De lires ira


loco

Salirse del surco es la manera más sutil de hablar de aquel sujeto que es incapaz de seguir en su vida un itinerario pactado socialmente, una especie de inadaptado, algo así como aquel que “mea fuera del tiesto” un aspecto que ilustra bien el sabio-cínico griego Diogenes. Y por supuesto el loco del Tarot.

Es algo muy cercano a nuestro concepto del lunático, el que cambia constantemente de parecer y que carece de fijeza y también del comodín, esa carta que sirve tanto para un roto como un descosido y que solo tiene valor en sus emparejamientos con otras cartas. Por si sólo no es más que un joker, es decir un chistoso, un bufón, aquel que dice siempre las verdades duelan a quien duelan, y que además tiene venia para hacerlo pues por su fealdad, su irresponsabilidad o su falta de ambición no es tomado en cuenta por los poderosos a quienes divierte con sus chanzas.

El loco del Tarot no está en realidad loco en el sentido clínico. Pues en realidad la locura como entidad clínica es algo muy reciente y relacionado con las ideas anatomo-clínicas que arrancan de la Ilustración y más concretamente de Emil Kraepelin. Antes de él, la locura era interpretada como un desajuste de los humores (Hipócrates), de los elementos (Areteo de Capadocia) o de las pasiones (Platón). Durante la edad media lo que se impuso fue la idea de la “posesión demoniaca” y la de pecado y fue la Inquisición la responsable de administrar tratamientos a los orates. Después con la Ilustración lo que se impuso fue una especie de naturalización en la concepción  de la locura hasta que Séglas propuso el termino de “enfermedad mental” que ha llegado a nuestros días, si bien hoy hablamos de “trastornos mentales” un poco para distanciarnos de la idea médica de la enfermedad común, pues es bien cierto que existen enfermedades y existen condiciones. Y una idea fundamental:

La locura no puede reducirse a lo biológico a no ser que entendamos el “medio ambiente” y las experiencias de la vida como algo biológico.

Vino después la degeneración cerebral de Morel, que era una reminiscencia de las ideas platónicas y tomistas del pecado (individual o del linaje) y la suposición de enfermedades endógenas cuya causa era y es desconocida. El descubrimiento de la espiroqueta sifilitica como causa de “la demencia paralítica progresiva” no hizo sino incentivar la búsqueda de nuevas causas biológicas, pero lo cierto es que hasta el momento solo disponemos de muchos datos que no constituyen en sí mismo un cuerpo de conocimiento cerrado sobre la locura. La espiroqueta fue el ultimo hallazgo con hueso en la búsqueda de causas naturales que expliquen la enfermedad mental.

De manera que el loco del Tarot no representa a un enfermo sino una condición universal, una especie de arquetipo presente (constelado) en algunos de nosotros y que para entendernos podríamos identificar con Dioniso y también con Diogenes. El Loco es un cínico, es decir un sincero radical.

El loco del Tarot es pues una condición, no una enfermedad.

Representa los polos en que una naturaleza humana oscila, por una lado la liberación, y pasan a ser esa carta que abre y cierra el Tarot, el alfa y el omega, es por eso que el Loco no lleva numero  Por un lado a ese ser desapegado, desenraízado (porque se ha liberado de la “matrix tierra”) que viaja con un hatillo por toda pertenencia, en el que porta ya sólo “lo esencial”. Pero no toda “locura” ni todo “loco desapegado” es un liberado … A este respecto, le preguntan a Ramana, cuáles son las señales para distinguir a un liberado. Y él dice que la presencia de un Liberado tiene un indudable efecto que sucede en las mentes de los demás presentes, y es que éstas se aquietan, dejan de rumiar … y participan de la paz en que aquel participa.  (Isabel dixit)

El loco es un personaje irresponsable, impredecible, y sobre todo un tramposo (tan tramposo como el mago) pero se diferencia de el en que sus trampas son inescrutables y no sabemos a que plan obedecen. El loco carece de planes y se dedica a vagar de aqui para allá tocando muchos palos de la baraja. En los Locos más inteligentes puede rastrearse precisamente un concepto del que hablaré más abajo: la apertura a la experiencia.

Mi amigo el Loco.-

Tenia la misma edad que yo, era mi amigo del alma esa clase de amigos que se dan en la adolescencia y que son de alguna forma irrepetibles. El hacia COU cuando yo andaba por sexto de Bachiller y fue durante mucho tiempo mi alter ego hasta que la vida nos separó, tal y como conté en este post, una especie de homenaje a su persona que escribí después de su muerte.

Lo que le caracterizaba a pesar de ser una persona inteligente, y poseer un especial talento para las matemáticas era una especie de acedia vital que le consumía, una pereza existencial, era un dormilón, un holgazán. Un síntoma que le generaba no pocos desajustes, no era capaz de llegar nunca a una cita, ni siquiera a un examen con puntualidad de manera que no pudo aprobar mas que un solo curso en los cinco años en que anduvimos por la Facultad. Terminé mi carrera de Medicina y él aun estaba en segundo con alguna de primero colgando.

En el plano interpersonal era poco de fiar, hacía trampas con el dinero, con su tiempo, con sus responsabilidades y con sus compromisos. No sabía cumplir y siempre llegaba tarde a todos los sitios y a pesar de eso todo el mundo le tenia cariño y no tenía enemigos, simplemente rehuía sus responsabilidades con cierta gracia, nos hacía reír mucho, las chicas decían de él que era muy simpático e inteligente pero ninguna lo tomaba en serio. Trabajó en múltiples cosas, arruinó a su familia y a si mismo con una administración nefasta de su patrimonio y terminó abriendo una academia de “repaso” de matemáticas, donde enseñaba a quien nada le interesaba la cuestión, lo suficiente para aprobar la ESO. Al final se murió como había vivido: haciendo esperar a su mujer que iba a un acto oficial en su compañía.

Cambió mil veces de opiniones políticas, rompió con todas sus amistades, se hizo creyente y ateo en un plis plas, se hizo deportista, corredor de fondo y fumador empedernido de la noche a la mañana, pobre y rico, noctámbulo y madrugador, pendenciero y sabelotodo. Como la luna.

La vida no perdona, de modo que cuando una etapa de la misma no se cierra adecuadamente acaecen verdaderos desastres en el trayecto del peregrino, uno se pierde en el país de los misterios o acaba con una psicosis inflacionaria como contaba Jung.

Es asi como el loco siendo como es un buscador (un peregrino) en estado puro puede convertirse en un colgado (invertido) y quedar detenido por el peso de la sociabilidad y del Logos, quien “toca la citara todo el tiempo pero no vigila la olla” tiene mucho riesgo de acabar invertido

colgado.

“El Loco, como carta, es uno de los arcanos más misteriosos y más dados a la confusión pues suele entenderse más en ese sentido de lo excesivo y dionisiaco, pero ese es su reverso. El aspecto solar es claramente el de un liberado, hasta casi va en taparrabos como los liberados en la India. Decía Ramakrisnha que el liberado era como un niño que al tiempo lloraba de gozo al experimentar a Satky como al tiempo reía y bailaba con su energía. Un bipolar, pero de lo transcendental”. (Isabel))

La apertura a la experiencia.-

La apertura a la experiencia es un endofenotipo (un rasgo de personalidad teórico a medio camino entre lo biológico y lo mental) descrito por Costa y Mc Rae en los “Cinco grandes” (big five) y equivale por completo al endofenotipo descrito por Cloninger con el nombre de “Búsqueda de sensaciones”

En este post de Pablo Malo puede el lector profundizar un poco más sobre el citado rasgo, pero valdrá la pena retener ahora alguna de sus características, lo que Daniel Nettle (2007) ha descrito como “el meollo de la Apertura”:  su relación con el “pensamiento divergente”, con la extensión de las asociaciones, y ésta sería también la base neurobiológica de este rasgo. Cuando yo represento una palabra u objeto en mi mente se activan inmediatamente un montón de conceptos relacionados con él y es por eso que podemos saltar y coser argumentos de “aquí y de allá” y asociarlos entre sí.

La idea de las asociaciones laxas pertenece a Eugen Bleuler, un psiquiatra suizo que dirigía el hospital donde trabajó Carl Gustav Jung. A él le debemos dos cosas: la palabra “esquizofrenia” que vino a sustituir a la demencia precoz de Kraepelin y la idea de las asociaciones laxas.

Para Bleuler los esquizofrénicos estaban divididos (escindidos=esquizo) por una especie de laxitud entre ciertos sustratos neurales teóricos relacionados con el juicio y el pensamiento. Los esquizofrénicos asociaban demasiado y de manera arbitraria y es por eso que su pensamiento descarrilaba sin tener el cuenta las relaciones semánticas entre unos pensamientos y otros.

El coste de puntuar alto en apertura a la experiencia, es decir en la capacidad de construir asociacioens divergentes entre cuestiones alejadas entre si, como sucede en la poesía es que a medida que asociamos entre dominios cada vez más remotos podemos llegar a realizar asociaciones muy “extrañas” y “locas”, y podemos llegar a caer en lo paranormal o en la locura (a fin de cuentas los esquizofrénicos y esquizoíípicos también puntúan alto en pensamiento divergente). Aumentar la Apertura nos puede llevar a la creatividad artística pero también a un trastorno psicótico y no sabemos qué determina que personas con personalidades similares lleguen a desarrollar una un trastorno esquizotípico de la personalidad mientras que la otra llega a ser un artista célebre.  (Pablo Malo).

Y no sabemos por qué pero en mi opinión tiene que ver con las experiencias de la vida y con los entornos protectores que algunos encuentran y otros no. Mi amigo no enloqueció porque logró encontrar un sentido a su caótica vida con su esposa y su hija, tambien porque el entorno en que vivía, un entorno rural logró servirle de prótesis a su alocada praxis existencial.

Se salió del surco pero así y todo no deliró ni enfermo mentalmente, solo del corazón.

Y me dejó pensado en que quizá la esquizofrenia (la psicosis) no es el precio que pagamos por el lenguaje como sostiene Crow, sino el precio que pagamos por tener esa capacidad casi mágica que nos permite navegar entre conceptos, tendiendo puentes y relaciones entre cosas alejadas, unas abstractas y otras muy concretas. En este sentido el pensamiento divergente sería lo opuesto al rigor cientíifico y quizá su complementaria habilidad.

Pues el Loco es un bipolar, pero un bipolar trascendente (Isabel)

Nota: delirar procede precisamente del latinajo que preside este post: “De lires ira”

Bibliografía.-

Daniel Nettle. Personality. What makes you the way you are. Oxford University Press 2007

Nota liminar.-

Isabel es el nombre con el que se conoce a la musa del blog, “La nodriza de las hadas” o reina Maab y que suele dejar comentarios aquí. Como a Eros no se le puede ver sino de espaldas y entra y sale como el Loco.

Ella me da pistas de por donde navegar, es como una ventana o mejor como una casa en la que cada vez que abres una puerta se abren otras casas dentro.

Enteras.

56 pensamientos en “De lires ira

  1. O sea que “Isabel” es usted mismo … 🙂
    Y por eso se merecería un Pulitzer, Oscar, y algún premio que aún no esté inventado!
    Pues eso sí que es creatividad y “arte”!
    Daría casi para un buen guión de película …

    Si no lo escribe usted, por ahí me animo y algún día lo intento yo … siempre reconociendo su autoría y méritos, claro. 😉

    En cuanto a que el “iluminado” (ya casi no me agrada tanto esta palabra), sea lo mismo que un irresponsable o loco … en eso no estoy de acuerdo.
    Un irresponsable es un irresponsable, y un inadaptado es un inadaptado.
    Creo, Dr.Traver, que aquí ha mezclado cosas que pueden tener relación, pero con un hilo conductor que aún no veo en el post. 🙂

    Felicitaciones por las ingeniosas y fecundas “trampas” que hace … ¿el mago?… ¿será esa la carta que corresponde en este caso?. No soy gran conocedora del Tarot, pero intento aprender por aquello de la humildad … 🙂

  2. Aahhhh!
    Pues entendí mal, entonces…

    Pero no tengo celos, no.

    Isabel es admirable, sea quien sea Isabel …

    Por cierto me ha gustado su twiter:
    “El loco del tarot existe para demostrar que las creencias son humo”

    Y creo que esto tiene mucha tela para cortar.
    Pues esa es la parte del “Loco” que más me gusta…

    • Sí, Patricia, esa frase se corresponde ta cual con la figura del Loco como el Payaso Sagrado. El bufón como el burlador sería más el Trickster y si bien para muchos el payaso sagrado y el trickster convergen, yo no lo tengo claro. Un ejemplo: Castaneda fue el típico Trickster, un burlador. Un burlador en el sentido de pseudogurú, pues no toda su doctrina es falsa pues para atraer ha de contener elementos de verdad, pero en ella, hay contenida muchas inversiones doctrinales, y eso es siempre indicio de una no muy alta iniciación. Ahora bien, todo falso gurú es a su vez una excelentísima lección de cómo afinar y apurar el olfato. Y de ahí la risa y la carcajada del Burlador, para que espabiles y ajustes la brújula.

      ¿Has visto la peli de Batman, El Caballero Oscuro, la de Nolan, el momento del discurso del Agente del Kaos??? Esa escena es memorable. Ahí se expone toda la esencia y función de un Burlador, de un agente del kaos, de un Joker, de un Bufón. Pero no es propiamente un Payaso Sagrado, ni mucho menos, o al menos para mi no lo es … 🙂

      • Lo de Batman me resulta algo siniestro.

        Castaneda, Krishnamurti …. nunca los he adoptado como maestros. (Más allá de haber leído parrafitos de ellos).

        En eso, en el tema de los “maestros”, he tenido suerte … 🙂

        Y esto si, que es más íntimo que íntimo. Si acaso esa palabra se conociera en su auténtico significado …!

  3. Sr. Traver, lo de musa es un traje que me viene grande … Muchas gracias por su apertura, por ver el hilo de la trama que a veces tejo y por ver coherencia allí donde otros sólo ven parrafada sin conexión. El mérito es suyo y no mío. 🙂

    Tengo algunas ideas para matizar y completar la idea del Loco desde el esoterismo, mañana las hilvano y le dejo aquí los “runrunes”.

    Patricia, mujer, tú has charlado conmigo por correo privado, hemos compartido conversaciones sobre aspectos de la doctrina hindú, ¿cómo se te ha ocurrido pensar que “Isabel”, que soy yo, es a su vez el Sr. Traver?. Lo que el Sr.Traver ha dicho en esa nota liminal es que mis desbarren le inspiran a su vez sus propios “desbarres”, de ahí lo de “musa”, en el sentido de inspiración, pero te aseguro que yo existo y que tengo corporalidad e identidad. Me identifico más con los elfos que con las musas y con los genios porque mis orejas así me delatan, tengo orejas de elfa, sin dudarlo. 🙂

      • Pues si, a mi me entran más las cosas en tu lenguaje.
        Pero simplemente por la dulzura que a veces tienes, la paciencia, la comprensión y la cadencia con la que hilbanas.
        Además de la solvencia en conocimientos tan específicos como variados, cualidad esta última que compartes con Paco.

        Y nada que ver esto, que es un homenaje sincero, con algo parecido a “una alianza”. Eso es más para los de las estrategias y otros rebuscamientos.
        Podré ser a veces, media “paranoide cibernética”, pero de normal me relajo taaaanto… 🙂
        Y cuando me hablan así tan lindo, más..:)

      • Patricia, yo te agradezco que “me veas bonito”, “gracias, che! ” 😉

        Pero no conviene olvidar que todo lo que existe bajo el Sol proyecta su sombra, y como no podía ser de otra manera yo tengo la mía, como todo quisqui, vaya. 🙂

        La persona verdaderamente versada aquí en conocimientos es el Sr. Traver, pero es lógico que “resuenes” más conmigo porque andamos en parecido rollo metafísico.

        Tengo muchas aristas, la dulzura no sé si es una de ellas y quizás por eso espero que no me encasilles en ella 🙂 porque lo que sí sé es que tengo una vena guerrera que no se puede disimular y aunque no me gusta nada “guerrear” y me cuesta mucho sacar la espada, cuando lo hago no es para combatir sino para practicar el antiguo arte del “corte sano o corte limpio” que consiste en cortar la cabeza del que se te opone gratuitamente como adversario.

        Algún día si viene a cuento ya te contaré algo del antiquísimo rito de cortar cabezas, arte que pertenece a la noble estirpe de los guerreros y que no está adjudicado precisamente a las amazonas con grave furor uterino. Sin tratar de definirme. que no lo pretendo, te puedo decir en el argot del Señor de los Anillos que yo soy una “elfa” y como tal tengo una espada, y esto no quita que también participe en naturaleza, que no esencia, de la naturaleza del resto de habitantes de la Tierra Media … 😉

        *Disculpas por esta última payasada, pero me hace gracia decirlo..

  4. “Lo de Batman me resulta algo siniestro” …

    Esa es la diferencia entre el payaso sagrado y el bufón. Diestras y siniestras …

    Recomiendo para distinguirlos un ejemplo-chorra. La intervención de Fernando Arrabal en el programa de Sánchez-Dragó de hace muchos años. Dejo sólo un momento pero recomiendo ver todo el programa, te partes de risa. Yo ahí veo risa pero otros quizá vean que fue un espectáculo bochornoso. Que también, caben ambas perspectivas.

    Sánchez-Dragó nos ha contado que Fermando se puso así de “malito” porque mezcló unas pastillas con alcohol. Da igual, pero el Arrabal “petó la noche”, fue un lindo medio que la providencia tuvo a bien para sabotear la reunión de sabios zarandeando e interrumpiendo todas las intervenciones. Es memorable cuando se pone en el colo de uno que ya falleció, ahora no me sale su nombre y le dice que “le quiere, que quiere a todos”. El vino y su amor cósmico … 🙂

    Esto sí que es un payaso sagrado. 🙂

      • Fernando Arrabal no es grotesco Patricia, créeme, es un geniecillo muy muy listo. Cuando lo observo veo a un fiel representante de la raza de los gnomos, fíjate bien en sus ojilos, ahí hay chispas, chispas de alguna fragua subterránea … Eso te está indicando ya la estirpe de la que es representante: provocador, polemista, payaso … 🙂

        ¿Has leído algo de literatura o mismo los simples cuentos populares sobre los “genios del lar”, gnomos y demás?. Son así: juguetones, traviesos, burlones. Campanilla mismo en PeterPan es de “agárrate que hay curva”, por celos incluso planea matar a Wendy, no son nada “inocentes” estos hijos del bosque, ni mucho menos …

        No soy fan de los libros de Arrabal ni me gusta su cienca patafísica ni tampoco me gusta la silla-reliquia que preside el salón de su precioso piso de París y que le enseñó un día a Usun Yoonn para que se sentara en ella. Estoy hablando de una auténtica silla del garrote vil. Él es así. Los payasos sagrados son así, les gusta más la polémica que a un niño una piruleta. 🙂

        Yo después de colgar el vídeo me puse a ver otra vez la versión extensa y volví a reírme con ganas. De esa risa que viene de las tripas, la que arranca en el vientre y sube hacia arriba, no de esa que sale del pecho hacia la garganta, no, la que viene de más abajo, la que realmente sana, la que es curativa, la que consigue desprender la telaraña de la “importancia personal” … 🙂

        El payaso se ofrece como “payaso”, coloca su persona en una situación bochornosa y humillante para que opere la magia de la risa y que así los demás también descubran que la autoimportancia es una careta muy rígida de la que conviene sacudirse de vez en cuando. Y es en este sentido que el payaso también es un mago, y eso mismo es lo que lo convierte en un payaso sagrado, porque obra conforme a un plan infinito que porta, aunque no lo veamos, en su sombrero alado con forma de un ocho acostado …

        Hay que ser otro cachondo como el Dragó para permitir que el programa siguiera emitiéndose, te lo digo, porque ese programa era en directo. Yo me río mucho cuando la cámara enfoca en segundo plano al Dragó partiéndose el culo con su colega. Eso es apertura, lo demás, son gaitas. Él mismo ha reconocido que ese fue el mejor programa que hizo en su vida.

        🙂

  5. Sr. Traver …

    Le traigo algún run-run que me ha dejado la lectura de su post. Alguno ya está expuesto en los comentarios a Patricia, en todo eso del payaso sagrado, truhanes, bufones, magos del Kaos … y que son todas ellas aristas que el arquetipo del Loco contiene.

    He querido condensar en un párrafo las palabras que usted ha dicho sobre la figura del Loco para que sirva de referencia al “baile-divago” que me voy a marcar:

    “El loco del Tarot es algo muy cercano a nuestro concepto del lunático, el que cambia constantemente de parecer y que carece de fijeza, el comodín, esa carta que sirve tanto para un roto como un descosido y que solo tiene valor en sus emparejamientos con otras cartas. Por si sólo no es más que un joker, es decir un chistoso, un bufón, aquel que dice siempre las verdades duelan a quien duelan, y que además tiene venia para hacerlo pues por su fealdad, su irresponsabilidad o su falta de ambición no es tomado en cuenta por los poderosos a quienes divierte con sus chanzas.

    El loco del Tarot no representa a un enfermo sino una condición universal, una especie de arquetipo presente (constelado) en algunos de nosotros y que para entendernos podríamos identificar con Dioniso y también con Diogenes. El Loco es un cínico, es decir un sincero radical. Es un personaje irresponsable, impredecible, y sobre todo un tramposo (tan tramposo como el mago) pero se diferencia de el en que sus trampas son inescrutables y no sabemos a que plan obedecen. El loco carece de planes y se dedica a vagar de aqui para allá tocando muchos palos de la baraja. En los Locos más inteligentes puede rastrearse precisamente un concepto del que hablaré más abajo: la apertura a la experiencia”.

    Esto último, “la apertura a la experiencia” es la brecha que para mi distingue tres subtipos dentro del arquetipo: el Loco profano, el Loco iniciado, y el Loco Liberado. Todos ellos contribuyen a ese plan infinito, lo que separa a cada uno de ellos es el grado de consciencia que tienen de ser objetos y/o sujetos del Plan, esto es, si son simples objetos ciegos del Plan (profanos), si se saben instrumento-objetos (iniciados) y si ya han despertado a la Transcendencia (liberados) que es cuando pasan a ser sujetos activos, es decir, magos …

    El mago es la carta número I, es la carta que viene después de ese cero metafísico que es el Loco, y es un cero metafísico porque al no contener enumeración, es esa nada-comodín, ese “Vacío” que se considera que “abre el juego y lo cierra”. Pongo un ejemplo de esto, proviene de Ramana Maharsi, y pido disculpas si lo cito mucho últimamente pero es que ando en su lectura y lo tengo fresco:

    Pregunta: Yo le veo a usted hacer cosas. ¿Cómo puede usted decir que nunca hace Acción-es?

    Respuesta: La radio canta y habla, pero si la abre usted no encontrará a nadie dentro. Similarmente, mi existencia es como el espacio; aunque este cuerpo habla como la radio, no hay nadie dentro como hacedor.

    Lacan dice esto mismo, o al menos a mi me lo parece, cuando afirma esto:

    “El sentido consiste en que el ser humano no es el amo de ese lenguaje primordial y primitivo. Fue arrojado a él, metido en él, está apresado en su engranaje. El lenguaje se impone y a la persona no le queda otro remedio que hablarlo”.

    Cortázar, lo dice también, pero más bonito, y no por nada quiso titular su libro “Rayuela” como “Mándala”, pero el editor le hizo desistir para que no pareciera aquello “cosa rara”, pero recuerde que la rayuela es una escalera que desde la Tierra sube al Cielo en 12 pasos, y es por lo tanto, una espiral, un mándala. 😉

    Dice así:

    “¿Qué quiere decir esto? Nada, una taza de té.
    No hay drama en el murmullo, y tú eres la silueta de papel
    que las tijeras van salvando de lo informe: oh vanidad de creer
    que se nace o se muere,
    cuando lo único real es el hueco que queda en el papel,
    el golem que nos sigue sollozando en sueños y en olvido”.

    El Loco, cuando se sabe loco, como iniciado que es y si es de naturaleza traviesa, busca con su juego desconcertar, dinamitar las creencias, y cuando sale pillo e inteligente como Arrabal, pues lo borda … 🙂

    Cuando es un liberado, como Ramana o Nisargadatta, no busca nada, ni desea que lo busquen, ni dar conferencias, ni tener discípulos, ni crear escuelas ni fundaciones, ni tender puentes con la Ciencia … Porque a ver, ¿usted cree que un Liberado está por aquello de “crear escuela”, hacer de su vida “un conferenciante mundial” y manteniendo contactos con las élites para que hagan donativos a “su fundación” …? No sé, pero es una pregunta que dejo ahí y que cada uno se la conteste …

    Al liberado si le hacen hablar, si lo buscan, hablará desde el descondicionamiento y jamás de los jamases se identificará con la vida, pues él está más allá de la vida instalado en la Vida y lo que es más importante: transmitirá e irradiará una paz “sobrenatural” porque su morada está en la paz, y su vida, sencilla y frugal (miserable para otros) será un fiel reflejo de en qué “coordenadas” está vibrando. Y cuando digo que transmite paz no es que sea tranquilo o bonachón, es que al haber desactivado la mente inferior, “Eso” irradia magneticamente la atmósfera y “Eso” embarga el corazón y las mentes de los presentes. Si se fija en muchas de las múltiples conferencias de Krisnamurti con David Bohm, ahí sólo verá cháchara y más cháchara, parloteo y más parloteo de grillos contra grillos, sólo un laberinto compartido de intelectos enredados, perdiéndose en los flecos de lo indefinido sin arribar a lo verdaderamente transcendental… Vuelvo a repetir: lo indefinido no es el infinito. 🙂

    Pessoa, que primeramente era un esotérico y después un pensador, lo dice también en boca de uno de sus variados heterónimos. Por cierto, Pessoa, otro Loco “habemus”, al que hay que leer desde varios ángulos. Dice Pessoa en boca de Alberto Caeiro en “El guardador de rebaños”:

    “Amar es la inocencia eterna, y la única inocencia es no pensar”.

    🙂

    Y no-pensar no es actuar bajo el impulso ciego del instinto, no. No-pensar tiene que ver con lo que el budismo llama “vencer los tres estados venenosos de la mente”. Pero este ya es otro tema y otro divago, sólo apuntar que conlleva toda una disciplina, no un estado disolutorio y expansivo de los impulsos.

    Volviendo al Loco …

    “Platón distingue cuatro géne­ros de manía positiva, no patológica, no sub-humana, refiriéndo­las respectivamente a cuatro divinidades: la manía del amor, ligada a Afrodita y a Eros; la manía profética de Apolo; la manía de los iniciados de Dionisos; la manía profética de las Musas.
    Marsilio Ficino dirá que son “aquellas especies de furores que Dios nos inspira, elevando al hombre por encima del hombre y convirtiéndolo en Dios”.
    Poniendo aparte la “manía poética”, la cual pudo tener un carácter no profano sólo en otros tiempos, cuando el arte no era una cosa subjetiva, cuando el poeta era también un vate y la poesía, un carmen, persiste, como fondo común de tales formas, un estado de ebriedad apto para provocar un autotrascendimiento y la variedad de una experiencia supra­sensible: en el amante, pues, no menos que en el tiempo y que en el sujeto de la experiencia mágica …”.

    Y, ¿cómo es que sucede esto?… Pues porque “el Símbolo ante el profano permanece opaco y las enseñanzas ocultas; ante el estudiante maduro y digno, el símbolo se ofrece y revela”.

    En otras palabras, que la verdad de cada uno es locura a los ojos de los demás …

    El loco “traza de manera mítica, simbólica y visionaria la transformación de la mente convencional en consciencia despierta: el estado despierto fundamental, inherente, pero no descubierto de todos los seres”.

    El Loco liberado, el que cierra el círculo, es aquel que sólo sabe decir “La illaha ill Allah” (No hay nada sino la Nada /Absoluto). Se distingue del Loco iniciado en que éste al deambular con una consciencia recién despertada para la travesía necesita de un perro-guía que de vez en cuando le muerda el trasero, uno que le recuerde que toque la cítara pero que vigile la olla y que al tiempo que vigila la olla no olvide de tocar la cítara, que es lo mismo que decir que “no sólo de pan vive el hombre”, ya que esta carta encierra un gran misterio, un aprendizaje fundamental, tremendamente paradójico que hay que integrar y que viene a decir que “fracasando triunfarás y que triunfando fracasarás”…

    El Loco en su arista más mundana y profana en el sentido de “umbral inconsciente”, porta “algo regio” que en él, se desprende algo nebuloso y numinoso que destella de manera intermitente, y advertimos en él “algo” que no sabemos “definir” ni “identificar”, puesto que “eso” salta como una pulga y no se deja apresar, y que presenta muchos claroscuros puesto que está en ese estado de “materia prima” que hay que “disolver para coagular”. Es como su amigo, alguien que seguramente provocaba grandes amores, sí, pero seguramente también grandes disensiones.

    Dice que “la vida no perdona, de modo que cuando una etapa de la misma no se cierra adecuadamente acaecen verdaderos desastres en el trayecto del peregrino, uno se pierde en el país de los misterios o acaba con una psicosis inflacionaria”, que es cuando “el Loco” pasa a ser simultáneamente “un Colgado de la vida”. Tal cual. 🙂

    Pero igual que le digo eso, también le digo otra cosa: que el que llega tardíamente a la juventud, dice la sabiduría popular que se queda permanentemente instalado en ella … Y con ello no me estoy refiriendo a los Peterpanes ni a las Campanillas, no, sino que hablo de aquellas personas “de cuerpos gráciles y rasgos neoténicos” que caen bajo el arquetipo del “puer aeternus” y que no han sido raptados o secuestrados por “Peter-PeterPan”, pues no hay que olvidar que la sombra de Peter es Pan, un sátiro de flautín hipnotizador … 🙂

    Retomando el tema, estos tres Locos de los que le hablaba, estos tres grados de consciencia están bellamente sintetizados en este popular dicho zen:

    “Para una persona que desconoce el camino del Zen, las montañas son montañas y los ríos son ríos; después de un primer vislumbre de la verdad del Zen, las montañas dejan de ser montañas y los ríos ya no son ríos; después de la iluminación; las montañas vuelven a ser montañas y los ríos vuelven a ser ríos”.

    🙂

    Y bueno, se me ocurren muchas más cosas que la lectura de su post me ha provocado, sobre todo en lo referido a los aspectos más mundanos de la carta y que caen dentro del “phatos” del Loco en su vertiente más “espesa”, pero eso ya dispararía enormemente este comentario de referencias y la verdad … ya he ido parar al quinto pino y no quiero abusar de su “licencia para desbarrar”. Disculpe que mi intento de sintetizar haya quedado sin plasmar.

    Termino mi divago con una referencia a Alicia en el País de las Maravillas, un bonito ejemplo de “Loca de la Casa” o de mera “Loca de la Colina” …

    “Pero en el caso de Alicia, ¿en qué selva oscura —como la del bosque sin nombres— halló Dodgson los seres que habitan sus mundos? ¿Qué voces secretas —como la del melancólico jején en A través del espejo— dictaron al reverendo Dodgson su extraordinaria pesadilla? (…) Del misterioso espíritu que soñó para Dodgson las aventuras de Alicia no sabemos nada, salvo que la obligó a lanzarse en un viaje espiritual en el que lo absurdo se une a lo trágico, como en todas nuestras vidas. (Juan Diaz Martinez)

  6. Mi querida Isabel:

    Me ha encantado todo lo que has escrito! 🙂
    De todas tus intervenciones geniales, ésta es para mí insuperable. :):):):):) ¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!

    De los que hablamos y chapurreamos:
    “sólo un laberinto compartido de intelectos enredados, 🙂 perdiéndose en los flecos de lo indefinido sin arribar a lo verdaderamente transcendental… Vuelvo a repetir: lo indefinido no es el infinito.” 😉

    “Para una persona que desconoce el camino del Zen, las montañas son montañas y los ríos son ríos; después de un primer vislumbre de la verdad del Zen, las montañas dejan de ser montañas y los ríos ya no son ríos; después de la iluminación; las montañas vuelven a ser montañas y los ríos vuelven a ser ríos”. Beautiful!!

    Aquello de cerrar el círculo que va hacia la TRASCENDENCIA (se dice que asciende), y luego y descubre la INMANENCIA, (desciende). Y así se completa el círculo.

    • Gracias Patricia!. Lo mío es desbarrar, en el instituto lo que más me gustaba eran los comentarios de texto en Literatura, ahí casi era obligado “divagar”. 🙂

      Me ha gustado mucho esto que dices: “Aquello de cerrar el círculo que va hacia la TRASCENDENCIA (se dice que asciende), y luego y descubre la INMANENCIA, (desciende). Y así se completa el círculo”. Muy evocador, precisamente ando estos días con lo de la Inmanencia a cuestas pero desde la kábala, lo que ahí se llama “En sof”, y me está resultando todo una puerta, qué digo, tres puertas y tres ventanas para bucear. 🙂

  7. Que me disculpe el Sr Traver, (y no se ofenda), pero tú eres Isabel la responsable de que yo siga este blog, y la que le pones sal, pimienta y chimichurri .

    Así que sea quien seas, eres una verdadera Musa e inspiradora para todos. Una payasa sagrada !

    Si hasta me dan ganas de comentar sobre el contenido de lo que has vertido con más libertad … pero no tengo seudónimo (o heterónimo…) como tú, y no quiero correr el riesgo de ser encasillada como loca. No soy tan valiente … y tratándose de un blog de psiquiatras, psicólogos y demás … pues no quiero que me corran con ese cuchillito del diagnóstico, aquel que “corta” delimitando fronteras de tipos fijos … que yo toco también ese palo, además del tuyo, y por eso lo digo…
    Si el Sr. Traver me dejara, me expresaría con mayor libertad, hasta usaría también un seudónimo, para moverme más libremente en los divagos… Pero no por celos, como dijo él, al contrario. Es admiración, es coincidencia en muchas visiones, es contagio, es CELEBRACION. 🙂

    • Yo claro que te dejo, este blog no es de psiquiatras y psicologos como tu dices y a las pruebas me remito, pero no alcanzo a comprender qué añadiria a tus argumentos un pseudonimo, pero por mi puedes hacerlo si asi te expresas con más libertad.
      ¿Como sabes que no tienes celos? ¿Si los tuvieras lo sabrias?

      • “¿Como sabes que no tienes celos? ¿Si los tuvieras lo sabrias?”

        Pero, ¿usted sigue interesado en mis celos? 😉

        Si ya lo he puesto arriba…es un tema de CELEBRACION,… no tanto de egos 🙂
        Pero yo me auto-incluyo en el grupo de los celebrantes, aunque usted no me incluyera.
        Pues me gusta el juego, y si alguien juega conmigo, genial! y sino también.
        Por esto que decíamos que “mi vacío está lleno” citando a Nisargadatta

      • Claro, si yo no fuera capaz de sentir celos conscientes cómo iba a reparar en los tuyos inconscientes y que se presentan bajo el disfraz de una alianza?

      • Jájajajajjajajajajajjajajjjajajjajaajjajajja!
        “Claro, si yo no fuera capaz de sentir celos conscientes cómo iba a reparar en los tuyos inconscientes y que se presentan bajo el disfraz de una alianza?”

        Pues serán “inconscientes”, pero acuérdese que la embriaguez del amor no conoce géneros Sr. Traver …

    • A ver …

      Que no, Patricia … Es verdad que tengo algo de payasa, sí, pero no de payasa sagrada, yo sólo soy payasa en mi casa y me gusta también hacer algo el indio de vez en cuando por cuestiones de sanidad mental, por aquello de ventilar el hogar mental y tal, pero lo de payasa sagrada ¡ups! va a ser que no. Yo sólo los “huelo” o los reconozco … 🙂

      Mi nombre real es Isabel, bueno, María Isabel, y no es un pseudónimo ni un alias. Me llamo así, no pongo el apellido porque considero que no es un dato importante puesto que mis apellidos no aportan aquí nada relevante. El Sr.Traver dice que es ciberparanoia, y puede que tenga razón, pero no sé … 🙂

      • 🙂
        Bueno, pero te acercas un poco al concepto de “payasa sagrada”, yo también los huelo.

        Y gracias por la aclaración de los alias.

        Yo también tengo “ciberparanoia”. Casi más que tú. 🙂

  8. “Amar es la inocencia eterna, y la única inocencia es no pensar”.
    🙂

    “Y no-pensar no es actuar bajo el impulso ciego del instinto, no. No-pensar tiene que ver con lo que el budismo llama “vencer los tres estados venenosos de la mente”. Pero este ya es otro tema y otro divago, sólo apuntar que conlleva toda una disciplina, no un estado disolutorio y expansivo de los impulsos.”

    “Vencer los tres estados venenosos de la mente” :

    1) LA IGNORANCIA/Ilusión/el Delirio
    (La ignorancia es el delirio de la idea de la existencia de un “yo”, y es el primer eslabón en la rueda de originación dependiente o Samsara.)
    2) EL ANHELO/Aferramiento/la Avaricia
    3) La AERSION/Ira/el Odio 😉

      • «El loco “traza de manera mítica, simbólica y visionaria la transformación de la mente convencional en consciencia despierta: el estado despierto fundamental, inherente, pero no descubierto de todos los seres»

        Ésto se parece mucho a lo que en Socionics llaman “Extravert intuición” que es la función de la psique por medio de la cual podemos percibir asociaciones entre elementos, asociaciones que por lo general otros no visualizan. Respecto a su coste en sentido evolucionista, me parece que un buen equipamiento de habilidades sistematizadoras compensa lo disparatadas y/o incoherentes que pueden ser estas asociaciones, y de esta forma, que este rasgo endofenotípico derive en una psicosis.

        Por otra parte, me parece errado o inapropiado llamarlo “Pensamiento” divergente, ya que es algo que posee a uno y el «Pensamiento» tal como se refirió a él Patricia y como yo personalmente lo entiendo, consiste en “fijar”, “cristalizar”; o al menos en intentarlo, quedando así claro que el «Pensamiento» no posee a uno sino que uno hace uso de él, a modo de un ejercicio volitivo.

        Y respecto a lo que más llamó mi atención: Sobre los “tres venenos” o “tres ladrones”: Entiendo “La Ignorancia” como ignorar desde el Yo la propia esencia, el Lugar que uno tiene en este Plan; Entiendo El Anhelo como aferrarse desde el Yo a una forma material específica y no a una esencia (una forma Real, trascendental) que como tal, debo suponer existe como elemento en este Plan; pero no entiendo a qué va eso de La Aversión/Ira/Odio.

  9. “Cuando (“el loco”) es un liberado, como Ramana o Nisargadatta, no busca nada, ni desea que lo busquen, ni dar conferencias, ni tener discípulos, ni crear escuelas ni fundaciones, ni tender puentes con la Ciencia … Porque a ver, ¿usted cree que un Liberado está por aquello de “crear escuela”, hacer de su vida “un conferenciante mundial” y manteniendo contactos con las élites para que hagan donativos a “su fundación” …? 🙂 Tate!!!!

  10. De este párrafo, si que no te entiendo ni un comino:
    “Pero igual que le digo eso, también le digo otra cosa: que el que llega tardíamente a la juventud, dice la sabiduría popular que se queda permanentemente instalado en ella … Y con ello no me estoy refiriendo a los Peterpanes ni a las Campanillas, no, sino que hablo de aquellas personas “de cuerpos gráciles y rasgos neoténicos” que caen bajo el arquetipo del “puer aeternus” y que no han sido raptados o secuestrados por “Peter-PeterPan”, pues no hay que olvidar que la sombra de Peter es Pan, un sátiro de flautín hipnotizador … 🙂

    Pero la 1º parte, me recuerda un dicho atribuído a Picasso, que no estoy segura de citarlo correctamente pero decía más o menos: “Lleva tiempo llegar a ser jóven” , y es toda una paradoja.

    • Sí, la frase tiene un poco de embrollo. Ahí hay muchas ideas-puente, comentarlas todas me llevaría una buena parrafada, así que iré al grano respecto a lo primero.

      El “puer aeternus” es el aspecto solar del PeterPan, el que no ha caído bajo la hipnosis y encantamiento de Pan, no lo ha seguido a su isla de Nunca Jamás. Estoy hablando de los niños-viejo, las personas que son así como muy reviejas siendo pequeños y que a medida que crecen se puede decir que no maduran en el sentido convencional, y se vuelven niños, lo que nunca fueron cuando eran niños… Es un proceso inverso. Son esas personas que llegaron tarde a la juventud porque eran como adultos de niños y que cuando son adultos se hacen niños y se quedan forever young, todo ello en el buen sentido de la palabra, llenos de curiosidad, y con las ventanitas muy plasticas para el aprendizaje. Te pondré un ejemplo: Se dice que Lao-Tse tenía noventa años cuando nació del vientre de su madre, que nació con el pelo lleno de canas y por eso fue llamado Niño-Viejo. Es una forma genial de decir que su alma era vieja y nueva al mismo tiempo.

      • Pues me resulta muy interesante…
        Y no conocía aquella historia de Lao-Tse.

        Me recuerda aquel relato “El curioso caso de Benjamin Buton” del escritor estadounidense Scott Fitzgerald, del cual se hizo una peli.
        Leí el cuento, (es super cortito), además de ver la película, y me pareció muy original. Lo que no sabía es que era una idea “robada” de aquella leyenda de Lao-Tse….

  11. Mezcle la olla con mi cucharon de madera y volví antes de lo pensado. Es que el tema me llama.

    Locos liberados…

    Estaba pensando que es un “liberado”. No se si significará lo mismo que “iluminado”. Liberado me parece más posible de comprender.

    Quiero imaginar como es ser un liberado …

    Un liberado es:

    – Una persona que ha meditado profundamente en el origen de las cosas, en la vida y ha llegado a conclusiones. Tiene ideas claras: ha disipado las dudas acerca de lo Esencial. Esta en paz.
    – Está en el lugar correcto, en el momento correcto.
    – Vive en dos planos. Esta en la realidad, y a la vez no lo está. A las personas las ve como tales, pero también las ve como emanaciones de energías sutiles-divinas, símbolos, dioses y así se relaciona con ellas.
    – Experimenta eventos de fuerte conexión trascendental con frecuencia.
    – Siempre esta de buen humor. Su compañía es grata, es amado, y ríe mucho.
    – Se siente uno con el todo, porque es uno con el todo. No teme de la misma manera que teme el resto. Si, teme … como es humano, no puede desprenderse por completo de todos sus vicios.
    – No habla, canaliza. No escribe prosa, solo escribe poesía 😉
    – Tiene una respuesta sabia a cualquier pregunta. Es un placer escucharlo.
    – Es útil y responsable. Esta al servicio. Es independiente.
    – No se siente ni más ni menos valioso que nadie, ni nada. Es humilde siendo rico.
    – Es firme si las circunstancias lo requieren, pero no agresivo.
    – Es libre porque no está sujeto a la materia, solo está sujeto al espíritu.

    Algo así. Que les parece?

    Paco, quizás podrías ir pensando en cambiar el nombre del blog. Sugiero uno:

    “Ashram Paco Traver: Musas, Neurociencia y Cultura”.

    • Yo te digo que el Liberado está más allá de todo eso, Martin, que esas características que enumeras son todo referencias contingentes, humanas, demasiado humanas …

      El Liberado es el Realizado, porque Realiza el ser absoluto, incondicionado, “Eso que usted es realmente” en palabras de Nisargadatta.

      Analogicamente, en la Escolástica medieval se habla de tres estados: Purgativo, Iluminativo y Unitivo. El Liberado-Realizado está en el tercero, el de la Unión, y por lo tanto sobrepasa la Iluminación.

      *Desconfía de aquel que repite como un mantra cansino que Todos somos Uno, y que Tú eres Yo y Yo soy Tú. Más que desconfiar, echa a correr… 😉

      • Yo creo isabel que la liberación o la autorealización es el objetivo final de la Gran Obra, es decir la meta de la individuación y no corresponde tan solo a un arcano. El loco puede ser un loco terrenal (profano) o trascendente, entonces hablamos del Mago, pero el Mago sigue siendo un tramposo y se transforma, se expande cuando ya es Ermitaño. La gracia que tiene el Tarot es que describe estados de conciencia en transformación, creo. Va de lo concreto a lo abstracto, de lo indiferenciado a lo unitivo.

      • Claro, la Realización es la Gran Obra, y no está representada únicamente por el Loco en su versión Loco Transcendental. El Peregrino está transitando simultáneamente la vía purgativa y la vía Iluminativa pues porta cayado y farol. Es más, de estar constelada la Realización propiamente en una carta sería, desde mi perspectiva, en el número XXI y es llamada El mundo, que es la Celebración, el Laurel, la Corona de los que han vencido El Mundo, el colofón de los Arcanos Mayores, y que son análogos a los llamados Misterios Mayores del Hermetismo así como los arcanos menores (oro, copas, bastos y espadas) son los Misterios Menores.

        ¿Qué le parece esa perspectiva? …

      • Creo que si, el Mundo representa esa Gran Obra, el final, la vuelta a casa, la vuelta a lo Femenino, al pleroma, a la indiferenciación. Pero al loco yo le veo como un mago indiferenciado. Aunque el hecho de que no lleve numero concordaria con tu interpretación, abre y cierra.

      • El alejamiento exige el retorno, sí … Es más, ese laurel si se fija puede contemplarse como un ourobouros, y el alma, que es siempre femenina desde el punto de vista de la manifestación, y de ahí la doncella, se sitúa en el Centro. En el Tao, dice Lao Tse: “Yo sólo difiero de los otros hombres porque intento tomar teta de mi Madre”. 🙂

        Yo también veo al Loco como una especie de mago indiferenciado, pues realmente la Teurgia está en la carta número I. El Loco al ser un comodín se puede utilizar como la carta que daría comienzo al periplo, una “materia prima” o piedra sin pulir y que ha de devenir no sólo piedra angular sino también clave de bóveda (esto es importante). Como carta que cierra, significaría la consciencia que una vez realizada retorna al Gran Vacío, y por eso es broche, va más allá de la culminación. Algo así, pero de todas formas es difícil de explicar todo esto, dese cuenta que los estados que “la doncella” o peregrino atraviesa se interpenetran, se solapan ..

      • La conclusión que saco en limpio es que voy a comprarme unas cartas de Tarot y un libro de Tarot. Tienen un buen libro para recomendarme/nos? Algo introductorio … Para mentes 486. (no se si recuerdan ese modelo de PC)

    • Me quedo sorprendido con lo que dice que la unión es posterior a la iluminación. Al parecer los iluminados hacen mejor marketing que los unidos.
      Infiero algo y me animo a plantearlo. No será que el Loco, el Comodín, como es común en todo juego de cartas, acompañe al resto de las cartas cuando estas lo requieren?? Es un adicional. O será que el cero hace el 10, el 20, el 30, etc.?

  12. Patricia me había escrito:
    ——
    Se intenta localizar, como quien localiza un “sabor”, cinestesicamente, el pensamiento que está detrás de cada pensamiento, mediante las preguntas:
    ¿A quien le ocurre ese pensamiento?
    ¿quien lo sostiene ?
    Lo sostiene una remota noción de “yo” … pues, si yo pienso, entonces 1º hay un “yo” …
    (es decir al revés de lo que planteó Descartes, pero no lo quiero complicar…)
    Así que él dice:
    “Retenga ese “yo” y quédese ahí. (Como re-cordándolo…)
    En la raíz , quédese en la raíz…
    No en la “idea”, o en un “concepto”, o en una “imágen” de “yo”…
    Quédese rumiando ese “YO”, desnudo, desprovisto del yo soy “tal cosa”.
    Elimine todo lo demás.
    Pero si lo hace el suficiente tiempo, (vichara, indagación), y con profundidad y constancia, todo lo demás desaparecerá sólo. Porque es irreal.”
    (A lo mejor hace falta estar introducido en esto para entenderlo…) 🙂 Pero he intentado un apurado resúmen….
    “Yo” es la base de todas sus acciones, quien aparentemente las ejecuta, y a quien le acontece.
    Si se queda el suficiente tiempo, todo lo demás desaparecerá sólo.
    Desaparecerá por sí mismo porque es irreal.
    ——

    El liberado sabe que hay una sola fuente de amor e inteligencia: Eso. Uno y la otredad, estamos todos en función del mismo eje.
    Por lo que hay un solo interlocutor, un solo dialogo. Genera felicidad en los otros ya que se ven comprendidos íntegramente, los otros se sienten en casa con el.

    Ahora …. recordar esto siempre, y vivir-lo acorde, esa es la complejidad.
    Me recuerda a la fantástica película “Memento”. En la misma, el actor, al cabo de un rato sufre una amnesia, y olvida todo. Luego recuerda nuevamente, para volver a olvidar.

    Por eso el actor se tatúa la piel, para recordar. Por eso todos se tatúan en la piel, para recordar.

    Los Hare Krishna cantan y recitan mantras incansablemente para recordar también. Pero siento esto como una alienación….
    La técnica que amablemente me ofrece Patricia seguro es útil, pero soy reacio a jugar con mi mente, prefiero llevarla con mas cautela, ya que es un poco indómita. Cada quien tiene su estrategia.

    Cada vez que se recuerda se abre una puerta, que uno atraviesa.
    Y estas puertas te van llevando a un lugar más cercano a Eso. Aunque aparentemente por momentos te alejen.
    Quizás llegue un día que me encuentre a mi mismo en un lugar tan cerca de ESO, que olvide el NO ESO.
    Entonces, los tres venenos se hayan diluido y la mente inferior desarticulada.
    Quizás en ese lugar, momento, me encuentre liberado. Mientras tanto me sigo entreteniendo abriendo puertas mágicas.

  13. Si, Martín. Yo también veo lo de recitar mantras como una “alienacion” y distracción del eje. Y no lo hago. También hay a quien le sirve para concentrarse, (como los que bailan en círculo, me refiero a la danza sufí de los derviches, por ejemplo). Para aquietar la mente.

    Escuché lo que te voy a reproducir ahora, de una persona muy sabia, y apenas lo escuché algo dentro mío dijo: ¡táte! (como dice Isabel) …

    Este sabio me dijo que nadie puede decirte desde fuera que es lo que a ti te viene mejor.
    Ni siquiera un gran maestro iluminado. Porque él, en el caso que lo conociéramos, y aunque hablara, y lo viéramos externamente, opera siempre desde el interior.

    A quien necesita recitar mantras, otros bailar, otros jugar, otros meditar. Y otros nada de eso.

    Es que meditar también puede ser muy malo, y quien medita es muchas veces el “ego”, pero una versión mucho más refinada de él. Y por eso más insidiosa …

    Lo que dices: ” soy reacio a jugar con mi mente, prefiero llevarla con mas cautela”… es de lo mas sabio, en mi modesta opinión. 🙂 Yo pienso lo mismo que tú, y me lo aplico.

    ¿No era Santa Teresa la que decía que la mente es la loca de la casa?.

    Por eso es que también puse, (aunque es difícil de explicar con palabras, y da lugar a malentendidos), que es mejor hacerlo como quien localiza un sabor…

    Sabes por ejemplo cuando comes algo nuevo o que te trae reminiscencias de la infancia, pues hace mucho tiempo que no pruebas, e intentas identificar (aislar). el sabor primordial del “bouquet” para quedarte con él? …
    ¿Cuál es el ingrediente, el condimento, la especie que estoy saborando?
    Es algo como relajado aunque esforzado al mismo tiempo.

    La metáfora sirve para los perfumes… a mi me encantan … lo mismo que los aromas y sabores de las especies. 🙂

    • “Es que meditar también puede ser muy malo, y quien medita es muchas veces el “ego”, pero una versión mucho más refinada de él. Y por eso más insidiosa”…

      Tate! 🙂

      La sadhana (meditación) no ofrece beneficio a todas las mentes, puede ser incluso contraproducente. Mejor siempre Virocha (autoindagación) que Sadhana.

  14. Todo lo que ponéis de las cartas del Tarot, tanto Isabel, como Paco me resulta seductoramente fascinante … e interesante.

    Tanto, que me abstengo más bien, de etrar o salir, o meditar en ello. Pues en mi caso, la “fascinación”, opera negativamente. Y me atrapa. Me dispersa.

    Se puede decir que me fascina, “me atrapa”. Y es eso luego que, en la fascinación, hace que uno quiera “atrapar” (hacia afuera). Y fascinar …

    Por eso me abstengo … 🙂

    Pero no es que piense que esta “abstención” haya que practicarla así como “virtud”, o algo como forzado.

    Me gusta la invitación de Lao Tse, cuando invita con su frase:

    “La verdadera virtud, no es intencionalmente virtuosa”

  15. «Cuando yo represento una palabra u objeto en mi mente se activan inmediatamente un montón de conceptos relacionados con él y es por eso que podemos saltar y coser argumentos de “aquí y de allá” y asociarlos entre sí»
    A eso me refería yo con “vuelo intuitivo” y a los que comparten eso conmigo como mis semejantes.
    PD: No sé si será “sano”, “adecuado”, “correcto” “pertinente” o quizás precavido decirlo, pero con eso de “errante”, “en constante búsqueda” , “desarraigado”, “sinceridad casi compulsiva” “dormilón”, y “holgazán” pues… me sentí “algo” identificado. Jajaja…xD

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s