No es violencia machista, es violencia (I)

maldad

Hace un par de días tuve acceso a un catálogo de tuits que “el Diario” coleccionó (haciéndose eco de algún propagandista) a un magistrado del Supremo llamado Antonio Salas Carceller (@salascarceller1) que me llamó la atención y que desencadenó un aluvión de críticas, y no se hicieron esperar criticas del mismo estamento jurídico pero también de adhesiones en las redes sociales. Al día siguiente el citado magistrado concedió una entrevista en la sexta donde fue crucificado de nuevo por el lobby feminista y sus agitadores profesionales. ¿Pero qué es lo que dijo el citado juez para resultar tan criticado?

Sigue leyendo

Anuncios

De espaldas al mal (XXVIII)

Si usted ha tenido hijos sabrá lo mal que lo pasamos los padres con esas salidas nocturnas de nuestros hijos y que acaban ya al despuntar el día, sin saber donde se han metido nuestros jóvenes adolescentes siguiendo los dicterios de esa estúpida moda de vivir de noche.

Y no cabe duda de que la noche es el principal aliado de los perpetradores.

Si usted tiene hijas, es seguro que sufrirá por esos malos encuentros que pueden dar al traste con su vida y si usted tiene hijos se preocupará más probablemente por la posibilidad de que se metan en líos, en peleas o en desencuentros con la ley. Y un sufrimiento común: los accidentes de tráfico, el alcohol y las drogas.

Sigue leyendo

La traumática historia del trauma (X)

Hay dos formas de pensar “lo traumático”, la primera es una herida, tal y como la imaginara Janet, una herida que solo puede curar en segunda intención, de dentro a fuera. La segunda forma de imaginarlo es como un agujero, un hueco sin rellenar.

Sigue leyendo

¿Por qué los hombres somos superfluos?

mitomachos

Aunque lo políticamente correcto es pensar que el sexo femenino ha estado históricamente y sigue estando subordinada a esa entelequia que ha venido en llamarse “patriarcado” lo cierto es que ser hombre es muy poco deseable y lo será más cuando lector termine con la lectura de este post.

Sigue leyendo