Maldita eugenesia


poblacion

La población mundial crece y se proyecta hacia el futuro de una forma peligrosa si creemos en las predicciones de Malthus.

Recientemente ha salido en prensa una noticia insólita: un investigador chino ha conseguido modificar el ADN de dos gemelas e introducir un gen que hace a las niñas más resistentes (aunque no inmunes) al virus del SIDA. Algo que se ha conseguido a través de una tecnología nueva y emergente, la edición de genes con el CRISPR, una especie de “copia y pega genético” que nos permitirá en un futuro? -¿o ya es presente? modificar a la carta rasgos genéticos concretos.

Naturalmente esta noticia ha provocado un escándalo internacional por razones bioéticas: las niñas eran embriones normales que no padecían ninguna enfermedad. La tecnología CRISPR fue muy celebrada porque podrá en un futuro terminar con algunas enfermedades transmitidas de forma hereditaria pero contiene otra amenaza: la elección a la carta de ciertos rasgos en los embriones.

Dicho de otro modo: lo que ha saltado a la palestra es la eugenesia. La amenaza que significa esta palabra en nuestro imaginario.

También recientemente “La noche temática” ha emitido en TV2 un documental muy interesante sobre programas de eugenesia recientes, más concretamente los que llevó a cabo USA a través ciertas fundaciones supuestamente benéficas como la Fundación Ford o la Fundación Rockefeller para disminuir la población en China o la India y cuyos gobiernos acataron incomprensiblemente.

¿Pero qué es la eugenesia?

“Eugenesia” es una palabreja de origen griego que significa “buen origen”, y se debe a Sir Francis Galton, pero es conveniente conocer las diferencias entre eugenesia y disgenesia.

¿Pues a qué vienen tantos remilgos con la eugenesia si de lo que se trata es de mejorar la salud de las personas?

Hace poco que cayó en mis manos un articulo de Francis Galton, el primo de Darwin que según la wiki fue uno de los primeros interesados en el tema. En realidad la eugenesia es una forma de evitar la selección natural y sustituirla por la artificial, algo parecido a los que hacemos con ganado, perros, gatos, naranjas y tomates. Dice Galton:

“El ser humano alberga sentimientos de compasión y dispone del poder de prevenir muchas clases de sufrimiento. Pienso que deberíamos superar a la cruel selección natural para aliviar ese sufrimiento. Este es precisamente el objetivo de la eugenesia”.

glad

Pero hasta que no leí el libro de John Glad titulado “El futuro de la evolución humana: la eugenesia en el sigo XXI” -y que puedes descargarte gratuitamente en pdf y en cualquier idioma  desde http://www.whatwemaybe.org-, no profundicé lo suficiente en el asunto. Ahora ya sé que eugenesia no es lo mismo que disgenesia, y lo que hicieron los nazis -por ejemplo- era pura disgenesia.

En realidad la guerra es disgenésica, todas las guerras, pues en ellas mueren precisamente los mejores de cada generación sin demasiados distingos entre categorías de ciudadanos. Lo que se ha venido en llamar aristocidio, un termino acuñado por Nathaniel Weyl un antiguo comunista norteamericano de origen judío, luego transformado en un activo anticomunista,en su trabajo Envy and Aristocide (Envidia y aristocidio), al tiempo que argumentaba que la envidia impulsa a la gente menos inteligente al comportamiento criminal. El concepto de “aristocidio” propuesto por Weyl explica por qué en los sucesivos genocidios comunistas –y en general los perpetrados por las ideologías igualitarias, desde la Revolución Francesa a la URSS, pasando por las checas de la II República Española- los crímenes fueron cometidos no solo por cuestiones ideológicas –como la célebre “lucha de clases”- sino también por reacciones de tipo primario como la envidia y la conciencia de que los asesinados eran mejores en todos los sentidos que los criminales.

Del mismo modo los crímenes -el genocidio nazi- debe entenderse no como una cuestión racial sino como un intento de liquidar al poderoso enemigo judío en palabras del propio Glad. Hitler pensaba que los judíos eran los únicos que podían oponerse a su idea de raza aria y a la hegemonía de la misma.

Hay dos maneras de entender la eugenesia: la primera es para prevenir enfermedades hereditarias (como por ejemplo el Tay Sachs de la raza judía) y la segunda para mejorar la humanidad del futuro. Pues los intereses eugenésicos no se limitan al “aquí y ahora”, se trata -para sus defensores- de un compromiso ético con los que aun no han nacido, se trata de un compromiso que va más allá de intereses políticos o económicos actuales y que salta por encima de nuestros intereses más transversales.

La eugenesia no se ocupa sólo del fitness (del éxito reproductivo) sino que se ocupa desde luego de la supervivencia y la reproducción, pero también de la inteligencia, el altruismo, la salud y la moralidad de nuestros descendientes. Es por eso que la eugenesia no se basa en el supuesto derecho reproductivo sino en la responsabilidad reproductiva. La vida no es el supremo bien si carece de la dignidad suficiente. Es por eso que la eugenesia está emparentada con la eutanasia.

Y con el aborto.

El aborto puede ser eugenésico o disgenésico. Y dependerá de las facilidades que tenga una mujer para interrumpir su embarazo pero también de los propósitos que tengan sus gobiernos para facilitárselo. Dado que la sociedad está dividida en clases y IQs estratificados con distintos accesos a la necesaria información y servicios y que todas las mujeres no tienen las mismas oportunidades -en condiciones de igualdad- a recursos de “planificación familiar”, es obvio que las dificultades de este acceso desfavorecen a las mujeres de baja clase social y bajos IQs. De hecho las mujeres de clases medias o altas en cualquier condición legal podrán conseguir interrumpir su embarazo si así lo desean por sus propios medios. En este sentido las medidas coercitivas, prohibiciones, o condicionamientos sanitarios se imponen sobre todo contra las mujeres de clase baja.

Y esto es disgenesia.

Pero también sucede lo contrario y aquí aparece claramente la eugenesia impuesta a China e India durante las presidencias de John Ford y de Richard Nixon: las tecnologías contraceptivas como el DIU, el aborto o la política de hijo único fueron programas impuestos a chinos e hindués movidos por la idea de que la miseria de aquellos países se debía a un exceso de población. Es obvio que las mujeres con mejores índices educacionales tienen menos hijos que las mujeres pobres y analfabetas, de modo que existe una correlación entre pobreza y sobrepoblación. Pero en lugar de hacer una política para reducir la pobreza lo que se llevó a cabo de forma disgenésica fue un ataque a los úteros de las mujeres pobres. Las consecuencias de estas políticas ya las estamos viendo hoy, en China e India faltan millones de mujeres para emparejar a los millones de hombres que han quedado solteros y sin oportunidades sexuales o reproductivas.

Y sabemos que hombres jóvenes y solteros son una amenaza para la estabilidad de una sociedad.

Lo que Glad propone es precisamente lo contrario de las políticas ñoñas de nuestros gobernantes actuales: facilitar el aborto a toda mujer que así lo requiera,y favorecer sobre todo la gratuidad en un determinado segmento social, no tanto por un supuesto “derecho de la mujer a decidir”, sino en base al principio de responsabilidad reproductiva, un principio que no termina en la mujer embarazada sino que se prolonga en las siguientes generaciones.

Sin embargo algo hemos aprendido del caso de India y China: favorecer el aborto no se hace para empoderar “mi cuerpo es mío,” a las mujeres sino para disminuir la población, lo que tiene consecuencias en la sex-ratio. No cabe ninguna duda de que los poderes supranacionales, los lobbies o como se dice ahora, las élites están empeñados en disminuir la población y han aprendido algo: es mejor dirigir sus esfuerzos hacia la población rica. Los pobres son difíciles de gestionar, política y antropológicamente (por ejemplo prefieren tener niños a niñas). ¿Para qué gastar dinero en anovulatorios o DIUS o abortos más o menos impuestos si existe una población educada e instruida que lo hace espontáneamente y además se autofinancian?

Toda ingeniería social destinada a disminuir la población es disgenésica pero se vende como eugenésica. Y es además ineficaz, hoy sabemos que el fin de la política del hijo único en China no aumentará la población en China.

De manera que somos nosotros, los occidentales la población diana sobre la que se dirigen estas programas de disminución de la población y financiadas casi que por los mismos que fracasaron en China o India.

Anuncios

7 pensamientos en “Maldita eugenesia

  1. !Veamos, la acción individual/colectiva humana es futo del pensamiento humano. El pensamiento humano es dualista, lo que se manifiesta como una acción voluntaria y moral. Esta dualidad dialéctica volitiva no da mas opciones una vez se instaura la mente escindida entre sujeto y objeto.

    En realidad es un juego curioso, en tanto es el pensamiento dualista y la escisión mental con su simple inercia a perpetuarse evolucionando, lo que produce una esclavitud del ser cuerpo sensible a sus construcciones ideológicas, que a su vez es vista como una decisión libre personal y colectiva “Wow”, donde en el peor de los casos responsabilizaremos a unas elites abstractas que en realidad están sujetas a esas mismas dinámicas; sin embargo, el poder individual o colectivo elitista siempre esta a un nivel inferior del pensamiento dualista que es la verdadera jerarquía dominante y, todo canalizado a través de una mente escindida.

    En mi opinión este mundo mas bien parece un mundo de cuerpos. No hay nada personal en un cuerpo. Un éxtasis de nacimientos y muerte de cuerpos reciclándose continuamente. Unos cuerpos viven de manera natural a su percepciones sensibles y, otros, como los cuerpos humanos bajo una narrativa donde la sensibilidad corporal es sometida eugenésicamente. Mientras pienso no siento y, el pensamiento tanto visual como conceptual ocupa casi en su totalidad las mentes humanas, a la vez que su atención focal esta intensamente auto referenciada en el “YO”, no en el cuerpo como seria lo mas natural. No es extraño pues que la mente humana sufra por su intensa inquietud focalizada en su inestable “Yo”, siempre esta pseudo preocupada en desear ganar y en el miedo a no perder, esta en juego su identidad psicológica. !Una vida extraña esta, nop?

    !En fin, si estas escuchando esto, somos la resistencia. “Risas”.

  2. Si somos nosotros, los occidentales, la población diana sobre la que se dirigen los programas de disminución de la población, será por motivos que nada tengan que ver con la sobrepoblación, pues si la población mundial crece más de lo previsto es debido principalmente al continente africano.
    https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/planetas-ms-acogedores-que-la-tierra-622/la-poblacin-mundial-crece-ms-de-lo-previsto-12900

    Los dirigentes de Naciones Unidas llevan décadas preocupados por el ritmo de crecimiento de la población, y es de suponer que dispongan de una amplia batería de métodos disgenésicos para reducirla en cuando les convenga. Desde los discretos disruptores endocrinos hasta las escandalosas armas nucleares, pasando por múltiples enfermedades contagiosas dirigidas a distintas dianas genéticas de las diferentes poblaciones.
    De hecho los recortes en sanidad y demás políticas sociales están convirtiendo los iniciales valores eugenésicos de estas, en auténticas disgenesias contra la humanidad, de manera que la salud, tanto física como mental, se resiente de manera notoria. En general podría decirse que, actualmente, la gran mayoría de los gobiernos actúan más bien de manera disgenésica. De ahí que arda París.

    • Siempre me he preguntado si los conflictos emergentes que estamos viendo en España (tambien en Europa) no serán sino un modo de oscurecer los recortes en sanidad. Si vemos lo que está pasando en Cataluña donde el “procés” ha tapado el gran problema de la desatención sanitaria y vems lo que está pasando tambien en la CV con la reversión de los hospitales publicos, uno se pregunta ¿por qué deshacer algo que funcionaba bien y sustituirlo por un sistema conflictivo, que lleva al caos asistencial? Uno puede responderse que es un simple error politico, un exceso de ideología, pero yo lo que creo es que hay un plan para precarizar los servicios del estado del bienestar. Eso encaja bastante bien con la idea de disminuir la población disginesia-eutanasia, feminización de los niños y recursos para los feminismos y LGTBIs, en realidad lo que se busca es disminuir la población europea, no tanto fortalecer los derechos de esas minorias.

    • La idea de que la población mundial llegará a una cifra inasumible en el 2050 es en realidad una idea malthusiana. Pero ya sabemos que Malthus se equivocó con aquello de que los recursos crecerían siempre por debajo de la población. Como ya sabemos que los recursos pueden potenciarse ahora nos vienen con el cambio climático y nos dicen que la sobrepoblación es la gran enemiga del cambio cilmático. Yo no me lo creo.
      Lo que si sabemos es que la pobreza es la que alimenta la sobrepoblación, pero en lugar de combatir la pobreza lo que se hizo en un primer momento fue combatir a los pobres. Pero como los pobres son ingobernables, ahora van a por los “ricos”. Es decir a los que menos descendencia tienen ya (basta con mirar el gráfico del post). La mitad del trabajo ya está hecho: mujeres trabajando fuera del hogar, una media de menos de 2 hijos por mujer, aborto fácil y casi gratuito, anovulatorios hasta en el agua y disminucion del prestigio de la maternidad y apoyo a las sexualidades perifericas que son aquellas que no se reproducen.
      De lo que se trata es de liquidar el estado del bienestar sin que se note demasiado y reemplazar a la población europea por una población africana distraida con drogas y smartphones que son los obreros que más interesan para los que gobiernan el mundo.
      Por eso arde Paris, pero los franceses aun no han caido en la cuenta.

  3. Lo que no parece cuadrar profesor, es que la mano de obra barata esta siendo sustituida por tecnología robótica que tiene su mayor implantación en occidente. No seria mas sencillo deducir que el deseo de vivir como un occidental de buena parte del mundo y el miedo a no tener una vida realizada como venden por televisión, es lo que mueve el mundo?. Simplemente por que las imágenes llegan a todos los lugares y ahora se puede comparar?. Ocasionando lo que vemos que esta ocasionando. Es decir que el problema esta siempre delante, no hay plan alguno que valga aunque exista y se torne no adecuado por que siempre acabamos reaccionando.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s