Niños orquídea


Dadme un medio de expresión y convertiré a un asesino en serie en un benefactor de la humanidad (E. M. Cioran)

foto_de_flor_orquidea_01

Los que leyeron el post anterior ya sabrán a estas horas que no existe genes específicos para la orientación o la identidad sexuales. No existe un gen gay ni existe un gen para ser heterosexual. Existe sin embargo una hormona -la testosterona perinatal que es la responsable de la masculinización del cerebro del feto. Siendo precisamente la deprivación de esta hormona la que lo feminiza.

Y a pesar de ello sabemos que la homosexualidad es parcialmente heredable. ¿Cómo podemos compatibilizar ambas ideas?

Uno de los enigmas que se plantean los investigadores, me refiero a los psicólogos evolucionistas que han tratado de explicarse la homosexualidad es conocer cómo es posible que esta conducta haya persistido entre las variantes sexuales de los humanos si no da premio reproductivo. Lo cierto es que los homosexuales proceden de padres heterosexuales y aunque nada impide que un hombre homosexual se reproduzca, lo cierto es que sabemos que los homosexuales se reproducen menos que los heterosexuales. Siguiendo este hilo argumental la paradoja es ésta: La evolución debería haber eliminado los supuestos genes homosexuales a través de la selección natural. Aquí hay un post sobre el tema de la fertilidad de los homosexuales.

¿Por qué no ha desaparecido pues? Una de las hipótesis mas robustas es que la homosexualidad se mantiene porque depende genéticamente de otra cosa que si se aprovecha del fitness.

Luego la homosexualidad no es una adaptación sino probablemente un subproducto de otra cosa.

Las orquídeas son flores bastante delicadas, exigen:

Luz sí, pero no sol directo, la temperatura entre 18 y 25°C., nunca inferior a 16°C. pues moriría.

El riego debe ser una vez a la semana, se coloca la maceta en un plato y se llena el éste de agua, después de un rato hay que quitarlo, pues las raíces se pudrirán.

Se abona una vez al mes, siguiendo las mismas instrucciones que para el riego, es decir, diluyes el abono en el agua del plato y al rato cuando haya absorbido toda la humedad que necesita lo retiras.

Para conseguir una mayor y mejor floración: cuando las flores se secan, hay que cortar por encima de la tercera yema (nodo), y en pocos meses volverá a brotar con más vigor.

La maceta, como en todas las plantas, se cambia cuando empiezan a asomar por debajo las raíces, esa es señal de que ya no le queda tierra, ni sitio para las raíces.

El termino niños orquídea procede de Dobbs y lo más importante es entender que estas orquídeas no son tan frágiles como aparentan si bien precisan ciertas condiciones para su desarrollo.

La sensibilidad biológica al contexto.-

Se trata de una teoría (Boyce el alt 2005) según la cual, el temperamento de los niños es un factor fundamental que determina cómo reaccionarán ante diferentes estilos educativos o estresores ambientales. De hecho, se ha apreciado que existen niños que reaccionan de manera más negativa ante los estímulos del medio, mostrando más miedo e irritabilidad, mientras que otros logran controlar mejor sus reacciones y se muestran más abiertos y dispuestos a explorar. Los primeros son orquídeas, los segundos dientes de león.

Se trata de una teoria que trata de profundizar -en la misma linea que la teoria pleiotrópica- en como una enfermedad o rasgo de personalidad puede ser benefactor en un lugar y perjudicial en otro. o en como ciertas enfermedades pueden proteger de otras.

El rasgo biológico sería (o estaría relacionado con) la hipersensibilidad social. Se trata de niños miedosos, vergonzosos, que eluden relacionarse con sus iguales. Son niños que participan poco en los grupos que se organizan en la escuela, tienen pocos amigos y encuentran placer en estar solos o en jugar a solas. Son sin embargo muy inteligentes y sensibles y desarrollan habilidades artísticas, lingüísticas, literarias, en un extremo mientras que en el otro muestran una conducta disruptiva o disocial.

El gen candidato para este tipo de personalidad es el CHRM2  Se trata de un gen relacionado con los receptores muscarínicos y colinérgicos que se encuentra en el cromosoma 7 y que se expresa tanto en el corazón como en el cerebro. Se sabe que está relacionado con el alcoholismo y con un alto coeficiente de inteligencia (IQ) pues interviene en el aprendizaje y es el candidato a estar implicado en varias enfermedades psiquiátricas, sobre todo en los trastornos afectivos y en otras dependencias.

Un niño o niña portador de este gen -como las orquídeas- tiene dos posibilidades, o bien se desarrolla en una familia negligente, abusadora o maltratadora o bien se desarrolla en un entorno de amor, cariño, atenciones y apoyo.  El destino de estos niños dependerá entonces de esta variable familiar, sin embargo esta clasificación es un poco artificiosa, no hay familias tan malas o tan buenas salvo en los extremos, lo más probable es que recibamos en nuestra familia, una mezcla de apoyo, desdén, atenciones, y alguna que otra bronca o castigo inmerecido. No hay familias perfectas, de manera que lo más probable es que esta cohorte de niños que ha estudiado Slagt en su metaanálisis de 2016 no muestre severas características en sus genotipos o que ambos grupos se encuentren enmascarados por otros gatillos genéticos o ambientales.

Lo interesante sin embargo es un hecho que puede explicar que un rasgo sea heredable sin ser genético, puesto que los genes en su expresión se transforman en alelos o polimorfismos que solo en contacto con el medio desarrollaran una u otra tendencia. Asi un niño que lleve una copia del citado gen CHRM2 desarrollará en condiciones normales una hipersensibilidad social especial que le llevará con toda probabilidad para aislarse de sus iguales, se situará por asi decir en los bordes de la sociabilidad pues necesitará de muchos signos de aceptación para abrirse a los demás. Esta condición de niño-sensible le hará blanco perfecto para los ataques de otros niños o para el ostracismo lo que redundará en un mayor aislamiento social. Este niño teórico podrá ser captado por ciertas influencias con una condición: han de ser minoritarias.

La relación de la homosexualidad con la hipersensibilidad parece estar bien establecida, grandes hombres han dado testimonio de ello. No es que fuera homosexual es que era demasiado sensible.

Si esta afirmación fuera cierta tendríamos una buena explicación de por qué la homosexualidad es una condición heredable sin ser génetica, es decir sin que exista una gen especifico para la homosexualidad.

La mejor manera de saber algo más sobre la hipersensibilidad es leer a Proust y su gran obra “En busca del tiempo perdido”. Un verdadero catálogo de sensibilidad fronteriza.

« […] En cuanto reconocí el sabor del pedazo de magdalena mojado en tila que mi tía me daba (aunque todavía no había descubierto y tardaría mucho en averiguar el por qué ese recuerdo me daba tanta dicha), la vieja casa gris con fachada a la calle, donde estaba su cuarto, vino como una decoración de teatro a ajustarse al pabelloncito del jardín que detrás de la fábrica principal se había construido para mis padres, y en donde estaba ese truncado lienzo de casa que yo únicamente recordaba hasta entonces; y con la casa vino el pueblo, desde la hora matinal hasta la vespertina y en todo tiempo, la plaza, adonde me mandaban antes de almorzar, y las calles por donde iba a hacer recados, y los caminos que seguíamos cuando hacía buen tiempo. Y como ese entretenimiento de los japoneses que meten en un cacharro de porcelana pedacitos de papel, al parecer, informes, que en cuanto se mojan empiezan a estirarse, a tomar forma, a colorearse y a distinguirse, convirtiéndose en flores, en casas, en personajes consistentes y cognoscibles, así ahora todas las flores de nuestro jardín y las del parque del señor Swann y las ninfas del Vivonne y las buenas gentes del pueblo y sus viviendas chiquitas y la iglesia y Combray entero y sus alrededores, todo eso, pueblo y jardines, que va tomando forma y consistencia, sale de mi taza de té […]»

(Marcel Proust, En busca del tiempo perdido: Por el camino de Swann)

En realidad Proust se adelantó a la ciencia en más de un siglo al apercibirse de que los recuerdos no eran compartimentos estancos o fotos fijas del pasado sino que los recuerdos eran muy poco fiables y cínicos dado que cada vez que recordábamos algo en realidad lo estábamos sobreescribiendo. La memoria no seria pues un proceso mecánico simple sino constante, indeterminado y plástico donde en cada evocación habria un borramiento de la memoria original. Dicho de otra manera: que recordar es una forma de olvidar lo que realmente sucedió y sustituirlo por una secuencia de hechos que sean congruentes con nuestra concepción del mundo en el momento de la evocación.

Nótese en el fragmento de más arriba como el sabor de la madalena desencadena un proceso de asociaciones algunas de las cuales tienen sentido y otras parecen extraidas de las asociaciones oníricas como la parte de los japoneses.

Un prodigio de sensibilidad.

Bibliografía.-

Kayla Causey and Aaron Goetz: The “Johnny Depp Effect” – An evolutionary explanation for homosexuality. How is homosexuality maintained via natural selection?

McKnight, J. (1997). Straight science? Homosexuality, evolution and adaptation. New York: Routledge.
Miller, E. M. (2000). Homosexuality, birth order, and evolution: Toward an equilibrium reproductive economics of homosexuality. Archives of Sexual Behavior, 29, 1-34.

Slagt, M. et. Al. (2016) Differences in sensitivity to parenting depending on child temperament: A meta-analysis. Psychological Bulletin; 142(10): 1068-1110.
Dick, D. M. et. Al. (2011) CHRM2, Parental Monitoring, and Adolescent Externalizing Behavior: Evidence for Gene-Environment Interaction. Psychological Science; 22(4): 481–489.
Boyce, W. T. & Ellis, B. J. (2005) Biological sensitivity to context: I. An evolutionary-developmental theory of the origins and functions of stress reactivity. Dev Psychopathol; 17(2): 271-301.

3 pensamientos en “Niños orquídea

  1. En eso de la herencia en la sexualidad y los géneros, se me ocurre que también sería interesante considerar “el efecto Baldwin”. A los interesados en una explicación sencilla los remito al libro de Javier Sampedro, Deconstruyendo a Darwin, capítulo 15.

  2. “La relación de la homosexualidad con la hipersensibilidad parece estar bien establecida”

    De lo más interesante. Si este juicio se populariza acabará con la idea actual de que los chicos nacen homosexuales como pueden nacer rubios o morenos, y muchos papás y mamás acabarán mortificados porque pueden haber contribuido, con la particular crianza que han dado a su hijo, a que éste derive su “hipersensibilidad” a la homosexualidad. Pocos papás son indiferentes a la homosexualidad de sus hijos, ya que hoy por hoy ser homosexual sigue suponiendo algunos inconvenientes y ninguna ventaja (hablo de las naciones liberales desarrolladas, claro… en las de otro tipo implica un riesgo para la vida).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s