El complejo virgen-puta

demi-moore

Aquellos de ustedes que leyeron el anterior post ya estarán al tanto de la idea de que existe en las mujeres (y tambien en los hombres aunque en menor medida) una doble subjetividad. Por una parte la mujer es sobre todo una madre, con unos órganos y un sistema hormonal, emocional e inmunitario destinados a la maternidad, es decir a albergar en su seno a una vida ajena. Este solapamiento de madre y feto en un solo cuerpo tiene también correlatos psicológicos que se mantendrán durante toda la vida, hasta tal punto que podriamos dividir a las mujeres en dos grupos, las que han sido y las que no han sido nunca madres, pero incluso estas han tenido -a su vez una madre- por tanto no pueden escapar de su influjo arquetípico. No cabe duda de que llegar a ser madre completa el ciclo biológico y psicológico de la mujer hasta la plenitud.

Sigue leyendo

El mito del amor materno

“Deberían los hombres buscar otra manera de engendrar a la prole sin sexo femenino, y así no sufriría mal alguno el varón” (Euripides en boca de Medea).

madres-arrepentidas

Claro que una madre puede arrepentirse de haber sido madre

Todo el mundo sabe que el arquetipo materno contiene un tabú universal, la madre es un intocable cercano a lo sagrado y por eso, la maternidad es también un hecho que se supone arcangélico, algo más allá de lo humano. Pero la verdad es que también sabemos todos que las madres no solo aman a sus hijos sino que también les rechazan y muchas veces les odian. En casos extremos -como Medea- les asesinan.

Sigue leyendo

Infancias atroces (I)

perro

Voy a dedicar esta entrada y la próxima a hablar de un libro de  Bruce Perry que es un psiquiatra infantil americano y que me ha parecido extraordinario, no solo por los casos que presenta en su casuística-casos atroces y probablemente extremos- sino también por la teorización sobre los distintos mecanismos adaptativos que pone en marcha el traumatizado y que servirán de eje de rotación donde síntomas posteriores vendrán a enredarse, poniendo especial énfasis en la disociación asi como los distintos itinerarios que siguen estos mismos traumas en la edad adulta. Asi el lector podrá seguir distintos tipos de abuso y maltrato, el sexual, pero tambien los efectos del abandono,de presenciar escenas atroces, el trauma alimentario de aquellos que son alimentados de una manera mecánica o vacía por cuidadores sin empatía o despersonalizados, los entornos inciertos o los cuidados discontinuos. Aprenderá el lector algunas cosas sobre la crianza: que la predictibilidad, la repetición y las sincronías son la base de sustentación del despliegue fisiológico de todos los recursos mentales que llamamos crecimiento y maduración.

Sigue leyendo