¿Superdotados?¿Para qué? (V)


Cuando venimos al mundo somos arrojados a una familia y una sociedad que ya tiene configurada sus reglas y que ni hemos elegido ni -frecuentemente- se adapta a nuestras necesidades. Los primeros años de nuestra vida ya permiten asomar rasgos de nuestro temperamento que pueden entrar en conflicto con esa normativa. Las rabietas, los trastornos del sueño, el rechazo de los alimentos, la tardanza en madurar nuestros esfínteres, la exigencia que procede de esos temperamentos intensos que muchos niños traen de serie ponen a prueba a nuestros padres y profesores. Después de estos primeros años el niño es sometido a otra prueba fundamental: la socialización, es decir el contacto con otros niños bien en la guarderia o bien en la escuela donde pueden empezar a asomar los primeros conflictos.

Estos conflictos son casi siempre sentidos en forma de disfunción y son inmediatamente detectados y psicologizados en forma de patologías infantiles más o menos estandarizadas pero lo cierto es que desde Dabrowsky tenemos otra manera de ver estas dificultades que algunos niños presentan a la hora de relacionarse con sus iguales.

Teoria de la desintegracion positiva de Dabrowsky.-

Postula que la maduración pasa por crisis de “desintegración” (desarrollo progresivo). Estos momentos de confusión, ambivalencia, ansiedad y depresión son necesarios al individuo para su crecimiento personal, por eso es positiva.

– Pero el desarrollo no es obligatorio ni se tiene que pasar por todas las fases. Alcanzar la verdadera #personalidad es el resultado de una larga y difícil introspección. Entendiendo que personalidad y caracter no son la misma cosa: la personalidad crece, se mueve, se expande, o se retrae, mientras que el carácter es inmutable

– La construcción de la personalidad pasa por periodos de confusión, de apatía, de depresión, de ansiedad, inconformidad o de insatisfacción y en esta teoría no son consideradas como patológicas sino que son factores esenciales para perturbar el ajuste y el confort y empujar hacia la introspección. Una disconformidad que puede tener como objeto, el mundo, el cuerpo o incluso el sexo, pues no debemos olvidar que ni nuestros genes, ni nuestro entorno familiar ni nuestra escuela pueden evitar nuestra disconformidad: somos por esencia rebeldes porque somos más inteligentes que nuestros genes, y mucho más que ciertas estúpidas normas que se aceptan sin reflexión por la mayor parte de la gente.

Más que eso: en la teoria de Dabrowsky se considera que ciertas personas vienen al mundo con una alta capacidad o potencial de crecimiento y son precisamente estas personas las que van a tener más dificultades durante su maduración y lo van a ser por dos cuestiones: la sobreexcitabilidad y la hipersensibilidad.

Sobreexcitabilidad es un sinonimo de intensidad, esta intensidad puede ser emocional, intelectual sensorial o sensual como veremos mas abajo, pero lo importante es comprender que la sobreexcitabilidad es un epifenomeno de las altas capacidades. He dicho altas capacidades (AAEE) no he hablado de sobredotación porque cuando oimos esta palabra creemos que estamos hablando de una alta inteligencia y cuando hablamos de alta inteligencia estamos pensamdo en un desarrollo intelectual que traducido en terminos concretos serian altos rendimientos academicos o escolares. Y no tiene nada que ver con eso, puesto que muchos niños con DP (potencial de desarrollo) no tienen porque ser más inteligentes que la media, pues esta DP puede manifestarse a otros niveles bien distintos a lo intelectual y lo peor: el niño en desarrollo puede caer en una desintegración negativa

Lo que caracteriza a estos niños con altas DP es la sensación de no encajar desde etapas muy precoces. Pueden sentir que su familia, la escuela o la sociedad están de alguna manera configuradas para otro tipo de personas bien distinta a ellos.Pueden sentir que los estereotipos sexuales no encajan con su sensibilidad y que no.está interesado en las mismas cosas cosas que sus iguales: el futbol o los deportes en general parecen no tener ningún interés para estos niños. Tampoco participan demasiado en actividades grupales a no ser que se trate de un niño sumamente empático que es un rasgo que predice una alta DP, pero hay que considerar que la socialización y sobre todo la sobresocialización que alcanzan las personalidades medias opera como un obstáculo para este tipo de niños. La socialización es el lecho de Procusto de las etapas infantiles del desarrollo y para muchos niños es un enredo más que un apoyo pues estos niños han de desarrollar sus propias habilidades y sus propios valores que pueden estar más allá de lo que la sociedad considera adecuados. Con esto no quiero decir que no es necesario socializarse lo que quiero decir es que este tipo de niños necesitan de un apoyo muy intenso para no perecer en la socialización y poner por delante siempre su propio proceso al de los demás. Complacer a los demás o vivir según los inputs y lo que los demás piensen de él es una mala praxis para este tipo de niños que muchas veces confundimos con superdotados cuando lo que son es portadores de un potencial de cambio y de dirección muy intenso en la búsqueda del mayor despliegue posible de su personalidad.

La mayor parte de las personas se quedan en un estadío inicial y se interesan sobre todo por la felicidad, el bienestar, el placer o el poder, por el estatus en suma. Más adelante cuando progrese la socialización están interesados en conseguir apoyos a su conformidad con las normas. este tipo de personas no suelen tener conflictos pues tampoco tienen vida interior, su capacidad de crecimiento es nula aunque pueden vivir muy bien adaptados.

Los que cruzan ese umbral presidido por lo instintivo y pulsional van a encontrarse con muchos problemas, para empezar pueden no encontrarse bien adaptados a su familia, a su entorno o a su escuela, tienen pocos amigos o bien tienen muchos seguidores pues algunos de ellos están recubiertos por una especie de carisma derivado de sus deseos de ayudar y de su empatía. Sucede cuando las altas capacidades están enroscadas en lo interpersonal: así, algunos de estos niños son considerados «lideres», pero lideres buenos, no tanto por sus hazañas deportivas o maléficas sino porque son capaces de sintonizar con las necesidades de los demás.

El largo camino hacia el desarrollo de una personalidad de gama alta viene explicado en este post de manera que voy a remitir allí a mis lectores para centrarme en una serie de detectores de estos niños con gran capital de DP. Pero hay que recordar esta idea: llegar a ser quien uno es, precisa de romper esquemas con lo que uno aprendió mientras codificaba el mundo, no solo lo que aprendió en su familia sino todo lo que le reportó la sobresocialización. Y no morir en el intento puesto que convertirse en un paria, un inadaptado o un rebelde sin causa tiene mucho que ver con un viraje en la dirección de la flecha positiva de ascenso de la conciencia. Algo de lo que aprendimos ha de ser preservado y no caer en la trampa del adanismo, es decir creer que eres la primera persona en este mundo en sentir que no encaja.

Me gustaría ahora explorar algunas pistas de eso que hemos llamado sobre excitabilidad pues es un rasgo que define a estas AACC sin prejuzgar que todos los sobre excitables vayan a convertirse en genios de una materia y otra.

El sobre excitable puede comenzar ya de muy pequeño con reacciones emocionales intensas, es un niño muy curioso, le interesan los estímulos y siente fascinación por lo nuevo, las repeticiones le aburren y suele ser bastante sensible a ciertas texturas tanto de la comida como de ciertos objetos por ejemplo no le gusta andar descalzo por la hierba y puede sentir escalofríos ante el contacto de ciertas superficies. Es un niño muy despierto y a veces perfeccionista que va a orientarse de una forma u otra, por el movimiento, la competencia, las preguntas filosóficas precoces cómo en temas como la muerte y «quien soy». Sin embargo es un niño que desde pequeño ya parece saber lo que quiere, no solo en los alimentos -que gusta probar- sino en los juegos y es muy asertivo y gusta de hacer las cosas por si mismo. Unos aceptan la ayuda y otros prefieren el ensayo y el error pero todos responden de formas intensas al estrés y las preocupaciones ajenas. Son frecuentes las diarreas, el asma y las rinorreas, es decir la expresión somática de esta sobre excitabilidad.

Pero hay distintas formas de sobre excitabilidad:

Sobre-excitabilidad intelectual

La sobre-excitabilidad intelectual está caracterizada por la curiosidad, las preguntas perspicaces, la capacidad de concentración y resolución de problemas, y el disfrute y sorpresa ante nuevas intuiciones y conocimientos. Los alumnos de alta capacidad presentan con frecuencia estas características por lo que buscan constantemente ampliar sus conocimientos y comprender la verdad de las cosas. Plantean constantemente preguntas, disfrutan con actividades que exigen concentración y a menudo se centran en cuestiones morales. Piensan de manera independiente y se tornan impacientes cuando los demás no comparten su sensibilidad acerca de una idea o problema.

. Sobre-excitabilidad imaginativa

La mayoría de los niños de alta capacidad durante su etapa preescolar tienen mascotas o compañeros imaginarios con los juegan, a menudo en universos imaginarios. Estas relaciones de juego imaginario suelen ser esquemáticamente complejas y ricas en metáforas y creatividad. Es común que mezclen fantasía y realidad, y en ocasiones -sobre todo en clase- pueden permanecer como absortos en su mundo fantástico en el que visualizan con claridad episodios como si de una obra de teatro se tratase. Los adultos sobre excitables tienen altas capacidades para imaginar escenas y situaciones desde lo sexual hasta los relatos fantasticos. existe una relación con el gusto por arte y la literatura

4. Sobre-excitabilidad emocional

Este aspecto relacionado con emociones complejas y sentimientos intensos es con frecuencia el primero que advierten las familias con hijos de alta capacidad. Los niños de alta capacidad con sobre-excitabilidad emocional reaccionan de manera mucho más intensa y profunda que el resto, de tal forma que la gestión de su inteligencia emocional es un aspecto clave de su desarrollo. Experimentan fuertes emociones relacionadas con estímulos específicos, lugares o personas, que dejan entrever una empatía y sensibilidad diferente y mucho más profunda. Estas modalidades emocionales pueden incluir en ocasiones llanto ante situaciones injustas (guerras, hambre, etc.) o ira al fracasar o no conseguir ser el mejor en los juegos o actividades.

5. Sobre-excitabilidad psicomotora

Las personas con sobre-excitabilidad psicomotora se nos muestran como especialmente llenas de energía y actividad. Esta energía por añadidura puede manifestarse en forma de velocidad a la hora de hablar, de entusiasmo ferviente, de intensa actividad física o necesidad de acción y movimiento. En ocasiones pueden presentar conductas impulsivas o hipermovilidad. En la escuela, los niños con alta capacidad que presentan sobre-excitabilidad motora parece que no pueden estarse quietos y hablan constantemente por lo que tienen una alta probabilidad de ser identificados por el profesorado como niños con TDAH o con problemas familiares a la hora de establecer límites o normas. Este es un aspecto clave para el diagnóstico diferencial de los alumnos con alta capacidad.

6. Sobre-excitabilidad sensorial

Los niños de altas capacidades presentan en muchos casos sobre-excitabilidad sensorial, por lo que sienten, ven, huelen, degustan, tocan y oyen de manera más profunda e intensa los estímulos sensoriales de la vida diaria. Puede que no puedan ponerse determinadas camisas o calcetines por el roce que les producen; evitan ciertos tipos de luces o perfumes; o reaccionan de forma distinta ante el gusto o textura de determinados alimentos. El ruido de la clase les puede parecer extenuante. Por contra, para ellos pueden ser extremadamente placenteras sus experiencias con la música, el lenguaje o el arte. (Tomado de esta web)

Un error muy frecuente con estos niños es tomar ciertas patologías como el TDH como epifenómenos sin más de esta condición. Vale la pena decir que el tratamiento es ineludible, y hay que pensar en la comorbilidad y la doble condición (doble excepcionalidad) , puesto que el deficit de atención es muy frecuente en los niños con alta excitabilidad imaginativa, esos que no atienden por estar sumergidos en fantasías o pensamientos propios y que pueden manifestarse en clase dando la impresión de carecer de interés por lo que allí se cuenta.

Conviene pues distinguir entre altas capacidades, alta inteligencia y superdotación y recordar que las AACC están relacionadas con la evolución de la conciencia hasta alcanzar un determinado nivel más allá del terrenal interés de la personalidad-rebaño, algo que los griegos llamaron virtud o eutimia. Y sobre todo no tomar las AACC, ni la alta inteligencia como pretexto para no tratar determinadas comorbilidades.

Referencias

Bouchard, L. L. (2004). An Instrument for the Measure of Dabrowskian Overexcitabilities to Identify Gifted Elementary Students.  Gifted Child Quarterly, 48 (4) 339–350.

Bouchet, N.,  & Falk, R. F. (2001). The relationship among giftedness, gender, and overexcitability. Gifted Child Quarterly, 45 (4), 260-267.

Kitano, M. K. (1990). Intelectual abilities and psychological intensities in young children: Implications for the gifted. Roeper Review, 13 (1), 5-10.

Lind, S. (2001). Overexcitability and the giftedSENG Newsletter, 1 (1), 3-6.

Piechowski, M. M., & Colangelo, N. (1984). Developmental potential of the gifted. Gifted Child Quarterly, 18 (2), 80-88.

4 comentarios en “¿Superdotados?¿Para qué? (V)

  1. Pingback: ¿Superdotados?¿Para qué? (V) – Eklegein

  2. Desconocía a Dabrowsky y me parece muy interesante lo que dice. A su vez me parece muy importante que todo esto vaya calando, sobre todo, en los profesionales, para que sepan detectar a este tipo de personas y si honestamente piensan que no pueden ayudarlas, tengan la sabiduría de derivarlas a quienes si puedan, o, al menos a quienes sepan no perjudicarlas mas todavía.

    Procedente de la Psicología Transpersonal existe un concepto que considero similiar llamado Inadecuación Esencial.

    https://espiritualidad-salud-mental.blogspot.com/2016/11/inadecuacion-esencial.html?m=1

    En este artículo viene explicado el concepto y lo cierto es que estoy bastante de acuerdo en muchas cosas, en otras, no tanto.

    Considera que las personas con Inadecuación esencial, ven su condición como un estigma y estando de acuerdo, prefiero la denominación de don/maldición que leí proveniente de un seguidor de este blog.

    Cuando en el artículo se habla de neurosis cruzada, por ejemplo, es una cosa que yo llevaba tiempo observando en mi, puesto que presento hipercomorbilidad, una importante «acumulación» de síntomas y trastornos psico-físicos asociado con unas determinadas características personales.

    Esta «neurosis cruzada», anteriormente la había visto comentada por Marie-Louise von Franz en su libro «Alquimia» donde dice que la ampliación de conciencia provoca la aparición de una «segunda neurosis», en todo caso hace muchísimo tiempo que los psicoanalistas saben de los peligros del sobreanálisis y de profundizar «demasiado» en el Inconsciente y el autoconocimiento.

    Y tienen toda la razón, puede ser negativo, pero, en lo relativo al objetivo de adaptarse a la realidad, pero, si a consecuencia de su don/maldición el sujeto se viera literalmente obligado, a lograr otro objetivo mas exigente como puede ser el de «alcanzar la verdadera personalidad», se sentirá forzado a aumentar su autoconciencia, pero, la cosa es que, sin apenas darse cuenta, seguramente se verá conducido al mismo Inframundo de forma inevitable.

    Pero, ¿No nos habían dicho que la verdad nos haría libres? ¿No es acaso la búsqueda de autoconocimiento la búsqueda de la verdad acerca de nosotros mismos? ¿Que es lo que tiene la verdad para que provoque unos resultados tan desastrosos?

    https://www-atopon-it.translate.goog/wp-content/uploads/2014/12/nigredo.jpg?_x_tr_sl=auto&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es

    Este ha sido el resultado, en la ilustración vemos a un sujeto en estado de putrefacción, deprimido, hundido en la miseria, sin sentimiento de esperanza alguna, encerrado en la vasija hermética, aislado en una situación penosa de disociación e introversión, crucificado dentro de la lucha de los opuestos, intentando, como buenamente puede digerir una Sombra que no puede proyectar tan alegremente como antaño.

    Lo que ha ocurrido, ha sido que el «exceso» de verdad, autoconciencia y autoconocimiento tiene una capacidad altamente disolvente de la Persona, ese sucedáneo, pero, necesario constructo, al que consideramos, sin serlo, nuestra identidad.

    Jung lo explica muy bien en el capítulo «Fenómenos consecutivos a la asimilación del inconsciente» de su libro «Las relaciones entre el yo y el inconsciente».

    La «disolución de la Persona» tiene unas importantes consecuencias para el sujeto en forma de un empeoramiento notable de su situación, mucho mas grave que antes, cuando solamente era atormentado por su neurosis primigenia (de ahí hablar de neurosis cruzada).

    Pero la cosa es que sin disolución de la Persona no puede haber individuación, ni Centauro, ni Hombre Cósmico, ni nada parecido, ya que el proceso no se inicia porque simplemente no es necesario que se inicie.

    Creo que la New Age ( ¿No será también la New Age otro nefasto producto posmoderno? ) ha podido contribuir a la sobremitificación general del concepto transpersonal confundiéndolo quizás con lo transyoico.

    En mi caso, entiendo lo transpersonal como lo que está mas allá de máscara, no lo que está mas allá del yo. A mi juicio, puedo estar equivocado, creo que lo que está mas allá de la máscara, trascendiéndola, es el individuo psicológico, y lo que está mas allá del yo, trascendiéndolo, es el Todo.

    Hablaba de lo de verse obligado a la realización del proceso, porque, siento que es literalmente así, al menos desde la perspectiva del yo conciente.

    A modo de ejemplo simbólico, recuerdo un sueño procedente de una etapa de sueños arquetípicos que tuve hace bastantes años que creo que ilustra bastante la cuestión de la obligación:

    “Estaba completamente oscuro y me encontraba en un bosque escondiéndome de una esfera luminosa que me estaba buscando.

    La esfera me encuentra y yo muerto de miedo empiezo a correr por lo que comienza una persecución. Era tan oscuro que no me percaté de un abismo que había mas adelante por el cual empecé a caer de espaldas.

    La esfera rápidamente me alcanzó introduciéndose a continuación en mi pecho, cosa que me hizo inspirar, de forma ruidosa, una gran bocanada de aire a través de la boca abierta, despertándome de un gran sobresalto.”

    Aquí parece que la cosa se trata de resistencias de todo tipo y de disoluciones o desintegraciones. Como no he estudiado a Dabrowsky, no soy capaz de atreverme a afirmar hasta que punto es similar a Jung o a la Psicología Transpersonal, pero, me deriva a las resistencias a la adaptación y las resistencias a la identificación con la Persona por parte de Prometeo ya que a cambio se le exige (o interpreta que se le exige) que venda su alma.

    A propósito dice Jung en “Tipos psicológicos”:
    “Dado que Prometeo vuelve la espalda al mundo de los hombres y a la conciencia moral codificada de este mundo, cae en poder de la cruel señora que es su alma y de su aparente arbitrariedad y expía con un sufrimiento sin límites el haber descuidado al mundo.”

    Esto es absolutamente cierto, el sufrimiento experimentado es descomunal desde cualquier perspectiva a la que queramos referirnos. Incluso puedo decir que va subiendo de forma notable a lo largo de los años, mientras mas se va avanzando en la creación de una narrativa que conduzca a la comprensión de las circunstancias que se atraviesan.

    Una mente cuerda dentro de un cuerpo psicotizado. Repleto de dolores, con una constante y terrorífica kinesiofobia que no permite ningún descanso, ni de noche ni de día, a base de alucinaciones sensoriales. Un zombie habitante del Infamundo, que pulula por el mundo de los hombres intentándoles hacer creer que es uno mas, fingiendo que la persona con la que están hablando está allí, cuando no es cierto.

    Ese fingir y actuar es completamente agotador, imposible de sostener durante mucho tiempo, de ahí la obligación del aislamiento para poder recuperar algo de fuerzas.

    Vuelvo a remitirme por enésima vez al alquimista decapitado con la cabeza de oro y el cuerpo desmembrado tirado en el suelo. Fragmentado porque es un solo cuerpo para compartir entre tantas tendencias disociadas, un solo cuerpo como campo de batalla de la lucha de los opuestos (Splendor Solis lámina 10)

    Espero que este comentario sea tomado no solamente como un intento de descripción y explicación de este tipo de procesos, sino, también como un aviso a navegantes puesto que lo és.

    El objetivo común debería ser intentar conseguir una identificación con la Persona y una adaptación social sanas y coherentes.

    El otro camino, el de la individuación consciente, es para locos minoritarios y no todos regresarán del Inframundo, permaneciendo durante años o quizás el resto de sus días, crucificados, muertos en vida.

    Aunque la gran mayoría de las personas al no tener desarrolladas o incluso reprimidas sus funciones reflexivas e introspectivas no correrán riesgo alguno permaneciendo a salvo.

    Mucho mejor para ellos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s