Lo inefable, la hiperia y el kindling

Es un requiebro tan suave el que pasa entre el alma y Dios que pido a su Bondad lo de a probar a quien pensare que miento (Teresa de Jesus)

” Es imposible comunicar una experiencia a alguien que no ha tenido la experiencia. Tratar de comunicar la experiencia de esquí de montaña abajo es imposible para alguien que nunca ha estado en esquís. Tratar de comunicar la experiencia de ser en el amor cuando le pasa a la gente que nunca han conocido de esta experiencia es inútil. No se puede hacer. Puedes hablar sólo por analogía. Para un sistema de símbolos mitológico el trabajo debe estar operando en el campo de una comunidad de personas que han tenido esencialmente análogas experiencias; de lo contrario, nada está pasando allí.” (Joseph Campbell)

Kindling

Esta semana santa ha habido una novedad en la programación de RTVE. Por fin han renunciado a Ben-Hur y es por eso que algunos nos hemos sentido abandonados al tiempo que liberados de tan gozosa experiencia. Pero han pasado dos cosas interesantes. La primera de ellas es que se ha hablado mucho del caso Lubitz que ha despertado muchísimo interés entre el personal, tanto es así que mi post anterior ha tenido un record de visitas (casi 10.000 en toda la semana santa) así como un montón de comentarios de esos que vale la pena leer y donde uno vuelve a reconciliarse con el talento colectivo.

Sigue leyendo

Victimas de la moralización.

Para hacer predicciones hacen falta leyes y no tenemos leyes de la evolución de la sociedad. (Mario Bunge)

doble_moral

Moralizar es el proceso contrario a naturalizar y podemos definir la moralización -siguiendo a Paul Rozin- como la adquisición de cualidades morales por parte de objetos y actividades que previamente eran moralmente neutras. Un ejemplo de ello es la esclavitud.o el consumo de tabaco, actividades neutras antes del siglo XVII o XX pero que hoy han pasado a ser actividades inmorales tanto la una como la otra.

Sigue leyendo

¿Por qué la psiquiatría está como está? (y II)

La Psiquiatria es gente (Nicolas Sartorius)

Lo cierto es que la enfermedad mental no puede reducirse a una enfermedad del cerebro pero al mismo tiempo es posible afirmar que no podría darse en un cerebro sin la complejidad del cerebro del Sapiens.

Dicho de otra manera, necesitamos contar con otras disciplinas, otros conocimientos para dar cuenta de lo psíquico. Necesitamos a la religión, a la mitografía, a la antropología, a la sociología, a la filosofía, a la literatura y al arte para poder comprender lo psíquico y  por tanto tambien las averías del mismo. Necesitamos poder comprender el sufrimiento mental y las fronteras que traza lo patológico con las adversidades de la vida y como estas intearctuando con ciertas vulnerabilidades genéticas llevan al hombre hacia la enfermedad.

Sigue leyendo