Poder de transferencia


Sólo Dios es Dios

(Proverbio musulmán)

poderinteligenciaamor

Los dioses siempre han estado en el cielo, lo que es lo mismo que decir que están arriba, sobre nosotros, lejos del terrenal alcance, por eso miramos hacia arriba cuando hablamos con ellos.

rezando

Ubicar a Dios en el cielo tiene consecuencias psicológicas importantes, como veremos a continuación:

Ignoro la razón por la que el que inventó a Dios lo puso en el cielo en lugar de meterlo en nuestro interior, en el centro de la mente. Lo cierto es que lo puso en un lugar inalcanzable y aun más: la comunicación entre El y el hombre pasó a ser imposible directamente y sometida al escrutinio de una casta iniciática especializada en su traducción: curas, sacerdotes, iniciados, santos, misticos, pastorcillos, mártires y herejes. Meter a Dios fuera del horizonte de la mente humana individual y meterlo además en un lugar inhóspito ha traido ciertas consecuencias sobre el desarrollo del psíquismo humano.

La primera consecuencia es que el hombre, al fiarlo todo en el afuera, es un completo analfabeto sobre lo que tiene dentro y a pesar de los grandes maestros que han insistido en no buscar afuera lo que podemos encontrar en nosotros mismos es posible afirmar que la mayor parte de la población -aun sin creer en Dios- situa en el afuera, es decir en el no-Yo las cosas que le suceden sin sentido o no puede comprender tal y como hicieron nuestros ancestros en el paleolítico, bien sea para adorar una fuerza natural, un tótem, un ídolo, un Dios o el culto a las personas concretas

Es por eso que  suponemos que el Poder – pues el Poder es un atributo divino- viene de arriba y se desplaza hacia abajo siguiendo un dedo inescrutable, lo que significa que orar se hace mirando hacia arriba, asi como torsionando los ojos, lo que tiene ciertos efectos hipnóticos. Pero aqui en esta fotografia de Sergio Ramos podemos observar que Dios no solo escucha plegarias más o menos teñidas de misticismo sino que además de eso nos empodera para vencer.

sergioramos

La innovación que introdujo el cristianismo es un Dios que combinaba no solo el poder de Yahvé -que es el Dios judio precursor- vengativo y justiciero, inapelable, sino que Dios cristiano mismo envia a un emisario, un Cristo (un hijo) para decirles a los hombres que la divinidad está en ellos y no tanto en el cielo. Dios envió a su hijo -nada más y nada menos- que para empoderar a los hombres y hacerles saber que el Hijo es aquello que trasciende al hombre y a la mujer.

De manera que decir “solo Dios es Dios” siendo como es verdadero no deja de contener algunas enseñanzas sobre eso que los humanos llamamos Poder, una flecha inescrutable que viene de arriba y que nos impone a los humanos un sometimiento a una Voluntad que solo algunos sienten que es ajena a sí mismos.

Dicho de otra manera: hay algo sagrado en la Autoridad.

Algo que no podemos representarnos pero que podemos negar, socavar, despreciar, cuestionar. Todo lo cual no hará desaparecer la Autoridad pues la Autoridad existe mas allá de que nosotros quisiéramos hacerla desaparecer o quizá usurpar. Es un Absoluto.

Amor de transferencia segun Freud.-

En el ensayo de Freud, de la Dinámica de la transferencia en 1912, nos dice que, “las disposiciones congénitas y las influencias experimentadas por los sujetos en los años infantiles determinan en cada individuo, la modalidad especial de su vida erótica, fijando los fines de la misma, las condiciones que la persona habrá de exigir en ella y los impulsos que en ella habrá de satisfacer. Una parte de su vida erótica ha realizado una evolución psíquica completa, mientras que la otra parte, esas tendencias libidinosas quedaron detenidas en su desarrollo por la prohibición de la parte consciente de su personalidad y de la realidad y solo se ha podido expresar por medio de la fantasía y ha quedado precipitada en la esfera de lo inconsciente, ignorada por la personalidad consciente del sujeto. Cuando estas tendencias libidinosas no son satisfechas, buscarán nuevas personas que se presenten en su camino”.

Hasta aquí, todavía nos parece difícil de precisar que es la transferencia, según el psicoanálisis, y nos habla de esa parte de la psique que guarda una vida erótica reprimida por la realidad, expresándose en fantasías y actos inconscientes. Pero, seguramente surgirá una pregunta. ¿Y que son esos recuerdos eróticos que buscan nuevos objetos para satisfacerse? ¿Serán los mismos recuerdos desde la infancia, que se repiten en la vida adulta? O ¿Serán diferentes?

De bote pronto, parece indicar que todo lo que se conoce por transferencia, se adecua a todo lo que se ha desarrollado anteriormente.

Ahora bien, hasta ahora siempre hemos pensado la transferencia en terminos de amor: lo que se transfiere al psicoanalista (según Freud) es aquella parte del amor prohibido que quedó reprimido por la prohibición correspondiente.
Pero yo no lo creo.
En un post anterior ya escribí sobre los vinculos del mito platónico de Poros y Penia y sus relaciones con lo que hoy entendemos como transferencia. Decía entonces que:

Sucedió que en la boda de Afrodita una mendiga llamó a la puerta muerta de hambre, venia a por las sobras de la comida, se llamaba Penia y después de conseguir entrar en el banquete y acceder a los alimentos que allí sobraban y de hartarse de comer y beber, se propuso seducir a Poros. No le fue dificil pues acudió a aquello a lo que Poros era mas sensible: la adulación. Poros y Penia se refugiaron en el jardín huyendo de las miradas del resto de los invitados y alli copularon una y otra vez.

De esa unión nació Eros: el amor, hijo del recurso y la necesidad, del exceso y la pobreza. Eros es metafísicamente y metafóricamente aquello que une el hambre y las ganas de comer, el queso y el ratón, el botín y el pirata, el amante y al amado. Es por eso que Eros es un dios alado pues representa un salto, un viaje psicopómpico entre una subjetividad y su contraria.

Dicho de otra forma: Eros es la subjetivación  de los incentivos que Penia logra sustraer de Poros que a su vez tambien consigue incentivos (en este caso sexuales) por su benevolencia. Hay alguien que necesita recursos y alguien a quien le sobran. Una manera de equilibrar las cuentas, el Poder del sexo, una especie de democratización de las cuentas, una fiscalidad del placer.

El descubrimiento de Freud es seminal en la historia de la Medicina: la transferencia cura. Y también: la transferencia enferma.

Pero si la transferencia cura o enferma no es a causa de aquel amor de la infancia que nos vuelve reeditado y que proyectamos en el otro, sino más bien por el sometimiento a ese Poder sagrado que representa esa autoridad que es el médico.

El médico ocupa un lugar simbólico que Lacan ha llamado “el sujeto supuesto saber” (sSs).

En los textos de Freud sobre la transferencia dice: “En tanto la neurosis de transferencia se instaura en el comienzo de una fase de tratamiento, ocurre un fenómeno particular, muchas veces los síntomas por los cuales el paciente está allí, desaparecen”. Y si hay algunos síntomas que permanecen, esos síntomas van a connotar, a vehiculizar, una nueva significación que Freud llama “una significación transferencial”. Además de este efecto, Freud nos dice que, no solo los síntomas antiguos desaparecen, sino que van a aparecer nuevos síntomas., producto de la relación analítica.

¿Qué es la significación transferencial? Es como un mensaje al analista a través de nuevos o antiguos síntomas por parte del paciente. Es decir el analista se convierte en el interlocutor de los síntomas. Es en ese instante donde podemos descifrar lo que el paciente nos dice con síntomas lo que no puede decir con palabras.

Pero, para que se dé esta “significación transferencial”, es necesario que aparezcan ciertas condiciones en el analista.: la inflexión de la voz, como se conduce con el paciente en las primeras sesiones, el encuadre analítico y las expectativas que guarda el paciente hacia la persona del terapeuta. En otras palabras, la manera en como el analista encarna la figura imaginaria y con sentido que busca el paciente.

Para que los síntomas se conviertan en mensajes dirigidos hacía el analista, este debe de ocupar el lugar del deseo del analizado, es decir, la expresión imaginaria del deseo de la pulsión, donde la pulsión nunca puede ser satisfecha, no existe objeto que satisfaga la pulsión. Si el analista logra ocupar ese lugar de objeto imaginario de la pulsión, es decir ese lugar inalcanzable entonces ocupar el lugar del Gran Otro, es decir de Dios, en donde el analizado va a dirigir todas sus demandas, dicho de otra manera, los síntomas se transforman en demandas hacia el analista, porque este, ocupa el lugar del deseo de Poder no satisfecho del paciente.

En realidad un deseo de sometimiento a ese Poder..

: El silencio, la situación austera de del proceso analítico, la no satisfacción de la demanda de amor del paciente por parte del analista, constituyen condiciones necesarias para que el analista se acerque cada vez más a ese objeto insatisfactorio de la pulsión del paciente y de esta manera haremos aparecer el Otro, el gran Otro; haremos surgir la autoridad– utilizando la expresión lacaniana- aparecerá inmediatamente la figura del “sujeto supuesto saber”.

Y es por eso que deberiamos hablar del Poder de la transferencia y no del “Amor de transferencia”. La aparición del Amor es siempre un truco para que dejemos ese lugar de Poder vacío.

Y el Poder tiene horror al vacío.

20 pensamientos en “Poder de transferencia

  1. “Y es por eso que deberiamos hablar del Poder de la transferencia y no del “Amor de transferencia”. La aparición del Amor es siempre un truco para que dejemos ese lugar de Poder vacío. Y el Poder tiene horror al vacío”.

    Pues sí, el Amor es señuelo o anzuelo. El Poder, en cambio, fortalece a quien lo posee y a quien se beneficia, por trtansferencia, de él. Por eso decía Nietzsche, con ‘poderosa’ razón, que ‘lo bueno’ es lo que fortalece y ‘lo malo’ lo que debilita. Y sí que se horroriza ante “el vacío”, pues es justo lo que debilita al Poder para luego destruirlo.

  2. El post es, como de costumbre, rico y ” polifacético”.

    El mito de Penia, Poros y Eros, me resultó muy interesante y esclarecedor.

    Algunas “facetas” de lo que dice, las comprendo, (además de que concuerdo).

    Otras, aún debo asimilarlas, pues no sé si las comprendo enteramente, (o coincido, que
    sería lo de menos, en todo caso).

    Esto, me parece muy cierto: “El descubrimiento de Freud es seminal en la historia de la Medicina: la transferencia cura. Y también: la transferencia enferma.”

    De cualquier manera el concepto de transferencia como poder, en vez de como amor, me parece muy cierto, y muy agudo como lo explica.
    Se enlaza con lo del liderazgo, que escribió en el post anterior.

    Muchas veces, al leer su Blog, (y esto es algo muy personal), me quedo con la sensación de que me falta “un enlace”, que algo fundamental en lo que ud. quiere significar, no fué dicho.
    No sé que es, y en cualquier caso, no creo definitivamente que se trate de una sola cosa , o una sola explicación.
    Pero al saltar de un tema a otro, ud deja, ( y justo de eso trata un poco el post), la película sin concluir del todo, sin cerrar. Como lo que yo misma planteaba en otros comentarios sobre no responder apresuradamentae a la idagación para obturarla.
    No sé… creo que algo de esto pertenece al “receptor”… y quizá otro poco, al “emisor” .

    Por otro lado está internet, medio muy favorecedor a que se produzcan “proyecciones”. Porque al fin y al cabo, que sabemos del misterioso otro que esta “al otro lado”?, sinó lo sabemos tratándolo en vivo y en directo, mucho menos por internet.
    Los psicoanalistas, toman el “misterio” en torno a su persona, dentro del encuadre de la terapia,
    como una parte muy importante para que se produzca esta transferencia, que al fin y al cabo es una proyección ilusoria. Pura ficción.
    Que se supone, ayuda a desplegar los síntomas de los cuales ud. habla.
    Lo que pasa es que a mi esto, siempre me ha parecido una especie de teatro hecho a conciencia que implica manipulación.
    Lo de “teatro” y “a conciencia” es admitido por los psicoanalistas…, lo de “manipulación”… no sé.
    En todo caso la pregunta sería ¿hay manipulaciones que curan?. Puede ser.

    En todo caso habría que ver que es la curación.

    • Las personas necesitamos ejes sobre los que crecer como los tomates, fundamentos sobre los que estructurarnos y verdades en las que creer, necesitamos personas que nos cuiden, que nos dominen, que nos obedezcan, que nos mimen o que nos amen sin condiciones. Pero también necesitamos a alguien mas fuerte, más poderoso que nos guie y nos proteja. estamos divididos en nuestro deseo, somos duales en ese sentido.
      El enfermo va al medico porque quiere curarse y no sabe lo que le pasa. Va al medico para que le diga que le pasa y para que le resuelva su malestar, pero seria ingenuo pensar que solo el que tiene el Poder (médico en este caso) manipula o puede manipular, el enfermo puede tener mucho poder con su enfermedad y la manipulación que hace de su ambiente, es por eso por lo que en salud mental son necesarios escenarios de mucho poder para enfrentarnos a los poderes del paciente. ¿Como salvar la vida de una anorexica grave si no es con un tratamiento forzado?¿Como evitar que un suicida se mate si no es en un entorno donde el medico es el supremo Amo?
      En un post anterior hablé de estas estrategias de poder que usan los pacientes
      https://pacotraver.files.wordpress.com/2010/01/enfermedad-mental-y-poder.pdf

      • ¿Por qué hay presuntos “enfermos” mentales que se aferran en no cambiar de hábitos? Me refiero a no modificar la conducta que genera enfermedad. ¿Quizá porque se encuentran muy cómodos ahí, ‘disfrutando’ (= padeciendo de) su “enfermedad”, o sea, ejerciendo su voluntad en forma de poder?

      • El efecto Dunnin-Kruger es una forma sencilla de explicarlo.
        http://disenosocial.org/el-efecto-dunning-kruger/

        Hay una especie de adherencia hacia lo conocido, hacia el hábito, la ignorancia siempre es mas segura que el conocimiento, la homeostasis conserva mas energía que el cambio y todo eso sin meternos en el tema del goce, que nos llevaria más lejos. Si una persona no está preparada para tomar una decisión de cambio tampoco estará preparada para darse cuenta de que no lo está. Ese darse cuenta es un nivel superior de cognición, es una metacognición.

      • He disfrutado mucho leyendo sobre el principio de Dunning-Kruger, que explica bastante bien la ignorancia expresada en mi pregunta. Y me he reído mucho leyendo la broma del efecto Meta-Pareto, al mezclar en un cóctel el principio DK con el de Vilfredo Pareto. Muy agradecido por contribuir a hacerme una gota menos ignorante (con su inexorable y tétrica paradoja). Recomendaría la obra de Pareto a quien tuviese interés en pasar buenos ratos: un sociólogo, en sentido lato, de lo más entretenido, al que dejó su mujer por el cocinero… ¡Menos mal que era rico! ☺☺☺☺

    • No puedo contemplar tus comentarios como una critica, sino como una aportación certera y lucida sobre lo que he dicho. Yo estoy aqui para aprender y no lo sé todo, más que eso, cada dia se menos quizá porque voy descartando convicciones antiguas.

  3. “Si el analista logra ocupar ese lugar de objeto imaginario de la pulsión, es decir ese lugar inalcanzable entonces ocupar el lugar del Gran Otro, es decir de Dios, en donde el analizado va a dirigir todas sus demandas, dicho de otra manera, los síntomas se transforman en demandas hacia el analista, porque este, ocupa el lugar del deseo de Poder no satisfecho del paciente.

    En realidad un deseo de sometimiento a ese Poder.”

    Digo que puede ser útil, pero sin duda, peligroso.
    El poder, es demasiado tentador para el común de los mortales…
    Nada más adictivo que el poder, sugún dicen los expertos… y coincido.
    Así que habrá muchos analistas que abusan de este poder, y lo utilizan para sus propios fines egoicos, o narcisistas.
    o interpretando según sus propias proyecciones ilusorias…

    Sin embargo, me parece interesante, el giro que ud. le da: “un deseo de sometimiento a ese poder”, pero a un poder que ud. parece indicar no es del analista. (Aunque está representado por él).
    Cuando ud. dice dejar el lugar del Poder vacío, se refiere a esto?, a no utilizarlo para fines egoicos del analista?. Creo que lo interpreto, pero en la práctica lo veo muy difícil de cumplir por los propios analistas. Son humanos, no divinos.

    “Y el Poder tiene horror al vacío”, se refiere a esto?

  4. “Si el Poder tiene horror al vacio sugnifica que si no lo tomas alguien peor dotado lo tomara”

    Una verdad tan enorme que, a pesar de su descomunal tamaño, no pierde ni un ápice de su autenticidad.

  5. Desde luego, el enfermo es quien realmente manipula mucho más.

    No quisiera estar en su lugar … (en el del psiquiatra que atiende semejante situaciones.)

    Aunque hay enfermos y enfermos … no son todos iguales.

    No obstante, una vez creado un determinado paradigma, hace falta que alguien ocupe un rol, y otro alguien, el otro rol.
    Hace falta que alguien haga de policía, por ejemplo. (En lo personal, preferiría evitar esos trabajos. Si no queda más remedio… ) .

    O hacen falta cárceles, guarda cárceles, porque el sistema que tenemos por ahora, funciona así.
    No significa que pudiese existir otro paradigma, (como más evolucionado), donde la prevención ocupara el puesto central. Y quizá también otras curas.
    Por ahora es una posibilidad remota, de ciencia ficción, diría, comparado con lo que hay … 🙂

    Quiero decir, que hay cierto tipo de “enfermedades”, que quizá, en lo personal, no aceptaría tratar más allá de cierto punto, si pudiese elegir, claro está…
    Porque lo perverso y lo mórbido de su estado, hace que ni quieran, ni puedan llegar a un punto de unificación y de equilibrio de sus tendencias. Ni a una coherencia mínima… Están en esa oscura área donde se entrecruza el no querer y el no poder…

    Es verdad, que siempre habrá alguien “interesado” en esas oscuras energías… y en tomar el relevo malamente.
    Como ud. dijo “alguien pero dotado se hara cargo de ese poder”.
    Lo semejante atrae lo semejante.

    Su rol es retador en varios frentes.

  6. Lo que ud. ha querido comentar sobre esa torsión, o giro que hace, con respecto a la interpretación tradicional del psicoanálisis., si no le entendí mal, dice que en vez de “empoderarse” el paciente (pues así lo ve la versión tradicional del psicoanálisis que debiera suceder cuando el analista le niega una y otra vez, el consuelo,o “amor” que el paciente está buscando inconcientemente en su proyección, o ficción), ¿Dice ud que en vez de “empoderarse” se “somete a un poder superior”?… así lo entendí.
    Pues entiendo que bien interpretado puede ser lo mismo…
    Empodererarse El mismo en cuanto tiene El mismo de poder superior.
    (No en el sentido narcisista o delirante, sinó en el sentido de lo que veníamos comentando en el post anterior, como en la clave del “Yo Soy Eso” de Nisargadatta, por ej)

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s