Memes de valores de la sociedad patrifocal


amor de madre

Contrariamente a lo que sucede con las sociedades matriarcales, existen muchas pruebas de que las sociedades patriarcales han funcionado como tales desde el origen de la cultura o: que ellas mismas representan el origen de la cultura.  Pruebas históricas y mitológicas que nos muestran por ejemplo como el orden Olimpico vino a sustituir a un orden anterior, quizá ese “Reino de la diosa” del que hablaba Robert Graves.

Un orden olimpico que se instituyó sobre un parricidio como nos cuentan numerosos mitos de diferentes culturas.

El mito griego.-

Zeus ganó su guerra particular contra su padre Saturno (Cronos) al que castró con una hoz lunar con la inestimable ayuda de su madre Gea que se habia cansado ya de la estúpida maldad de su esposo que, celoso de sus hijos, no hacia sino deglutirles manteniendo el cosmos en un caos constante impidiendo a sus hijos tomaran parte en el gobierno del mundo. Hefesto, Hestia, Poseidón, Hera y Demeter eran hermanos de Zeus y todos habian sido devorados por Saturno (Cronos). Zeus segó los genitales de su padre del mismo modo que su padre habia hecho con su abuelo Urano cuya sangre cayó al mar dando lugar al nacimiento de Afrodita (Venus).

Es interesante señalar que lo humano se encuentra relacionado con crimenes edípicos de hijos que se rebelan contra la crueldad gratuita de padres que a su vez también habian intervenido contra sus propios padres. Me interesa señalar que el nacimiento de Afrodita procede de la sangre primigenia de Urano (abuelo de Zeus) y que fue “contemporánea” de Saturno (Cronos) sin verse afectada por su poder.

En realidad lo que caracteriza el orden preolímpico (el matriarcado) es la coexistencia de poderes primigenios telúricos con poderes arbitrarios e implacables como el de Saturno. Los dioses descritos en las teogonias son en realidad principios primordiales procedentes del orden natural: asi Afrodita es el placer desprovisto de las coerciones patriarcales, las Moiras representan el destino sin la razón, Eros el impulso sexual sin alma, Nix la noche y los ciclos de la luz, Ananké la necesidad, etc. Podemos decir que el Mundo antes de Zeus y el establecimiento del orden olímpico era como dice Hesíodo un caos presidido por un orden natural representado por la implacabilidad de los elementos.

Al ganar Zeus la guerra civil contra su padre inauguró un nuevo orden en el Cosmos, un orden podríamos decir democrático o parlamentario pues Zeus se rodeó inmediatamente de todos sus hermanos en un parlamento de Dioses cada uno de los cuales tenia su parcela de poder como los ministros actuales, asi Hefesto pasó a dominar el mundo de la tecnología y la artesania, Hestia el hogar, Demeter la maternidad (en realidad Demeter es una Afrodita evolucionada), Poseidón el dominio de los mares y Hera quedó como esposa atribulada y celosa de un Zeus mujeriego y constante merodeador. Con su madre llegó a un acuerdo entre caballeros: le permitió seguir controlando el destino de los hombres.

En realidad Zeus se dispuso a copular y tener hijos con todas las deidades femeninas anteriores a él de forma que integró a las divinidades primordiales en su orden patriarcal con la excepción de Afrodita, una deidad solar que escapó a la castración divina pero que fue neutralizada por Atenea, nacida de la cabeza del padre sin mediación femenina y que resultó una nueva versión de la Moiras tradicionales y terminó usurpando su poder sobre el destino. Atenea es la hilandera-jefa, es decir representa la capacidad de la mujer de tejer el destino de los hombres pero sometida a las leyes del padre.

Afrodita por su parte representa a cualquier rasgo que ha conseguido escapar  de la castración o lo que es lo mismo del dominio patriarcal. Afrodita es el repudio, la verleugnung freudiana y tiene su versión masculina en Dioniso, su contraprogramación patriarcal por asi decir.

El mundo ya no volveria a ser igual, la Razón (el Logos apolineo) integró al orden natural que presidió el cosmos matriarcal aunque ciertos rasgos lograron escapar de aquella batalla donde la cultura trató de imponerse a la naturaleza. Desde entonces autoridad, ley y poder fálico andan en constantes batallas contra lo femenino anclado en la naturaleza de los vínculos de la mujer y de entre lo cuales nombraré la maternidad como paradigma del poder femenino y sus secuelas. Algo natural que no tiene nada que ver con la cultura ni la razón sino con el nepotismo femenino.

El misterio femenino ha llegado intacto a nuestros dias y es por ello que la díada madre-hijo constituye un desafío directo al poder omnímodo del patriarcado que solo mediante la intimidación, los celos paranoicos o el constante escrutinio de la conducta de la mujer puede llegar a establecer lazos de filiación más o menos seguros entre padres e hijos.

Dicho de otra manera: aunque la mujer tiene la completa seguridad de que sus hijos son sus hijos, los hombres solo pueden tener una seguridad relativa con respecto a la filiación de su estirpe. Se trata del talón de Aquiles del patriarcado que sólo mediante el sometimiento y el dominio de lo femenino ha logrado establecer aquella relación.

Mientras que la maternidad es un vínculo natural que nos viene dado por la naturaleza en bruto, la paternidad es sólo una metáfora, una función F=d(x) donde cualquier valor de x sirve para que F adquiera un nuevo valor. En terminos mas psicológicos: padre es cualquier cosa que no sea hijo.

Y una mujer es cualquier cosa que no sea madre:

Memes de valor patrifocales.-

  • Todo está impregnado de orden, ritualismo, severidad y sencillez. En India, los invasores arios llaman “los sin-rito” a sus enemigos de raza oscura.
  • En el Patriarcado el hombre domina sobre la familia. Hay siempre una especie de patriarca supremo, líder, rey o emperador. Los niños crecen teniendo en mente su deber de relevar en el poder a la generación de sus padres. El primogénito depredador del poder es la esperanza del porvenir, y es quien da carácter a su sociedad. La hegemonía social corresponde al guerrero joven, vigoroso, de impulsividad agresiva, y sediento de poder y de dejar su sello sobre el mundo.
  • Se dicen las cosas de frente, de modo pragmático y casi crudo, y nadie se siente ofendido por ello (pensemos en los modernos países bálticos y eslavos). Abundan las peleas y los duelos de honor.
  • Se otorga valor al valor en sí, y las posesiones materiales sólo tienen valor por representar un estatus (como las armas, el escudo, la armadura, el caballo y el botín saqueado, que expresaban otrora la posición de la casta militar). Asimismo, se da gran valor a lo que es difícil de lograr, a aquello que está al alcance de la minoría selecta.
  • El tiempo libre se ocupa principalmente con el deporte, la caza, el estudio, la meditación religiosa y el entrenamiento militar. Todo ello resulta en un pueblo atlético, guerrero, vigoroso, espiritual y depredador.
  • Carácter inquieto, curioso y creativo. Aparecen grandes exploradores, filósofos, científicos y artistas.
  • Se valoran la sencillez, la sinceridad, la naturalidad, la austeridad y la dureza. Ello da lugar a vidas espartanas, de endurecimiento constante.
  • El patriarcado da preferencia a los fuertes y rinde directamente culto a la guerra, al valor, al arrojo, al riesgo y al heroísmo. Florecen las sociedades severas y agresivas, tendentes a invadir, conquistar y poseer tierras nuevas, bajo la mentalidad de que “la fuerza hace el derecho“. De este modo, el Patriarcado es el sistema capaz de dar a luz a héroes: mediante una vida patriarcal, se forjan pioneros, exploradores, hombres buscadores e inquietos, rebosantes de ambición y de voluntad de poder.
  • Son odiados a muerte el cobarde, el dócil, el inútil y el amanerado.
  • Se valoran la audacia, el honor y el valor. Se respeta la agresividad, la dureza, la fuerza e incluso cierta violencia y brutalidad. Se acepta el riesgo con morbo, se juega con la muerte y con el dolor, y se coquetea con el malestar, con el estrés, con el horror y con el miedo, pensando que ello fortalece a los hombres. Se valora una vida con honor y con gloria, aunque sea muy corta (esta elección está condensada en la genial figura griega de Aquiles). Se rinde culto al heroísmo y al sacrificio, aunque ello implique una vida sufrida y esforzada. La eugenesia, la camaradería, la sacralidad de la relación maestro-alumno, la mors triumphalis y la eutanasia son ideales de la mentalidad patriarcal.
  • El placer y los lujos son tomados con suma desconfianza, y tratados con muchísimo cuidado, o hasta desterrados. La disciplina, el ascetismo, el autocontrol, la voluntad, el entrenamiento, el carácter altivo, rústico, agresivo y militar toman su lugar. Los fenómenos del soldado y del Militarismo, así como del Atletismo, son productos típicos de la acción social del Patriarcado a largo plazo. Esto da lugar a pueblos imperialistas que glorifican la guerra. La feminista Marilyn French (1929-) establece (Beyond Power), no sin cierta repugnancia por su parte, que el Patriarcado es un sistema que “otorga preeminencia al poder sobre la vida, al control sobre el placer y al dominio sobre la felicidad.” Podríamos añadir que el Patriarcado otorga también importancia al control sobre las emociones, los sentimientos, el sufrimiento y el dolor (a los niños se les dice que “los hombres no lloran”), y al poder sobre la Tierra y sobre la materia.
  • Se busca endurecer y fortalecer la vida exponiéndola al malestar y blindándola así contra malas experiencias futuras. Las frases más representativas de esta mentalidad son “es por tu bien” y “en el futuro me lo agradecerás”. La lucha y la ascensión prevalecen sobre la búsqueda del placer.
  • En el Patriarcado los saludos son sobrios y simples, como el saludo romano. Se tiende a la discreción, a la simplicidad y a los modos estáticos y solemnes, casi marciales en su rectitud rúnica. El patriarcado está influenciado por la filosofía y el modo de hacer las cosas de las männerbunden (“sociedades de hombres”, o ejércitos), que constituyen una de sus señales distintivas y piedras angulares.
  • El patriarcado porta formas sociales jerárquicas de un carácter que hoy denominaríamos “fascista“, en las que el orden lo decide todo. El Estado y el Imperio son instituciones originariamente patriarcales. En el reino animal, por ejemplo, los lobos viven en un sistema casi patriarcal, regido por los machos dominantes que se van renovando al paso de las generaciones. Toda la manada participa en el entrenamiento y el aprendizaje de los cachorros, y los padres expulsan del hogar a los hijos una vez que han alcanzado la madurez suficiente para buscarse su propio sustento.

Se obedecen principios y códigos de honor que tienen su procedencia en el mundo del espíritu y de las ideas y que tienen indiscutiblemente un fin práctico a largo plazo. Los mejores ejemplos de patriarcado: las sociedades arias bárbaras (como los antiguos dorios o germanos), los antiguos iranios, la India védica, los griegos, los romanos, los japoneses tradicionales, las vertientes tradicionalistas de la actual civilización occidental o la misma sociedad que se estaba gestando en el Tercer Reich —especialmente en la Hitlerjugend y en la SS— así como la mentalidad militarista “prusiana” de todas las épocas. (Tomado de esta web).

La patrifocalidad politica.-

No cabe duda de que en el mundo occidental los valores patrifocales han entrado en decadencia y hoy solo podemos hablar de sociedades patrifocales en el mundo árabe, en el lejano Oriente, China y Africa subsahariana. El extremo de esta posición está representado hoy dramáticamente por el ISIS, el mal llamado “estado islámico” pues no se trata de un Estado sino de una confederación de islamistas que pretenden llevar a cabo una regresión a un mundo medieval con leyes y normas que encajan mal en un mundo globalizado.

Sin embargo los memes patrifocales no han muerto, pues los memes no mueren al no verse sometidos a la deriva genetica. Los memes están “durmientes” como una reserva de potencialidad prosocial. Estos mismos memes que hoy criticamos o desechamos como “machistas”, “misóginos” “discriminadores”, etc demostrarían su utilidad si nuestro entorno cambiara de una manera drástica por ejemplo en un desastre natural o una guerra aniquiladora.

Patologías de la patrifocalidad.

No cabe ninguna duda de que las sociedades patriarcales son muy protectoras para la mujer pero tambien y al mismo tiempo generan una enorme bolsa de sufrimiento en las mismas. De hecho el lector interesado puede releer los post relacionados con la palabra “histeria” de este mismo blog para entender como esa enfermedad y a través de su plasticidad (la plasticidad femenina) representó durante el siglo XIX y la primera mitad del XX una epidemia de quejas psicosomáticas relacionadas con lo que podriamos llamar la “protesta femenina”. Es tambien interesante señalar como la histeria de ayer se ha transformado hoy en variantes mucho más graves a través del viraje a la matrifocalidad que es más evidente desde la segunda mitad del siglo XX hasta ahora. Es por eso que ahora hablamos de histeria desbordada. o de neoconversión.

La histeria clásica ha muerto y se ha transformado en algo de mucho peor pronóstico, pues la queja que iba dirigida al varón o al poder médico ha quedado sin interlocutor.

Los hombres por su parte tambien sufren por los valores patrifocales y de entre estos sufrimientos hablaré del complejo virgen-puta.

Se trata de una secuela del complejo de Edipo, algo fundacional en la patrifocalidad. Los hombres disocian a la mujer de su madre y hacen equivaler la madre con todo lo ideal mientras devaluan a la mujer hasta el paroxismo, solo asi pueden mantener relaciones con ellas y mantener su pulsión edipica a salvo. Es por eso que entre los hombres es más frecuente la perversión o la psicopatía que la histeria propiamente dicha

Anuncios

204 pensamientos en “Memes de valores de la sociedad patrifocal

  1. “Se dicen las cosas de frente, de modo pragmático y casi crudo, y nadie se siente ofendido por ello (pensemos en los modernos países bálticos y eslavos). Abundan las peleas y los duelos de honor.”

    Por ejemplo, yo siempre he pensado que las historias mitológicas están llenas de héroes astutos, que la habilidad para el engaño es un atributo masculino, propio del que busca un objetivo por encima de todo. Jugar sucio demuestra audacia, ambición y determinación. El vencedor se queda con todo y por tanto no tendría que rendir cuentas a nadie.

    El honor y la caballerosidad me parece que son invenciones más tardías, de la Edad Media en adelante.

  2. Moral de señores y moral de esclavos

    En Más allá del bien y el mal y La genealogía de la moral, el tema central es la descripción genealógica del desarrollo de los sistemas morales modernos. Para Nietzsche, hubo en un momento dado de la historia, un cambio radical en la manera de pensar en términos de lo “bueno” y lo “malo” y del “bien” y el “mal”.

    Nietzsche piensa que hay dos clases de hombres: los señores y los siervos, que han dado distinto sentido a la moral. Para los señores, el binomio «bien-mal» equivale a «noble-despreciable». Desprecian como malo todo aquello que es fruto de la cobardía, el temor, la compasión, todo lo que es débil y disminuye el impulso vital. Aprecian como bueno, en cambio, todo lo superior y altivo, fuerte y dominador, la lucha constante de la vida. Las formas iniciales y primigenias de moralidad fueron establecidas por una aristocracia guerrera y otras castas dirigentes de las antiguas civilizaciones.

    Nietzsche presenta esta “moral de señores”, como el sistema original y natural de la moral, quizás más asociado con la Grecia homérica, pero inherente a todos los pueblos indoeuropeos. La moral de los señores se basa en la fe en sí mismos, el orgullo propio, en la fuerza, en lo bello y lo sano. De acuerdo con la moral de señores, el superdotado no tiene obligación alguna de someterse a las normas de los que son más débiles que él, y todas sus acciones, al obedecer a instintos naturales y a una personalidad auténticamente noble, que se comparan con las acciones del león frente a su presa, no serían vistas como “buenas” o “malas”, sino que estarían “más allá del bien y del mal”.

    Por el contrario, la moral de los siervos nace del resentimiento de los oprimidos, enfermos, débiles y fracasados, y se produce como reacción a la moral de señores, comenzando por condenar los valores y las cualidades de los poderosos. Una vez denigrado el poderío, el orden, la gloria de los señores, el esclavo procede a decretar como «buenas» las cualidades de los débiles y exalta las debilidades y los vicios presentándolos como virtudes y los extiende por el mundo.

    Los siervos inventan una moral que hace más llevadera su condición de esclavos y de incapaces. Como los esclavos son débiles y no pueden actuar bajo las reglas de los fuertes, promueven valores como la mansedumbre, la sumisión, la resignación, el conformismo, la paciencia, la humildad, la compasión, la misericordia, el pacifismo, la tolerancia, la igualdad (muchas de las cuales que son propias del cristianismo) y critican el poder, la pasión, la supremacía, el orgullo, la superación, la gloria y la fuerza.

    ¿Te suena?

  3. “Nietzsche presenta esta “moral de señores”, como el sistema original y natural de la moral, quizás más asociado con la Grecia homérica, pero inherente a todos los pueblos indoeuropeos. La moral de los señores se basa en la fe en sí mismos, el orgullo propio, en la fuerza, en lo bello y lo sano. De acuerdo con la moral de señores, el superdotado no tiene obligación alguna de someterse a las normas de los que son más débiles que él”

    Hace tiempo que leí “Más allá del bien y del mal”. En aquel momento me fijé que, aunque a Nietzsche muchos lo conocen por haber promovido la idea del “espíritu libre”, también señalaba la importancia de que “la nueva aristocracia” al integrarse en una jerarquía, había de reconocer a un líder. Eso me parece coherente, pero descarta a Nietsche como “anarquista”, tal como algunos lo han presentado.

    Ahora bien, propiamente, me interesa saber (porque no lo encuentro en el estupendo texto que Sergio nos presenta, si esto:

    “De acuerdo con la moral de señores, el superdotado no tiene obligación alguna de someterse a las normas de los que son más débiles que él”

    Implica o no que el aristócrata, el superdotado, el caballero, debe o no respetar su palabra. Quiero decir, que puede verse obligado a ser leal a su igual o superior, pero puede impunemente engañar al que considera su inferior. Lo relaciono con aquello que Tolstoy escribió en “Anna Karenina” sobre el aguerrido coronel Vronsky, de que tenía que pagar sus deudas de juego pero no tenía por qué pagarle a su sastre…

    • Bueno, tanto Dovstoiesky como Nietzsche representan el “sturm und drang” es decir los valores románticos con un regusto medievalizante. Nada que ver sino de lejos con lo que estamos viviendo hoy.

    • Mmm Lo que te preguntas es interesante. Es como cuando un alumno mío me dijo algo que ya había escuchado: “¿Puede Dios crear una piedra tan grande que ni Él mismo pueda levantarse?”. Mi interpretación de Nietzsche y lo que pienso personalmente tiene más sentido inferir a partir de sus palabras es que el superhombre se diferencia de los demás porque no está sometido a moral alguna. Y entendemos moral, tal como dijo Paco, aquel conjunto de creencias que adoptamos como un manual que nos dice cuál DEBE ser la FORMA correcta del mundo, es decir del No-Yo. En otras palabras, yo pondría mis manos al fuego por Nietzsche y diría que él, adrede o no, habla de aquel que no está bajo el yugo de moral alguna sobrentendiendo que una moral está ahí para controlar el comportamiento de algún otro que no sea el sujeto que enuncia tal normativa.

      • Por tanto “no estar sometido a moral alguna” no implica que Ud. no haya creado un código ético para aplicárselo a sí mismo y a quienes reconoce como sus semejantes. Y un semejante para estas cuestiones sería aquel sujeto que al igual que uno no está sometido a moral alguna. Lo que nos lleva a preguntarnos sobre la necesidad de respondernos ¿Cómo tratar al que es humano pero no está en nuestras mismas condiciones? Es una pregunta complicada. Porque implica respondernos en la soledad infinita de nuestra propia mente como figurarnos a ese otro que sin ser un semejante es humano: ¿Lo eximimos de su ceguera? ¿Es su culpa estar ciego? ¿tendrá chance de ver más allá? ¿está en sus posibilidades brillar más con su propia leña? ¿o en su caso tendrá otro que despertarlos? Nietzsche pone como ejemplo a Jesucristo como uno de estos hombres libres. Y él elige responderse que no, que ellos por su propia cuenta jamás descubrirían el fuego, y elige además llevarles su palabra con la esperanza de que alguna oyéndola y oyéndolo, se libere y abra los ojos.

  4. Luego de leer ambos post, el matrifocal y el patrifocal, la figura mental que se me ha dibujado en la cabeza es de una brecha igual de ancha que profunda, manteniéndose ferozmente la bipolaridad que parece reinar en nuestra cultura tan maniquea. A mi juicio, lo masculino y lo femenino, si existieran como se lo intenta definir, no serían más que dos enfoques de una única realidad que se saltan los miles de grises existentes entre un extremo y el otro. La comprensión de la realidad que nos rodea es un acto único, pero que utiliza una suerte de zoom para aprehenderla en totalidad. Focalizamos un suceso pero a la vez lo ponemos en contexto, Siguiendo con el esquema, quizás podría decirse que focalizamos con la mirada tubular que se atribuye a lo masculino y tratamos de entenderlo con la mirada periférica que se le atribuye a lo femenino. A mi juicio, solo se trata de sentido común. Un suceso no puede ser entendido fuera de su contexto y solo la comprensión de causas y efectos nos permite alcanzar el verdadero conocimiento.
    Se me ocurre que es hora de superar la estrategia de los antónimos. Y no defiendo las sociedades igualitarias mal entendidas. En las únicas igualdades que creo son aquellas frente a la ley, los derechos y oportunidades. Pero no que seamos “todos iguales” barriendo con la individualidad y las enriquecedoras deferencias. Llevo ya 56 años viendo que cada nuevo avance científico, cada nueva escuela de pensamiento, cada nuevo punto de vista, más temprano que tarde, intenta encontrar más créditos para sustentar la teoría de lo masculino versus lo femenino, no de lo masculino y lo femenino como formas adaptativas que deben caminar codo a codo para sustentar la Vida desde su perpetuación hasta su engrandecimiento. Por ejemplo, ahora me desayuno con que ideas de izquierda son matrifocales y las de derecha, patrifocales, cuando ambas son hijas del mismo origen: el varón. Las estructuras, en las dos, siguen siendo piramidales, la autoridad queda explícita, nada diluida en el montón. Te tenemos un claro ejemplo de izquierdas “matrifocales” en España con Pablo Iglesias. El varón que no quería se macho alfa. Mucho círculo, mucha participación pero a la hora de organizarse se ingenia la forma de quedar en la cúspide con rebuscados y matrifocales argumentos. Además, la política ha sido campo de batalla de los varones que son los que siempre han ostentado el poder. Y claro queda que en esencia, izquierdas y derechas; aristocracia y república; democracia y dictadura, todas son hijas del mismo origen: la creatividad y la actividad filosófica “patrifocal”, o sea de raigambre masculina. ¿Dónde se ve la matrifocalidad de la izquierda? ¿En las banderas que defiende? Quizás, pero que yo sepa en la Rusia comunista los del partido, en especial los de la Duma, gozaban de bueno privilegios y los débiles no estaban tan amparados como querían hacer creer. El poder tienta… Otra paradoja es que lo políticamente correcto sea etiquetado matrifocal y lo directo casi brutal, patrifocal. ¿Y el arte de la diplomacia, otro arte masculino, dónde queda? El origen de eufemismo político es pura creatividad varonil, así como cualquier lenguaje técnico.
    Y hablemos del honor, ya que se nombra entre lo patrifocal. Es honorable morir por un ideal, pero no lo es morir en una sala de partos pariendo, como tampoco se llama fuerza a lo que una mujer demuestra en ese momento, pero sí es fuerza lo que demuestra un varón para dominar un taladro neumático…
    Y así vamos rotulando la Vida bajo la norma masculina que prevalece en el planeta: esto es matrifocal, aquello es patrifocal. Esto es fuerza, aquello no. Esto es femenino, aquello masculino…Quizás hasta podríamos arriesgar, siguiendo la tendencia, que el crecimiento del tallo de un árbol en una selva en clara competición para alcanzar la mayor cantidad de luz es patrifocal y la actividad fotosintética de los cloroplastos es matrifocal. Voy a ser más incisiva: parece que la violencia solo la ejerce el varón, la mujer es incapaz de ejercer violencia alguna…pero no, las mujeres también podemos ser violentas. ¿La violencia femenina es matrifocal o patrifocal?
    Tengo la sensación de que como especie estamos abocados a seguir creando y profundizando brechas, en lugar de generar análisis y conclusiones capaces de tender puentes y alcanzar el tan escaso sentido común. ¿Qué tal si nos dejamos ya de rotular y empezamos a analizar la experiencia humana como un todo, sin pontificar ningún ingrediente?
    Personalmente, sigo opinando que el origen de esta incapacidad está muy relacionada con una desmesurada proporción de testosterona inyectada en la historia cultural de nuestra especie. Y a la testosterona parece importarle tener todo bien delimitado y encasillado. A la mujer no se le permitió a lo largo de la historia ningún aporte de peso, (y haberla capaces las hubo), y esta carencia del punto de vista del otro 50% de la humanidad se va dejando ver cada vez más. Y si por si esto fuera poco, las mujeres a fin de integrarnos al devenir histórico y meter un poco las narices, nos vamos masculinizando. Vivimos como una doble vida, una extraña esquizofrenia: soy mujer pero para triunfar debo abrazar los ideales imperantes y que son los defendidos siempre por los varones. Vamos, que nuestra sociedad occidental no es tan “matrifocal”. ¿Dónde está la matrifocalidad del mundo financiero? Ya lo dijo Margarita Pisano en su libro “El triunfo de la masculinidad”, la mujer entra tardíamente a un campo de juego ya demarcado y con leyes bien fraguadas. Obtuvimos el permiso, y no mundial, de poder hacer, pero con franquicias: sí, tú ahora puedes pintar pero lo harás en este lienzo y con estos colores. El poder del varón sigue siendo incuestionable. Esa es la cuestión, a mi juicio, y por ello no se superan los esquemas aun cuando se ve que nos van abocando a un abismo.

    • Bueno, bueno, muchas preguntas y tambien buenas intenciones que comparto claro.
      Me ha gustado especialmente la referencia a Iglesias que es efectivamente un estalinista (patrifocal) disfrazado de matrifocalidad.
      Lo interesante es que hoy en España ningún partido tendría éxito sin esa dosis de compañeros y compañeras que todos han de declamar si quieren que les vote alguien mas que la familia. Todo gira alrededor de los gustos femeninos y de eso no cabe ninduna duda.
      ¿La violencia femenina es matrifocal o patrifocal? Puede ser matrifocal o patrifocal, está muy estudiado el caso del infanticidio como heredero de la patrifocalidad y hoy el aborto que es absolutamente matrifocal.
      No obstante lo de la matrifocalidad y patrifocalidad deben entenderse como extremos, la mayor parte de la población estamos en el centro de la campana de Gauss, pero la sociedad en la que vivimos está fuertemente impregnada de estrógenos y no es solo una metáfora.
      Hoy mismo he leido un articulo donde se habla -a raiz de una critica a las feministas sueca-s que existe un desprecio para la biologia, ¿evidentemente? ¿una ciencia de hombres?
      http://www.theatlantic.com/sexes/archive/2012/12/you-can-give-a-boy-a-doll-but-you-cant-make-him-play-with-it/265977/
      Lo que yo creo es que ninguna igualdad podrá alcanzarse negando la desigualdad.
      Y aun: ¿de qué vale hablar de todo esto con el suicidio demográfico que recorre Europa, evidentemente causado por los valores femeninos?

    • Se me ocurre decir que siguiendo a Paco, intentar superar los antónimos es muy matrifocal. E incluso es lo matrifocal en sí mismo. Jaja. Sin pretenderlo has dado con la esencia de lo matrifocal: el no-lugar, el no-límite. Por algo Dios quiso que escribieras aquello que escribiste y por algo Dios quiso que fuera Hembra quien verbalice la muerte del verbo. (En el antiguo testamento Dios es verbo, Dios es Ley)

      • La verdad es que yo, varón, coincido bastante con Anne Duplat. Y me ha parecido medio burlón ese “jaja”. Y lo de tratar de hembra a una mujer, es que es de mal gusto. Habría que guardar un poquito las formas. Leyendo tu post da la impresión de que Anne se hubiera firmado su sentencia de muerte …”y por algo Dios quiso que escribieras aquello que escribiste…que fuera Hembra quien verbalice la muerte del verbo..” y lo que yo veo es que ha sido capaz de argumentar muy bien su posición, pueda estar uno de acuerdo o no. No le ha hecho falta llamar a ningún dios para que la auxilie. Y eso de que Dios es ley, es válido para un creyente. Pero para un ateo como yo, poco me dice. Que nosotros nos subimos al caballo como si fuéramos dioses, eso sí. Las leyes han existido siempre, aún antes de nuestra aparición como especie. El mundo que habitamos está regido por leyes que incluso nos rigen a nosotros mismo, por ejemplo la ley de la gravedad.
        A veces me parece que hilamos tan fino que terminamos cayendo en chorradas y enredados en nuestras propias entelequias perdiendo de vista justamente lo que creo que Anne está defendiendo: el sentido común, como se dice por ahí , el menos común de los sentidos.

      • Ragnar, con el debido respeto, no tienes ni p*** idea de lo que hablo. Y no me vengas a decir cómo es “la” manera “correcta” de expresarse a la que según tú humanidad, ambos, yo y tú; debemos suscribirnos, “someternos”. En segundo lugar te rogaría no me etiquetes como “creyente”. Me resulta asquerosa y ofensiva una conducta así, aunque sin duda eres libre de elegir cómo expresarte. En tercer lugar, para mí “Dios” no es un hombre barbudo que morbosamente nos observa cuando cagamos y follamos, Dios es Logos, y su “hijo” es Amor. Dios ciertamente no existe como existe una piedra o un automóvil, pero es lo más Real que existe. Esuna figura retórica a veces, otras una entelequia, y en determinadas circunstancias la no-PERSONificación del sentido absoluto. Ahora, piensa bien qué me responderás.

      • Mira, a mí, como hombre, me parece feo tratar de hembra a una mujer y lo del “jaja”, me sonó a burla. Eso no te lo voy a negar, no me voy a desdecir. Quizás, para tí, la palabra hembra tenga algún valor metafísico, pero si yo le llego a llamar hembra a mi chica, no duermo más en casa. La causa más probable de este desencuentro dialéctico radique en que observamos desde dos ángulos diferentes: tú más filosófico, yo meramente terrenal, de la vida cotidiana. Lo de ser creyente, perdona que te haya ofendido, pero leyendo como te expresabas con vehemencia sobre su existencia y acudías a él y a sus escritos sagrados afirmando que era quien había llevado a que Anne escribiera lo que escribió, me dio la impresión de que eras un creyente. No lo eres ¡Fantástico, hombre! ¿Cuál es el problema? Personalmente, no tengo ninguna idea de dios porque sencillamente no creo que exista, por eso todo argumento que me den, sustentado en el mundo de las creencias, no me dice nada. ¿Aclarado todo?

      • Con tu permiso, Dr. Traver. Mira Ragnur. Como bien dices estamos a punto de haber aclarado todo. No sé que tan orgulloso seas pero ¿Reconocerías que alguien en mi lugar dentro de esta tertulia/discusión entre tú y yo, hubiese inferido a partir de ésto que dices (“La causa más probable de este desencuentro dialéctico radique en que observamos desde dos ángulos diferentes: tú más filosófico, yo meramente terrenal, de la vida cotidiana”) que vos es de los que primero escriben y después preguntan? Sinceramente, jamás pensé toparme con una humanidad tan impulsiva para estas cuestiones y a la vez tan racional… Y sobre ésto último (lo de “racional”) me gustaría preguntarte si reconoces que vuestra racionalidad es al menos un poquito más desprovista de un vuelo abstracto/metafórico (“mentalizante” según el tipo de los cerebros masculinos y femeninos extremos; “intuitivo” pongo las manos al fuego, diría Jung).
        Esas serían mis dos últimas preguntas. Como decimos acá en Perú, “quien se pica, pierde”. Es decir, sólo continuaré si explícitamente no te pones ofensivo en caso te resulten agravios mis dos preguntas. Por si acaso, son dos preguntas sinceras, francas, transparentes, diáfanas como agua de manantial. No hay en esas dos preguntas “truco” alguno ni mucho menos malicia. Es genuina curiosidad.

      • ¡La que se ha liado! Acostumbro a pensar y repensar y volver a pensar mucho lo que escribo. Pues habrá que hacerlo más todavía para que se me entienda bien. Aunque debo reconocer que la aprehensión de algo no solo depende de cómo la cosa esté escrita, sino también de quien la lea. A la vista salta porque frente al mismo texto dos personas han vivido experiencias diferentes. Y a ambas las acepto, porque es el punto de vista de cada uno.
        En cuanto a la palabra “hembra”, se trata de un paulatina deformación de la latina “fémina”. En el fondo aluden ambas a la mujer. Pero, no es menos cierto que quedó relegada prácticamente a la zoología, por lo que no es raro que suene un poco mal. Sin embargo, es curioso que hasta finales de los ’90 circularan formularios en los que había que tener mucho ojo cuando se pedía el sexo de la persona, pues la M correspondía a “macho” y la H “hembra”.

      • Por respeto acostumbro a responder a toda persona que me haga preguntas, así que tu caso no es diferente. Ahora bien, no sé si seré capaz de “saciar” tu curiosidad porque no entiendo muy bien lo que quieres saber. Lo intentaré de todos modos. Con respecto a lo primero, que me resulta un pilín confuso, lo que puedo decirte es que, siempre que voy a escribir algo, antes me hago muchas preguntas. Por ejemplo, qué quiero decir exactamente, qué me lleva a querer decirlo, cómo puedo hacerlo de la manera más clara, cómo ordeno mentalmente lo que pretendo escribir. O sea, nada distinto de lo que cualquier mortal haría con mejor o peor resultado. Así que no sé cómo relacionar esto que te estoy explicando con el orgullo y con lo que opiné sobre nuestras diferencias. Con respecto a lo de ser racional y estar desprovisto de metáforas, pues te digo que, para mí, el lenguaje es una herramienta “comunicacional”, no artística. Me considero hombre de conceptos, mientras más limpios de ornamento, mejor; de ejemplos, de escritura llana, sin mensajes crípticos…en fin, que me permita hacerme entender bien; y me esmero por lograrlo armando bien las oraciones y usando un lenguaje sencillo y directo. Visto lo visto, reconozco que no practico el arte de la metáfora, para nada. No tengo madera para eso. Con respecto a lo que escribes sobre toparte con una humanidad tan impulsiva sobre no sé que cuestiones y a la vez racional, disculpa pero no sé a qué te refieres y por lo tanto poco puedo opinar. No soy filósofo ni nada parecido. Soy agrónomo, en consecuencia más no puedo dar de mí en temas filosóficos.

      • ” En cuanto a la palabra “hembra”, se trata de un paulatina deformación de la latina “fémina”. En el fondo aluden ambas a la mujer. Pero, no es menos cierto que quedó relegada prácticamente a la zoología, por lo que no es raro que suene un poco mal “.

        A algunos en España les suena mal la palabra ‘hembra’; lo mismo ocurre con ‘culo’ en México. Referirse a las lentes (= gafas) de “culo de la botella” origina allá mucha risa por ser frase hecha ajena a aquel habla y por la alusión señalada. La proscripción de la palabra ‘hembra’ la dictó el sanedrín moralista de la progresía española, como muchas otras expresiones que no son, según ellos, “políticamente correctas”. Si esos moralistas se diesen cuenta de que no son sino homínidos dominantes, no relegarían la palabra a la “zoología”. Pero como su ideología es de base judeo-cristiana (aún sin saberlo ellos), se creen muy superiores en su doctrina. Ni está proscrita ni es malsonante la palabra ‘hembra’ en otros dominios geográficos del español. Seguramente esos moralistas se harían cruces con la hoz y el martillo si escucharan a los italianos, quienes con toda naturalidad y con cariñosísimos diminutivos llaman al neonato niño y a la neonata niña ‘maschietto’ y ‘femminuccia’. La lengua, por decreto-ley, ha de someterse a “su” ética política; y ha de ser purgada de su componenda “sexista” (sic).

      • Bueno, en psicología evolucionista usamos mucho el término “hembra” o “macho” como sinónimos de mujer u hormbre en un sentido ancestral, primigenio. Conectar al menos una vez en tu vida con esos entes interiores es un ejercicio de buena salud mental. No todo es semántica sino experiencia sensorial.

      • ” En los ’90 circularan formularios en los que había que tener mucho ojo cuando se pedía el sexo de la persona, pues la M correspondía a “macho” y la H “hembra” “.

        Pido disculpas por corregir que esos tales formularios siguen en vigor en España. Por otra parte, la H no corresponde a “hembra” sino a ‘hombre’; y la M no es inicial de “macho” sino de ‘mujer’.

      • ” En los ’90 circularan formularios en los que había que tener mucho ojo cuando se pedía el sexo de la persona, pues la M correspondía a “macho” y la H “hembra” “.

        Pido disculpas por corregir que esos tales formularios siguen en vigor en España. Por otra parte, la H no corresponde a “hembra” sino a ‘hombre’; y la M no es inicial de “macho” sino de ‘mujer’.

        Añado que las iniciales H (= hombre) y M (= mujer) en los formularios originaron, desde luego, cierta confusión en más de uno. Por eso alternan hoy con otros formularios que han sustituido esas iniciales por V (= varón) y M (= mujer), lo que también origina confusión a más de uno, como tantas cosas en la vida… Pero está claro que M y H jamás se han referido a “macho” y “hembra” en los formularios españoles, sino a ‘mujer’ y a ‘hombre’ respectivamente. Ahí dejo un viejo y simpático debate entre hispanohablantes sobre el tema:

        http://forum.wordreference.com/threads/mujer-var%C3%B3n-o-mujer-hombre.1261006/?hl=es

    • Sannio, los formularios con la clasificación de “macho y hembra” existieron, (y no sé si continúan existiendo), por lo menos en Valladolid en 1998. Y lo sé de buena fuente porque justamente fue a mí a quien le hicieron hacer de nuevo el formulario debido a que había marcado la M de mujer, cuando esa M, me aclaró el funcionario de turno, correspondía a macho y yo era hembra. Y es más, en las indicaciones al dorso, se lo decía claramente. Pero te imaginarás que yo vi M y le di para adelante ¡Mira que me iba a imaginar que era de macho! Si no tuviera certeza de la fuente no lo hubiera comentado como hecho curioso.

      • Creo, Anne, que en la diaria ruleta del Señor te tocó un funcionario ignorante y rudo; y “macho, demasiado macho”. 😀😄

    • Personalmente en ésto que señalas, estimada Anne; estoy enteramente de acuerdo” «¿Qué tal si nos dejamos ya de rotular y empezamos a analizar la experiencia humana como un todo, sin pontificar ningún ingrediente?»
      Los neuróticos, o más bien aquellos que habitan una estructura neurótica, viven su Realidad desde un marco estable de sentido que está allí porque a diferencia mía y quizá tuya ellos nunca realizaron la forclusión en sentido mínimo alguno. Ellos viven bajo un Tótem, a su amparo, su cordura, los cimientos de su experiencia Real depende de ello. Llevan inscrito SUPERFICIAL Y muy HONDAMENTE el-nombre-del-padre. Difícilmente un organismo humano será concebido con tanto Amor (y con determinado genotipo) para dejar de lado los rótulos, los nombres, las banderas, las identidades por contra-proyección; y «simplemente» centrarse en LO ESENCIAL, vivir con templanza será algo ajeno a muchos. Nuestro tercer ojo, nuestra intuición, nuestra ventana al inconsciente, vivir con Eso; supone, un esfuerzo sobrehumano. Ya sabes a qué me refiero.

      • “Lo esencial es invisible a los ojos” Quizás lo esencial es invisible irremediablemente para quién tiene ya “de qué hacer en su vida” y/o para quien asume que ésta tiene un sentido simplemente dado/encomenDADO/pre-establecido. El Principito vino a la Tierra algo así como de visita: Sin ningún estandarte que plantar aquí, Sin un propósito dado de antemano: Su propósito lo descubrió en la travesía. Con los ojos de un niño miró al mundo y a las personas a su alrededor. Siendo nosotro@s seres humanos ya insertos en esta sociedad sería “de locos”, en el buen sentido de la palabra, plantearse tan valerosa entrega: El autodescubrimiento y la templanza de nuestro carácter. En un post anterior lo mencioné, pero creo que no se plasmé adecuadamente la idea.
        Sospecho, tú, Patricia, Anne, Paco y mi persona NO habitamos en una estructura neurótica tal por cual… Las otras opciones son estructura perversa y estructura psicótica…

  5. Bueno, Paco, el tema que se traen en Suecia, sencillamente me parece un despropósito. Ya tenía información sobre ello. Por otra parte, defiendo las diferencias a ultranza, y estoy convencida que hay una base biológica en nuestra conducta sexual. Si el problema no radica en las diferencias, sino en cómo se han gestionado (y se gestionan) a lo largo de nuestra Historia como especie. A mí, como mujer, poco me importa que haya, por ejemplo, pocas mujeres en ramas tecnológicas del saber y más en otras. Creo con fuerza que en el varón hay una tendencia natural, por la razón que fuere, a sentirse más atraído por ella. Lo que me rebela es que se tomen como paradigmas las inclinaciones y puntos de vista masculinos, diciéndose que hay pocas mujeres en tecnologías como si fuera ese el despropósito. Pues habrá tantas mujeres como les gusten esas ciencias y si hay más varones, ¿dónde radica el drama? Solo radica en que en este mundo actual como en el de antaño se sigue teniendo lo masculino como la medida de todas las cosas. Las capacidades naturales de los varones son el referente para el desarrollo de una sociedad…las de las mujeres, bueno, sí para algo sirven. El mundo se funda y proyecta en función de los valores masculinos, generando el desequilibrio más grande de la Humanidad. Usted me dice que sin embargo hay mucho aroma a estrógenos. Margarita Pisano le diría que ahí está la trampa. La masculinidad en su conjunto no renunciará jamás a su poder y, si para mantenerlo ha de trazar una estrategia de aparente retirada, lo hará y parecerá que la mujer ha ganado espacio. No, el varón ha decidido renunciar a espacios para seguir manteniendo el control. Más o menos como “es mejor una oportuna alianza que una vergonzosa derrota”. El feminismo ya ha sido fagocitado por el sistema. Hoy, las mujeres, tenemos algo de visibilidad, y repito, en pocas partes del mundo; pero no hemos cambiado nada de lo que ya establecido. Dígame de alguna mujer que le haya dado un giro copernicano al estado actual de las cosas y haya marcado un hito para la Humanidad. El dictado de leyes de “discriminación positiva” hacia la mujer es un claro síntoma de que las cosas no han cambiado mucho, por no decir nada esencialmente. Si una sociedad hubiera alcanzado una evolución tal que las virtudes y defectos de sus sexos cotizaran por igual en bolsa no haría falta legislar a favor de ninguno. Por ejemplo, con una ley contra la violencia dirigida a quién fuera, bastaría. Pero, con este tipo de leyes el varón vuelve a marcar la diferencia y renuncia a cierta parcela de poder a fin de mantenerlo. Lo peor, es que hasta las feministas más radicales se creen que han logrado “algo”. Miguel Lorente Acosta desarrolla ampliamente este punto de vista en su libro “Los nuevos hombres nuevos”. En el, habla claramente de una suerte de gatopardismo de la masculinidad. En síntesis, la actual parece una sociedad estrogenada, pero es cuestión de rascar el barniz para ver claramente la estrategia de la avispada testosterona.
    En cuanto al tema del suicidio demográfico que sufre Europa, personalmente a veces pienso que se debe, en parte, a una toma de conciencia de lo serio que es ser padres. Por ahí se dice que como las leyes favorecen a la mujer de cara al divorcio se ha perdido el interés masculino hacia el matrimonio. Pero, hoy una mujer si quisiera podría ser madre sin casarse, y nacería gente. No veo con claridad cómo se manifiesta aquí una supremacía de valores femeninos. Yo formo parte de ese grupo de mujeres que decidió no traer hijos al mundo porque supo siempre que una vez que se decide ser madre, nunca se puede dejar de serlo. Un hijo es algo más serio que una medición demográfica y es una responsabilidad de por vida. He visto muchas mujeres realizarse como tales muy al estilo freudiano durante el embarazo y dejar de ser madres ni bien terminaron de parir y he conocido hombres felices de ser padres que jamás tienen tiempo para sus hijos… Ser padres no se cierra en un acto genital. Ahora, demográficamente hablando, lo que pienso es que la Humanidad en su conjunto debería tomar conciencia de que vamos camino a no tener posibilidad de vuelta a atrás, que el futuro no es muy alentador si el crecimiento demográfico actual persiste. La Demografía es una de las ramas que más me ha interesado en mi calidad de Geógrafa, por eso no creo que sea adecuado analizar el fenómeno actual europeo desde el punto de vista de valores femeninos solamente. El tema demográfico es terriblemente complejo y no se puede aislar a Europa de la dinámica demográfica mundial. Es objeto de un ensayo y me incomoda un pelín opinar con ligereza sobre semejante problemática en un foro.

    • “Ser padres no se cierra en un acto genital” Eso es lo que se llama “paternidad responsable” que no es de lo que yo hablo. No cabe ninguna duda de que la baja fertilidad en occidente está relacionada con la liberación de la mujer, el aborto y la contracepción que a su vez está relacionada con el trabajo de la mujer y la idea de que “el cuerpo es mío”. Nuestras ideas moralistas sobre en qué consiste ser padres sucumbirán frente a una oleada de sociedades -esta vez si- patrifocales que ya están aquí.

      • Temita difícil este, Dr. Traver. He vuelto a releer este último post suyo y el anterior que no había leído, y me cuesta encajar la cosa en que si es matri o patrifocal en la vida cotidiana. Por ejemplo, una pareja bien avenida sabe hasta dónde puede llegar. Y aunque la mujer no trabajara, a veces con la nómina del hombre no se llega a vivir dignamente, entonces veo lógico que se tengan los hijos que se puedan mantener. La emancipación cada vez es más tardía. Para que un hijo se inserte bien y consiga vivir por su cuenta lleva más tiempo que antes. No veo que esta realidad sea matrifocal o patrifocal. La idea de que el cuerpo de la mujer le pertenece es real. ¿O es que si yo quiero tener un hijo y ella no, tengo derecho a violarla? Tampoco una mujer me puede obligar a que yo sea el padre de su hijo. Los cuerpos nos pertenecen en totalidad. No creo que exista este problema en Occidente por culpa de que las mujeres hoy sean libres. ¿Qué ganas dan de tener hijos cuando la inestabilidad política y económica campan a sus anchas? Hay miedo e incertidumbre tanto en hombres como en mujeres. Que las religiones digan que un hijo es un regalo de algún dios, y que hay que tener los que mande…ese dios después no los cría. Y si hay gente que se nos viene encima con esas ideas, (me imagino de lo que habla), pues tendremos que saber defender nuestros valores a capa y espada. Quizás no quede otra. Triste no?

      • Lo que tu llamas valores son valores matrifocales, que no son ni buenos ni malos. Son insostenibles, por una razón demografica clara: si no hay niños no hay Europa y por tanto tampoco habrá esos valores de los que hablas que hay que defender a capa y espada.
        Con respecto a la propiedad del cuerpo pues ya se ve en la frase que defiendes la dualidad esencial: yo no soy propietario de mi cuerpo, yo soy mi cuerpo. Ni puedo ser el propietario de ningún otro cuerpo, porque -otra vez los valores matrifocales- mi cuerpo está socializado y es por eso que lo puedo mostrar a los demás. Pero de propiedad nada.
        Eso es algo que se ve muy claramente en las patologias de la imagen corporal. Si enfermaamos de anorexia por ejemplo no es porque seamos propietarios de un cuerpo sino porque queremos tener el cuerpo que queramos en función del deseo que la sociedad (la delgadez) ha puesto ahi. Seguimos los dictados del “culto al cuerpo” matrifocales luego no somos propietarios solo lo creemos.

      • Hola Paco, otra vez estoy en su foro. ¿Sabe que me ha sido imposible poder ingresar al foro por gmail? Para poder hacerlo me he visto obligada, ¡a mi edad!, a crearme un perfil en Facebook…y ahora no sé qué haré con él. Colgaré fotos, me uniré a grupos de interés…
        Leyendo su respuesta, entiendo claramente lo que pretendía decirme con respecto al problema demográfico. Es lo que en Demografía yo estudiaba como factores económicos-culturales.

    • El mundo de antaño como cualquier mundo humano posible, contendrá siervos y Señor@s. Está en nuestro genotipo la predisposición insalvable de que lo patrifocal emerja, se manifieste, y con ello Las Medidas, Los lineamientos, Los trazos, Los territorios, Los límites, Lo prohibido, La Ley y por supuesto La Palabra.

    • «Lo que me rebela es que se tomen como paradigmas las inclinaciones y puntos de vista masculinos, diciéndose que hay pocas mujeres en tecnologías como si fuera ese el despropósito. Pues habrá tantas mujeres como les gusten esas ciencias y si hay más varones, ¿dónde radica el drama?»
      Completamente De Acuerdo.

  6. « Sin embargo los memes patrifocales no han muerto, pues los memes no mueren al no verse sometidos a la deriva genetica. Los memes están “durmientes” como una reserva de potencialidad prosocial. Estos mismos memes que hoy criticamos o desechamos como “machistas”, “misóginos” “discriminadores”, etc demostrarían su utilidad si nuestro entorno cambiara de una manera drástica por ejemplo en un desastre natural o una guerra aniquiladora ».

    Una vez que cambie el entorno por la causas que citas o por agotamiento cíclico, los valores patrifocales resurgirán como consecuencia de los azares y por imperiosa necesidad. Entre renovarse o perecer, la vida, por propia esencia, se aferra siempre a lo primero.

  7. Me gusta leer a Anne Duplat desde que comenzó a venir por este bar virtual. La animo a comentar más a menudo. Me pasa con ella como con Ety Kupferman, que sus palabras me envuelven y me las bebo al tiempo que me dejo mecer en ellas hasta que llego a la última línea. No suele ocurrirme muy a menudo, que las palabras de alguien sean así de esponjosas, así que cuando se da, pues lo disfruto mucho.

    En este tema, como en otros, soy más de escuchar que de soltar algún parrafada, así que me mantendré cerca de la barra mientras no le suelto ojo al platillo de cacahuetes salados.

    Veo al leer las diferencias de lo que aportan los cerebros masculinos y femeninos en cada intervención, en qué inciden unos y qué acentúan otros y como lectora me recreo en esta dualidad que no es ninguna contienda y sí un baile de diferentes letras ensamblando una serie de perspectivas que todas juntas forman una idea.

      • El calor me pone lenta y torpe. Ando meciéndome en una preciosa hamaca de tela de color fucsia que le compré a un peruano y que he puesto a la sombra de un castaño y un roble. Y también ando leyendo a Maharsi y simultaneándolo con un estudio antropológico de mi paisano Vicente Risco sobre “Satanás, Historia del diablo”. La cabra y el monte, ya sabe, todo en uno, y de peñasco en peñasco tiro porque me toca … 🙂

        *Sigo atenta desde la barra a este debate que recién ha comenzado en la mesa del fondo entre usted, Anne, Sannio, e intuyo que la próxima aportación vendrá de Sergio desde el otro lado del océano …

    • Bueno, Isabel me has hecho poner colorada. Y quizás siga tu sugerencia de asistir más seguido al “bar virtual”. Reconozco que soy algo inconstante en los foros. Hay un momento en que siento que algo me impulsa a participar y me extiendo, (creo que demasiado) en mis pensamiento, para sentir luego como que me he vaciado y me llamo al silencio. Pero algo es seguro, al blog intento seguirlo permanente. Me parece fantástico. Aprendo mucho con Paco.

  8. Estimado Dr. Traver,

    Quería comentarle, sobre lo que voy a llamar “milagro”.

    El “milagro” también ocurre. Aquí y ahora en este “mundo” en que vivimos.
    Existe lo raro …¿Es raro …? …

    Existe lo desinteresado que no persigue una estrategia en donde todo “se mide”
    Donde se calcula lo que se va a obtener a cambio.

    Para usted, quizá, incluso esto puede ser mirado con desconfianza: “buenismo”, no?…
    No lo culpo … hay mucho de aquello en este mundo …

    Pero lo cierto, es que lo bello, existe.
    Se dá porque sí. Sin estrategias, ni especulaciones, pero sobre todo, sin miedo a “perder”.
    (Esa fuente que dá, es inagotable y no puede sufrir daño).

    Aquello que acaso puede ser dañado, – porque nace y porque muere -, es una mera coordenada de tiempo y espacio, de circuntancias aleatorias.
    Una mera acumulación temporal de energía, que nace y muere en un lapso de tiempo, tan ridiculamente pequeño y fragil, pero que nosotros consideramos TODO.

    Ese milagro, no conoce géneros.

    Y créame …existe …

    Actúa por la mejor de las razones: porque sí.
    Porque es su juego.
    Es un Juego, si. En el sentido que esta palabra divina tenía.

    Pero parece que la verdadera inteligencia, está en el corazón. (Cuando se puede llegar a él).
    Y allí se sabe todo lo que hay que saber, de la forma más acabada y perfecta.

    La copa a rebosar, rebalsa … y ni siquiera nota que se rebalsa.
    No conoce géneros, ni diferencias.

    La luz se refracta y crea múltiples colores, pero acaso ella tiene color?

  9. Y a propósito de “Corazón”…
    Hace poco envié una canción, ¿le gustó?, “Essa Moça tá diferente”. (Me va la Bossanova, aunque esta no sea de la clásica…).
    Quisiera aclarar … no quedó tan claro, parece, y a mi más de lo que se piensa, me van los estilos directos, aquellos ¿”patrifocales”? en donde no se da tanta vuelta.
    Y es que no me refería a “esta” “moça” por mí, sinó a las mujeres en general, que estamos, – aparentemente -, diferentes… no?
    Siento que a lo mejor alguien se quedó con aquello del “desprecio” que menciona la canción.

    Pero el desprecio es una cosa fea … y antiestética incluso.

    Voy a lo del corazón : si se la escucha bien, a la canción, habla de esa polaridad: el desprecio, y que sin embargo, continúa : “yo sé que en el lado izquierdo del pecho, la “moça” me quiere bien”. Así dice.

    Es que el Corazón siempre quiere bien cuando se llega a su centro.

  10. Bien dices Sannio: existe la “vida”, y si esto es así, tiene que existir su contrario: la “no-vida”.
    Y estos opuestos en que marco se mueven?
    Al final estas son “palabras”, es decir “abstracciones” y representaciones mentales de algo.
    ¿Tiene existencia ese “algo” fuera del sujeto que se lo está representando?
    ¿Existe la realidad independientemente del sujeto que la conoce?
    Más allá de la tríada: sujeto conocedor, objeto conocido, y el conocer en sí; existe una realidad que abarque los tres?

    El verdadero conocer, es un conocer siendo: conocer es tomar conciencia de quien es el conocedor. Sólo hay Vida viviéndose a sí misma. ¿el significado del auroboro?
    (Al menos, uno de ellos)

    Cuando pensamos que somos un fragmento aislado del universo que “tiene” una “vida”…por lo tanto, la puede perder… pues hay dos: un “yo” y una “vida” …
    Es atemorizante.

    Quizá, sólo hay VIDA. Vida, viviéndose a sí misma. No-dos.
    La misma.

      • Si. Tienes razón, Sannio, la vida es uno mismo.
        Y si uno “realizara” de forma acabada esto, y se estabilizara completamente y para siempre en esta profunda comprensión, ya no tendría ninguna clase de miedo. Ni psicológico, ni físico. Más allá de los movimientos automáticos del cuerpo para defenderse o sobrevivir que corresponden a mecanismos automáticos.
        Mientras esta comprensión sea parcial, es decir “mental” o conceptual,
        aunque cambie el paisaje (para bien), aún no se ha erradicado por completo el miedo. 😉

      • Patricia Vallejos
        en julio 26, 2015 en 9:46 pm dijo:

        ” Si. Tienes razón, Sannio, la vida es uno mismo.
        Y si uno “realizara” de forma acabada esto, y se estabilizara completamente y para siempre en esta profunda comprensión, ya no tendría ninguna clase de miedo . ”

        Sí, así es Patricia. Pero es cosa de ‘atemperarse’, o sea, de dejar obrar al tiempo; lo que no está en nuestras manos, sino en las de él. En realidad no podemos dejarle obrar, sino que es él quien libremente obra en nosotros. Templarse es justo eso: equilibrarse, estabilizarse. La pérdida de miedo a cada cual le llega —si le llega—, a su justo tiempo.

      • Cierto.
        ¿Sabes que yo soy media fan de Rumi ?, así que lo amplío o ilustro con él:

        “Toma a uno que no lleva sus cuentas
        Que no quiere ser rico, ni tiene miedo a perder
        Que no tiene interés alguno en su personalidad: es libre.

        Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal, hay un lugar
        Nos vemos ahí.
        Cuando el alma yace sobre la yerba
        El mundo esta demasiado lleno para hablar de él
        Las ideas, el lenguaje, incluso la frase ‘cada uno’
        No tienen sentido.” (Rumi)

      • ” Cierto.
        ¿Sabes que yo soy media fan de Rumi ?, así que lo amplío o ilustro con él:
        “Toma a uno que no lleva sus cuentas […] ”

        Muy sabios versos los de Rumí. La libertad serena de elegir no-ansiar, no-pretender. Sobra toda palabra: existe la soledad sonora de un “ahí”.

  11. Rumi, (inmenso), lo expresa mucho mejor:

    Te diré en secreto
    Adónde lleva esta danza.

    Mira como las partículas del aire
    Y los granos de arena del desierto
    Giran sin norte.

    Cada átomo
    Feliz o miserable,
    Gira enamorado
    En torno del sol.

    Una persona no está enamorado
    si el amor no ilumina su Alma.
    No es un amante
    si no gira como las estrellas alrededor de la luna.

    Excepto el amor intenso, excepto el amor,
    no tengo otro trabajo;
    Salvo el amor tierno, salvo el amor tierno,
    no siembro otra semilla.
    (…)
    La Belleza del corazón
    es la belleza duradera:
    sus labios brindan
    el agua de vida para beber.
    Verdadera es el agua,
    quien la vierte,
    y quien la bebe.
    Los tres se vuelven uno
    cuando tu talismán está hecho añicos.
    Esa unidad no la puedes conocer
    por medio de la razón.

    Deja tus preocupaciones
    y ten un corazón completamente limpio,
    como la superficie de un espejo
    que no contiene imágenes.
    Si quieres un espejo claro,
    contémplate
    y mira la verdad sin vergüenza,
    reflejada por el espejo.

    Si es posible el metal pulir,
    hasta que parezca un espejo,
    ¿Cuánto es posible pulir,
    del corazón el espejo?
    Difieren solo en un punto
    el corazón y el espejo,
    el corazón secretos oculta
    ninguno guarda el espejo.

    A través de la eternidad
    La Belleza descubre Su forma exquisita
    En la soledad de la nada;
    coloca un espejo ante Su Rostro
    y contempla Su propia belleza.
    Él es el conocedor y lo conocido,
    el observador y lo observado;
    ningún ojo excepto el Suyo
    ha observado este Universo.

    La muerte pone fin a la angustia de la vida.
    Y, sin embargo, la vida tiembla ante la muerte…
    Así tiembla un corazón ante el amor,
    como si sintiera la amenaza de su fin.
    Porque allí donde despierta el amor,
    muere el Yo, el oscuro déspota.

    • La parte de la letra que más me agrada y la que viene al tema del “Corazón” y el “Espejo” está después de que Salim dice “Y despertar” después de ese breve silencio. Tu Rostro – Hembra – Libido https://m.youtube.com/watch?v=gX6t7Tasut4

      «En tu rostro se marca el dolor de tu sentir
      Es difícil escuchar tu voz en esta oscura traición
      Hoy te entiendo más, al verte llorar

      Tú intentas fingir, pero no puedes reír
      No hay forma de actuar

      (Coro:)
      Quiero soñar por ti
      Golpear en ti
      Y que te sientas como antes

      Pensarías que no hay mas que andar en tu existir
      Pero entiende que yo estoy aquí
      E intentaremos surgir
      Y dar un paso más

      (Coro)(x2)

      Cuando requieras de alguien.. y despertar

      Mas allá del cristal te transforma tu mirar
      Reconozco tus deseos de actuar
      Recobrar tu lugar, esa inmensa libertad
      Que alojabas en tu palpitar…

      (Coro)

      Cuando requieras de alguien…

      Los dolores que más daño dan son los del alma
      no permitas que te venzan»

      • «Mas allá del cristal que transforma tu mirar
        Reconozco tus deseos de actuar
        Recobrar tu lugar, y esa inmensa libertad
        Que alojabas en tu palpitar…»

    • El Amor como La Verdadera Eucaristía
      Viaje -Libido – Libido
      https://m.youtube.com/watch?v=lWwMuV2hjBY

      «Llévame al lugar de los sueños
      donde todos quieren llegar
      pasaré por un agujero y nadare en el flujo vital.

      Y unirme a tus sentimientos
      brindaste a mí este lugar
      juraste mi alimento y mi libertad.
      De nacer, de nacer

      Dos latidos guarda tu cuerpo
      cuéntame que puedo esperar
      malo o bueno deja que venga
      en tus brazos quiero estar

      Quiero ser, quiero estar, solo espero poder llegar
      pon tus besos en mi cuerpo
      que me hagan vibrar

      Ilusiones, decisiones, las que debes tomar
      deja transformar mi anhelo en una realidad»

    • Malditas páginas de letras de canciones. Ese “solo” sin tilde cambia drásticamente el sentido de la canción.

      «Llévame al lugar de los sueños
      donde todos quieren llegar
      pasaré por un agujero y nadaré en el flujo vital.

      Y unirme a tus sentimientos
      brindaste a mí este lugar
      juraste mi alimento y mi libertad
      De nacer, de nacer…

      Dos latidos guarda tu cuerpo
      cuéntame que puedo esperar
      malo o bueno deja que venga
      en tus brazos quiero estar

      Y unirme a tus sentimientos
      brindaste a mí este lugar
      juraste mi alimento y mi libertad…

      Quiero ser, quiero estar, sólo espero poder llegar
      pon tus besos en mi cuerpo
      que me hagan vibrar

      Ilusiones, decisiones, las que debes tomar
      deja transformar mi anhelo en una Realidad…

      Y unirme a tus sentimientos
      brindaste a mí este lugar
      juraste mi alimento y mi libertad
      De nacer, de nacer»

  12. Hola Sr. Traver …

    Ayer arribé a una página que contiene para mi algún que otro eco interesante respecto a lo que yo pienso es uno de los temas del post. No sé qué estaba buscando pero arribé a una página, comencé a leer, hice click en otro de sus apartados y la guardé para traerla aquí e incluir una perspectiva más para abordar el tema y los temas entrelazados. Voy a ver si doy estructurado las ideas que para mi tienen sentido y están relacionadas. Dejo aquí el enlace a quien le interese. Después ya explicaré qué relación tiene con lo que quiere decir.

    http://pueblosoriginarios.com/sur/patagonia/selknam/iniciacion.html

    No sé si fue en este post o en otro relacionado que hizo alusión a Julius Evola. A Julius hay que leerlo con pinzas, pues pertenecía a la casta de los Katriyas, esto es, de los guerreros, y a poco que dejaba el lápiz un poco suelto caía en el defecto atribuido tradicionalmente a esta casta guerrera, y que es la jactancia y el fanfarroneo. Retengamos esto que es importante. 🙂

    Todo arquetipo tiene su haz luminoso y su reverso sombrío. Como es arriba es abajo pero a la inversa, dice el axioma hermético. Y esa coletilla “pero a la inversa” suele eliminarse habitualmente cuando se hace alusión a este dicho, y esta cola es el quid. El sello de Salomón es propiamente el símbolo de esta idea.

    Bien, yo pienso que cuando se habla de masculinidad y cuando se habla de feminidad, mucha gente piensa que entiende y conoce estos conceptos, pero me gustaría señalar que son conceptos que han ido cogiendo el polvo de los siglos y hoy por hoy están bastante maleados. Hay que rascar mucho en los libros para ir cogiendo florecillas aquí y allá que como matices ayuden a restituir la idea de qué era un hombre y qué era una mujer en su sentido originario y primordial. Ahí el libro de Julius, Metafísica del sexo, ayuda, y mucho, pero sin olvidar que quien redacta el libro es un katriya, y que en todo lo que puede, barre fervorosamente para casa … 😉

    Fíjese lo que se dice en esa página respecto al muchacho que está siendo iniciado al mundo de los hombres …

    “Se le enseñará a respetar a las mujeres y a las personas mayores, a compartir la presa que haya logrado cazar y a quedarse siempre con la peor parte; a ser generoso y responsable, a atender a su familia”.

    Respetar, atender, compartir, sacrificar, responsabilidad, generosidad …

    Parecen valores que la modernidad y el feminismo entiende hoy como femeninos, verdad?. Y sin embargo, qué masculinos son … Y qué poquito interesan al hombre de hoy, que no ve en ello “hombría” alguna, ya que ve más “hombría” en el reverso negativo del arquetipo masculino, merodeadores, controladores, perversos narcisistas y demás fauna …

    En sí ésta es la idea que quiero señalar: el que estemos asistiendo al despliegue de todos los matices del reverso negativo del arquetipo, de la inversión de lo qué es ser un hombre y qué es ser una mujer. Apostados en la cara obscura de la luna sin alcanzar a vislumbrar el sol andan las mujeres y los hombres masculinizadas y feminizados de imposturas.

    En tiempos de guerra, el guerrero hace valer las cualidades con que la naturaleza lo ha dotado. En tiempos de paz, sus cualidades pueden resultar molestas, a sí mismos y a los demás. Necesitan acción, desafíos, movimiento. Se miden en la lucha. Y si no hay contienda, pues la crean, ya sea que estén con el látigo todo el santo día sobre sus empleados, esposas, hijos o empozoñando las conversaciones de su ambiente con una lengua afilada que sólo busca herir, malmeter. Son guerreros, ¿recuerda?. Son soberbios, altaneros, jactanciosos, pero es que si no lo son, ¿cómo entran a combate?. En tiempos de paz, ¿qué pasa? que la sangre les hierve, y créame que a esta gente, les hierve literalmente la sangre 🙂 Tienen una energía que necesita expresarse en la acción, y que es muy difícil de canalizar, sobre todo si han sido atrapados por el reverso negativo del arquetipo, pues esa energía estancada se pudre y se convierte fácilmente en veneno. (Esto tiene más desarrollos pero no es este el momento).

    “La separación del joven respecto al mundo de las mujeres y niños era absoluta mientras durase el Hain. Cuando las madres volvieran a verlos ya no serían mas niños. Habría aprendido “el secreto” del cerrado mundo masculino, y estaría endurecido tras haber sufrido la humillación, el hambre y la fatiga”.

    “Al klóketen le sueltan la cabeza, el espíritu esta delante de él, le agarra las rodillas y pugna por derribarlo. Él como se lo han indicado trata de mantener el equilibrio. El Shoort se mueve a su alrededor, resoplando como dominado por una gran excitación sexual, repentinamente aferra los órganos genitales del klóketen los aprieta con fuerza durante un tiempo para finalizar con un fuerte tirón con ambas manos, dejándolo aturdido por el inmenso dolor y aterrorizado por lo que puede venir después”.

    En la actualidad, hay mucho “gallito suelto”, mucho “bocas” que no sabe que en la humillación hay una lección muy generosa que aprender. Mucho ” machote histérico” que no sabe la perla que se esconde bajo la palabra SuMiSión … Las jerarquías de mando escondían una enseñanza que tiene que ver mucho con el mundo de la espada, y es Templar, TemPlanZa … Como el guerrero no aprenda a templar su lengua y su espada, mal …

    ¿Qué quiero decir con esto? Que me harta un poquito el estar leyendo continuamente falacias progresistas en contra del patriarcado, sobre todo cuando provienen de hombres que dicen “apostar” por su feminidad, pensando que con ello van a poder follar un poquito más … Porque al final todo este lema y esta bandera que “algunos y algunas” enarbolan, al final no va tanto de ideas y sí de pillar un poco de cacho más … 🙂

    Termino transcribiendo unos párrafos de la página donde se transmiten ciertas ideas bastante interesantes sobre los tiempos antiguos de un posible matriarcado:

    “El origen de la ceremonia Hain, es explicado por mitos que se remotan a tiempos míticos, cuando las mujeres gobernaban sin misericordia a los hombres. El origen del klóketen de las mujeres:

    La figura femenina más extraordinaria era Luna, jefa indiscutida de las mujeres, y por lo tanto de los varones. Su marido, Sol cumplía humillantes tareas por su condición sexual.

    Luna decidía cuando debía celebrarse un Hain para que las jóvenes fueran introducidas a la vida adulta, y para que los hombres recordaran que los espíritus eran aliados de las mujeres. Los preparativos de la ceremonia se realizaban en riguroso secreto, como posteriormente ocurrió con los varones.

    Una vez comenzado el Hain, un terrible espíritu-monstruo femenino salía cada tanto de las entrañas de la tierra en la choza ceremonial y entraba en funciones. Era la glotona Xalpen, a la que los hombres debían llevar carne de guanaco para saciar su descomunal apetito.

    Los hombres rara vez veían a Xalpen, enterándose de su presencia cuando estaban fuera de la choza ceremonial por los gritos aterrorizadores con las que los mujeres la recibían. La aparición de otros espíritus era anunciada por los cantos femeninos desde el interior del Hain para que los hombres supieran de su presencia.

    Un día, Sol, al volver de cacería con un guanaco, llegó muy cerca de la choza ceremonial, escuchando las voces de dos mujeres se aproximó sigilosamente y las vio ensayando las escenas que iban a representar para hacer creer a los hombres que eran espíritus reales. Comprendió entonces el engaño de las mujeres para mantenerlos sometidos.

    Enterado el campamento el masculino, se armaron con garrotes e irrumpieron en la choza Hain, allí se produjo la matanza de las mujeres, Luna cayó vencida sobre el fogón y logró escaparse al cielo transformándose en la luna. Sol se lanzó tras ella convirtiéndose en el astro solar. Así habrá de perseguirla por siempre sin alcanzarla jamás, y Luna quedará mirando a la tierra con su caras tiznada y con cicatrices de las heridas inflijidas en la rebelión.

    Los hombres se apoderaron del Hain, inaugurando su dominio sobre las mujeres. Se disfrazaron entonces de los mismos espíritus que las mujeres habían personificado”.

    Ya ve, si al final la moraleja está en que es la propia situación de poder la que corrompe la función ordenadora y reguladora. Ni el hombre es tan malo ni la mujer tan buena como “algunas y algunos” bienpensantes quieren creer. 🙂

    Al poder sólo llegan, dice el dicho, las águilas o las serpientes … 😉

    • Me ha gustado mucho tu comentario y la exposición que haces del arquetipo del guerrero y me has hecho recordar un libro de Sally Nichols que se llama “Jung y el Tarot” que supongo que ya has leído y me lo ha recordado cuando hablas de la Templanza. Lo que ocurre es que una cosa es el mito y otra la paleohistoria: los mitos no pueden interpretarse al pie de la letra, creo.
      Por ejemplo esa historia que cuentas de un poder femenino en el origen es muy poco probable que acaeciera de manera universal y seguramente serian experiencias locales bastante caóticas (aun hay por ahi algún ejemplo antropológico) que ha tenido poco éxito si entendemos el éxito como progreso de las comunidades.
      Por otra parte estoy de acuerdo cuando afrimas que ciertos jóvenes no tienen un fácil encaje en la sociedad actual, de eso hablé en el Fenotipo recortado, me referia precisamente a eso y tambiée estoy de acuerdo en que la forja del héroe hoy tiene mucho que ver con su domesticación, precisamente a eso me dedico yo.
      Dices -en relación con el heroe que- “Se le enseñará a respetar a las mujeres y a las personas mayores, a compartir la presa que haya logrado cazar y a quedarse siempre con la peor parte; a ser generoso y responsable, a atender a su familia”.

      Respetar, atender, compartir, sacrificar, responsabilidad, generosidad …

      Creo que estás hablando de algo iniciático y no de algo universalmente entendido como masculino. Al contrario lo que parece suceder es todo lo contrario, los reyes, emperadores, generales de todos los tiempos han destacado por su sombra más que por esos valores que son en realidad valores espartanos, una especie de reacción contra la decadencia de Grecia. Es muy probable que en entornos ancestrales existieran jefes asi, pero eso creo que dependerá mas de la providencia que de otra cosa. Hay gobernantes buenos y malos al margen de que todo poder corrompe. Al final todo depende de quien mande y como mande.
      “Parar, templar, mandar” como hacen los toreros.

      • Voy a ver si doy comentando todas las cuestiones que están implícitas en su comentario, Sr. Traver: 🙂

        En primer lugar, pienso que eso de un posible matriarcado es un mito, pero en el sentido más vulgar del término. Que me perdonen por ello las Wiccanas, las tiernas y dulces “magas blancas” adoradoras de Cortázar y Pachamamas, las autoproclamadas Diosas del sexo y otros corrales, y en definitiva todas aquellas campanillas disfrazadas de gélidas amazonas que le bailan el agua a los Peter Pan …

        Porque me parece que en la actualidad sólo son ellas (y quien con ellas bailan), quienes reclaman la re-actualización de ese reino perdido (según ellas en la noche de los tiempos), proclamando a quien quiera escucharlas, ser ellas con todas sus circunstancias las herederas directas de “aqueste nuestro reino de la Madre”, y yo la verdad, ante tal reivindicación de mujeres tiernamente abrazadas a árboles, desnudándose conjuntamente en los arroyos, durmiendo en bajo enormes ramas de secuoyas y enarbolando sus tetas sin ton y sin son como bandera del feminismo más procaz , pues no sé, me parece que primero para saber mandar, que es lo que primariamente quieren ellas, aunque se lo oculten a sí mismas y nos lo oculten a los demás, pues digo que primero hay que pasar por saber obedecer, más que nada por aquello de ir conociendo los tramos, las tramas y los vericuetos del ejercicio del poder, ya que en otro orden de cosas mucho me temo que en todo este tinglado no haya más que fierecillas sin domar, naturalezas indómitas para quienes es mucho más fácil rebelarse que obedecer, por lo que en esta rebelión no habría realmente mérito y coraje como afirman y sí mucha exhibición narcisista y mucho pillaje de subvención, y todo ello no trae más que disolución y otro tanto de aniquilación de las que piensan que la libertad de la mujer es hacer lo que literalmente “les sale del coño”, como les gusta a ellas decir, pensando que su cuerpo como el mapa es el territorio…

        He conocido a muchas Hijas de Lilith como para no saber la trastienda que hay ahí detrás, y también sé que las banderas es muy fácil izarlas pero que sostenerlas ya es otro cantar y en eso suelen flaquear pero a lo grande…

        Así que con este tema, yo tengo el cuidado y la precaución que hay que tener con las lobas que van por la vida de caperucitas, y quizás por eso me gusta mucho mirar las costuras y las enaguas de las susodichas, puesto que cuando piensas que estás departiendo amigablemente junta a otra “femme” de tu condición, resulta que nones, que es varón y les descubro un tremendo falo, que no pene, surgiendo de sus bragas haciendo una sombra tan, tan alargada que ni la del ciprés …

        Volviendo al tema, tengo entendido que más allá del siglo VI-VII A.C mucho no se puede avanzar. Y aquí corríjame si me equivoco, please, que no estoy muy puesta en el tema. Según la ciclología esa barrera está ahí por algo. Es una barrera de piedra. Ahí comenzarían realmente los llamados “tiempos modernos” para la Tradición y los Tiempos Antiguos de nuestra era para ciencia oficial. En esa línea de tiempo, comenzaría la cuarta edad del presente Manvatara, llamada edad sombría o Kali-Yuga, concretamente Edad de Hierro para los clásicos. Don Quijote, por ejemplo, era un ejemplo de “caballero demodé” para su tiempo, dado que él vivía y “planeaba” en valores e ideales atribuidos por él a la antigua Edad de Oro, así que imagínese, con estas ideas ya era una especie de outsider, un friki, un ser disfuncional, un Caballero/Guerrero desbarrando por la ancha Castilla con un ideario y un poemario ya fuera de contexto.

        El texto de la Patagonia sobre la iniciación masculina se lo copié porque me pareció significativo para señalar que el matriarcado puede que no fuera el edén que “algunos y algunas” imaginan, sueñan y quieren ver. Puesto que todo lo humano está llamado a la degeneración y la corrupción y la verdad, no me paré a pensar mucho en los datos que existen acerca de su posibilidad, sólo consideré que más allá del matriarcado o del patriarcado, lo importante no es quien está arriba, sea hombre o mujer, sino que en toda situación de poder se necesitan cualidades directivas y ejecutivas, que si bien están asociadas tradicionalmente a lo masculino por ser éste un principio de actividad, de orden y mando, todo ello no quita que el que está arriba, sea hombre o mujer, puede caer, por aquello de la degeneración en el mal gobierno.

        Esa es la moraleja que yo creí ver en esa cosmogonía que nos relatan y que me pareció muy graciosa. Es como si las mujeres hubieran descubierto que no era el espíritu quien las preñaba y que quizás para seguir preservando la condición de “Receptáculos y Vehículos del Misterio de la Concepción” se lo ocultaran a los hombres para no perder esa cualidad (y con ellos seguramente privilegios) de su condición de “sagradas”. Obviamente, y siguiendo esa mito, cuando los hombres descubren que son las mujeres mismas las que simulan la presencia de los espíritus fecundadores en la choza, pues se arma la de san quintín, claro. Y esto también lo transcribí porque me pareció gracioso. Es una chorrada pero tiene su punto. 🙂

        Bien, esa moraleja y demás historietas asociadas es lo que yo vi y leí entre líneas en esa mitología y me pareció muy curiosa y por eso la transcribí para la curiosidad de otros. Sé que me cuesta mucho hilvanar para el exterior las ideas que para mi están conectadas y sé que si no las ganchillo bien, se presentan para los demás como faltas de sentido por carecer de hilo conectivo. Lo sé. Mea culpa. No sé calcetar, esa clase me la salté. Pero la de hacer tapices, punto de cruz y alfombras no. 🙂

        Con todo el rollo de la Templanza y los Guerreros sólo quise señalar que mucha gente entiende por “lo masculino” y el patriarcado lo que unicamente constituye el reverso más negativo de Lo Masculino y de ahí que haya tantos malentendidos. Lo Masculino en su cara positiva, es un arquetipo solar, cálido y luminoso, generador también de vida.

        Un ejemplo: las cartas del Tarot se leen tanto al derecho como al revés, pues toda carta o arquetipo tiene como las monedas su anverso y reverso, y en estos tiempos, de Kali-Yuga impera mayormente todos los matices del reverso, una idea de masculinidad maleada y pervertida, y recordemos que perversión es originariamente inversión, con lo que se devalúa y mal entiende todo lo masculino, puesto que es condición que en estos tiempos se despliegue mayormente el reverso del modelo, y nunca me cansaré de decir, que esto que conocemos no es ser Hombre con mayúsculas, eso no es el Hombre Absoluto o Universal que refiere la tradición y Julius Évola al frente de la casta guerrera, como tampoco la Mujer Absoluta es la mujer fatal ni la mujer fálica de la modernidad, puesto que ellas son precisamente el reverso de la Mujer Absoluta, y unos y otras son tan sólo mascaradas …

        La integración de lo masculino en lo femenino, y de lo femenino en lo masculino opera más allá del semblante y está más allá de quien se pone encima o debajo en la cama. Es alquimia espiritual y opera con El Rostro y no con el Semblante, con la transparencia del yo al Ser y no con una serie de actitudes hipersexuales de pretendida masculinidad y feminidad que tienden a confundir la corteza con el núcleo. Ni tampoco volviéndose bisexual pensando que con ello realiza el “rebus andrógino”. Puesto que esto sí que es terreno iniciático, Sr.Traver, y por lo tanto no es para cualquiera. Que es lo que mismo que decía Hesse con su cartelillo a la entrada del teatro “sólo para locos”, entrada no para cualquiera”.

        Por ejemplo, el rito de paso en la Patagonia que le referí en el anterior comentario es para mí una iniciación profana, de carácter universal, puesto que los ritos de paso en eso consisten: en la iniciación al mundo de los hombres, el paso a la madurez. Sólo si el muchacho pasaba las pruebas podía independizarse en el sentido de escoger muchacha, hacerse una choza, procrear y unirse a la cacería con el resto de hombres y así alimentar a lo que vendría en camino. O sea, el grupo de notables del poblado expedía por así decirlo el carnet de Papá. Y esto, como idea, pues no sé, me resultó muy llamativa. Dice el texto: “Si el iniciado no conseguía las metas perseguidas tras el primer Hain, debía hacerlo en las siguientes, hasta “graduarse”; después podría casarse”.

        *Relacione esto último, que tiene su miga, con lo que le hablé del sueño repetitivo sobre examinarse. 😉

        Me gustaría decir también que no considero que el guerrero sea el Hombre Absoluto. Desde un punto de vista de la Tradición, es una arista más de ese constructo, pero no es Toda la pieza. Es cierto que es el favorito para encarnar las fantasías sexuales de las mujeres, y entre nosotras es conocido como el “Empotrador” en su vertiente más ruda pero conoce también versiones más perversamente elaboradas que lo disfrazan de una sombra de Gray, que es una graciosa manera de ponerle traje y helicoptero a la llamada de lo salvaje. Pero bueno, que éste ya es otro tema.

        Por cierto, a mi no me parece ofensivo que se refieran a las mujeres como Hembras, todo depende del tono, contexto y maneras … tal y como creo que se ha apuntado en un comentario por Ragnar Nur, y ya que estamos con los detalles, me ha parecido muy gracioso que alguien con un apodo tan machote, viril y guerrero y vikingo como es el suyo, haciendo referencia al Hijo de Ragnar, (o eso creo yo, a ver si me estoy equivocando) tenga para con nosotras esa ultracorreción en las denominaciones. No sé, en todo caso me ha chocado un poco chocante, incluso disonante …

        También es cierto lo que me apunta usted al final, que el guerrero espartano es un modelo más puro y por lo tanto más íntegro de guerrero puesto que en su ascésis hay una sublimación, una elevación puesta en la idea de Justicia, eso que hoy llamaríamos “al servicio del Orden y del Derecho” que entroncaría a su vez con esa edad de Oro con la que sueña nuestro Don Quijote, una edad en la que lo mundano y lo espiritual estarían reunidos en esa idea de guerrero que recuerda mucho a la figura arquetípica del sacerdote-guerrero, encarnado por la figura del Rey Arturo, entendiendo siempre el sacerdocio como un modelo de Pensador, como un Rey-Filósofo. Otro ejemplo de esto lo podemos rastrear en la figura del Emperador del Sol Naciente, y aunque ya en nuestra “época moderna” su cualidad de guerrero estaba ya limitada a ser un comandante simbólico del ejército, no es menos curioso indagar un poquito en su desarrollo histórico. Dejo un enlace a la wikipedia para que en términos muy generales podamos fijarnos, y muy por encima, en lo que se nos cuenta y reparar en los términos que se emplean para referirlo, términos que hemos escuchado mil veces, pero que en este contexto cobran nuevas voces, y por lo tanto, nuevos ámbitos: clérigo, sumo sacerdote, reino enclaustrado ….

        Esta inversión de las edades se encuentra también en la Biblia, concretamente en el libro de Daniel, en la que aparece una descripción de las cuatro edades. Es durante la interpretación del sueño de Nabucodonosor, en el que éste ve la figura de un gigante, cuya cabeza es de oro, sus brazos y pecho de plata, sus caderas y piernas de bronce, y finalmente sus pies de hierro y de barro (el “gigante con pies de barro”). Los pies de hierro y de barro corresponden a la cuarta edad, precisamente llamada la Edad de Hierro, o Edad Oscura. El barro, mezclado con el hierro, se corresponde más concretamente con nuestra época actual, que estaría sumida desde una perspectiva tradicional, por un lado en una solidificación de las posibilidades más densas en inferiores del ser humano, y por otra en una “blandura” semejante al barro (reflejada en toda clase de degeneraciones). 🙂

        Y en fin, que ya lo dijo Lacan, que no hay virilidad que no sea consagrada por la castración, que es en el fondo lo que quise decir con aquello de la lección oculta en la sumisión y en la humillación transcribiendo esa imagen del candidato a la iniciación siendo sacudido literalmente en sus testículos … Me pareció que una imagen valía más que mil palabras. Ya le digo, tengo las ideas pero no sé presentarlas bien hilvanadas.

        Permítame un último desbarre, el de los bastones de mando. Esos que hemos visto levantar no hace nada con “cero garbo” y sí con mucha alegría a los nuevos alcaldes. Y digo que sin mucho garbo puesto que todo rito necesita ser efectuado, necesita ser REAL-izado, no ciertamente con pompa, puesto que la pompa es para lo ceremonioso, pero sí con cierta solemnidad para que no pareciera que levantaban un bastón-piruleta de fresa, puesto que esa vara es un símbolo, y en los símbolos no hay nada ocioso.

        El bastón o cayado, que por ejemplo porta también El Ermitaño del Tarot (aunque éste también lleva un farol para iluminar el camino sombrío) está simbolizando la protección y el amparo que da el mantenerse firmemente unido y apoyado a un eje axial representado por un “báculo” símbolo de la comunión entre las potencias de arriba con las de abajo, y cuya efectivización en el individuo es posible si éste se reconoce plenamente como hijo del cielo y de la tierra …

        He querido dejarle este símbolo para poner una vez más de manifiesto que aquí como en Japón, el poder temporal, el regir el mundo de los hombres, tenía su base y su asiento en su sabia comunión con lo celeste, en ser un verdadero hijo de la tierra y el cielo …

        ¿Que los registros sólo conocen tiempos de desviación y degradación?. Yes. Lo sabemos. Pero, ¡a saber cuántos mundos ha habido en este mundo Sr. Traver, a saber cuántas edades ha conocido esta tierra…!

        🙂

  13. *Cuando no hay una patria, un país, un poblado por el que luchar, el ocio puede tornar al guerrero en un marrullero de tabernas y en un rufián con las mujeres. Cuando se diluyen los ideales que transcienden lo personal, y recordemos que al hombre le gusta diluirse en el conjunto, y sino véase cómo los equipos de fútbol han sustituido con sus colores las antiguas banderas y estandartes, pues pasa que al guerrero el ocio y la paz le sientan mal y le da por hacerse bandolero o mercenario y se echa a monte, y le da por asaltar carruajes, dándose a la rapiña y el saqueo atendiendo sólo entonces a la pulsión de su ombligo, que ya sabemos es un enorme agujero de insatisfacción. El guerrero necesita un guía, un “director espiritual”, alguien a quien admirar y “que canalice” y dirija su espíritu hacia el bien común, ya que la gasolina que portan en su depósito, la rabia y la furia, son sus armas de combate, pues rabiosos y furibundos llevan curiosamente impreso en su adn una especial sensibilidad hacia la injusticia y los atropellos, y si no tienen ese guía o maestro, acaban convirtiéndose precisamente en aquello que intentaron combatir. El exceso es su sombra, una sombra que puede ser muy alargada.

    La idea platónica de la ciudad ideal recoge muy bien los arquetipos de las naturalezas humanas. Todos somos una mezcla de gunas, de distintas naturalezas con predominancia de alguna más que otra. Esas gunas responden también a un modelo de gobierno o jerarquía, que son las castas de la India, y que en su origen establecían funciones/ocupaciones respecto a la naturaleza individual de cada individuo. Casi nadie está donde su naturaleza primordial es relevante, casi nadie labora conforme a su ser más esencial, y de esta desnaturalización provienen muchos estragos. Pero ellos son muy necesarios, sólo que no están donde tienen que estar. De ahí la importancia de conocerse a uno mismo y después actuar conforme a la naturaleza del pequeño si-mismo. Sé pues y haz.

    • «Casi nadie está donde su naturaleza primordial es relevante, casi nadie labora conforme a su ser más esencial, y de esta desnaturalización provienen muchos estragos. Pero ellos son muy necesarios, sólo que no están donde tienen que estar. De ahí la importancia de conocerse a uno mismo y después actuar conforme a la naturaleza del pequeño si-mismo. Sé pues y haz»

      Ausra Augustinaviciute con su proyecto SOCIONICS pensaba allá por los 70’s algo muy similar
      http://www.wikisocion.org/en/index.php?title=Introduction_to_socionics

      • Sí, le eché un vistazo a la página hace unos días cuando la colgaste en relación en relación creo que a tu “sociotipo”. 😉

  14. ” Tampoco una mujer me puede obligar a que yo sea el padre de su hijo ” (R. Nur).

    Pero te puede hacer padre de ‘vuestro’ hijo en un pis-pas rataplás sin que cuenta te des. Está en su derecho. ¿Y luego qué, se lo niegas a ella, al juez? ¿O sales pitando antes?

    • Es que justamente de eso se trata, que no tiene derecho. Ni un hombre puede disponer del cuerpo de la mujer, ni la mujer del del hombre. Si legitimas el derecho de la mujer, legitimas el del varón y yo no estoy de acuerdo con eso. En todo lo demás, coincidimos. Ve a contárselo al juez…Es que ni siquiera puedes salir pitando, macho. Aunque conozco muy de cerca dos casos en que los hombres jamás se enteraron de nada porque sendas mujeres solo pretendían quedar embarazadas de “forma convencional”. Los tíos están sanos y salvos y ellas son felices mamás. Así es la vida.

      • Si esas mujeres no dispusieron a sus anchas del cuerpo del hombre [= el medio] para lograr su fin [= el hijo], ¿cómo quedaron embarazadas de “forma convencional”?

      • Sannio, hombre me extraña!, ¿cuál es la forma convencional? Esos hombres jamás se han enterado que fueron padres. Ellas se encargaron de que jamás lo supieran.

  15. Veo que se enfadó Dr. Traver, no ha dado derecho a réplica. Discúlpeme si he sido ofensivo. Soy así de francachón y a veces no es bueno. Se ha cerrado en banda. Yo entiendo su postura porque es Psiquiatra y quizás Psicoanalista, según deduzco. En Argentina abundan y más o menos estoy familiarizado con las interpretaciones psicoanalíticas, aunque no las comparta mucho. Eso es lo de menos. Lo que me extraña es que piense que Europa se puede terminar. Yo soy hijo de danesa y noruego. Soy un solo ejemplo, pero hay millones dispersos por el planeta. Los valores europeos perviven en la mayor parte del mundo. Argentina acogió ciento de europeos, es más no existiría sin Europa. ¿Qué hay de Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelandia, entre otros? Incluso los de Nueva Zelandia son más británicos que la mismísima Reina… Claro que el mío es un análisis sociológico. Seguiré leyendo sus post que son muy interesantes, pero le prometo que no participaré en el foro.

      • ¿Sabe? Practico el edificante deporte de llevar la contra, incluso de llevármela a mí mismo. Por eso ahora le voy a escribir para llevarme la contra, ya que veo que no se ha enfadado… Tenía un tío psiquiatra en Buenos Aires y sé más o menos de qué va eso de la proyección. Pero le aseguro que no es proyección. Lo que pasa es que eso de que a uno no le den lugar a réplica es más o menos como que le cierran la puerta en la cara. Es lo que me hace mi chica cuando se enfada. Así que lo mío no es proyección, sino extrapolación. Sucede que cuando uno se forma en una ingeniería se cuadricula un poco y se vuelve muy “terrenal”. Cuando vivía en Argentina, mi tío me hablaba cosas de psicología, filosofía, ¡pero yo era muy joven! y creo que me cansó un poco y quizás por eso terminé enfilando para el otro lado. Ese del 2+2 son 4, bien clarito. Y de su respuesta, hay algo que me sigue sin quedar claro. A ver si alcanzo algo de lucidez. Usted dice que al no nacer niños no habrá Europa (eso me queda más o menos claro), lo que no me encaja es que la culpa sea de la mujer porque ha decidido trabajar, estudiar, ser libre, y que esos son valores matrifocales. ¿Sería la solución entonces quitar a la mujer de la vida pública y ponerla a parir europeos hasta llenar el mapa? ¿Eso es lo que me quiere decir? Suena medio talibanesco. Le digo algo así a mi hermana, a mi madre, a mi chica, incluso a mi abuela…soy hombre muerto. No lo veo posible, le digo yo. ¿Cuál es la solución entonces si la cosa se pone insostenible?

      • Y quien ha hablado aqui de culpas? Yo hablo de ideas y de hechos. Las sociedades construyen valores morales y esos mismos valores enferman a las sociedades y a las personas concretas. Esa es la idea del post y si esa udea no le gusta puede usted contradecirla pero es la verdad factica

      • Debes entender que no todos los comentarios tienen el mismo peso de interes para mi, de manera que no debes interpretar mi silencio como una quita de valor. Es el hilo el que me interesa y no entrar en detalles sobre cosas que doy por sabidas

  16. Tao Te King

    XXVIII
    Quien conoce su esencia masculina, y se mantiene en el principio femenino, es como el arroyo del mundo.
    Mientras sea como el arroyo del mundo la virtud eterna no lo abandonará, y retornará a la infancia.
    ….

    LII
    Todo cuanto existe tuvo un origen, la madre del mundo.
    Quien conoce a la madre, conoce a los hijos.
    Quien conoce a los hijos preserva a la madre y su vida no correrá peligro.
    Tapa los orificios, cierra las puertas, y vivirás sin fatiga,
    Abre los orificios, aumenta los trabajos, y estarás indefenso toda la vida.
    Ver lo pequeño es clarividencia.
    Conservarse débil es fortaleza.
    Usar la luz para volver a la claridad, y proteger el cuerpo de todo daño, es vestirse de eternidad.

  17. ” Sannio, hombre me extraña!, ¿cuál es la forma convencional? Esos hombres jamás se han enterado que fueron padres. Ellas se encargaron de que jamás lo supieran ” .

    ¿La ‘forma convencional’? Pues la que tú mismo llamas “forma convencional”.

    • Hemos entrado en un bucle. O quizás soy poco didáctico. La forma convencional es teniendo relaciones sexuales. La más convencional, primigenia y linda de todas las que puedan haber ahora y en un futuro para tener hijos. ¿Se ha entendido? ¡Joder, macho que me lo has puesto difícil!

      • Disculpa por habértelo puesto difícil, pero soy macho -sin necesidad de que me lo recuerdes dos veces- y un punto torpe de entendederas. Por eso una foto, la mía, vale por mil palabras.

      • Sannio, no te ofendas, que lo de macho es una muletilla muy mía. Y eso de que me lo has puesto muy difícil es más de lo mismo y siempre va en tono de broma.

  18. Sergio, a mí me parece que has hablado sabiamente unos cuantas líneas mas atrás en tu respuesta a Ragnar. Cuando dices “Dios es Logos, y su “hijo” es Amor”, has tocado diana. Para llegar a eso hay muchos peldaños de escalera que realizar y sin ellos, sin haber realizado esos peldaños que hacen de hilos de conexión, tu frase resultará para muchos una salida de tiesto. Se dice desde el sufismo que la creación es toda ella una epifanía, un acto de revelación y manifestación, un “darse a conocer”, puesto que desde esta perspectiva toda la creación no es más que el Hijo, el Fruto del Amor. Pura Generosidad. Puro Ser.

    José Ignacio …

    “Quien conoce su esencia masculina, y se mantiene en el principio femenino, es como el arroyo del mundo”.

    Esto es un buen ejemplo de polisemia. En el Corán hay un hadiz que dice “Quien conoce su alma (naf) conoce a su señor”.

    Esto que traes, José Ignacio es un buen ejemplo de la importancia tanto del conocer y saber del padre (lo vertical) como un saber mantenerse o ejercitarse en el mundo horizontal a la forma de la madre. Es decir, saber de los asuntos del espíritu, de lo de arriba y conducirse en el mundo de abajo, lo horizontal, como el agua, puesto que una cualidad del principio femenino es su ductilidad, que es aquello que nos decía Bruce Lee en un anuncio hace ya muchos años: “Be water, my friend”. Ser permeables al cambio constante, pues esa y no otra es la ley de la naturaleza.

    El misterio de las Vírgenes Negras y otras deidades de carácter femenino estaría haciendo referencia desde la perspectiva de la Tradición a la cualidad de la materia que como substancia horizontal acoge la flecha o rayo que la fecunda. La madre es lo que se conoce tradicionamente como Aguas Inferiores, el río y el Padre son las Aguas Superiores, el mar océano, y es por eso que todas las deidades asociadas a las aguas son siempre de carácter femenino, el topónimo Navia de carácter celta es un buen ejemplo, pero hay infinidad …

    Esto que viene ahora es importante: su rostro negro, el de las vírgenes negras, es porque así resulta la materia tenebrosa virginal, la que no ha sido penetrada por la Luz que es el Espíritu, pues esta materia como substancia inerte y caótica, es “vivificada” y “preñada” cuando es traída al Orden que es el Kosmos, que es cuando recibe las imágenes y las formas arquetípicas que hacen que ella sea in-formada, digamos que Ella responde a esa vibración o Verbo, se modula conforme a ella y se despereza y despliega como una serpiente … Por ello, la sexualidad y la ongología se parecen puesto que la sexualidad humana reproduce a pequeña escala ese acto cosmogenésico primordial … El cuerpo de una mujer se desarrolla durante el coito como una letra “S”, magnificamente dibujada en muchos libros medievales como una serpiente, puesto que la serpiente es el lecho, la materia, y su movimiento vibracional es siempre ondulatorio. 🙂

    Esa Virgen Negra es la “materia secunda” de los escolásticos y una representación analógica de la sustancia universal o principio universal pasivo, que es una materia que se dice “signata quantitate”, puesto que la cantidad es una de sus condiciones más características, aunque también se dice que no la única ni la más elevada.

    Por último, decir también que los Principios primeros no pueden observarse empiricamente dado que pertenecen al reino de la cualidad siendo en cambio la sustancia o materia medible y observable al formar parte del Kosmos, que es lo mismo que decir que está inserta en el reino del espacio y del tiempo, que es el Universo, y Uni-Verso es aquello que responde al Verso, a la Voz …

    🙂

      • Con tu permiso Dr. Traver.
        ¿Eso que Ragnar Nur dice no ver?
        Eso que Ragnur no ve, creo yo.
        Le falta vuelo intuitivo. Dice respondiéndome que: «para mí (para él), el lenguaje es una herramienta “comunicacional”, no artística. Me considero hombre de conceptos, mientras más limpios de ornamento, mejor; de ejemplos, de escritura llana, sin mensajes crípticos…en fin, que me permita hacerme entender bien (…) reconozco que (él reconoce que) no practico el arte de la metáfora, para nada. (Lo que él dice es que) No tengo (tiene) madera para eso»
        Luego, para rematar, añade: «No soy filósofo ni nada parecido. Soy agrónomo, en consecuencia más no puedo dar de mí en temas filosóficos»

        Posteriormente, según leo, dice: «O quizás soy poco didáctico»
        Ragnar, yo creo que sí. Que para temas filosóficos tu forma de comunicarte es poco didáctica. Te atascas y das vueltas en cosas tan banales con el uso apropiado o inapropiado de un término; y además de eso demuestras, no sólo tener poca habilidad para usar metáforas, sino para comprenderlas en su belleza, en su complejidad, en su riqueza.

        Eres, por lo que veo, un pragmártico consumado. Sólo diré que te falta más templanza, hombre; ¿más no puedes dar de ti en temas filosóficos? Eso lo dirá el tiempo, tu esfuerzo y tu dedicación siempre y cuando sean auténticas. No soy profeta ni veo el futuro, pero hasta donde he visto has caminado, has ido demostrando que ésta no es tu faceta, éste no es tu campo, éste no es tu lugar.

      • Sergio, Sannio, Yo. Una cosa es marcar, y otra remarcar. El contraataque es igual que el ataque, y el ataque no es cosa de caballeros, ni de damas tampoco. La batalla siempre debe ser evitada, y sólo es util cuando es la única opción posible. La sangre no debe llegar al río. (No es para tanto, jaja, pero aquí aprovechamos todo para comunicar y aprender).

      • Sergio, creo que Paco, como administrador de este blog, es el único que puede decidir si alguien de nosotros debe abandonar el foro. Y mientras él nada disponga, Ragnar tiene un sitio aquí. Veo que en algún momento respondió a lo que tu le preguntabas de una forma sencilla reconociendo que no tiene madera para filósofo, ¿y eso lo hace menos persona? Que no tiene capacidad para la metáfora y la escritura más intuitiva o creativa, ¿y eso lo hace menos persona? Yo estoy intentando analizar objetivamente la cuestión partiendo de que Ragnar se salta de la media de personas que frecuentamos este blog, sin embargo parece que él lo sigue según deduzco. Y que le interesa. Sencillamente es diferente. Creo que nadie tiene la Verdad, así con mayúsculas, en las manos. Cada uno somos un punto de vista personal. Es tan válido el tuyo, el de Isabel, el de Igancio, el de Sannio, el mío como el de Ragnar. He llegado a preguntarme si no estaremos experimentando el lógico temor que produce “lo diferente” que, desgraciadamente, por cuestiones de supervivencia muy atávicas, en principio, siempre vemos como amenaza y que luego, en no pocas ocasiones, resulta algo nutritivo para el alma. Ragnar y tú son valiosos, los dos en sus individualidades. Los dos aportan puntos de vista, ¿radicalmente distintos? Mejor, más enriquecedor.

      • Transcribo la respuesta que di a Francisco Martín, el primero, valga la redundancia, en iniciar esta pequeña parte de nuestra gran travesía:

        Mmm Lo que te preguntas es interesante. Es como cuando un alumno mío me dijo algo que ya había escuchado: “¿Puede Dios crear una piedra tan grande que ni Él mismo pueda levantarla?”. Mi interpretación de Nietzsche y lo que pienso personalmente tiene más sentido inferir a partir de sus palabras es que el superhombre se diferencia de los demás porque no está sometido a moral alguna. Y entendemos moral, tal como dijo Paco, aquel conjunto de creencias que adoptamos como un manual que nos dice cuál DEBE ser la FORMA correcta del mundo, es decir del No-Yo. En otras palabras, yo pondría mis manos al fuego por Nietzsche y diría que él, adrede o no, habla de aquel que no está bajo el yugo de moral alguna sobrentendiendo que una moral está ahí para controlar el comportamiento de algún otro que no sea el sujeto que enuncia tal normativa.

        Por tanto “no estar sometido a moral alguna” no implica que Ud. no haya creado un código ético para aplicárselo a sí mismo y a quienes reconoce como sus semejantes. Y un semejante para estas cuestiones sería aquel sujeto que al igual que uno no está sometido a moral alguna. Lo que nos lleva a preguntarnos sobre la necesidad de respondernos ¿Cómo tratar al que es humano pero no está en nuestras mismas condiciones? Es una pregunta complicada. Porque implica respondernos en la soledad infinita de nuestra propia mente como figurarnos a ese otro que sin ser un semejante es humano: ¿Lo eximimos de su ceguera? ¿Es su culpa estar ciego? ¿tendrá chance de ver más allá? ¿está en sus posibilidades brillar más con su propia leña? ¿o en su caso tendrá otro que despertarlos? Nietzsche pone como ejemplo a Jesucristo como uno de estos hombres libres. Y él elige responderse que no, que ellos por su propia cuenta jamás descubrirían el fuego, y elige además llevarles su palabra con la esperanza de que alguna oyéndola y oyéndolo, se libere y abra los ojos.

        Aún me son un dilema tanto los de la “casta guerrera” como los de la apacible “casta de agricultores”: Las buenas intenciones suelen acompañar al necio, como las malas al ser astuto; existen gigantes brutos sin corazón como también los hay aquellos cuyo corazón es muy tierno…

      • Mi sociotipo según Socionics de Ausra Augustinaviciute es ILE, alias “Don Quixote” http://www.wikisocion.org/en/index.php?title=Filatova_ILE

        Sobre Las funciones de la psique según Ausra A.
        http://socionicsstudy.blogspot.com/2008/05/functions.html

        Y ésta es la canción de Libido con la cual más me identifico.

        «Sometido al laberinto
        Estoy perdido
        Mil colores, mil segundos
        He oído…

        Artificios venenosos
        He sentido…
        Inyectando en mi mente
        Mentiras…mentiras!

        Y sólo espero palpitar
        Dejar mi alma en mi ser
        Ya no logro respirar
        Ya no entiendo que es mi piel

        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar
        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar

        Pasadizos encontrados
        Enigmas
        Van fluyendo tras tus venas
        Heridas…heridas!

        Y sólo espero palpitar
        Dejar mi alma en mi ser
        Ya no logro respirar
        Ya no entiendo que es mi piel

        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar
        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar

        Quiero respirar

        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar
        Hay algo en tu forma sensual
        No existe y no encuentro el lugar

        Hay algo en tu forma sensual, hombre, mujer; hay algo en tu forma manifiesta
        Hay algo que siento y que quizás muy en el fondo, no deseo descifrar..
        Sin embargo No existe…. es “sólo” Real
        Mientras tanto aún enciendo mis luces de día…. y aún no encuentro mi lugar. (Mi dilema es qué “lugar” tomar, cómo figurarme al otro).

    • Esto de tener en mente lo horizontal (padre), y moverse dentro del plano horizontal (la forma de la madre), me condujo a pensar acerca de la conocida cualidad de la mujer de poder hacer varias cosas en simultáneo. Se dice que los hombres podemos hacer bien una sola cosa a la vez. Esto lo veo representado en la diosa múltiples brazos. He visto un par de ellas atendiendo el telefono, haciendo una anotación y realizando una tarea en la computadora a la vez.
      Es quizás, como que la mujer no requiere recordar algo que el hombre debe hacerlo. Ella ya se encuentra en el principio femenino, no es una postura, como la que debe adoptar el hombre.

    • Gracias Isabel por mencionarlo. Es un honor. Extraordinario post, como siempre. Gracias por seguir participando. Creo, nos enriqueces a todos con tus ideas. (y no digas que ponerlas en palabras no es algo en lo que eres buena ¡Eres excelente! ¡Siempre será un placer celeste leerte!

      • Una canción. Donde un hombre reniega ser parte del orden establecido, que está decidido a tener sexo con una mujer, que está dispuesto a una quizá endeble eucaristía con sus confusiones y sus “perturbaciones” pero que, permanentemente, recalca, que no le adjudique ser su “dios”, su descifrador (de la esfinge que es ella) y que.. como era de esperar, sólo quiere follar (aunque, si lo escuchas bien, él no lo reconoce en sus palabras, pero pareciera que ni él mismo conoce aún por completo su Deseo y que éste le esconde más matices que él mismo descubrirá si su “””amada”””, su esfinge, le corresponde; si su esfinge sabrá corresponder a ese Deseo suyo que ni él mismo conoce pues, quién sabe… La canción se llama “Don” y es de 1998. La letra es de Antonio “Toño” Jáuregui para Libido.

        «No quiero ser un Don
        con esos aires repugnantes
        ni esclavo de un Señor
        que me transforme en un tunante
        Yo puedo pretender
        me gustan tus excitaciones
        pídeme por favor
        complaceré tus tentaciones
        Yo quiero ser tu violador
        entrar en tus perturbaciones
        no pretendo ser tu dios
        con mis estúpidas canciones
        Ya no te extrañaré
        no lloraré cuando te vayas
        y pronto lo sabrás
        no son palabras son mis ganas
        Yo quiero ser tu violador
        entrar en tus perturbaciones
        no pretendo ser tu dios
        con mis estúpidas canciones»

    • “Esto que traes, José Ignacio es un buen ejemplo de la importancia tanto del conocer y saber del padre (lo vertical) como un saber mantenerse o ejercitarse en el mundo horizontal a la forma de la madre…..”

      Estas palabras me han hecho imaginar algo, que por bello, lo comparto. Aquello que es vertical es el eje mástil/quilla de un velero, que transita la horizontalidad. El velero puede ser un elemento tan simbólico, polisémico de por si. Un viaje, una travesía, atravesar tormentas, la deriva, el firmamento, depender del viento. Tan humano :):). Más que un bar, esto se parece a un gran velero, con El Gran Capitan Traver al mando, y sus valientes navegantes buscando la isla de lo verdadero. Llegaremos? No importa. Guai de los piratas 😉

    • El Amor como verdadera Eucaristía: (Un fragmento que quizás pasó desapercibido 😦
      «(Mujer) DOS LATIDOS GUARDA TU CUERPO, cuéntame qué puedo esperar… Malo o Bueno, deja que venga, (Yo, varón) en tus brazos quiero estar…
      Y unirme a tus sentimientos, (tú, mujer) Brindaste a Mí (varón) este LUGAR; Juraste mi ALIMENTO, y mi (nuestra) LIBERTAD»

      • No pasó desapercibido, no. Ya sólo el titulo “retumba”. El amor como verdadera eucaristía.

        Ah, el amor caníval qué bonito es. 🙂

      • Jeje 😃 Lo de “DOS LATIDOS guarda tu cuerpo” lo entenderán, supongo, más que todo las chicas, las mujeres, las “hembras”, y por supuesto, uno que otro afortunado 😉

  19. Sergio …

    Como dijo Anne, me he sonrojado y no sé que decir. Gracias por tu paciencia y leer toda mi parrafada. 🙂

    Esto que apuntas me ha parecido muy bueno: “Pero pareciera que ni él mismo conoce aún por completo su Deseo y que éste le esconde más matices que él mismo descubrirá si su “””amada”””, su esfinge, le corresponde; si su esfinge sabrá corresponder a ese Deseo suyo que ni él mismo conoce pues, quién sabe…”.

    De eso que tu hablas iba tal cual aquella idea que mencioné en otro post sobre la Ariadna que desovilla al hombre complejo enredado en si mismo. Tal cual. 🙂

    Anne …

    Ingresa al convento, es una comunidad muy diversa, te gustará. A ver si el Sr. Traver te coloca como compañera de celda a una mejicana muy bonita llamada Ety Kupferman. Pero regresa a este café-bar de vez en cuando. 🙂

    José Ignacio …

    ¿Te has fijado cómo hemos ido derivando los temas hasta aglutinarlos hacia la idea que como un grillo soltó casi al principio Patricia con el magnífico texto de Rumí y que Sergio subrayó con la idea-canción del amor como la verdadera eucaristía …? ¿Te has fijado que el final estaba contenido ya en el principio? 😉

    Sr. Traver …

    ¿Se ha fijado que fue mentar al guerrero y sus cualidades y aparecer casi al instante por el post el guerrero Ragnar con un texto bastante “marcado” …? Fíjese, y vea que maravilla de sincronicidad:

    ” …¿Sabe? Practico el edificante deporte de llevar la contra, incluso de llevármela a mí mismo. Por eso ahora le voy a escribir para llevarme la contra. (…) “Veo que se enfadó Dr. Traver, no ha dado derecho a réplica. Discúlpeme si he sido ofensivo. Soy así de francachón y a veces no es bueno …”.

    Como me dijo sabiamente usted hace algún tiempo estando los dos en conversación con Manuel Gutiérrez, la dialéctica permanente es la forma que tienen los guerreros de amar.

    Touché!

    🙂

      • “Te saludo a ti, oh, Hijo de Ragnar. Honro y celebro el linaje al que vuestra sangre pertenece . Sed bienvenido a este reino virtual. Depositad para el parlamento vuestras armas a la entrada. Que vuestro corazón dirija siempre el discurso de vuestra lengua y que la concordia sea dueña de las nuestras”.

        🙂

        Conoces al escritor Charles Bukowski? Tiene un libro con un título muy significativo. Se llama “Peleando a la contra”. También tiene otro titulado “El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco”, aunque este último no sé si el título fue un capricho del editor para España.

        Hay elementos en tu actitud que me lo recordaron, como si participaras de su espíritu, el espíritu de los que les gusta “pelear a la contra”.

        No sé, ¿tú, qué dices? … 🙂

      • Gracias Isabel. Ahora me queda más claro. Algo de lo que dices hay, pero no tanto como parece. Mira, mi chica se dedica a la astrología como hobby, cosa a la que yo no le encuentro ni pie ni cabeza…pero me divierte mucho. Al parecer mi signo zodiacal es la causa de todos mis males: sagitario, que para colmo parece estar influenciado por unos cuerpos celestes que cayeron o subieron por el horizonte en mi fecha de nacimiento complicándolo todo. En resumen, zodialcalmente soy sagitario con algo de géminis, conjunción catastrófica que explicaría mi forma de ser y en los líos que me meto. Yo creo que soy como soy, como cualquier humano, imperfecto pero perfectible.

  20. Ragnar Nur
    en julio 26, 2015 en 9:18 pm dijo:

    ” Sannio, no te ofendas, que lo de macho es una muletilla muy mía. Y eso de que me lo has puesto muy difícil es más de lo mismo y siempre va en tono de broma “.

    No, hombre. ¡Qué me voy a ofender! He jugado un poco con tus palabras, pero no parece que te hayas dado cuenta. ¿Qué sería del pensamiento sin juego? Ya lo decía antes que yo Johan Huizinga (‘Homo ludens’, Madrid, Alianza, 1998). Eso sí: no permitas que tu novia te deje a la intemperie si algún día la llamas “hembra”. Sería domesticación excesiva. Pues como trovó don Juan Manuel en aquel cuentecillo de ‘El conde Lucanor’ sobre el mancebo que casó “con muger muy fuerte et muy brava”:
    “Si al comienço non muestras qui eres, / nunca podrás después quando quisieres” (‘Exemplo’ xxxv).

  21. jajajajajajjajjajajajajajjjjajajajajjajajajjajajajajjajajajajajajajjajajajajajajajajajjajajajajjajaj!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ¿No tendrá razón Sergio y al final estaremos todos “neuróticos”?

    Ragnar Nur: si no empiezas a reirte un poco, no lo resistirás … no te lo tomes todo tan en serio..
    Además, aunque el Dr. Traver, nos ilustró sobre el “problema” de los estrógenos en nuestra cultura, en este post hay muuuuucha testosterona …

    • Yo no lo quería decir, Patricia, pero la estaba oliendo. O, quizás, estemos neuróticos como dice Sergio…Debe ser este calor maldito.
      Y si Ragnar sigue en el foro, me arriesgo a pensar que la está pasando bien.

      • Me estaba olvidando comentarte sobre dos libros que quizás te interesen. Lo he supuesto luego de leer tus posts. Uno es “La castración del Unicornio” de C.T.B: Harris, de Gaia Ediciones, inscrito en las nuevas corrientes de revisión de la masculinidad moderna. Y el otro, se trata de un libro muy peculiar que hace conocer en primera persona la sociedad de los Mosuo en la Región del Lago Lugu en China, en la que toda la vida familiar, social y económica gira alrededor de la figura de la madre: “La tierra de las mujeres” de Yang Erche Namu, de Lumen.

      • Hoy estoy espeso y voy metiendo la pata, Dr. Traver. Si a usted le interesan, también se los recomiendo. Solo que los había relacionado con lo que Anne había comentado en su post.

  22. Gracias, Isabel.

    Sergio, lo que comentas de la canción, sobre el hombre que aún no conoce la verdadera naturaleza de su deseo, lo has ilustrado interesante. Me ha gustado.

    Saludos! (Me he reído mucho) 🙂

  23. ” Sergio, Sannio, Yo. Una cosa es marcar, y otra remarcar. El contraataque es igual que el ataque, y el ataque no es cosa de caballeros, ni de damas tampoco. La batalla siempre debe ser evitada, y sólo es util cuando es la única opción posible. La sangre no debe llegar al río. (No es para tanto, jaja, pero aquí aprovechamos todo para comunicar y aprender). ”

    No participo en vuestra batalla. Mucho menos deseo convencer a nadie. Estoy en el ‘blog’ de Traver porque me siento identificado con el enfoque radical (= de raíz) que sostiene, similar al mío desde hace más de un cuarto de siglo, cuando empecé a interesarme por la emergente neurociencia en los Estados Unidos. No soy uno de sus marineros. Uno ya está grande para no haber ascendido, si no por méritos propios al menos por servicios. Cuando leo las respuestas de Ragnar siento simpatía por su forma de ser (o de estar). ¿Cómo no sentirla? Ha sido descalificado, denostado y hasta despreciado? Una cosa es tener dificultades para captar lo metafórico -por otra parte, muy del cerebro extremo masculino- y otra descalificar sus puntos de vista porque no las entienda o valore; o porque sea “simplón”, como él mismo se ve ante el espejo de la vida. Confiesa estar dominado en su relación de pareja, cosa solucionable si uno desea salir de esa esclavitud. Añade ahora que ella, astróloga en sus ratos libres, le echa en cara su carácter apocado por haber nacido bajo mala estrella… Decía César que los hombres prestan fe de buena gana a lo que desean.* Y sí: el deseo ‘hace’ al crédulo y lo mantiene en su objeto de culto. Por cierto, y hablando de ‘dominio’: Ragnar hace uso de una excelente sintaxis, emplea muy bien las pausas y comunica de forma denotativa con un ‘dominio’ que ya querrían para sí muchos.
    _____
    ‘De bello Gallico’, III, 18.

  24. Lao Tse sobre hembras, machos, arriba y abajo:

    Un gran reino esvun cauce profundo hacia el que todo fluye.
    Es la hembra del mundo.
    La hembra, por su quietud, vence al macho y permanece abajo.
    Un gran reino se humilla ante el pequeño, y así lo posee.
    Un reino pequeño se humilla ante el grande, y así lo engrandece.
    Uno vence humillándose y el otro quedando abajo.
    El gran reino desea unir y crear.
    El pequeño reino desea servir.
    Para provecho de ambos y el logró de sus deseos, el más grande debe mantenerse abajo.

    • José Ignacio: beautiful!

      Que buena elección de texto, y que apropiado!

      Siempre me ha gustado este punto del Tao Te Ching. Me parece inmenso. Me trae paz. Lo tenía en mente a poco leer este post del Dr. Traver.

      Aparte, habiendo muchas traducciones, has elegido una de las mejores … 🙂

      • Gracias Patricia.

        Mi inclinación por este pensamiento surge de mi fijación con el concepto “Paciencia”.
        Paciencia es convivir con lo inacabado. Al principio es una espera de una conclusión. Luego llega conclusión y nuevamente surge una espera.
        Y luego concluye que siempre estas a la espera, viviendo lo inconcluso.
        La paciencia es una actitud pasiva, de espera, femenina. Y no por ser muy paciente resignó mi masculinidad.
        De ahí, correlativamente, Lao Tse dice que lo blando somete a lo duró, que la gota corroe a la piedra. Es sólo cuestión de tiempo, y de templanza.

      • Apretar- soltar, tensión-relajación, luchar-rendir, retener-soltar.
        Respiración (aspirar-espirar), circulación, ritmo cardíaco, … la vida.

        Fluír es dejarse llevar (como quien cae), por la necesidad de soltar, pero también por la de apretar (retener). En cada momento lo que toca.
        El momento muere en el presente. Lo que valía hace 5 min, ya pasó: circulación..
        Nos cuesta, en el fondo ..¿eh? … por lo menos a mí.

  25. Tengo una curiosidad, José Ignacio. ¿Por qué “te” con hache intercalada y dos veces? 😃 No me he sentido molesto por que me hubieses incluido, aún por error. No te preocupes. Por otra parte, la sumisión del hombre a la ‘domina’ (= domesticación) es tema siempre tan interesante como controvertido, por mucho que se lo haya estudiado. Pero ¿qué recibe (o desea) el varón domado a cambio? Declararlo le costó a Esther Vilar insultos y agravios, grandes disgustos y hasta amenazas de muerte. Seguramente que Paco, como yo, leyó su exitoso y provocador libro (ahora, en lo segundo, lo sería más) por aquellos lejanos entonces en que no existían las neurociencias.

    • El “the” es por el corrector ortográfico de donde escribo. Cuando está saeteado en inglés el “te” me lo transforma en “the”. Podría ser más prolijo, pero para hacerlo, debería resignar cierta espontaneidad (solo escribir cuando estoy frente a la PC, y no en mi smartphone).
      Gracias por el interés en mis reflexiones. ¿Que desea? Yo creo que lo importante aquí es el desayuno. Uno se desayuna viviendo un montón de cosas, que son como son, y no hay vuelta que darle. Uno podría intentar justificar, tal como lo hace en el el WORD para que la frase calce en la página. Encontrar una explicación que tenga sentido. Pero es una arbitrariedad. Algo que esta dado. Algo que es fenoménico. Algo a lo que hay que adaptarse. La mujer maneja los hilos de la casa, y como nosotros estamos adentro, caemos en la volada.
      Ahora bien, pensar en que sacamos de provecho de esta situación? No pensar. Que no es poco. Es tener una viajera que sabe donde ir con certeza, porque ella no va, ella ES una con la naturaleza, con sus ciclos. En la unión, hacemos nuestra esa certeza. Aunque, obviamente esto no lo hace ella sola, es una tarea de los dos.
      Hay muchas rutas que llevan al norte (nos podemos creer muy heroicos por llevar la avanzada en las mismas), pero la mayoría-todas son aparentes, la verdadera es una sola, y esa la lleva la mujer. Nosotros somos los acompañantes o “escorts” ;). En definitiva, digo, que la mujer tiene acceso a la Verdad de una manera más cercana de la que los hombres podemos llegar a tener. (sigo jugando con las palabras, y el mensaje va mas allá del orden de las letras).

    • Sannio …

      Planteas aquí una cuestión interesante:

      “Por otra parte, la sumisión del hombre a la ‘domina’ (= domesticación) es tema siempre tan interesante como controvertido, por mucho que se lo haya estudiado. Pero ¿qué recibe (o desea) el varón domado a cambio? Declararlo le costó a Esther Vilar insultos y agravios, grandes disgustos y hasta amenazas de muerte”.

      Me he ido a buscar información sobre Esther Vilar y su libro y después de informarme sobre ella y su obra he topado con una página dedicada a transcribir bastantes párrafos de aquél y creo haber captado ya por dónde pudo ir la controversia. Y ahí hay telita, qué digo, un telar hay ahí. Pero como sólo he leído párrafos y frases sueltas no puedo divagar. Lo que sí puedo es desbarrar sobre tu pregunta que tiene mucho calado.

      ¿Qué recibe y/o qué desea el varón domado a cambio? …

      Bueno, a mi me gusta más la palabra domesticar que la de de domeñar pues la relación y el vínculo que está en juego tal y como yo lo percibo no contiene “per se” elementos sádico-masoquistas como una vulgar sombra de Gray, aunque es cierto, que se suele vehicular necesariamente bajo esos roles. La domesticación que en verdad interesa se parece mucho a la que le pide el zorro (o la zorra según cuál sea la edición) al Principito. Para no hacer este comentario muy extenso, te remito al libro, ahora mismo no sé en qué capítulo se encuentra exactamente, para que leas por ti mismo, que cosa puede ser eso de domesticar y así percibir cómo en esa domesticación paradojicamente puede uno acabar siendo todo un príncipe, aunque sea de un planeta pequeñito como es el del Principito, pero lo que importa es que uno sirviendo se enseñorea.

      ¿De qué o de quién deviene uno Señor?. Ah, ahí está el misterio que encierra la gran paradoja de sucumbir a la pasión. Esa es la travesía.

      Te imagino ya al tanto de todo esto pero déjame desbarrar un poquito más. 🙂

      Voy a colocarme sobre un trípode como hacían las pitonisas de Delfos. Es para pillar un poco de semblante, ponerle teatro al tema.

      Imagina que pongo ese trípode justo encima de una de las muchas grietas que existen por el lugar, grietas por donde lo subterráneo asciende “vaporosamente” en forma de gas etileno. Me sentaré allí y me dejaré intoxicar y emborrachar, para que lo sutil se manifieste y hable por mi boca.

      La pregunta que llevas a la pitonisa, de Pytias, Pytón 🙂 es:

      ¿Qué desea el varón? …

      El humano lo que desea es arder, querido Sannio, aunque ni él mismo sospeche qué encierra verdaderamente su deseo. Arder, consumarse y morir. Sólo el valiente, el que no teme morir, sabrá dejarse ir precipitándose en el abismo y comprobará que el agujero negro que lo encerraba se ha convertido en un lecho de plumas. Sólo el que osa, vive. El que palidece, muere.

      ¿Qué obtiene? …

      Ser creador, Sannio, sentir cómo Eva surge de su costado y por eso aquel elegirá a aquella que sabiendo ser objeto se tornó reina. Pues …

      “El día en que te mueras te enterraré desnuda,
      como cuando naciste de nuevo entre mis piernas”.
      Roque Dalton.

      🙂

      Ángel de Pascalis dice que el cuerpo de la mujer es una portada. Los ojos el título. Pero que adentro hay un libro, un gran libro y que a pocos es dado leerlo, porque pocos saben entenderlo.

      La materia no tiene edad. Solo sabe cambiar.
      Si quieres atrápala desde el principio,
      si quieres desde el fin.

      Odysseas Elytis

      La pytonisa ha hablado.

      🙂

      • Cada vez que me hago el sabio, aparece Isabel y me hace quedar como un Chimpancé. Que placer es escuchara. Sannio nos ha arrinconado con sus preguntas, y ha sacado lo mejor de ella.

      • Goooooood! jájaaa! 🙂
        “Voy a colocarme sobre un trípode como hacían las pitonisas de Delfos. Es para pillar un poco de semblante, ponerle teatro al tema.! 😉

        “Ser creador, Sannio, sentir cómo Eva surge de su costado y por eso aquel elegirá a aquella que sabiendo ser objeto se tornó reina.”

        “El humano lo que desea es arder, querido Sannio, aunque ni él mismo sospeche qué encierra verdaderamente su deseo. Arder, consumarse y morir. Sólo el valiente, el que no teme morir, sabrá dejarse ir precipitándose en el abismo y comprobará que el agujero negro que lo encerraba se ha convertido en un lecho de plumas”.

      • ” El humano lo que desea es arder, querido Sannio, aunque ni él mismo sospeche qué encierra verdaderamente su deseo. Arder, consumarse y morir”.

        Como unas brasas, querida Pitonisa. Algunos, no obstante, quizá lo sospechen o incluso crean saberlo, aunque no puedan aprehender jamás la “idea”. Es así. Y es evidente.

    • Yo soy seriota pero también me da por hacer el payaso de vez en cuando. Por aquello de la salud mental y tal … Me han gustado tus risas, Patricia, de eso se trataba. 🙂

    • Patricia, el asunto que he abordado bajo los velos de la poesía y la risa es el tema de temas, cuando el varón Real-iza al Adam Kadmon, el Hombre Primordial, siendo su correlato que la mujer Real-ice a la mujer primordial o Mujer Absoluta, que está más allá de Eva y de Lilith. La sexualidad es una de las vías para esa toma de contacto y se suele referir en la India para los hombres y mujeres “hogareños”, es decir, el matrimonio del hombre con la mujer. Pero no es la única, está después la vía de los solitarios llamados “los renunciantes”, ascetas, peregrinos, siendo que ambas vías pueden interpenetrarse …

    • Sí, consumir deviene consumar y viceversa. Tanto monta, monta tanto …

      “No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque nacer es una alegría que duele.
      Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace”.
      Eduardo Galeano

      Matándonos, nos nace … Qué grande Galeano!

  26. Sergio, entiendo lo que dices sobre la gente “bonachona” o pacífica, y que estos también tienen su peligro, como dice Facundo Cabral :”No te confies tanto de los halagos, recuerda que el hombre acaricia al caballo solo para poder montarlo.” Pero …

    Ya sabes que ir por la vida a la defensiva … no suele compensar … 🙂

    En mi opinión, a veces hay que dejarse engañar. Ante la duda …
    Ser pacífico tiene ese precio, nada es gratis.

    Ser pacífico también es una forma de ser Guerrero. En mi opinión, superior.
    La guerra a la que se refería Isabel?… si no entendí mal. (Lao Tsu y lo que escribió José Luis del Tao, idem.)
    Según los estudios científicos,
    los machos alfa de los chimpancé, disfrutan de ese privilegio por un tiempo, y follan con todas las “hembras”, si.
    Pero son los que 1º mueren: de un infarto. (No por follar, sinó por el estrés del ataque-defensa), así les suceden los Beta al poco tiempo.
    Cambia, todo cambia … en poco tiempo. ¿Para que quemarse y consumirse detrás de quimeras?

    Una discreta sugerencia: no te identifiques taaan fuertemente con lo que te salió en el test: tu personalidad. Eres eso, y muuuuuchas cosas más…. y las que saldrán.
    Recuerda lo de Ken Wilber y los diagnósticos-paradigmas: sólo son “aproximativos” y funcionales. 🙂

  27. Facundo Cabral … siendo argentina, nunca me detuve a escucharlo… (a la gente muy jóven esto le resulta demasiado aburrido)
    Y él era un hombre humilde, sin estudios ni nada
    En el min 3.10 dice lo del caballo:(“los hombres acarician el caballo pa´poder montarlo”)
    Y en el min 4.04 empieza por fin a cantar …

  28. Lo cité mal, corrijo:” Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago, empieza a ser dominado. El hombre le hace caricias al caballo, pa´montarlo” …
    Facundo Cabral

  29. ” La pregunta que llevas a la pitonisa, de Pytias, Pytón 🙂 es:
    ¿Qué desea el varón? … ”

    ¿Pregunta a la Pitonisa? No, no he preguntado nada a la Pitonisa. Ni a nadie del foro le he formulado esa pregunta. Disculpas, en todo caso, a quien pudiese haberse ofendido por citar a Esther Vilar, que está muy pasada de moda. Fue ella quien respondió, en su día, a su propia pregunta, que era ésa. Puede jugarse con las palabras siempre que no se pretenda otra cosa sino eso, juego.

  30. “Cada vez que me hago el sabio, aparece Isabel y me hace quedar como un Chimpancé. Que placer es escuchara. Sannio nos ha arrinconado con sus preguntas, y ha sacado lo mejor de ella”.

    ¿De veras que te has sentido “arrinconado”? Tranquilo, no volverá a suceder.

  31. Parece, Paco, que nuestro Ragnar se ha marchado sin decir ni adiós. Muy comprensible. Yo sí me despido de ti. Te doy las gracias por lo mucho que he disfrutado con tus lecturas a lo largo de estos años. Ha valido la pena leerte, y mucho. Personas con tanta generosidad no abundan. Suerte y salud. Un abrazo.

      • Bueno, Paco, estamos en contacto por e-mail. Conocemos nuestros nombres. Sólo soy anónimo en el foro. Me hubiese gustado que hubieses leído las páginas 17 a 25 y 172 a 177 del libro que te envié, el que trataba sobre aquel sabio ilustrado. A lo mejor aún, un día de vacaciones, sacas diez minutos de tu tiempo. Permíteme insistir -lo hice hace mucho en privado-, en que no desestimes la versatilidad del ‘troll’, que muta de insospechadas formas. No voy a irme, te seguiré leyendo; pero seré mucho más parco y templado en cualquier comentario. Es más. ¿Qué sentido tiene que intervenga cuando el ‘fondo’ de lo que escribes es lo mismo en lo que yo creo?

    • Sannio, yo no me sentí arrinconada para nada por tu comentario, es más, me pareció muy interesante y por eso quise comentarlo. Yo te pido disculpas si mi payasada ha estado fuera de lugar. No me gustaría que te fueras, y mucho menos así. Pienso que a todos los que estamos aquí nos gustaría que reconsideraras tus palabras. 🙂

    • No, Sannio. Sigo aquí. Al blog lo vengo siguiendo desde hace tiempo, justamente, por las mismas razones que tú exponías; solo que no me había dado por participar en el foro hasta ahora…¡Y con qué resultados! Los mismos que hubiera obtenido un elefante en un bazar. Pero, como dijo Anne, parece que me salgo de la media de los habituales participantes, así que era de esperar ciertas espantadas. Lo que he procurado es no ofender a nadie. Objetivo no alcanzado. Mis foros habituales son de plantas, suelos, fertilizantes, meteorología y yerbas por el estilo. En consecuencia, la dinámica es diferente.

      Si te vas a ir, me apresuro a agradecer tus palabras y, especialmente, que opines que me expreso bien. ¡No te puedes imaginar cuánto me importa la cuestión! Con respecto a las metáforas, filósofos y todo ese mundillo, he tenido un par de amigos Filósofos de carrera que me desquiciaban con su hilado fino, a la vez que yo los frustraba con mi consumado pragmatismo, como bien acertó Sergio. Por lo demás, ya sabes que siempre digo Sí, justamente por ser definitivo e incuestionable.

      • Pues sí que me imagino ese prurito de exactitud en lo escrito. No ofendes a nadie, pero ¡ay! engendra envidia. En cambio, recibes mucha felicidad interior cuando la logras. Yo, por el contrario, no he conocido a ningún filósofo “de carrera”. Sí a mucho soberbio-ignorante de otras carreras. Esa suerte he tenido, así que me he librado de ese “hilado fino” que señalas, similar al de la tela de araña en la que caen incautos, ignorantes y, sobre todo, soberbios. Felicidades por haber resuelto, con tan templada inteligencia, las dificultades de pareja con el incuestionable y definitivo “sí, cariño”. Renuncias a A y B por C porque, sencillamente, la amas. ¡Casi nada! Suerte que tiene contigo. El “sí”, a secas, es elegante (y también definitivo) para el resto de relaciones incómodas; y aún mejor con una sonrisa. Que el elefante haya interrumpido en el bazar ha sido muy positivo. Pues el troll huye al elefante no por su inteligencia o por su envidiable trompa, sino por su tamaño (que lo aterra) y por su bondad.

  32. Pero que es esto? que os pasa?

    sanio, podrías ser más explícito, dado que te hemos leído, – y nos has leído-, por meses, creo, (en mi caso, al menos…)

    Está bien irse. Y también volver… pero anunciado así, suena como dramático…

    tengo que currar y no puedo seguir esta tarde la telenovela….
    pero continuará….

  33. Mensaje privado

    Idea: Si alguna vez quieres que no haya anonimato, puedes sólo aceptar cuentas de facebook, que suelen corresponder a personas reales y lo puedes verificar rápidamente.
    El anonimato alienta a la impunidad y a los excesos. Evitarlo no creó que los evite, pero seguramente los aminore. Gracias, si es cierto que eres generoso.

  34. Cielo-y-Tierra no tiene sentimientos:
    trata todas las cosas como perros de paja.
    El Sabio no tiene sentimientos:
    trata a toda su gente como perros de paja. Tao Te King, Lao Tse

    No seáis payasos y no se enojen por sandeces, más aun si son virtuales. Y si se quieren enojar es por que les divierte. Por lo que no se pongan mal por quien se enoja aquí. Lo hace de gusto. A mi parecer lo único que no se puede hacer es faltar el respeto, en todas sus variantes. Aunque la explicita cae de madura.
    Es el pequeño límite de convivencia a no transgredir.

  35. “Uso de un lenguaje rimbombante, tangencial, hermético, misterioso o de largas parrafadas que denotan enciclopedismo y erudición, usualmente parrafadas extraídas de otros blogs cuya autoría se atribuyen con el fin de darse autobombo”.

    Lenguaje hermético, misterioso o de largas parrafadas … Glups!

    Tomo nota, por lo que me toca. 🙂

      • Igualmente tomo nota. Tengo que aprender a coser dobladillos y a calcetar, que no sé sintetizar, leñe. Y es cosa buena.

  36. Tras seguir con atención el devenir de los comentarios (191 hasta ahora), además de felicitar a todos por el derroche de energía y generosidad, sólo apuntar que el conjunto es un ejemplo muy ilustrativo de una mini-sociedad (i..e. el microcosmos del post) inundada de valores matrifocales.

    Paradójicamente esto ocurre en un post que se centra en los memes de los valores patrifocales.

    La guinda final es del “papá-matriarca” (con todo mi respeto y admiración) al exhortar “Ala dejad de pelearos y pasad al siguiente post que ya lleváis atraso”

    De libro.

    Saludos

    • Muy singular, divertido y desenvuelto comentario. Yo diría, sin entrar en pormenores, que la irrupción de un elefante en una cacharrería y la máscara de un chimpancé pensante -una trampa de caza, que, al final, dio resultado-, alargó la cosa más de lo debido y rebajó lo que debiera haber sido, y no fue, un interesante debate sobre el tema de cabecera. Nuestro pequeño clan de cazadores-recolectores del siglo XXI, a diferencia de sus lejanos ancestros, ha sufrido no poca influencia de los v-memes que señalas.

      • Exacto.
        Pero lo interesante de verdad sería la interactuación del clan no en virtualidad cibernética, sino cara a cara, al anochecer y en el abrigo de la cueva. Patético.

      • Jajajajaja 🙂

        Somos (como) monitos!

        Monos – Libido 1998 – Libido
        https://m.youtube.com/watch?v=xFw7tzqCL3Q

        «Pantanos llenos de lodo
        Pantanos llenos de dudas
        Van correteando los monos
        Contra el tiempo en la ciudad

        Ya verás como todos
        Se confrontan al habla
        Se transforman, se disuelven
        Y se pierden al pasar

        Escombros sentimentales
        Causantes de soledades
        Caricias y seducciones
        Milagrosas perdiciones

        Si el cielo puede cambiar
        Que empiece a brillar
        Que ilumine este lugar
        Van correteando los monos
        Somos monos…»

        «Casi nadie está donde su naturaleza primordial es relevante, casi nadie labora conforme a su ser más esencial, y de esta desnaturalización provienen muchos estragos. Pero ellos son muy necesarios, sólo que no están donde tienen que estar. De ahí la importancia de conocerse a uno mismo y después actuar conforme a la naturaleza del pequeño si-mismo. Sé pues y haz»

        Ausra Augustinaviciute con su proyecto SOCIONICS pensaba allá por los 70’s algo muy similar
        http://www.wikisocion.org/en/index.php?title=Introduction_to_socionics

      • Precisamente sannio, la virtualidad cibernética es lo que contribuye también a cincelar esos/estos fenotipos forzados. Es el nuevo medio ambiente, el entorno actual, el que desencadenó ese chorreo de comentarios e interacciones.

        En la cueva ancestral no seríamos forzados.

        No seríamos los mismos.

        Saludos a todos.

      • Yo sólo sé que esta caterva de esotéricos que somos Patricia, Martin y yo, y eso que no me gusta definirme para no limitarme (y perdonad Patricia y Martin si hago esta identificación trinitaria), somos unos saltimbanquis a los que nos gusta movernos en varios paradigmas para así enriquecer las perspectivas y ampliar horizontes. Y por eso estamos aquí.

        No sé, leemos con igual pasión los post que nos trae masticaditos el Sr. Traver desde el paradigma científico-humanista como los constructos más esotéricos. Quizá nuestras aportaciones rebajen el tono científico del blog, y en eso estoy de acuerdo, y quizás esto moleste a Sannio, pero siempre intentamos no perder el hilo del tema aportando nuestro saber, que remite siempre a nuestra mirada, una mirada que busca fusionar perspectivas, porque considero que así me enriquezco …

        Yo siempre estoy más por ver lo que nos puede unir y no por remarcar las diferencias, y esto puede que suene muy matrifocal, pero es que tengo un cerebro extramadamente femenino y tengo que actuar en consecuencia con él, quizás en eso consista ser fiel a uno mismo, yo qué sé …

        También sé que una inteligencia grande con un corazón pequeño jamás compensa en la vida ni para un mero debate intelectual … y por eso, de elegir, siempre elijo un corazón grande aunque tenga una inteligencia pequeña.

        🙂

      • Antes como joseignacio8, y ahora como Martin, quiero decir que aqui el unico gran triunfador, y es el aprendizaje. Y si, mi vision polisemica (hasta la exageracion) de todo puede ser incordiante, por lo que intentare acotarla. … Y si, tambien he agitado con mayor o menor sutilieza, de aburrido nomas. Y si, Isabel es una genia, sobre eso hay consenso y no hay posibilidad de discusion alguna.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s