Orquídeas, lubinas y caracoles


Las estrategias reproductivas en la naturaleza están diseminadas entre todas aquellas que dan “premio evolutivo”, es decir reproductivo, el engaño, la muda de sexo y el hermafroditismo. La orquídea optó por el engaño simulando mediante su corola las formas de las hembras del abejorro, la lubina es hembra de joven y macho de adulto y el caracol -que posee los dos sexos- es capaz de fecundarse a si mismo en determinadas circunstancias.

No es que la orquídea sepa que está engañando al abejorro, sino que la evolución la dirigió hacia la estrategia del engaño como una estrategia evolutivamente estable, su parecido con la hembra del insecto adecuado es suficiente para que -debido a los ardores del macho- acabe siendo polinizada, cuando el abejorro descubre el engaño es demasiado tarde, la orquídea ya ha sido fecundada pero el abejorro que “ha pasado la mano por la pared” y se retira decepcionado y confundido. Moraleja: no hay que fiarlo todo ni al olor de las ferormonas ni al aspecto de la corola de una orquídea.

La lubina tiene una estrategia mucho más eficaz, de jóvenes todas son hembras y de mayores ¿todas son machos? pues no, porque el paso de hembra a macho está inhibido por la presencia de machos dominantes en los alrededores, de manera que la estabilidad entre sexos se mantiene, 10 hembras para cada macho, eso asegura la reproducción y quita hierro a las peleas entre ellos abrumados por el peso de la testosterona, una solución consensuada, democrática y eficaz.

Lo de los caracoles sin embargo es para nota: aunque son hermafroditas y pueden bastarse solos para las tareas de la fecundación prefieren -por aquello de la diversidad- buscarse una pareja, los preliminares amorosos pueden durar varios dias, no se trata de poner a punto al partenaire para la cópula: se trata de discriminar quién va a hacer de hembra, pues al fin y al cabo el embarazo y la puesta de huevos corre a cargo de ella -la cruel atadura-, el perdedor en esa lucha de preliminares hará de hembra y el otro hará de macho, es decir su tarea terminará en cuanto haya embarazado a la caracola alternativa.

Lo curioso de esta maniobra de los caracoles es que recurren a ella cuando el entorno es hostil y más necesaria es la diversidad genética, en condiciones de abundancia de recursos, temperatura adecuada y ausencia de depredadores en los alrededores el caracol opta por arreglárselas solo.

5 pensamientos en “Orquídeas, lubinas y caracoles

  1. A mí la que me parece para nota es la orquídea que es capaz de asemejar formas y olores del reino animal para atraerlos y así conseguir la polinización y que yo sepa la orquídea no tiene órgano del olfato y de la vista. Sin embargo, de forma increible, percibe el mundo de su alrededor y lo imita tan bien que en Sudáfrica un escarabajo que despierta del cobijo invernal unas semanas antes que la hembra es atraído por la orquídea que desprende una molécula básicamente igual a la que desprende el escarabajo hembra para la llamda sexual del macho y además los colores de sus pétalos dibujan una hembra escarabajo en posición sexualmente receptiva… Ahora habría que preguntarse por qué el escarabajo macho sale con semanas de anteroridad de su guarida.

    La evolución entera es para nota, pero para nota de quedarse con la boca abierta…

  2. A veces nos maravillamos de la naturaleza, tan imprevisible, tan llena de colores y disposiciones. Este asombro quizás provenga de que la pensamos como humanos y no como naturaleza. Hemos roto el vínculo. Inventamos las ciudades para tener seguridad, pero nos cortamos de parte a parte. Esa ausecia nos la curamos con el arte, con las destrezas que desarrollamos, pero es ausencia, La gente que “vive” no necesita ir a una exposición, ni ver un documental ni una película. Su “asombro” es natural. Fluye desde adentro. Quizás un día fuimos así. Prefiero la ciencia a la magia. Porque la ciencia fue una inversión nuestra y la magia nos la dieron. ¿Quién? Quizás haya que preguntarles a las horquídeas.
    Salud

  3. Gracias. Bonito vídeo. Cuando veo a Carl Sagan se me pone la piel de gallina. Por sus documentales, elegí mis estudios . Y, sí, “todos somos polvo de estrellas”. Que era otra forma de decir aquello de que para cada humano que nació en la Tierra, hay una estrella allá en lo alto. Otra vez el eterno vínculo, o círculo, de la Poesía y la Ciencia.
    Salud.

  4. Hay que apostar por un modelo biológico de la comprensión del Universo, saltando el mecanicista clásico. Además en ese sentido se dirige ahora la TecnologÍa . Nuestras máquinas serán cada vez más parecidas a los seres vivos, en el sentido en que desarrollarán su propia conducta, si se puede hablar así de una máquina, como reacción al entorno desde sus circuitos y mecanismos. Cada vez está más cerca, si alguna vez estuvo lejos, aquello de que la verdadera Ciencia es la Ciencia Ficción.
    Otra vez el enlace.
    Salud.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s