¿Por qué los hombres somos superfluos?


mitomachos

Aunque lo políticamente correcto es pensar que el sexo femenino ha estado históricamente y sigue estando subordinada a esa entelequia que ha venido en llamarse “patriarcado” lo cierto es que ser hombre es muy poco deseable y lo será más cuando lector termine con la lectura de este post.

Utilizaré sobre todo argumentos de la psicología evolucionista e intentaré huir de los discursos políticos o de género salvo para señalar la sinrazón de los mismos. Lo cierto es que las creencias compartidas por gran parte de la población, los discursos de los mass media e incluso la neurociencia aplicada vienen siendo rehenes de la política como tan acertadamente ha escrito Pablo Malo en este post. Nuestra esperanza está pues en manos de las mujeres.

Sencillamente: algunas cosas no se investigan porque hacerlo seria ir en contra de ese ginecocentrismo rampante que se oculta a veces en el buenismo y otras veces en lo políticamente correcto. Hay cosas que no se pueden decir, ni pensar ni mucho menos investigar si uno no quiere ser exiliado del mundo de la ciencia y de sus incentivos que son siempre políticos.

No cabe ninguna duda de que nuestra especie evolucionó en una extrema competencia intrasexual de los hombres contra hombres y por las mujeres. Aunque posteriormente estas diferencias menguaron a raíz del éxito de la neotenia lo cierto es que aun nos quedan algunos rastros morfológicos de aquella rivalidad ancestral: el dimorfismo corporal. Los hombres somos por lo general más fuertes, veloces, grandes, y altos que las mujeres. Y aun a nivel psicológico perduran ciertos rasgos, somos más audaces, atrevidos, corremos más riesgos, somos más agresivos y nos orientamos mejor en el espacio que las mujeres. Y todas estas diferencias se enroscan en una hormona: la testosterona, una hormona “pensada” para competir y para luchar.

Pero la testosterona es a la vez un martirio para los machos y señala precisamente hacia el lado de nuestra vulnerabilidad. El lector interesado en saber más sobre esta cuestión, puede visitar este post que titulé “La testosterona y los secretos”. La testosterona es una hormona que parece pensada para meternos en líos, mientras que el estradiol parece diseñado para evitarlos. Es bien sabido que las mujeres sienten aversión por los líos. La testosterona es la responsable de que los hombres las dejemos viudas, a ellas, claro.

Aquí hay otro articulo sobre las vicisitudes de la testosterona y las tropelías que protagoniza en el cerebro de los hombres..

Ser hombre es pues un problema que comienza a serlo ya en el parvulario, ese lugar hostil para los chicos (donde ya los niños agresivos comienzan a entrenar sus mordiscos) y más tarde en la escuela, mejor dicho en los patios de las escuelas, en ese espacio terrorífico que llaman “el recreo”, verdadero lugar de suplicio para los menos agresivos de nosotros. Alli es donde nos encontramos con los primeros “gallitos” de pelea con los que nos mediremos en nuestra vida y alli sufrimos nuestras primeras humillaciones masculinas, alli aprendemos también a defendernos y a administrar nuestras derrotas con distintas estrategias, algunos fracasan y entonces hablamos de fracaso escolar. La escuela no es un buen lugar para los chicos poco agresivos. Los campos de deporte posteriormente siguen esta misma linea: la masculinidad es rivalidad, autoafirmación e intrepidez.

De manera que el hombre es un individuo que ha de ganarse el derecho a reproducirse, algo que la mujer conseguirá sin hacer nada, pero no crean que les estoy hablando de una época cavernaria. Incluso hoy el éxito reproductivo de las mujeres ronda el 80% mientras que el de los hombres oscila entre el 50-60% a pesar o quizá a consecuencia de los anovulatorios. Dicho de otra manera sus ancestros femeninos son mas numerosos que los masculinos, eso sostiene Roy Baumeister.

Naturalmente no son los hombres más fuertes los que tienen más oportunidades de reproducción. La fuerza ha sido sustituida en nuestro mundo opulento por otras cosas, símbolos que la representan, el poder, la fama, el dinero, las capacidades artisticas o la inteligencia pueden resultar tan atractivos para la mujer como la “fuerza bruta” o la valentía de un macho. Es por eso que existe la selección sexual solapada con la otra;, la reproducción del más fuerte fue con el tiempo sustituyéndose por la del más adaptado.

Pero aun así sigue habiendo una brecha en tanto en cuanto las posibilidades reproductivas: las mujeres se reproducen más que los hombres. O dicho de otra manera, si usted es hombre tiene la mitad de posibilidades de dejar descendencia que su hermana.

La masculinidad tiene algo de paradoja, por una parte es cierto que tener hijos varones multiplica sus posibilidades de tener muchos nietos pues un hombre puede dejar embarazadas a muchas mujeres. Las mujeres solo pueden quedar embarazadas de un hombre por vez, mientras que el macho puede mediante escapadas puntuales ir dejando su semilla por todo el orbe. Es por eso que la hipótesis Trivers-Willard predice que después de una guerra y en otras circunstancias el numero de nacimientos de varones es superior al de las niñas.

Dicho de otra forma, en una sociedad primitiva donde existiera una libertad de oportunidades sexuales, ser varón daría una ventaja reproductiva, pero como todo el mundo sabe esto no es más que un ejercicio teórico, pues las mujeres también eligen e imponen sus propios gustos, solamente en un mundo de depredación sexual seria posible un resultado así.

La paradoja se resuelve espontáneamente por selección natural, la mayor parte de los machos son (somos) superfluos reproductivamente hablando.:

  • Los hombres mueren en las guerras a las que les lleva esos excesos de testosterona. Tomemos los datos de la Primera Guerra Mundial como ejemplo: 6.046 hombres muertos cada día en los 4 años que duró la guerra. Se calcula que la guerra produjo 8 millones de muertos y 6 millones de discapacitados. Datos como estos hacen pensar que a lo largo de la historia se ha visto a los hombres como desechables más que otra cosa.
  • Los hombres se suicidan más que las mujeres. El suicidio siempre ha sido más elevado en los hombres pero está aumentando actualmente de forma alarmante en los hombres. Más de 6.000 personas se suicidaron en el Reino Unido en 2013: el 78% eran hombres. En toda Europa es 4 veces más probable que los hombres mueran por suicidio que las mujeres. La tasa de suicidio de hombres de 45-59 años ha aumentado un 40% en una década. En Japón el suicidio también ha aumentado y ahora mismo el suicidio es la primera causa de muerte en hombres jóvenes de 20-44 años. Probablemente no hayas oído hablar de esto en los telediarios ni en ningún lado. De nuevo, imagínate que la situación fuera al revés -asegura Pablo Malo..
  • Es cierto que las mujeres suelen ser víctimas de homicidios causados por hombres más que al revés, pero hay otra verdad que abarca y completa a la anterior: la mayor parte de las víctimas de homicidios causado por hombres son hombres.
  • Y por último un dato definitivo: las mujeres viven más que los hombres, en España la expectativa de vida media para una mujer es de 3 años más que los hombres. Hay más viudas que viudos,  y aun: para un hombre quedarse viudo predice una muerte precoz, como todo el mundo sabe el matrimonio es protector para el hombre y es neutral para la mujer aunque es vital para la mujer fértil. Todo parece indicar que las vulnerabilidades de hombres y mujeres no suceden al mismo tiempo.

De manera que evolutivamente hablando ser hombre es un proyecto caro biológicamente hablando pero culturalmente hablando aun lo es más: la virilidad no viene de serie y ser un hombre se ha convertido en un bien que carece de incentivos, debe ser por eso que los hombres han abdicado del matrimonio o lo que es lo mismo de una relación a largo plazo con compromisos sobre la prole. El sexo fácil por otra parte complementa esta decisión.

Es verdad que el matrimonio se ha hecho menos atractivo tanto para hombres como para mujeres, pero el porcentaje de hombres que considera el matrimonio una cosa importante en su vida ha bajado más que el de mujeres. El porcentaje de hombres casados no hace sino disminuir mientras que el de mujeres solas con o sin hijos (hogares monoparentales) no hace sino aumentar. Una de las razones que se esgrimen para entender este fenómeno es que el sistema legal privilegia a las mujeres, la relación riesgos/beneficios del matrimonio, para los hombres, ha cambiado y los incentivos para casarse son menores. Casarse, para muchos hombres, es arriesgarse a perder su casa, sus hijos y su independencia económica.

Los hombres somos superfluos porque uno solo de nosotros puede dar cuenta de un harén de hembras, el problema es que para disponer de ese harén hace falta ser “muy hombre” y eso no está al alcance de cualquiera.

Bibliografía.- 

El mito del poder masculino de Warren Farrel

24 pensamientos en “¿Por qué los hombres somos superfluos?

  1. Se habla mucho de violencia de genero, especialmente en Argentina. Siempre la mujer como victima de casos graves.
    Pero, también hay otra violencia de genero. Veo matrimonios por todos lados de hombres desdichados, con la cabeza baja ante el palo de amasar. Eso es también violencia de genero. Pero no hay movimientos, ni marchas en pos de defenderse de esa agresión, simplemente porque sus señoras no les permiten opinar al respecto.
    Las mujeres manejan mejor los hilos de la casa.
    Hombres, no se dejen maltratar, defiendan sus derechos, vean su fútbol. Asocien-se, la unión hace la fuerza.

    • “Domesticar” significa ‘dominar’ y ‘domar’; y todos tres vienen de ‘domus’, donde la dueña (‘domina’ / ‘donna’) es quien manda, quien domina. El hombre, en tiempos de excedentes, es superfluo. Pero no todos fueron ni serán como ‘estos’ tiempos.

      • Efectivamente estamos en época de excedentes pero ¿que pasaría si hubiera una guerra mundial devastadora que liquidara el 50% de la poblacion masculina?. De repente ser hombre se convertiria en un bien a preservar, ganaríamos prestigio, se nos rifarian por asi decir. Pero me gustaria preguntar aqui qué sucederia con las mujeres. Un ejercicio de psicologia ficción. Alguien tiene alguna idea o opinion sobre qué les pasaria a ellas?

      • En ese caso, se crearían tambos de hombres-vaca a ser ordeñados sistemáticamente. Y los bancos de esperma serían abiertos a quien quiera fecundarse. Imaginó también habría una selección más rigurosa entre los donantes de quien tiene los mejores genes, y hasta quizás tendrían un precio de mercado.

  2. Hola Francisco, hay muchos argumentos de tu entrada, que supongo vienen también en el libro de Farrel, con las que estoy de acuerdo y no puede ser menos porque son datos, como que hay más viudas que viudos, o que el hombre asesina más hombres que mujeres. También se ve que te manejas bien con el tema hormonas.
    Sin embargo hay algo en lo que dices que es el centro del argumento que afirmas que es la psicología evolucionista, que no termino de ver claro. Las diferencias en el cuerpo y actitudes entre hombres y mujeres a las que aludes, por ejemplo, mejor situación en el espacio y mayor fuerza y agresividad para los hombres, se explican mejor a través del largo periodo del homo sapiens como cazador (hombres) y recolector (mujeres).
    El fuerte desarrollo sexual, somos la especie más sexualizada, con sexo posible a todas horas y en toda época, introduce un elemento de deseo entre los sexos, que seguramente provoca mucha violencia y agresividad en el varón, pero no es la causa de ella, sino el desarrollo de las habilidades de cazador. Además esa fuerte sexualizacion es lo que garantiza parejas de larga duración, algo necesario para la crianza de crías que no llegan a la pubertad hasta los 12 años. (en esto estoy de acuerdo contigo que la hipoteca y legislaciones varias está incidiendo negativamente, pero eso es tema cultural actual).
    Y eso nos lleva al tema central: la cultura. Es en la cultura donde la mujer y el feminismo en general esta llevando la delantera y por muchos cuerpos al hombre y al modelo masculino, que son fuertemente carentes en esta sociedad y sobre todo no tienen proyecto, mientras que la mujer si lo tiene: liberarse del famoso patriarcado. Esta batalla cultural el hombre la ha perdido hace tiempo, es más quizá nunca ha entrado en ella y efectivamente es una de las urgencias más importantes al menos en mi modo de ver, ya que impide la solución de muchos problemas, como la violencia machista, que es vista solamente desde el punto de vista femenino, sin conseguir proporcionar un enfoque global.

    • La incidencia del dimorfismo sexual en los fisico y en lo psicológico se explica a través de múltiples disciplinas, pero la psicologia evolucionista es donde mas hallazgos se han hecho en esta cuestión. Dices que este dimorfismo procede del hecho de que el hombre es cazador la mujer recolectora pero yo creo que es precisamente al revés, el hombre es cazador porque es mucho más agresivo que la mujer, pero en cualquier caso no importa si el huevo es anterior a la gallina o al revés, lo importante es reconocer estas diferencias ancestrales y como poco a poco a través de la neotenia han ido dulcificándose o gracilizándose estas diferencias.https://pacotraver.wordpress.com/2015/04/14/lo-robusto-y-lo-gracil/

    • A veces me pregunto cuánto de cierto hay en lo que nos cuentan sobre nuestros ancestros más antiguos. Son pocas las evidencias que se tiene de épocas casi hundidas en las oscuridades de la historia de nuestra especie. Pocos fósiles, pocos datos y en un gran ejercicio de imaginación para darle forma a la cuestión. ¿Será cierto que el hombre era un gran cazador? Algunos antropólogos arriesgan ya la idea de que no era más que carroñero de lo que quedaba de la cacería de las bestias con las cuales convivía. Otros aseguran que las mujeres formaban parte de los grupos cazadores hasta que tenían prole. Era entonces cuando se quedaban cerca de la cueva y se convertían en recolectoras. Curiosamente, de los tiempos de la conquista romana, han quedado las descripciones que hacían de sus enfrentamientos con las tribus celtas, asegurando que eran más temibles las mujeres que los hombres en la guerra. Quiero decir con esto que siempre se cree que la mujer fue la parte más débil de la dupla humana. La más pacífica o la más asustadiza. Creo que ha sido una debilidad aprendida e, incluso, impuesta. La única respuesta posible que se me ocurre para esta cuestión es que, como la historia ha sido escrita por los varones, en la elección de los tópicos recurrentes ha buscado enaltecer la bravura masculina, relegando la mujer a ser débil quizás no tanto porque lo fuera, sino porque él necesitó que lo fuera para apoderarse de la virtud de la valentía. Cuando dices que el hombre no tiene proyecto, es una verdad a medias porque el proyecto permanente, como flujo de fondo con mil caras, del varón ha sido la creación e instauración de la masculinidad como medida de todas las cosas Y la mujer ha sido un apéndice muy importante en su proyecto para la producción de más varones y de mujeres que más adelante procrearan varones, ya que la figura viril, la única “fuerte” según la concepción de fortaleza desde la masculinidad, se constituyó en el núcleo vital de cualquier sociedad humana. En síntesis, al varón no le hace falta ningún proyecto. Ya es el dueño y señor del planeta, su supremacía sigue siendo real. Justamente la cultura es una producción masculina. Por años estuvo vedado por los varones cualquier aporte femenino, y hoy la mujer, en algunos lugares de este planeta, aporta lo suyo pero dentro de un marco cultural ya establecido por el varón a lo largo de la Historia. El varón sigue llevando la delantera en todo, aunque las mujeres copen las universidades, porque es la masculinidad la que está en la cima del poder, y eso se confirma en expresiones tales como “la primera mujer en…” Por otra parte, con datos estadísticos en la mano, es mayor el número de naciones donde el patriarcado, y su bestia negra “el machismo”, siguen vigentes que aquellas donde la mujer ostenta algo de visibilidad. Y creo que el origen del drama sigue estando en la concepción de “lo femenino” que el varón ha elaborado a lo largo del tiempo. Hay un contructo de lo femenino que le hace daño al varón y no le deja ver a la mujer de carne y hueso que se expresa a diario, a su lado, y que siempre ha estado pero ha quedado sepultada bajo el peso de tanta “feminidad”. A mi juicio, el machismo nace como respuesta a la confrontación de la mujer con lo femenino que muchos varones hoy siguen sufriendo. Y eso no se resuelve con “leyes de discriminación positiva” que termina siendo más de lo mismo y tan patriarcales como otras lo fueron: la mujer es débil, hay que protegerla de forma especial. Otra vez “lo femenino”, pues lo femenino es débil, frágil y desamparado por eso algunos varones buenos fraguarán leyes para proteger a la mujeres de los varones malos. Otra vez la confrontación del hombre contra el hombre y por la mujer. A la vista está que de nada sirven. Hoy asistimos con asombro a que el machismo prende rápido en varones jóvenes que, supuestamente, han crecido en una sociedad más igualitaria. ¿Cómo se resuelve esto? Yo, como mujer, ya no tengo respuestas.

      • Bueno, hay una evidencia incuestionable que no está fosilizada sino que permanece en nuestra fisionomia: no cabe duda de que nuestra especie es dimórfica y esto significa que los hombres son mas grandes, más fuertes, y más veloces que las mujeres (por termino medio), lo cual va a favor de la idea de que los cazadores somos nosotros lo cual no excluye que algunas culturas tengan mujeres guerreras hasta su matrimonio como los dacios ahora rumanos. Pero en mi opinión es anecdotico.
        El machismo prende porque los hombres tenemos una hormona que nos impulsa hacia la competencia y el dominio y la matriarcalidad y la patrircalidad son dos organizaciones sociales que coexisten. Por otra parte no está demostrado que el igualitarismo desactive las tendencias machistas, pongo por caso el tema de los crimenes de genero. Son precisamente las sociedades mas igualitarias (Finlandia, Noruega) donde existen mas crimenes de este estilo.
        Es muy posible que ese igualitarismo no haga sino impedir que los jovenes adolescentes logren identificarse con modelos masculinos adecuados, pues ¿existe hoy algun modelo masculino adecuado?

        https://carmesi.wordpress.com/2010/08/03/genero-sexo-territorio-y-nido/

  3. Pingback: ¿Por qué los hombres somos superfluos? | BLOGS L2N

  4. Es muy buena esa pregunta. Se me ocurren unas cuantas cosas. Por ejemplo y aunque no tenga que ver yo sé que cuando crías gallos hay que separarlos del gallinero, puesto que para “galear” basta un gallo por 12 gallinas, por lo que toca distribuirlos y dotarlos de su propio harén-gallinero y si no se tienen tantas gallinas para eso, que suele ser lo normal, pues lo que se hace es ponerlos en lugar separado para que no maten a las gallinas puesto que las están montando todo el santo día. Un poquito de sal en el agua también les viene bien (dicen) para quitarles agresividad, puesto que una vez que se hieren entre sí y prueban la sangre se envician y no paran hasta matarse.

    Su pregunta muy en el fondo no es tanta pregunta-ficción puesto que puede no haber hombres en sentido real y en sentido figurado, no hace falta una guerra para ponerse en situación, entonces, qué suelen hacer las mujeres ante la carestía? Pues las menos combativas, las betas, no entrar a competir y retirarse del coso y las hembras alfa entrar de lleno a la pista de baile a llevarse la presa. Salir y entrar son as opciones. De ahí tantas mujeres solas. La opción de entrar a un convento es una variante de la primera, dado que los monasterios de “donas” conocieron también de muchas vocaciones en períodos de continuos combates pero no sólo por la llamada interna sino también por el hambre, puesto que si faltan hombres proveedores, la vida comuna era una buena opción … En Galicia a los curas y a los guardia civiles se les llama con mucha inquina “desertores del arado” pues se sabe que muchas vocaciones fueron producto del hambre y sabiendo que en la capilla y en el cuartelillo al menos un trozo de pan había, pues …

      • Pues sí. 🙂

        Y ya que ha citado esa obra, ¿tiene algún post donde hable de la fascinación con la que el protagonista, Julien aspira a la alta sociedad que al mismo tiempo desprecia?. No me refiero a esta obra, sino a esa actitud de mostrarse abiertamente desdeñoso con lo que realmente se desea y a lo que esforzadamente se aspira. Me parece un tema muy interesante.

  5. ” Pero me gustaria preguntar aqui qué sucederia con las mujeres “.

    Dependería del orden socio-político que instauraran los vencedores. En la Unión Soviética había tres hombres por cada cuatro mujeres en 1950, cinco años después de acabada la segunda guerra, en la que perecieron casi 9.000.000 de soldados soviéticos. Igual, si la cosa se pone fea, vuelven los Derek, como aquel famoso y afortunado padre numeroso británico que se puso de moda tras la primera guerra mundial; en tal caso, no faltarán doctoras Wright.

    https://radiosappo.wordpress.com/2013/08/04/despues-de-la-primera-guerra-mundialdel-14-al-17si-no-me-equivocoquedaron-pocos-hombres-por-lo-cual-las-mujeres-que-querian-ser-madres-recurrieronayudada-por-la-dra-helena-wrightestamos-hablando/

  6. “¿que pasaría si hubiera una guerra mundial devastadora que liquidara el 50% de la poblacion masculina?. De repente ser hombre se convertiria en un bien a preservar, ganaríamos prestigio, se nos rifarian por asi decir. Pero me gustaria preguntar aqui qué sucederia con las mujeres. Un ejercicio de psicologia ficción. Alguien tiene alguna idea o opinion sobre qué les pasaria a ellas?”

    Ya se han dado ejemplos, como lo sucedido en la Unión Soviética tras la matanza de la guerra. Las guerras han exterminado a grandes porcentajes de la población masculina en bastantes ocasiones y el resultado ha sido culturalmente indiferente. No podría ser de otra manera ya que parece que entre nuestros antepasados cazadores-recolectores entre el 20 y el 30% de varones moría de forma violenta. Algunas mujeres pasan a formar parte de harenes, otras se quedan como sirvientas sin marido… Me parece que no hay ningún caso registrado en el que la abundancia numérica de mujeres las haya llevado a mejorar su estatus…

    “Es en la cultura donde la mujer y el feminismo en general esta llevando la delantera y por muchos cuerpos al hombre y al modelo masculino, que son fuertemente carentes en esta sociedad y sobre todo no tienen proyecto, mientras que la mujer si lo tiene: liberarse del famoso patriarcado.”

    Yo creo que no debe sorprendernos que los varones “no tengan proyecto”. ¿Qué proyecto tuvo el clero y la aristocracia para enfrentarse al surgimiento del “Tercer Estado” a finales del siglo XVIII en Europa?

    Bueno, espera… sí hay un proyecto masculino actual que parece localmente viable: el Estado Islámico…

  7. Paco, nos haces una pregunta: “Efectivamente estamos en época de excedentes pero ¿que pasaría si hubiera una guerra mundial devastadora que liquidara el 50% de la poblacion masculina?. De repente ser hombre se convertiria en un bien a preservar, ganaríamos prestigio, se nos rifarian por asi decir. Pero me gustaria preguntar aqui qué sucederia con las mujeres. Un ejercicio de psicologia ficción. Alguien tiene alguna idea o opinion sobre qué les pasaria a ellas?

    No es pisoclogía ficción. Esto sucede continuamente en los pueblos de México. Aclaro, un pueblo de México no es similar a los españoles o europeos. Los pueblos son lugares de mucha pobreza, {a modernidad no ha llegado aun y carecen de los servicios más importantes. Por eso, la gente abandona sus lugares de origen y emigran, principalmente a la Ciudad de México, donde vivimos sobresaturados, y los hombres una vez que han abandonado la infancia y antes de llegar a la vejez, buscan trabajo en los Estados Unidos.

    Así que una gran parte de los pueblos mexicanos están habitados por mujeres, niños y ancianos. Existen numerosos estudios que hablan del tema y no soy yo la persona más acertada para desarrollarlos. Material abunda para los interesados. Pero si enfatizo que este estado es característico de mi país. Por lo general son la mujeres las que se encargan se sacar adelante a los hijos, pero también buscan la manera de salir del pueblo y llegar a la Ciudad de México. Los hombres se encargan, aparentemente de mandar dinero a sus hogares una vez que cruzan la frontera, eventualmente alguno vuelve o aparece alguien nuevo y esto hace que ciertas señoras queden embarazadas. Algunos varones regresan definitivamente y se crean nuevas familias, otros son aves de paso y se van, pero dejando descendencia. Y así puede repetirse el ciclo indefinidamente.

  8. Creo que mas que el hombre es superfluo, la masculinidad lo es.
    Por ejemplo, yo a la hora de casarme y un poco antes y todo después, el hombre cazador, conquistador, “macho”, ha quedado de mas. Con mis amigos, un poco que a veces nos quedamos sin tema que nos aglutine, ya no cazamos mas mujeres en manada. En cambio, mi mujer se junta a tomar el te, y tienen un millón de temas a abarcar, empezando en como “amar” la casa, pasando a todos los temas domésticos.
    A veces bromeo que mi “garrote” lo he colgado encima de la chimenea.
    Cierta parte de mi masculinidad a quedado superflua e innecesaria, no sin molestia e incomodidad.

  9. He pensado mucho con este post, especialmente en el acertijo que plantea Paco acerca de si desapareciera la mitad de la población masculina, qué pasaría en especial con las mujeres. Pues bien, creo que la respuesta se encuentra en la síntesis que hace él mismo en su post sobre cómo evolucionó nuestra especie: “No cabe ninguna duda de que nuestra especie evolucionó en una extrema competencia intrasexual de los hombres contra los hombres y por la mujer”. Habrá pasado el tiempo pero no hemos cambiado mucho. O sea, pienso que podría haber el doble de mujeres con respecto a varones, pero los varones se seguirían enfrentando por sus derechos reproductivos no ya para tener una mujer, sino para acaparar la mayor cantidad posible. Eso se ha visto a lo largo de la historia: si los hombres no eran esclavizados, eran eliminados; pero, en cualquier circunstancia, eran alejados de sus mujeres, la que pasaban a formar parte del botín por su capacidad reproductora. Y mientras más mujeres más posibilidades de crecimiento del grupo social vencedor. ¿Y qué sucedería con las mujeres? Dependería del grado de evolución del grupo social resultante después de la guerra en cuestión. Podría involucionar a un estado primitivo donde las mujeres formaran parte de harenes…y entonces muchos varones jamás se reproducirían. Podría mantenerse como sociedad muy evolucionada a pesar del trance, y frente a esa coyuntura variadas podrían ser las respuestas femeninas, que yo agruparía en dos esencialmente: desear ser madre o no desear serlo. Quizás, si una mujer deseara ser madre, podría aceptar la poliginia, o compartir un varón, o, si la tecnología quedara intacta, incluso conformarse con la inseminación artificial. Si no deseara serlo, buscaría en un varón placer y compañía eventual, y hasta podría llegar a encontrar en relaciones lésbicas la satisfacción de sus necesidades. En síntesis, la respuesta femenina se vería condicionada por el grado de evolución de la sociedad a la que perteneciera, mientras que la del varón sería siempre la misma: competir por la mujer.

      • Parto del supuesto que desapareciera el 50% de las mujeres, no su totalidad. Creo que la respuesta masculina no variaría, pero la mujer sí pasaría a ser una suerte de mercancía de gran valor dado que es la reproductora, por lo que no se trataría de un estatus privilegiado. Claro que, otra vez, dependería mucho del estadio evolutivo de la sociedad en cuestión. Pero, sin ir a la ciencia ficción China es un claro ejemplo de qué pasa con la escasez de mujeres. Hay aldeas rurales donde se junta un grupo de hermanos y compra una mujer. En el peor de los caso se dan los raptos y venta. Si mal no recuerdo esto estuvo o sigue sucediendo en el límite con Corea. Las mujeres coreanas eran comercializadas a hombres chinos. En cualquier caso, la Historia me informa que la mujer pierde mucho en situaciones críticas: si hay muchas son acaparadas, si hay pocas, comercializadas.
        Suponiendo que la sociedad fuese más evolucionada podría instaurarse una suerte de promiscuidad femenina socialmente aceptada o bien una poliandria consentida como también sucede en otras zonas de China. También sucedería que la mujer elegiría más…aunque nunca se estaría libre de que alguno se hiciera con el gallinero.

      • Paco, tengo la impresión de que el acertijo está planteado en términos reproductivos y yo lo he abordado desde una óptica de ficción social, así que creo que mis propuestas quedan fuera de juego.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s