Nexos de causalidad (y II)


En realidad, hay un suceso único en el mundo, que es todo lo que sucede, y hay una una única red de causalidad, que es todo lo que existe. (@pitiklinov).
mondrian-style-world-map
Los que leyeron el post anterior donde planteé un ejercicio de policausalidad ya saben a estas horas que encontrar la causa de una patologia como la anorexia mental nos enfrenta a un dilema insoluble desde los parámetros de la causalidad lineal.

Aunque todos ellos construyeron un relato muy coherente sobre las causas que habian impulsado a Miriam a enfermar de anorexia mental. Tan coherente que es muy parecido al que sostenemos los profesionales. Efectivamente, los factores de la personalidad premórbida, la relación tóxica con la madre y los abusos y burlas en el colegio fueron identificados por casi todos los participantes como los de más peso causal.
Sin embargo la perdida de la amiga, la ausencia del padre o el divorcio de los padres contienen menos peso causal según la opinión de los votantes.
¿Qué hubiera sucedido si en el listado de posibles causas se hubiera incluido, el siguiente item: “Iniciar una dieta”, o bien este otro, “la influencia de la moda y la TV” o este otro, “la sexualización precoz”
Lo que hubiera sucedido sin duda es que los porcentajes hubieran cambiado. Esto es, el peso de cada uno de estas posibles causas. ¿No otorgaríamos mayor peso a la conducta de iniciar una dieta? Seguro, no puede existir anorexia sin dieta y sin embargo….no todas las dietas llevan a la anorexia.
Nuestra mente está acostumbrada a pensar en términos de una sola causa, en términos lineales y, además temporales, lo que viene antes es la causa de lo que viene después y aun más: si A es cierto entonces B, su opuesto es falso, conceptualizamos como opuestos y por tanto contradictorias a ciertas ideas que sólo lingüisticamente son opuestas, por ejemplo si eres humilde entonces no puedes ser arrogante y lo cierto es que la humildad puede coexistir en la misma persona con la arrogancia. Es nuestro pensamiento categorial quien induce esta idea.
Pero si queremos entender mejor las cosas tendremos que pensar que los resultados son causados por una intersección, o nexus, o confluencia de factores ( incluyendo la ausencia de circunstancias que impedirían el hecho). John Tooby le llama a esto nexus causality. Ante cualquier hecho la lista de factores que intervienen es probablemente infinita. Pero nuestra mente evolucionó para extraer de la situación el elemento que podemos manipular y conseguir un resultado favorable para nosotros.
Dice Pablo Malo, “toda esta maquinaria causal cognitiva un tanto simplista empobrece el conocimiento científico de la realidad y hace que nos enredemos en discusiones absolutamente ridículas sobre las “causas” del cáncer, de la violencia, de la guerra, de la enfermedad mental, de la infidelidad, del cambio climático, de la pobreza o del desempleo”.
Y como ejemplo les remito a los periódicos actuales donde cada dia a alguien se le ocurre la “verdadera causa” del terrorismo islámico: he contado las siguientes, la CIA, el salafismo, la pobreza, la exclusión que en Europa hacemos de los musulmanes, la falta de ideales de nuestras sociedades opulentas, la colonización y descolonización de Oriente Medio incluyendo a Lawrence de Arabia, el cambio climático (sic), el sempiterno conflicto entre tribus árabes y un largo etcétera cada cual más exótico. No deja de ser curioso que entre toda esta busqueda de causas no se contemple la más probable: ellos buscan nuestras riquezas y nuestros recursos.
La idea de nexos causales -sin embargo- no debe contemplarse como una simple sumatoria de circunstancias. A veces decimos que esto e smulticausal para no decir nada, es la forma en que nos quitamos de encima la evidencia de que buscar una causa única es un error, pero buscar causas multiples es no entender como funcionan las redes de significado.
Y para eso vamos a hablar de Pietr Mondrian y sobre todo de su concepto acerca de la red de Indra.
La red de Indra trata de la idea de que el cosmos es una iteración infinita que relaciona a todos sus elementos entre sí  que quedan -de este modo- tejidos por una especie de malla o red donde cada elemento es un reflejo de los demás, en este sentido los individuos seríamos puntos de confluencia corporeizada en los nudos de la red y reflejo de otros miembros o reflejo de reflejos, trazas de trazas o rastros de rastros. Aqui lo dibujó Escher:

escher

El universo quedaria asi entendido como una repetición eterna donde cada elemento o nodo remitiria a otro en una recursividad fractal que remedaria la Totalidad en cada una de sus partes autocontenida en sí misma . Cada parte a su vez no representaria un trozo de la Totalidad sino que sería la Totalidad entera reproduciendo a escala sensible humana el mismo proceso que seria similar en todo el universo. Esta caracteristica de universos plegados en sí mismos es felizmente parecida al modelo holográfico de Pribram, uno de los constructos o paradigmas más interesantes de la fisica actual.

De este modo la multicausalidad puede explicarse a través del hecho de que existe una trama ocupada por nodos y reflejos que constituirian un nexo causal y donde la ausencia de un elemento o la aparición de un nodo nuevo influiría en el resultado final aunque de un modo impredecible. Estadísticamente le llamamos correlación y una correlación aislada no implica causalidad, una correlación nos puede servir para explicar pero no para saber.

Podemos explicar la anorexia mental de Miriam y también podemos ayudarla a salir de esa enfermedad, pero no sabemos ni quizá llegaremos a saber nunca la causa de la anorexia mental.

Salvo en una cuestión: no es bueno para una muchacha pre o puberal que inicie una dieta hipocalórica, hay demasiados riesgos ocultos en los enlaces (reflejos) de la red de Indra.

Referencia.-
Nexus Causality, Moral Warfare, and misatribution arbitrage. John Tooby. En This Will Make you smarter Doubleday 2012. Existe traducción al castellano. Este libro te hará más inteligente. Transiciones 2012
Anuncios

7 pensamientos en “Nexos de causalidad (y II)

  1. Fantástico como siempre…aunque date cuenta que algunos post como éste si fueran seguidos en su espíritu frenarían a ese tertuliano que llevamos todos dentro y que nos permite establecer causalidades tanto sobre el yihadismo como la anorexia en la barra de un bar o en los comentarios de un blog.
    Me has hundido Paco!!

  2. Efectívamente, brilante post. Después de todo tenemos que aprender a vivir con la incertidumbre y no buscar las razones para todo. Hay situaciones que esta búsqueda nos enreda más y no nos lleva a nada.

  3. Se diría que nuestro intelecto parece necesitar encontrar causas a las que culpar para poder cerrar los temas sin culpabilizarnos por nuestra ignorancia. Si no tenemos información para silogismos, fantaseamos y nos la inventamos, de ahí la importancia del razonamiento o “dianoia” de las tertulias y los chismorreos de los bares para superar la insoportable incertidumbre aunque solo sea para producir una opinión o “doxa”.
    De todas maneras nunca podremos tener un conocimiento certero y seguro a modo de ciencia o “episteme”, pues nunca podemos estar seguros de la veracidad de las premisas de las que partimos; dependemos de nuestros sentidos y estos son relativos. Deberíamos pues aceptar más bien la incertidumbre como un placer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s