La ipseidad (XXXVII)

Somos un cuerpo como sujeto y tenemos un cuerpo como objeto” @pacotraver,

La ipseidad no es un concepto psiquiátrico ni psicológico sino filosófico y fue Sartre en “El ser y la nada” el primero en hablar de este concepto en la dicotomía entre “el ser en sí y el ser para sí”. En realidad el concepto es asimilable al de “mismidad” y también al concepto de identidad. Consiste en un sentimiento básico, primordial y pre-reflexivo del Yo como centro y núcleo de la propia experiencia incluyendo el sentido de nosotros mismos diferenciado de los otros y de los objetos. Es la infraestructura de la conciencia como podemos ver en el gráfico de arriba, su suelo, el origen de nuestra identidad, a través de ella sabemos que nuestra mano es nuestra mano y no la mano de otro o la almohada que nos acoge al ir a dormir o el peluche que necesitamos para acompañarnos durante el sueño. Ipseidad es una especie de autoamor, de autoreconocimiento y responsable de las experiencias en primera persona. “Yo soy”.

Sigue leyendo

Un metalenguaje para una psiquiatría post-industrial (I)

Hay que recordar que “enfermedad mental” es un oximoron. Solo la materia puede enfermar. El problema es que aun no hemos sido capaces de averiguar qué es lo que enferma en las “enfermedades mentales”, pero tenemos algunas pistas: podríamos ponernos de acuerdo en que lo que enferma es la razón, es decir esa chispa divina que solo está al alcance de nosotros los sapiens después de haber conseguido ser pensantes.

Sigue leyendo

Empatía y culpa (XXVIII)

Empathy is key to the functioning of high-trust cultures. If everyone is empathic toward each other, there is no need to waste energy on self-protection or on double-checking every single transaction. (P. Frost)

Peter Frost es un antropólogo evolucionista que mantiene uno de los blogs más interesantes y documentados de su especialidad en Internet. La cita de arriba hace referencia a su visión de la empatía. Para Frost la empatía y la culpa van en el mismo pack, también la vergüenza, aunque discrimina entre culturas de la vergüenza (mayoritarias) y culturas de la culpa (mucho más minoritarias). Ambas, vergüenza y culpa están relacionadas con el control que el grupo social mantiene sobre las conductas individuales: así cuando alguien transgrede una norma social se siente avergonzado y la vergüenza es en este sentido pública, también su castigo. 

Sigue leyendo