Edipo en evolución

oedipus2

De Cristopher Badcock ya he hablado en algún que otro post, a propósito de sus ideas sobre el cerebro femenino radical y otras como el hipermentalismo y  la impresión epigenética , pero si vuelvo a traer aquí sus ideas acerca del Edipo es por otra razón. Recientemente me han hecho un encargo respecto a un libro sobre antropología comparada que estoy leyendo con interés pues su autor es un profesor de filosofía que ha explorado ciertas ideas antropológicas relacionándolas con la patología mental humana y que son de interés para mi y para cualquier profesional de la salud mental.

Sigue leyendo

Anuncios

El concepto de “trauma extendido”

Definir qué cosa es un trauma psíquico es bastante complicado y lo es porqué aunque podamos definir mejor a un sujeto traumatizado, definir “trauma” objetivamente es imposible salvo en los casos extremos: ese tipo de eventos que nos afectarían a cualquiera de nosotros, si bien con distinta intensidad. Es por eso que el concepto de TEPT (trastorno por estrés postraumático) es un diagnóstico y los conceptos de trauma o estrés no son diagnósticos. Para que se pueda diagnosticar un TEPT hace falta un criterio A, u evento objetivo, identificable y suficientemente intenso que se encuentre relacionado con la aparición del cuadro clínico.

Sigue leyendo

I, me, myself

tipos-de-memoria-neuropsicologia-1-638

Los que leyeron el post anterior ya conocen algunas de las ideas de Rusell Meares acerca de la forma en que nuestras memorias se relacionan unas con otras y que de alguna forma se relacionan con la identidad. En realidad hablar de identidad personal es hablar de la memoria y no sólo de la memoria autobiográfica, pues nuestra identidad no es solo un relato de aquello que hemos hecho en la vida, nuestra identidad no es sólo un curriculum de logros o fracasos. La identidad es algo más.

Sigue leyendo

El flujo de la conciencia

dos conciencias

Una cosa curiosa que sucede en los sujetos traumatizados precozmente es el comportamiento de su memoria: algunas personas olvidan grandes partes de su experiencia autobiográfica (que aparece hacia los 5 años) mientras otros son asaltados continuamente por reexperimentaciones de lo vivido, unos olvidan lo que sucedió, mientras que otros lo pueden rememorar aunque sea de un modo parcial mientras otros son sujetos pasivos de una reexperimentación forzada. Todo parece indicar que lo traumático dependiendo de la edad en que se produjo el “trauma” afecta de una manera u otra a la memoria. Es por eso que podemos hablar de “recuerdo traumático” tal y como planteaba Janet.

Sigue leyendo