante, pues, se inventó la prostitución como una forma de dar acceso a determinados machos “perdedores” o de bajo rango social algo del pastel de la revuelta y que la codicia no llegara a mayores y se estabilizaran las redes sociales.
    Observo y me parece que en aquel local hay más machos merodeadores que hembras en busca de costeadores de su prole. Condomina observa que observo, y añade:
    -En pocas palabras, que las alarmas existen en la hembra para predecir precisamente el coste de los coitos con machos merodeadores.
    -Qué complicado, oiga.
    -La consecuencia, condesa –me tranquiliza en tono pedagógico- es que el Sapiens de ahora es tan inteligente que, aún a costa de la genética, cualquier persona es capaz de desarrollar cualquier estrategia de las que, evolutivamente hablando, han demostrado su validez adaptativa. Se tratan, todas, de estrategias evolutivamente estables, es decir de formas de estar en el mundo que dan premio evolutivo.
    -O sea, para no extinguirnos –digo, mientras un merodeador me lanza desde lejos una mirada ambigüa.
    -Lo mejor –explica Condo asintiendo, tras pillar ágilmente ese juego de miradas, porque nunca se le escapa nada- es que nosotros somos tan inteligentes que, al margen de la disposición genética, somos capaces de asumir cualquiera de estos roles: hoy merodeadores, mañana domésticos y más tarde engañadores de hembras esquivas.”
    (fuente: http://condecondo.blogspot.com.es/2006/03/4-condo-de-copas.html)

  30. ¿Pero por que las chicas listas y responsables son las victimas de este problema? para mí son las principales causantes. Quiza surjan patalogías como los trastornos alimentarios debido al gran enfásis actual que éstas mujeres ponen en el aspecto físico y su enorme grado de superficialidad y exigencia por la imagen, tanto propia como agena!
    Recientemente he leido un trabajo bastante interesante de Christine E. Stanik y Phoebe C. Ellsworth (Who Cares About Marrying a Rich Man? Intelligence and Variation in Women’s Mate Preferences) que confirma varios conceptos en la estrategia del emparejamiento y la selección sexual.

    A pesar de las diferencias en la psicología de hombres y de las mujeres en la selección sexual son abundantes, hay un considerable grado de superposición entre los dos mecanismos también. En un esfuerzo para entender dónde y cuándo existe esta superposición, el estudio actual proporciona una exploración de las relaciones sexuales dentro de la variación en las preferencias de pareja de la mujer. La hipótesis de que la inteligencia de las mujeres, dado un entorno donde las mujeres pueden usar esa inteligencia para lograr las oportunidades educativas y profesionales, sería la siguiente: (1) una relación positiva con su voluntad de participar en relaciones sexuales casuales, (2) una relación negativa con el deseo de buscar una pareja con cualidades de riqueza y estatus, y (3) una relación negativa con su respaldo a los roles tradicionales de género en las relaciones románticas. Estas predicciones fueron confirmadas. Los resultados sugieren que la inteligencia puede ser una diferencia individual importante que influye en las preferencias de la elección de pareja en las mujeres.
    Vamos a hacer frente a las conclusiones de este estudio uno por uno.

    1. Las mujeres inteligentes, educadas, arribistas (también conocido como SWPLs urbanas= white educated liberal bohemian) son más propensas a querer viajar hacia la aventura sexual (es decir, “participar en relaciones sexuales a corto plazo”). Ese viejo dicho de que sólo las mujeres de baja autoestima lascivas y poco inteligentes son tendentes a jugar y a entrar en las relaciones casuales, no corresponde a la realidad. Son las chicas inteligentes y educadas las que se acogen al carrusel falico y, por deducción, son las chicas inteligentes y educadas las que caen en el juego de captación de amantes a corto plazo más que los muchachas menos inteligentes.

    De un solo golpe, un santo y seña preciado para los hombres feministas y los betas se tritura como polvo y se lo lleva el viento.

    2. Mujeres inteligentes, educadas, arribistas están menos interesadas en el dinero de un hombre o en su estatus social o laboral. Esto encaja perfectamente con el argumento de que el aumento de poder económico de las mujeres ha dado lugar a un mercado sexual donde existe una poligamia de nivel suave – agrupación de las mujeres económicamente independientes en el pico de su fertilidad (y belleza) en torno a los machos alfa – es la nueva norma. Si el dinero y el estatus ocupacional significan menos para las chicas inteligentes, entonces supongo que puedo ser lo que significa más para ellas! Ya lo tenemos. Hombres alfa de rostro apolíneo y cuerpo de gimnasio. ¿Y quién pierde en este aspecto? Sí, los aburridos machos beta proveedores, además de los gamma, etc…

    3. Mujeres inteligentes, educados, arribistas son más propensos a evitar “los roles de género tradicionales” en las relaciones románticas. Por lo tanto, son las chicas inteligentes, no las otras, las que desprecian mas el matrimonio, noviazgo, la fidelidad y la monogamia mientras están en su mejor momento, y que están más abiertos al sexo esporádico, relaciones cortas, flirteo masivo con hombres y, poligamia sucesiva. Esto es, por decirlo de una forma informal, una descripción de un paraíso para los guaperas de playa y los playboys de discotecas. Las chicas inteligentes no se casan en mayor proporción que las chicas menos listas o de clase baja. El factor relevante para el macho beta urbano típico es cuantas jóvenes de su entorno próximo están preparadas para el matrimonio y / o relaciones a largo plazo, durante su etapa juvenil (de los 18 a los 30 años) cuando las mujeres están en su punto más deseable. Y si el aumento de la edad del primer matrimonio es un índice útil, podríamos decir que no muchas.

    En pocas palabras: la típica promiscua es una mujer inteligente, educada.

    Entonces, ¿qué tiene esto que ver con que la tendencia biología natural de la hipergamia femenina?. Bueno, si establecemos como premisa de nuestra discusión la afirmación de que hipergamia femenina ha existido siempre, y siempre está operativa y que actúa sobre los mecanismos de la mujer en la elección de pareja (una afirmación totalmente coherente con el comportamiento femenino observado), a continuación, teniendo en cuenta las conclusiones del estudio anterior, se nos presenta la posibilidad de que las chicas inteligentes, independientes económicamente, destaquen diferentes rasgos masculinos distintos a los que priorizan las chicas menos cualificadas académicamente o menos inteligentes, asi como las mujeres financieramente inseguras. ¿Cuáles son éstos rasgos? Belleza, encanto, ingenio, auto confianza y carisma social.

    La mayoría de estos rasgos atractivos masculinos preferidos por las mujeres inteligentes, incluso incluyendo el estatus social, se pueden agrupar bajo el paraguas del prototipo masculino del atractivo casanova. La experiencia en la seducción y las relaciones con multiples mujeres hace a este tipo de hombres más encantadores, ingeniosos, seguros de si mismos, astutos, prácticos y carismáticos socialmente. Incluso aumenta el estatus social de un hombre. (Las mujeres enloquecen con los hombres que se acompañan de muchas mujeres y que son centro de atención de todas).

    El aspecto físico en el cortejo es el concepto fundamental, y la experiencia que adquieren la mayoría de los hombres en este terreno esta influido por la receptividad que las mujeres muestren hacia cada tipo de hombre. Realmente el juicio y los criterios de belleza y la importancia de la estética masculina no varían tanto entre las mujeres de clase baja y alta, o las mujeres inteligentes y el resto. El estudio sugiere, sin embargo, que las mujeres más capacitadas económicamente y cualificadas educacionalmente ponen más énfasis en la apariencia de hombres que las chicas económicamente inseguras y aquellas con menos formación educativa.

    Ahora sabemos mejor por qué las chicas pobres, las menos intelectuales, o las mas religiosas son las principales fuentes de abastencimiento ( al menos en edades tempranas) para los hombres proveedores betas, frente a las chicas relativamente más acomodadas, las inteligentes y seculares. ¿Y por qué muchas de estas últimas acaban yendo detrás de los guaperas musculados que ven en los locales nocturnos y aclaman enfervorizadas a los pseudo-famosillos de turno, desviviéndose por fotografiarse en photocalls con ellos y babeando mientras los agregan compulsivas en sus redes sociales, en lugar de hacer lo más inteligente y casarse con una beta antes de su fecha de caducidad? La realidad despiadada e implacable de la hipergamia femenina! Quiza las chicas inteligenes sufren algunas consecuencias de este fenómenos social, pero muchos hombres beta estamos en una situación deplorabe y de desventaje notoria debido a estas circunstancias. Sufriendo de la soledad y el rechazo generalizado y con muchas limitaciones para encontrar una pareja.

    • Francamente genial! Debes de ser un beta que va a mas, pero quizá eres demasiado joven para percibir tu desclasamiento, o mejor para que lo perciban ellas. Que papel juega la edad en todo esto?

      • Flipante¡¡¡ y yo que en lugar de ver reflejadas a las mujeres en esa descripción he visto también reflejados a los hombres¡¡ Será que el comportamiento de cualquier persona sea hombre y mujer una vez que tiene una posición social y económica adquirida funcionan de la misma forma ?¿ Por qué un hombre de posición social- económica elevada no se busca una mujer beta para procrear, en lugar de una mujer alfa, si esa es la opción más inteligente para una mujer de la misma situación social antes de que se le pase el arroz?

        El arroz en la paella se pasa para todos, la haga un hombre o una mujer… es lo que tiene depender del arroz.

      • He releído el comentario y efectivamente se habla al comienzo de superposición de comportamientos entre hombres y mujeres. Al final, la cuestión acaba siendo un problema de números, el cuento de la Cenicienta y el Ceniciento.

  31. Fran, gracias por tu gran comentario. Claro y sincero.

    Con tu permiso voy a añadir un escalón todavía más abajo del estado deplorable y de la desventaja de los hombres betas. El de la mujer inteligente, sin atractivo físico y sin ninguna independencia económica.

    En los tiempos que corren esa mujer es rechazada incluso por los betas. Un hombre beta inteligente, si es lo bastante inteligente, rechazará como pareja a alguien que represente una carga adicional económica, que no puede afrontar él solo, cuando no hay ningún plus adicional en cuanto a estatus. La inteligencia de esa mujer no sería un plus, sino que resta. Y hablo de mujeres y hombres inteligentes, no de listas y listos.

    Sin olvidar que todavía hay escalones más desventajosos y deplorables, tanto para hombres como para mujeres, que los citados en este magnífico post y en los excelentes comentarios.

    Saludos

  32. Releyendo en el bus (como es costumbre :D) los profundísimos comentarios, al leer “Que la competencia entre las mujeres por ese bien codiciado (el macho que comparte proteinas) es feroz” me ha venido a la mente aquella notícia que se difundió el año pasado: http://www.periodistadigital.com/codigoxy/ciencia/2011/05/27/sexual-chimpances-machos-comparten-comida-cambio-sexo.shtml
    Y la verdad es que me ha dado pié para pensar en todo un monográfico al respecto de la analogía y/o vinculación entre comida y sexo.

  33. Todos poseemos de serie un circuito neurobiológico que se encarga de eso: de buscar comida y sexo y mediado por el sistema glutamitérgico. Con respecto a las proteinas animales está muy claro que la alimentacion proteinica junto con el marisco (acidos grasos) de lago Tanganica y los mariscos de alli jugaron algun papel en la hominización y en nuestro aumento de inteigencia. Yo soy de los que piensa que los machos empezaron a compartir las proteinas con las hembras cuando ellas optaron por la ovulación silenciosa, es decir cuando aumentaron su disponibilidad sexual. Está bastante documentado que el cambio de la regla solar por lunar y la hominizacion y el compartir la comida están entre los hitos arcaicos de nuestro linaje.

    • Por cierto, esta cuestión de cómo la selección sexual es relevante para la mente humana también es una idea interesante.
      Si nos remontamos hace 3 millones de años, nuestros antepasados ​ Australopithecus afarensis, también conocida como Lucy, tenía una capacidad craneal de 400 cc. Los seres humanos modernos tienen un cerebro que con una capacidad 3 ½ veces mayor que el tamaño de los Australopithecus, es decir en torno a 1400cc. Este cerebro excesivamente grande es muy costoso en su funcionamiento, ya que consume el 18% de nuestro gasto de energía. Desde una perspectiva evolucionista, esto sugiere que debe haber habido importantes ventajas inmediatas por poseer un cerebro más grande que contrarrestó dicho gasto.

      Así llegamos a la pregunta: ¿por qué tenemos que ser tan inteligentes? Las respuestas a esta pregunta son muchas y variadas:

      1- Como bien has dicho, quiza para desarrollar una dieta rica en proteinas y variada, que a su vez requiere la capacidad de lenguaje y de una gran capacidad de memoria.

      2- La hipótesis por la que mas me inclino es que era que una preferencia sexual por los rasgos juveniles, y que nos llevó a la retención prolongada de estas características (neotenia) que a su vez permitió el desarrollo de un cerebro más grande, como un efecto secundario de un período más largo de crecimiento.

      Esta última idea que se ha convertido en influyente en los últimos años se conoce como la hipótesis de maquiavélica, que tiene sus orígenes en la obra de Richard Alexander. Sugirió que la principal presión evolutiva de los seres humanos para aumentar la inteligencia era la competencia con otras personas, en particular, la competencia sexual entre personas del mismo sexo. El argumento es por lo tanto, la función principal de comunicación animal para poder manipular a los demás, no sólo para difundir información, la capacidad para engañar y para detectar el engaño en los demás es muy importante para muchos animales sociales. Por lo que es razonable suponer que este principio subyace en la evolución de nuestra capacidad muy desarrollada de comunicación. Lo que es más, con el fin de ser realmente convincentes para los demás en nuestro engaño se hizo necesario desarrollar la capacidad para que las personas se autoengañen.

      Robert Trivers ha argumentado que este es el motivo por el que desarrollamos un subconsciente. En una línea similar Nicholas Humphrey sostuvo que la necesidad de adivinar las probables acciones de otras personas nos obligó a desarrollar la capacidad de imaginar lo que ocurre en la mente de los demás, una teoría de la mente, lo cual fue un factor clave en el desarrollo de la autoconciencia .

  34. Miguel:Aunque cites a Peter Frost no quiere decir que tenga que suscribir plenamente todas sus ideas, especulaciones o conjeturas en sus estudios. La evidencia más fuerte de la selección sexual esta en el norte de Europa y es, en parte, debido a un rápido ascenso de un alto nivel de diversidad genética asociado a la variación del color del cabello. Es evidente que esta diversidad fue seleccionada, y fue el factor selectivo más plausible es la selección sexual. Frost ha documentado estos datos, pero lo que permitió una selección sexual de grado elevado es una cuestión diferente.

    Al parecer, el mecanismo que permite estos desarrollos tengan lugar tiene que ver con el exceso de muertes masculinas y la capacidad reducida de los hombres para apoyar a varias esposas, que Frost ha propuesto y con el que estoy de acuerdo. Pero es ingenuo creer que la selección sexual, básicamente, actuó solamente en las mujeres.

    En todas las poblaciones, la selección sexual, actúa tanto en los hombres y las mujeres, es un proceso continuo en cada generación, incluyendo las poblaciones donde los matrimonios arreglados son en su mayoría entre los miembros que son ajenos a la eficacia de los demás. Así que las preguntas no son 1) hubo selección sexual o no?, o 2) a que sexo afectó dicha selección sexual? La cuestión es si la selección sexual fue fuerte o débil con respecto a interpoblaciones y la interrelación entre sexos.

    Un desequilibrio entre las proporciones de hombres y mujeres en una población crea una oportunidad de reforzar la selección sexual. La selección sexual se espera que actúe con más fuerza en el sexo superávit porque hay menos socios potenciales del sexo opuesto para ellos. Sin embargo, hay otras cuestiones que no has considerado y no las he encontrado en los escritos de Frost.

    Considerando que la elección de pareja por parte de los hombres y las mujeres es importante, ¿en cuál de estas opciones es más importante? Evidentemente, la elección de pareja por parte de las mujeres, porque son ellas las que dan a luz y porque las mujeres tienen una capacidad de procrear mucho más limitada que los hombres. Cuando se tiene un exceso de mujeres, dos de las fuentes principales de la represión de la sexualidad en las mujeres son en gran parte eliminadas. Con un exceso de mujeres, la mayoría de los hombres no se sienten motivados para restringir la sexualidad. Como complemento a esta situación, mientras que las mujeres normalmente se suprimen unas a otras la propia sexualidad para negociar en mejores condiciones con los hombres, si no hay muchos hombres en una población determinada, entonces tienen que resultar perdedoras con respecto a su sexualidad para competir con otras mujeres para el acceso a los pocos hombres que había. Aun así, la situación en el norte de Europa ofrecía mayor libertad sexual a las mujeres en comparación con otros lugares, y las mujeres, naturalmente, eran más prudentes con sus opciones, aunque sus alternativas fueran limitadas, pero tenían un cierto grado de elección también. Sobre todo en la forma de engañar a su pareja copulando con otro hombre, como ocurría en algunos casos, si era necesario. Repitiendo este escenario durante muchas generaciones provocó que los europeos del norte diverjan más que otras poblaciones humanas en varios aspectos. La diversidad en el color de cabello es uno de los resultados. Diversidad de color de los ojos es probable que sea otro de los resultados. Y puedes estar seguro de que hay muchos otros resultados de este tipo, no se limitan a la apariencia física.

    Por lo tanto, la selección sexual sigue trabajando en los escenarios que he comentado, las mujeres menos atractivas debían ser perdedoras con su sexualidad para conseguir ser preñadas por aquellos hombres que estarían dispuestos a tener relaciones sexuales con ellas, aunque no las tomarían como esposas. O tenían que ofrecen sus servicios como prostitutas o sirvientes para alimentar a sus hijos ilegítimos ya que la ventaja natural originó una preferencia por las mujeres más atractivas. Parece que sostienes que la selección sexual debe requerir algún escenario drástico, pero teniendo en cuenta que la selección sexual se sigue produciendo en los países asiáticos donde la mayoría de los matrimonios están arreglados, en aquellos escenarios que tenía que darse una selección mucho más intensa.

    Es absurdo creer que gracilization de los hombres europeos es una adaptación de cubrir grandes distancias en el suelo, algo facilitado por un peso corporal menor. Al menos si hablamos de finos rasgos faciales. ¿Si depositas menos masa ósea en la cara cuánto peso se ahorra? ¿Y por qué los europeos del norte también tienen mas altura y con más masa ósea y musculatura que la mayoría de la población?

    La otra cuestión que han planteado que la mayor apariencia infantil o neotenica de las mujeres es originada con el fin de expresar un concepto de “cuidado, ternura, afabilidad, dulzura” por ejemplo, una piel más clara, cabello más claro, y creando elementos estéticos que transmitan este tipo de sensaciones en relación al problema nutritivo y facilitar su actuación como mejores proveedores a sus esposas. En muchas especies, los machos suelen matar a los bebés de otros machos. Los hombres humanos no son animales muchos mejores!! Por lo general no le importa un comino los bebés no engendrados por ellos. Los machos humanos prefrieren mujeres nulíparas y no suelen estar sexualmente interesados en las mujeres que tienen hijos no engendrados por ellos. ¿Por qué se debe esperar más funciones infantiles en las mujeres asociadas a ganarse a los hombres y promover una tendencia al cuidado ? En otras palabras, la selección para el cabello rubio o piel más clara no tiene que ser debido a crear una estética más infantil.

    En muchos casos, los cambios, si son causados por la selección sexual, tienen explicaciones simples. Si la cuestión a tratar es la coloración capilar, y resulta que la pigmentación oscura era la norma, entonces sólo hay un camino a seguir: derivar a un pelo más claro. No hay necesidad de invocar la selección de apariencias infantiles. Del mismo modo, si el espesor de la nariz es la cuestión, hay dos posibles cambios: narices amplias o más específicas y finas. Si no hay presiones de selección natural que afecten al espesor de la nariz, y si los homínido ancestrales tenían amplias narices, y si algunas personas pueden encontrar que la anchura gruesa puede ser una reminiscencia de la especie ancestral, entonces, ¿Qué trayecto seguiría la selección sexual respecto al grosor de la nariz ? Creo que puedes contestar a esto fácilmente.

      • Pacotraver: Peter Frost es un antropólogo canadiense conocido por una hipótesis sobre la evolución del color de pelo en la raza caucásica, el color de ojos y de la piel a traves de la selección sexual. Él cree que el dimorfismo sexual en los seres humanos actúa como una señal de reconocimiento de género, y que en las culturas tradicionales las mujeres evitaban el sol para conservar su tez más clara. Frost está en desacuerdo con la teoría comúnmente aceptada de que la evolución del color de los ojos y la coloración del cabello es un efecto secundario de la selección natural para el color de la piel , con el fin de maximizar la síntesis de vitamina D en las altas latitudes. Afirma que la preferencia de piel clara actúa con un desequilibrio de género y el apareamiento monógamo durante el ultimo periodo Glaciar.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s