El ojo y el laberinto

Nuestra tarea no es otra sino socavar el poder de la Gran Madre

Erich Neumann

Ahora que estamos en vísperas de carnaval, una fiesta dedicada a lo dionisíaco, al caos, al sexo y a la confusión de sexos, me parece un momento idóneo para hablar de esa tensión, esa dialéctica eterna entre lo femenino y lo masculino, entre lo terrestre y lo celeste, entre lo recto y lo curvo, entre naturaleza y cultura, entre Apolo y Dioniso.

La Venus de Willendorf

No cabe ninguna duda de que mujer y naturaleza se encuentran unidas por vínculos de toda clase, fundamentalmente por uno de los misterios más robustos de nuestra especie: me refiero a la fertilidad, al misterio de la fertilidad. Y para ello voy a referirme a la Venus de Willendorf, una estatuilla paleolítica de indudable interés que señala hacia nuestros primeros cultos que fueron eminentemente ctónicos.

Sigue leyendo

Maldita eugenesia

poblacion

La población mundial crece y se proyecta hacia el futuro de una forma peligrosa si creemos en las predicciones de Malthus.

Recientemente ha salido en prensa una noticia insólita: un investigador chino ha conseguido modificar el ADN de dos gemelas e introducir un gen que hace a las niñas más resistentes (aunque no inmunes) al virus del SIDA. Algo que se ha conseguido a través de una tecnología nueva y emergente, la edición de genes con el CRISPR, una especie de “copia y pega genético” que nos permitirá en un futuro? -¿o ya es presente? modificar a la carta rasgos genéticos concretos.

Sigue leyendo

Edipo en Trobriand

Trobriand

Las islas Trobriand son un archipiélago coralífero vecino de Papua-Nueva Guinea (Indonesia) que cuentan con una población de unos 12000 aborígenes que viven casi todos en una isla central (Kiriwina) y otras periféricas y que pertenecen a Nueva Guinea. Se trata de un territorio selvático ocupado por tribus que viven de una agricultura rudimentaria y que se caracterizan por una intensa belicosidad. Aun hoy en Nueva Guinea existen tribus que guerrean unas contra otras, hablan idiomas diferentes y son poco dados a compartir. Quizá por eso, la prohibición del gobierno de guerrear ha dado lugar a juegos especialmente agresivos parecidos al criquet pero muy agresivos. Probablemente se trata de uno de esos lugares poco recomendables para el turismo por el peligro que supone adentrarse en esos lugares.

Sigue leyendo