Los mentales: el E7 (XXI)


infinitivo: Disfrutar

Herida emocional: Vacío

Emoción principal: Codicia

Rasgo de carácter: Impuslvidad, hedonismo

Arcano: El Carro, la Torre.

Sombra.- Sufrimiento, pena.

Talento.- Entusiasmo, liderazgo

Destino. La caída, la decepción, el aburrimiento. (spleen)

Mito: Faetón, Dioniso

En la mitología griegaFaetón o Faetonte (en griego antiguo, Φαέθων / Phaéthôn: «brillante», «radiante») era hijo de Helios y de Clímene.

Faetón alardeaba con sus amigos de que su padre era el dios-sol, y ellos se resistían a creerlo. Uno de ellos, Épafo, decía ser hijo de Zeus para competir con él, lo que enojó a Faetón, que terminó acudiendo a su padre Helios, quien juró por el río Estigia darle lo que pidiera. Faetón quiso conducir su carruaje (el sol) un día. Aunque Helios intentó disuadirle, Faetón se mantuvo inflexible. Cuando llegó el día, Faetón se dejó llevar por el pánico y perdió el control de los caballos blancos que tiraban del carro. Primero giró demasiado alto, de forma que la tierra se enfrió. Luego bajó demasiado, y la vegetación se secó y ardió. Faetón convirtió accidentalmente en desierto la mayor parte de África, quemando la piel de los etíopes hasta volverla negra. Finalmente, Zeus fue obligado a intervenir golpeando el carro desbocado con un rayo para pararlo, y Faetón se ahogó en el río Erídano (Po). Su amigo Cicno se apenó tanto que los dioses lo convirtieron en cisne. Sus hermanas, las helíades, también se apenaron y fueron transformadas en alisos o álamos, según Ovidio, convirtiéndose sus lágrimas en ámbar. La moraleja de la historia es un añadido posterior. En las primeras referencias homéricas, Faetón es simplemente otro nombre del propio Helios. La sustitución de este por Apolo como dios-sol es posterior. (tomado de la wiki)

Ya vemos que Faetón era un fanfarrón cuyo destino es la caída, es por eso que su segundo arcano es la Torre donde vemos a un hombre (en realidad dos hombres) que se precipitan al vacío desde la altura, como le sucedió a Faetón. Significa el cambio repentino, las revelaciones de la experiencia, el aprendizaje continuo a partir de un evento determinado. El principio de la realidad.

Descripción fenomenológica.-

Todos tenemos un amigo que es el alma de la fiesta, la persona más ocurrente, divertida y con más sentido del humor de la sala. Ese “don’t worry, be happy” de Bob Marley encarna la filosofía del eneatipo 7. En su mejor versión son personas entusiastas, activas, alegres, optimistas, curiosas y muy vitales. Tienen una gran agilidad mental, generan muchas ideas y pasan de unas a otras rápidamente. Esto los hace ser de lo más ocurrentes, aunque por contra, esa acelerada actividad mental los deja a menudo nerviosos.

El eneatipo 7, como el resto de los mentales, vive en el futuro. No ha concluido de hacer algo cuando ya planea lo siguiente. Se adelanta a los acontecimientos padeciendo un estado de ansiedad casi permanente. Disfrutan más de la anticipación de la experiencia y la excitación que eso les genera, que de la experiencia en sí.

Quizás lo que más les caracterice es la búsqueda constante de estímulos. Necesitan vivir toda clase de aventuras a menudo arriesgadas. En un asilo serían aquellos ancianos que animarían al resto a participar de carreras en sillas de ruedas.

La razón por la que el E 7 tiene esta búsqueda insaciable de experiencias es la evitación del vacío interior. El siete evita dos cosas: por un lado el contacto con su vacío interno, pues la falta es la condición que evita el vacío o lo que es lo mismo: la falta es necesario que sea establecida para poder nombrar el vacío, por otro conectar con el sufrimiento y el dolor, de ahí que recurran al sentido del humor como un mecanismo de defensa. La estrategia que pone en marcha es la distracción y evasión a través de una multitud de actividades que los llenan y los alejan de esa gran fobia a sentir el dolor propio y ajeno. Cuando no encuentran suficientes estímulos que los saquen de ahí experimentan mucho desasosiego, lo cual hace que se caigan en un círculo vicioso:búsqueda/insatisfacción/ansiedad/ búsqueda. Y es que el vacío y el dolor solo se aplacan enfrentándonos a ellos y atravesándolos en lugar de intentar escapar constantemente de ellos. Esta característica los hace parecer inmaduros a ojos de los demás.

Los siete a menudo fueron niños hiperactivos y dispersos que miraban para otro lado cuando las cosas se ponían feas a su alrededor. El sentido del humor se convirtió en una herramienta que mantenía lo feo de la vida apartado. Además, aprendieron a evadirse de las complicaciones y a llenar su vacío a base de placeres de todo tipo. Por ello suelen ser personas que caen en excesos, cuya pasión es la gula y la codicia de estímulos, y de los que podemos asegurar que son los grandes hedonistas del eneagrama.

En las relaciones de pareja se asocia al E 7 con el síndrome de Peter Pan ya que tienen dificultad para comprometerse. Evitan generar dependencia para conservar su libertad y no son nada sentimentales. A menudo se debaten entre permanecer en la relación o irse en busca de una nueva aventura. Al contrario que los E5, son prácticos y autosuficientes.

Otro de los problemas a los que se enfrentan el E7 es la experiencia de desconexión con su guía u orientación interna. Como sus vecinos los E6, no saben bien qué es lo que verdaderamente desean y dudan de saber tomar la decisión acertada. Sin embargo el siete resuelve este conflicto pasando a la acción y probando todas las opciones para estar seguro de no perderse nada y elegir bien.

A pesar de su gran inteligencia y astucia cuando el 7 está muy descentrado las cosas les empiezan a salir mal. Pierde de vista su escala de prioridades, deja sin concluir proyectos y despilfarra recursos y energía. La impaciencia y la impulsividad se adueñan de ellos y malgastan su talento. Se vuelen fríos, insensibles y la frustración les sale en forma de rabia e impaciencia como los E1, cuya influencia no es positiva para el E7. En ese estado se desesperan con los demás y abandonan tareas comunes o en equipo ya que no les gusta verse ralentecidos por otras personas ni depender de nadie. Se tornan desconsiderados e imprudentes.

En resumen el E7 nos abre a la experiencia, pues se trata de un buscador de sensaciones, nos infunda energía, nos contagia curiosidad y disfrute pero su falta de mesura e interioridad le pasan factura. Pero E7 mejora con el desapego de E5 y empeora con las reglas de E1.

Si E2 representa al matriarcado y E8 al patriarcado, E7 representa la tercera opción: a los jóvenes, esos que creen que son inmortales y que sus conductas no tienen consecuencias, esos que piensan solo en disfrutar, en viajar, en salir por la noche, en divertirse y en beber botellones. El alcohol y las drogas también son E7, son lugares-abrevaderos donde creemos que estamos a salvo del dolor y de la fealdad, de lo desagradable de la vida. Una escisión que se termina co la caída, es decir cuando la realidad se impone a lo imaginario.

Salir siempre bien parado en realidad es una desgracia que refuerza la idea de que eludiendo el vacío a través del placer es no solo posible sino deseable.

Y no cabe duda de que las sociedades democráticas liberales son también E7

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s