La comedora de yeso


La pica es un trastorno alimentario poco frecuente que consiste en la ingestión de sustancias incomestibles, indigeribles o no nutritivas como tierra, yeso, herrumbre, uñas, almidón, pegamento, moho, hielo, jabón, papel, cenizas, etc y que además de eso se caracteriza por una especie de compulsión con acaparamiento de este tipo de sustancias a pesar de que el individuo conoce sus peligros y su falta de condición nutriente no puede -sin embargo- dejar de consumirlos, a veces con un extraño placer.

Se trata de una enfermedad conocida desde la antigüedad (Hipocrates) y que incluso aparece en algún episodio del Quijote, que es de etiologia desconocida y de poco frecuente presentación y que se ha asociado con los trastornos alimentarios comunes (anorexia o bulimia), con situaciones de déficits alimentarios (desnutrición) y con el embarazo, con las psicosis, el autismo y algunas enfermedades cerebrales con o sin retraso mental y el bypass gástrico.

El origen del nombre de esta enfermedad procede de esta ave, la urraca (picapica) que es omnívora y con un apetito voraz, su pico no está adaptado a ningún tipo de alimento especial y consume tanto animales, como vegetales o basura. La mitologia de la urraca está relacionada con la locuacidad que presentan algunas personalidades histéricas que sufren esta enfermedad.

La pica aunque infrecuente en los humanos es una conducta bien conocida en veterinaria, asi se han descrito sobre todo perros que hacen agujeros en la pared y posteriormente vomitan el yeso, que comen piedrecillas, gatos que comen cables eléctricos o cortinajes, y hasta tortugas comedoras de yeso, conejos que chupan la pintura de sus jaulas o gallinas que comen sus propios huevos.

Y aunque todos estos casos se han descrito en animales de compañía sometidos a cautividad y sobre los que cuelga la sospecha de padecer una neurosis animal (inducida por la crianza), lo cierto es que se sabe que los animales pueden presentar apetitos selectivos usualmente vinculados a la necesidad de autopurgarse, asi no es raro observar que los cánidos recurran a ciertas hierbas para hacerlo. Algunos veterinarios han recurrido a la hipótesis de la automedicación, algo asi como que los animales recurren a ciertas sustancias que o bien les faltan en su dieta o que usan como mecanismo de limpieza intestinal.

En nuestra especie los casos mas conocidos de pica se encuentran entre las embarazadas y algunos ginecólogos han recurrido a la explicación de que al aumentar las necesidades de calcio durante el embarazo, las embarazadas pueden comenzar sus conductas alimentarias perturbadas durante este periodo. Lo cierto es que con déficit o sin él los ginecólogos recurren con frecuencia a suplementos alimentarios para el tratamiento tanto de la pica (si la hubiera) como de los antojos que parecen representar caprichos alimentarios emparentados con ella.

El algunos paises la incidencia de pica es bastante alta (un 14% de embarazadas en este estudio de Brasil) y se considera una complicación más del embarazo.

Los déficits de nutrientes más nombrados en la literatura especializada son el calcio (Ca), el hierro (Fe), el cobre (Cu) y el zinc (Zn) siendo además el calcio un quelante del hierro, lo que significa que una de las consecuencias de la pica de yeso puede resultar en una anemia ferropénica. Aunque los niveles de estos metales en sangre puedan ser correctos el tratamiento durante el embarazo con estos nutrientes puede ser suficiente para tratar la pica.

Recientemente hemos conocido un caso de pica en una paciente de 32 años, divorciada y con dos hijos que inició precisamente su conducta de pica durante su segundo embarazo y que siguió con esta conducta despues del parto hasta llegar a completar un cuadro de alimentación compulsiva con acopio de grandes trozos de yeso arrancados de la pared y que alcanzó a la búsqueda del mismo material por entre las obras de construcción de los alrededores de su domicilio.

Esta paciente que presentaba además una bulimia purgativa junto con un trastorno del esquema corporal, una preocupación obsesiva por su imagen y silueta y una personalidad histriónica fue estudiada y tratada secuencialmente durante años -aunque irregularmente- en nuestro servicio debido a un cuadro psiquiátrico fluctuante entre la depresión, la bulimia, las autolesiones (sin intención suicida) y la propia pica, un tratamiento discontinuado a causa de las entradas y salidas de la paciente del campo terapeutico.

Recientemente en una revisión de rutina se descubrió una anemia ferropénica muy intensa con vaciamiento de los depositos de ferritina en la citada paciente que presentaba metroragias leves pero crónicas. El diagnóstico ginecológico dió con un mioma que precisó una histerectomia total. El resultado de esta intervención fue el cese de las conductas de pica aunque no de la bulimia.

Nuestra conclusión sobre el caso es que la pica puede ser considerada una conducta alimentaria adaptativa y ancestral en personas que presentan déficits nutricionales básicos o enfermedades inducidas quimicamente como en el caso que presenta este autor (en ratas). Estos déficits son aun muy frecuentes en amplias zonas del tercer mundo donde al parecer las conductas de pica son frecuentes y culturalmente aceptadas a pesar de las complicaciones y que suelen afectar a personas desnutridas o grávidas.

En mi opinión no es sostenible la idea de que a través de esta conducta la paciente pueda reponer los déficits de nutrientes de forma especifica, más bien parece que se trata de una conducta que persigue de forma genérica incorporar algo que falta. Entendiendo este algo que falta tanto a nivel simbólico y psicologico -como sucede en los antojos- como fisico, en las desnutriciones que podemos hoy observar en nuestro medio en los trastornos alimentarios.

En este sentido me parece que la pica ofrece un modelo psicobiológico perfecto para entender como los factores psicologicos y los biológicos tratan de encontrarse en una conducta que persigue un fin de aporte alimentario (sales minerales) o de capricho alimentario (una compensación) por algo que el sujeto o su organismo sienten como una pérdida.

En ningun caso comer yeso puede identificarse con la falta de calcio, como puede observarse en este caso la falta era en cualquier caso de hierro (Fe), junto con otras pérdidas psicológicas que no he nombrado para hacer más ágil la presentación del caso.

Mi conclusión es que al menos en nuestro ambiente, las pérdidas hemorrágicas crónicas pueden ser un factor precipitante de esta curiosa conducta alimentaria.

33 pensamientos en “La comedora de yeso

  1. Mi perra tenía debilidad por los trapos de la limpieza…
    Lo mejor, para mí, es esta frase “los factores psicológicos y los biológicos tratan de encontrarse”.
    Interesantísimo, maestro Carmesí.

  2. Conozco a una chica que no sólo comía los trocitos de pared, sino también las bolitas que se van haciendo en las prendas de lana con el uso y es curioso, pero también padecía carencias de hierro.
    Creía que no se lo llegaba a tragar que lo hacía sobre todo como una forma de llamar la atención por la gracia, mezclada con cierta incredulidad, que producía su vicio.
    Es como lo de comerse las unas, supongo que se deberá a otras causas, siempre me llamó la atención esa forma de autocanibalismo. 🙂

  3. A mi gato por las botas de piel con las que yo solía salir al patio. Directamente las atacaba y les echaba el mordizco, y sólo sucedía con ESAS botas y no otro tipo de calzado.
    Francisco, si no es mucho pedir, ¿no podría ilustrarnos alguna vez sobre los dejà vu? Es un fenómeno que siempre me ha llamado la atención y no hay mucha info sobre ello, creo.
    Un saludo.

  4. Al parecer son las gallinas los animales que practican tanto la pica como el autocanibalismo picoteando sus plumas y llegando a autolesionarse. Tambien comen pidrecillas que al parecer utilizan para triturar el grano en su buche.
    Hoy me he enterado que las urracas poseen capacidad de autoreconocerse en el espejo como algunos simios y que son ladronas por antonomasia. Se encuentran fascinadas por todo lo brillante que utilizan para adornar su nido aunque al parecer no lo tragan.

  5. Muy interesante el artículo. Tuve esas conductas de niña, comía tierra y papel y las uñas, por supuesto (esa práctica de comerme las uñas aún la mantengo, mal que me pese) . No sé si se deberá a que padezco casi siempre anemia, pero no era así de niña y siempre pensé que las causas eran psicológicas. Nunca hablé de ello avergonzada hasta que Remedios la Bella de Cien años de soledad, me hizo reconciliarme con esa rareza, ya que ella , la bella, la etérea se alimentaba de tierra hasta que levantó el vuelo y se perdió.
    Un saludo

  6. Hola a todos…

    Yo tengo la alotriofagia o el sindrome de pica-pica… especificamente foliofagia y Litofagia, es decir suelo comer papel, piedra pomes, cemento, cementina.

    Comer este tipo de cosas a largo tiempo causa efectos secundario… Por eso quiero CURARME y SUPERAR esta enfermedad…!

    Y quiero formar un grupo de ayuda para personas que tienen problemas como este… Ya que si no unimos podemos superamr en grupo este problema… Casi nadie habla de esto o admite padecerlo…

    PERO QUIEN NOS PUEDE ENTENDER MEJOR Y AYUDARNOS A SUPERARLA Q UNA PERSONA Q TIENE NUESTRO PROBLEMA…! mi pagina web es http://alotriofagia.jimdo.com/

    Si esta alguien de acuerdo conmigo… por favor escribame… o si conocen a alguien q padezca el mismo sindrome q yo… i mail es: chloe_delvalle@hotmail.com

    Gracias…

  7. hola, yo tambien he comido el yeso de la pared, y cuando estaba embarazada comia barro, pero esta costumbre no se me ha quitado, ademas tambien me da por comer tortilla totalmente quemada! durante el ambarazo me detectaron anemia he incluso tuve transfuciones de sangre por el nivel de homoglubina tan bajo, me dijeron que me hacia falta hierro, entonces comence un tratamiento de hierro tomado e inyectado, pero hasta la fecha no me ha funcionado,

  8. hola despues de casi año y medio sufriendo con esta conducta, se me ocurrio buscar en internet y he encontrado respuesta a mis dudas, ahora mi pregunta es como controlar mi ansiedad y dejar de comer yeso…

  9. que tal to como yeso me encanta ya que lo preparo con agua lo dejo endurecer y a comer, asi como las famosas tierritas de sanjuan que dicen es barro cocido y el ladrillo. pero no se realmente por que megustan aunque me propongo no volver a comerlo solo de pensar en eso se me hace agua la boca y la verdad necesito dejarlo ya no se que daño pueda causar en mi salud

  10. Hola me encuentro embarazada y tengo la rara sensacion de querer comer yeso o tierra y no c por que yo se que le hace daño al bebe pero son ansias muy fuertes no lo ago muy seguido de echo solo lo eeh echo una vez peroo quisiera saber que acer para no tener esos antojos me podrias ayudar?

  11. Hola a todos!! ya sabia de la existenxia de esta enfermedad por los programas de la TV, ya veo que la sufren muchas personas y yo soy una de ellas…llevo comiendo yeso de las paredes y ocultandoselo a mis familiares durante aprx. 5 años ya, por mucho que lo he intendado dejar no puedo supongo que será por la falta de hierro ya que tambien me siento muy debil a veces… si alguen conoce un tratamiento eficaz por favor publicadlo!! Saludos

  12. Hoooola, estoy buscando ayuda también, para dejar esta mierda , no trago el yeso pero si lo muerdo hasta que se hace una pasta y luego lo tiro, en un año he mordido aproximadamente 1m2 de placa de yeso y creo me esta provocando problemas en el hígado, al menos tengo algunos síntomas que son de disfunciones hepáticas, a alguien le pasa la mismo?
    También tengo los valores de hemoglobina muy bajos y miomas terriblemente grandes. Para la anemia tomo hierro y me colocan inyecciones, pero esto no lo puedo controlar. Si alguien conoce algún tratamiento, porfi coméntelo!!!!

    • mira no se si te funciona ami me esta funcionando..compre un suplemento para los nervios el que yo compre es abase de ginsen puedes comprar el que tu quieras.. tambien un complemento de b-12. ..mi ansiedad por comer esto aun esta menos pero aun esta para evitar caer en tentacion muerdo chocolateunsweet..y me funciona esto es dificil de dejar ya que lo concidero un tipo de droga pero estos tips me stan ayudando..espero y te sirvan..

      • Brianna gracias por tu consejo, estoy con un suplemento vitamínico similar a lo que me comentas y con hierro de todas las formas que te imagines y se me esta pasando, también creo tiene que ver creo que me operé, me sacaron 10 miomas gigantes que es lo que me provocaba la anemia. Si logro no comer mas le voy a tener que echar la culpa a la anemia que es lo que tenemos en común todas las comedoras de hierro. besos y gracias !!!

  13. yo padezco anemia y mi ansiedad por el yeso lo suplo con mucho apio aunk hay ocasiones en las que me gana mi anciedad, tambien como mucho hielo y fumo… como explicarles k los 3 me saben igual.

  14. hola yo quisiera saber q consecuencias me traería comer muchos años cemento eso d las paredes a media construcción no puedo dejarlo 😥

  15. HOLA YO COMO YESO DE LAS PAREDES DE MI CASA ME ENCANTA ES TAN SENSACIONAL LLEVARSELO A LA BOCA QUE NO SE COMO DEJARLO UNA NECESIDAAD DE COMERLO QUE NO SE COMO QUITARMELO DE LA MENTE PERO ALGUIN ME PODRIA DECIR SI ES MALO YA QUE QUIEROO COMER MAS MAS MAS Y CADA VEZ MAS PRO ESOO SI NO COMO A VASTEDAD SON SOLO UNOS GRANITOS AL DIA PEROO SIEMPRE QUIERO EXPERIMENTAR COMER YESO DE TODOS LADOS AYYYYYYUUUUUUUUUUUDAAA

  16. Hola yo también tengo esa obseción de comer yeso, los paredes de mi habitación estan llenos de agujeros que hago. La verdad es que no se como quitar esta obsecion porque tengo esa sensación de probarlo aun que sea solo un poco, esto me esta afectando y aun que decida quitarmelo no puedoooooooooooooooooo… ayuda por favor.

  17. Hola! Desconocía que esto era un problema o una enfermedad como tal. Desde pequeña siento que me atrae el olor de ciertas paredes, tanto es así que de pequeña siempre que llegábamos a casa me ponía a chupar la pared de al lado de la puerta de mi casa y a día de hoy hay un pedacito liso por esa razón. Todavía me sigue atrayendo el olor de cuando entras al edificio pero no volví a hacer nada. Hace un tiempo no se como o porqué comencé a comer el yeso del baño y hemos tenido que volver a poner yeso en las paredes porque a los vecinos se les colaba agua, jajajajajaja. No se si hace un año o dos me hice un análisis de sangre ya que siempre me notaba sin fuerza pero no tenía este hábito, los análisis me dieron de todo menos anemia. Hablando de lo de la pared de mi edificio mi hermana comentó que quizá es que de pequeña tenía anemia y me hizo pensar si ahora podría tener anemia ya que cuando me hice los análisis como dije, no tenía este hábito. También como casi todos los días hielo y alguna vez me encontré en la situación, siendo pequeña y ya más mayor de que estaba con arena y he estado tentada, y en algún caso pero para nada frecuente lo probé.
    ¿Crees que podría tener anemia o no es máa que un mal hábito?
    Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s