¿Qué es ser hombre?¿Qué es ser mujer?


umbralAtravesando el umbral del Misterio

 

Mensaje en una botella arrastrada por el mar.

Hola Sr. Traver …

Hoy no toca parrafada metafísica porque voy a ponerme telúrica y creo que hasta ctónica. No tenía pensado comentar pero tras leer los comentarios anteriores, mi hembra atávica ha emergido al vuelo y tiene algo que decir respecto al tema..

He tenido la suerte de haber contactado y conectado a los 33 años con lo atávico que hay en mí, es decir, conocí a la hembra que yo (también) soy. Lo que no sé es si yo conecté con ella o ella conmigo, pero esto ahora no importa. La cosa es que “la conocí” y a resultas de ello los discursos de género cargados de ultra corrección y buenismo político me parecen algo pueriles.

Bien, al tema …

No es sólo que en la sociedad actual se haya ido feminizando lo masculino, es que también se ha ido infantilizando toda ella. Y todo esto, según mi mirada, tiene que ver con el tema del post anterior suyo. Pienso que la regresión ha alcanzado el estadio de la adolescencia y ahí estamos detenidos y retenidos. Y esto afecta a las relaciones, al sexo y la propia identidad confusa y confundida.

Comienza el post con el famoso refrán de que vale más estar solo que mal acompañado. Pues Sí. Pues, ¿qué compañía, en el real sentido de acompañamiento, puede procurar un ser humano que sólo está comprometido con el no compromiso? …

Hay una leyenda atribuída a la Esfinge que reza así: “Descíframe o te devoro”.

Cuando el hombre tiene miedo a explorar y navegar por el misterio de Lo Femenino, el temor a lo Femenino lo vivencia como un hondo terror a ser devorado y engullido por Ella. Lacan creo que lo llama el miedo a ser mutilado.

Cuando el coraje y el espíritu de un hombre es usurpado por el temor, el merodeo, la usura y la rapiña, es como si la Vida hubiera dejado de sembrar hombres por dos lunas y nos tocara recoger a las mujeres por dos lunas hombres sin coraje y sin corazón. Y es por esto que algunas decimos que no hay hombres. Hombres que no son hombres, hombres que caminan por la vida sin sus atributos … Eso sí, nos toca asistir (y sufrir) a toda su parodia de masculinidad.

Los ritos de paso no todos se han anulado, sobreviven como muy descafeinados y al desaparecer la consciencia de su ejecución, su ritualización, han dejado de desplegar los efectos que tenían que desplegar sobre los jóvenes en su tránsito hacia la hombría, que es la madurez … :

Yo entiendo que la Mujer, como constructo, al igual que el Hombre, no nace y sí se hace. Y aquí, la vida es sexo, y el sexo es vida. El hombre es alguien que adviene, el hombre es un advenedizo.

“El encuentro con el goce femenino se da en la mujer desde pequeña, siendo niña. La niña en primera instancia, ubica su goce fálico, o del clítoris, que es un terreno masculino. Este momento es fundamental y fundacional en las mujeres quienes necesitan pasar por esta etapa masculina para luego posicionarse desde un lugar femenino. El goce femenino es en el cuerpo, es decir, en ese cuerpo ilimitado que es el ser en femenino, no se restringe al órgano fálico, sino a todos los lugares del cuerpo en donde la mujer puede hacer consistir una satisfacción”.

Esto es fundamental. Y tiene que ver con el tema. Déjeme deshacer el nudo:

La mujer histérica no es femenina, ya que desconoce lo que es propiamente lo femenino, así como también desconoce lo que es un hombre y lo masculino. Y en este juego de histerias, masculinas y femeninas, de pérdida o confusión de identidades, anda el juego de soledades que da título a su post …

La histérica quiere llenar ese vacío, propio de lo femenino (y que hay que integrar) con demandas, objetos, caprichos: busca saciarse pero el resultado es siempre el mismo: insatisfacción.

Pues una mujer debería saber que un hombre no va a llenar ese vacío, pues ese vacío es la propia brecha ontológica. Y un hombre debería saber que no puede colmar totalmente a una mujer, porque “la mujer es No –toda”, como dijo Lacan. Esto tiene importantísimas implicaciones y consecuencias.

Una mujer ha de reconocer la castración en el hombre en tanto hacerse consciente de que hacía pesar sobre él una exigencia-expectativa de pura potencia, de omnipotencia, de excepción. Y ha de saber que, denigrar, ridiculizar al hombre, no es sinónimo de admitir su castración, sino todo lo contrario. Admitir la castración es poder reconocer en el hombre el límite que lo constituye, es ser dócil en el sentido de acatar a su fantasma y que difiere tantísimo de ser obediente.

Llegar a entender esto, es sacar a Electra del imaginario personal no permitiéndole que toque la flauta y nos ponga a bailar cual hijas de Lilith ..

Cuando una habita ese vacío que es una brecha, inventa su propio estilo de ser mujer y estar en el mundo, siendo una y muchas mujeres a la vez, siendo propiamente Lo Femenino. 

Si se suelta totalmente a lo ilimitado cae en el horror desenfrenado, en el aspecto sombrío de las diosas que la habitan y es entonces cuando es mortí-fiera, mujer-fatal 🙂 y si se restringe demasiado y rechaza el sin límite, que lo femenino es, si tiene miedo a desbordarse, se tornará rígida y masculina.

Y es así como de aquellos polvos pueden venir ciertos lodos …

El hilo con el que la mujer cose su feminidad ha de ser un hilo que por una parte borde-tense ese espacio ilimitado, y que por otra parte que al bordar no apriete tanto el hilo que torne a la tela demasiado rígida …

El hombre que por su parte camine hacia el encuentro de la mujer, que es el encuentro con lo Femenino, con excesivo temor, desplegará curiosas estrategias de evitación-huída-rechazo, pues la mayor cobardía en un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla …

Desde maltratar lo que se teme-desea. Dar interminables rodeos “de sí pero no”, que se traducen en esa famosa categoría de folla-amigos, o ya directamente los que aniquilan o solapan su deseo en eso que se ha venido llamando deseo sexual hipoactivo y que algunos tratan de vender como gusto por la castidad al paso que prefieren masturbarse compulsivamente con una mujer “en diferido” delante de una pantalla.

¿Es esta la ética del soltero que habló Lacan? ¿No es esto una afirmación plena de “no hay relación sexual”? Yo lo llamo rehuír el encuentro o directamente sabotearlo. Terroristas sentimentales también.

El Logos Spermatikos no está ni se le espera …

La hipermodernidad y sus imposturas, como esa de confundir machismo con virilidad … cuando:

“La verdadera virilidad implica creer que una mujer puede revelarle algo al hombre que le es absolutamente desconocido”.

Para acercarse a una mujer es necesario que el hombre se la juegue, que apueste, que se juegue su castración, y esta época por si algo se caracteriza es por un fortísimo rechazo de la castración que afecta la posición viril del hombre y su relación con las mujeres. Pero no sólo se caracteriza por esto, sino también por el fuerte rechazo y desagrado de la mujer moderna por su hembra atávica. Y negarla, tiene muy hondas consecuencias, no sólo respecto a la pareja, sino también en la amputación de la madre mamífera que también se es, cuidadora y asistencial.

Si la mujer ha tomado contacto con su Hembra, si ha ido más allá del falo de su himen, se adentra en una sima que como un puente transmuta y une lo telúrico en y con lo ctónico. Y hay ahí muchos Misterios, Sr. Traver, toda una Diosa mora ahí dentro.

Es una deidad, con una cara amable y complaciente así como terrible … pues lo umbrío remite irremediablemente al Umbral … Y en ese asomarse al abismo, en el que hay todo un vértigo indescriptible …puede darse el error de identificarse con lo que allí asoma y es este y no otro el verdadero peligro, pues vamos a tomar contacto con la diosa no sólo en su aspecto luminoso sino también en el más sombrío.

Si la mujer puede tomar lo ctónico en sus manos sin histerizarse, esto va cambiar todo en su vida erótica y amorosa. Es lo que pienso que dice Lacan, citando a Rimbaud, y que llamó “el amor nuevo”.

Y esta narrativa vale lo mismo para el hombre, para que pueda desear y amar más allá del fantasma, pues ya sabemos que el hombre, en su vida erótica, funciona apoyándose más sobre su fantasma o fantasía particular que en el cuerpo y persona concreta que tiene a su lado, y sobre todo, en la dimensión más lúdicamente perversa de éste …

Supongo que por cosas como esta es por lo que Lacan dice que “no hay sexualidad”. Yo digo que simplemente “no hay Encuentro”, es imposible así el encuentro ….

Vivimos tiempos líquidos, de disolución, de muros convertidos en puertas, en los que es más difícil que nunca discriminar el deseo de la necesidad, tiempos en los que el hombre resulta más un vampiro con colmillos afilados que un hombre, vampirizado como está en esa carrera por apurar la existencia con urgencia y en la que la libación compulsiva no da saciado al ser: un tiempo en el que el hombre bebe aguas que no sacian, y devora alimentos que no alimentan, sin darse cuenta que la mutilación, la castración es necesaria, y que no es posible acceder a todo, que el límite es necesario para vivir, y que la regulación del goce es un recurso que hace posible disfrutar placenteramente de nuestra existencia. 🙂

Elegir siempre conlleva una renuncia. Tomar algo y renunciar a otro algo. Hoy ponerle límites al deseo se vive como un estar encarcelado, confinado y sin libertad. Realmente se vive como un desgarro del ser o como si le quitaran la vida. Pero para mí, es un verdadero fraude ese edificio lleno de ventanas que la sociedad de consumo ha fabricado y perpetrado, el que lleva pensar a muchas personas que Todo está ahí para Ellos, en un horizonte abierto y lleno de expectativas en el que cosas y personas (¿no son lo mismo para ellos?) están a su plena disposición y que sólo tienen que alargar un poco las manos y ya serán suyas. Como si la vida fuera un menú desplegable.

Eso sí es una salvaje y devoradora fábrica de caprichos, que es el deseo de los que no tienen deseo como dijo usted una vez, y que los arrastra y aliena hacia la siguiente novedad. Y andar rehuyendo la castración para acabar devorados por esta Nada, es la gran paradoja de los tiempos líquidos que vivimos.

Rubistein dice: “En esta época, efectivamente, todos parecen ‘más libres’, cada uno goza a su manera, pero es tiempo de grandes soledades. El goce auto-erótico, el paso de un partenaire a otro, supuestamente un triunfo de la libertad, es engañoso, deja expuestos a hombres y mujeres a un goce peligroso. El matrimonio, con todos sus embrollos, da un marco de estabilización y acotamiento del goce que cuando no funciona produce angustia, propia de este momento, igual que las soledades del Uno a las que estamos expuestos”.

Y para acabar, en estos tiempos de abundantes hombres-niño jugando a ser hombres que cazan y conquistan sin tiempo ni deseo, decir para los que creen que conquistar a una mujer torna la vida aburrida y predecible, decirles que conocer la mente femenina es el mejor entrenamiento para surfear la experiencia oceánica

Notas liminares.-

1.-Inicialmente impacta y produce algo de temor, pero déjense llevar. Es autolimitado y no daña. Es uno de los mayores misterios que nos esconde la vida. Y “… de la cosas más hermosas que podemos experimentar, una de ellas es el misterio.” (Albert Einstein).

2.- Este post ha sido confeccionado a partir de un comentario dejado en una botella que llegó hasta mi a través de las olas de Internet. En parte contiene ideas extraidas del libro de Carolina Rovere en “Caras del goce femenino”.

Anuncios

35 pensamientos en “¿Qué es ser hombre?¿Qué es ser mujer?

  1. Huauu!!
    Sin palabras…

    Nunca nadie ha expresado mejor muchas de las cosas
    que mi estómago sabe, o intuye, psicoanálisis aparte.

    Además me he quedado atónita al saber que toma ideas de Carolina Rovere.
    (Fué en la adolescencia, y durante décadas, mi amiga del alma, mi mejor
    amiga), en Rosario, Argentina.

    Desde aquí un saludo para ella, y para Ud…. esta vez sí que me sorprendió!

    No sé si todo el mundo podrá seguirle el paso, pero desde luego es brillante.

  2. Me ha gustado lo de “mensaje en una botella arrastrada por el mar”. Un detallazo, Sr. Traver, muchas gracias. 🙂

    Me ha encantando cómo ha cosido el post , en algunos párrafos le ha dado color a algunas ideas remarcándolas y en otros ha enhebrado sus palabras con las mías. Eso ya no es coser, es hilar. Si pudiera hubiera insertado a este comentario una foto de esas que tanto me gustan con una trenza.

    🙂

    • Justo, José Ignacio. El cielo o el infierno en un clik. Se me hace raro llamarte así. No deberías cambiarte tan a menudo de alias. 😉

      Las mujeres mortíferas o mujeres fatales sólo están cumpliendo inconscientemente un mandato biológico. El mismo que despliegan sin saberlo los canallas. El por qué las mujeres suelen sentirse (fatalmente) atraídas por los canallas tiene también mucho de esto.

      • Visto y considerando el ensordecedor canto de las fatales sirenas, disfrazadas debajo de las adolescentes protagonistas de la omnipresente pornografía, … hoy siento que cercenar el garrote de la lujuria en pos de este bien superior – el amor infinito – , es el sacerdocio moderno.

  3. Pero a ver!
    Si este es un post calcado del comentario que hizo Isabel en el Post anterior!

    Brillante Isabel.
    Supongo que eres escritora. Si no deberías considerarlo, pues tienes ese arte, ese don.

    Lo que me ha parecido elocuente de su cosecha, Sr Traver, (como diría Isabel), y me ha conmovido es cuando dice ” La mayor cobardía en un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla”

    Me parece sumamente interesante esta idea Lacaniana de que ” La verdadera virilidad implica creer que una mujer puede revelarle algo al hombre, que le es absolutamente desconocido”.
    Aunque no es exclusiva de Lacán, y está presente en tradiciones muy antigüas, como en la figura de la mujer-“Daquini” en el Budismo Tibetano Tántrico”.

    Termino con la leyenda de Kumari, la jóven, grácil, y bien parecida que se le aparece en el camino al hombre aspirante a sabio y le dice: “yo solo soy una doncella, pero le acompañaré hasta donde mora una reina, una diosa oculta: la sabiduría sagrada”

    • Hola Patricia!

      Muchas gracias por tu apreciación pero no tengo eso que dices. Te contaré lo que realmente pasa:

      A mí el Sr. Traver me inspira mucho. Lo leo y comienzan a explotarme torbellinos de ideas. Son párrafos a veces y otras son simples palabras las que comienzan a desplegar en mi esas evocaciones.

      Cuando le escribo un comentario es porque algunas ideas pujan con mucha insistencia en mí para que las aprese como si fueran mariposas. No es fácil esto, algunas se me olvidan al ir escribiendo y otras se me escurren de las manos porque no logro darles forma, una estructura. Por eso siempre hay una cierta atmósfera de inconsistencia. 🙂

      Lo que al final resulta es como un pequeño cuento de lo que me ha procurado la lectura del post, y me gusta escribir con las impresiones frescas, si reposan mucho, el delgado hilo con el que mi mente las ha encadenado se me deshace en las manos.

      Precisiones:

      – Esa frase que a mi también me impactó, la de ” la mayor cobardía en un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla”, me la topé de casualidad cuando andaba leyendo sobre el origen del reagge en Jamaica y está atribuída, creo que falsamente, a Bob Marley. Es buena, verdad? 🙂

      – La frase acerca de la verdadera virilidad en un hombre la leí en el libro de Carolina Rovere.

      *No conocía esa leyenda de Kumari, y la frase que has dejado me ha gustado mucho, voy a leer sobre ello, así que muchas gracias por traerla.

  4. Creo que la contra-cara del misterio es la curiosidad. Podemos apreciar, aquí, en vivo, su efecto… y los fantasmas de los hombres crecen exponencial mente.

    Isabel pone que a los 33 conoció la hembra que es. Ahora, no queda claro, esto sucedió en el pasado o estas hablando del ahora? 😉

    Los hombres a puras penas podemos con nuestro genio. Todavía somos como cuando fuimos espermatozoides, algo en nosotros se mueve frenéticamente hacia el circulo.

    Tanto el macho como la hembra hemos crecido X miles de veces, pero lo masculino del espermatozoide y lo femenino del huevo queda en nosotros. Como dice el dicho (a veces antipático), cambiar mucho para no cambiar nada.

    Hay que sublimar el frenesí. Pero … puede fallar, como diría un difunto y conocido hipnotista Uruguayo, TU SAM.

    Buen fin de semana, y que viva Messi

  5. Hola Isabel!

    Me alegro que te haya gustado. Dime que te parece la obra que te recomendé sobre las Dakinis y el principio femenino aquí:http://www.librosbudistas.com/descargas/aliento-dakini.pdf,
    (patricia.vallejos@gmail.com).
    Estoy investigando esto, (desde el punto de vista de los arquetipos), y quizá, si encuentro el tiempo, escribiendo algo también.

    Cuando escribí lo de Kumari, solo pretendía rozar de un solo toque, algunos arquetipos femeninos y entrelazarlos (pues ya lo están), sin agotar el tema.
    “Kumari: la niña virgen”; “la Diosa”, “la Reina”, la sabia experimentada, “que enseña al hombre” o inicia, de muchas maneras simbólicas y/o reales. Y acompaña al hombre en el camino de la sabiduría, (a veces con un rito iniciático), y es también la gran INSPIRADORA.
    Kumari en la India se corresponde con Artemisa de Grecia, y con otras más, todas ellas vírgenes-diosas, (Teniendo nosotros en Occidente nuestro propio arquetipo con la Virgen María.)
    Se relaciona con lo de Carolina Rovere y Lacán, ya que (simplificando y resumiendo), “aquello virgen”, aquel “territorio sin pisar”, es mucho más que un lugar, o una condición anatómica.
    Lo “no tocado por nadie”, es lo misterioso de toda mujer, pero encarna al mismo tiempo, lo misterioso en sí, lo sagrado. ( Independientemente de que este principio esté”encarnado” en una mujer o simbolizado en el principio femenino).
    Así que este altar virgen, lo nunca alcanzado, lo inefable, inextricable, inexpresable, cubierto de velos, (que al eliminarse des-erotizan), es una invitación. Una fuerza magnética misteriosa, sagrada, oscura. Un agujero negro que atrae hacia sí .
    Y también la niña-virgen, aquel principio que permanece latente en toda mujer, a la espera de ser ¿activado?, (¿como en la epigenética?), por un hombre que realmente tenga un FALO, y no sólo un “pene”, tal como bien puntualizó el Dr Traver cuando especifica la diferencia entre uno y otro.

    • Patricia …

      ¡Pero qué bueno lo que has escrito!!. Qué interesante todo! Anda que no hay ahí para desbarrar …Uff. Tremendo! 🙂 Otra cosa es cómo reconducir lo que el esoterismo nos cuenta sobre el arquetipo de la sacerdotisa, que es la iniciadora, y “ambientar” esas ideas dentro del psicoanálisis. Veré que te puedo aportar, pero vamos, que la maquinita ya se ha puesto a funcionar. Me quedo con tu dirección de correo. Ya te contaré.

  6. Por cierto, la reina-diosa-“Kumari”, en Nepal es un ritual horrible y abusivo que se practica
    con niñas menores de edad, y no me refería a eso. Sinó a los orígenes del mito en la India, con la niña-virgen como arquetipo.

    • “latente en toda mujer, a la espera de ser ¿activado?, (¿como en la epigenética?), por un hombre que realmente tenga un FALO, y no sólo un “pene”, tal como bien puntualizó el Dr Traver cuando especifica la diferencia entre uno y otro”.

      Qué bueno estuvo aquí (otra vez) el Sr.Traver … 🙂

      Por algo así dije en otro comentario que la verdadera instrucción o educación no es llenar un cántaro sino encender un fuego, porque el fuego siempre se enciende en los nidos más bajos …Esta frase, que es de Blake, tiene un contenido multidimensional, que es algo propio del simbolo … 😉

      (Chup-Chup … Sigo desbarrando).

  7. Si. Lo comentó el Sr. Traver en el otro Blog, (el de las nodrizas).
    Y me pareció interesante, porque no lo recordaba.

    Y sigo investigando…
    A ver si me echas una mano, Isabel, que tu la tienes también muy clara.

  8. Una pregunta que me interesa Isabel: ¿porqué quieres “reconducir” :)? Dices: “Otra cosa es cómo reconducir lo que el esoterismo nos cuenta sobre el arquetipo de la sacerdotisa, que es la iniciadora, y “ambientar” esas ideas dentro del psicoanálisis”. ¿Porqué ambientarlas?, me pregunto…

    Cada tradición tiene su “ambiente” propio. Se puede, no obstante, hacer algo ecléctico. Siempre y cuando se integre bien lo que se quiera integrar…
    La práctica tántrica y meditativa, no es una terapia, aunque actúe a ese nivel, a veces tan efectivamente o más que las terapias convencionales.
    Y por otra parte, muchos practicantes de tradiciones espirituales tradicionales como estas, están atascados, o bloqueados/as por necesitar un trabajo terapéutico.
    Por eso es que tantas veces, aunque son diferentes , se han planteado como complementarias.
    Y los principales maestros espirituales serios, buenos y efectivos, convinan cierta dosis de las dos cosas. Es decir, la sabiduría de Oriente y la de Occidente.

    • Puse “ambientar”, porque yo desbarro principalmente desde Lecturas Esotéricas, y tengo muy presente el subtítulo de este blog -fusión de saberes- y dado que no tengo formación científica, cuando escribo me gusta no perder este marco de referencia para conjugar en la medida que sea posible a Oriente y Occidente. Pocas veces consigo aunar los dos hilos pues esta cabra tira mucho al monte, y en eso el Sr. Traver, es muy generoso conmigo y tiene mucha paciencia porque tiendo a irme demasiado al peñasco o directamente a la estratosfera.

      Lo que acabas de apuntar ahora, decirte que estoy totalmente de acuerdo, pero no sé, considero que hay infinidad de foros y blogs de sello marcadamente espiritual para desbarrar desde claves totalmente esotéricas sobre la función iniciadora de la Sacerdotisa y diversos aspectos de la sexualidad sagrada que están implícitos en el Maithuna. Pero no sé, desbarrar ya en caída libre sobre eso aquí, no me parece de recibo. Entiendes? … 🙂

      No sé si he logrado explicarlo … =P

  9. Claro que has logrado explicarte! Estoy de acuerdo. Te entiendo perfectamente.
    “Esta cabra tira mucho al monte” já jáaaaa!. Pues esta también!
    Creo que tú estás especialmente “diseñada” para esa “fusión de saberes”.
    Así que adelante!

      • Gracias a los dos … 🙂

        La verdad es que el tema que ha planteado Patricia se presenta apasionante. Sobre la mujer como iniciadora habría mucho que contar. Por ejemplo, en el Tarot se suele pensar en la figura de la Sacerdotisa como una mujer-oráculo asexual y su vertiente más MiStéRiCa está como diluída en favor de la figura que encarna la Emperatriz y puede pasar desapercibido que ambas son las compañeras de dos figuras masculinas: el hierofante y el emperador que representan respectivamente el poder espiritual y poder temporal. Hierofante o Pontífice, que es el que establece puentes entre los mundos y por eso posee las llaves de oro y plata. En su origen, el hierofante no estaba bajo el voto de castidad tal y como ocurre en la actualidad, dado que en el origen el hierofante y el emperador eran una y la misma figura que después se escindió. Esto es importante. La figura del Templario como Caballero-guerrero y Monje es quien mejor conserva esta conjunción. 🙂

        Por otra parte, aquí también hay relación, bajo mi punto de vista, entre las ideas que has lanzado al aire, Patricia, y otra que esbocé en otro post con respecto a la longevidad que no inmortalidad de los vampiros. Me refiero a la importancia que tiene distinguir entre lo indefinido y lo infinito, distinguir entre el cero matemático y el cero metafísico, porque lo interminable puede resultar a la mente finita algo así como la inmortalidad cuando es sólo longevidad. Esto tiene relación-traslación, “pour moi”, con lo que señala Lacan sobre la condición de la mujer como un conjunto -matemático- abierto, y por eso es también importante distinguir lo que en metafísica es nada, abismo y vacío, que creo que Lacan viene a llamar parecido: la nada, el agujero y el abismo , bueno, no sé si me estoy liando ya …. pero eso, que lo que creo que llama el “gozoausencia”, como el no-lugar, lo ilimitado y bla bla bla, pues tendría mucha miga comentarlo en relación al Falo y los velos que lo envuelven pues yo ahí veo algo de Agni, que como virutas o chispas de fuego, siempre ha de comenzar a encenderse “en el nido más bajo” y que como meteoro cruza fugazmente el cielo y claro … esto tiene muchas evocaciones. 🙂

        Cuando lea el libro que me has sugerido veré qué surge.

  10. Si, Isabel.
    Decías que lo de Agni y lo del “nido más bajo”, tiene significados “multidimensionales”
    Es que todo este tema, y el concepto mismo de la “Dakini” tántrica es polisémico.

    Y al final de todas esas capas de significados que se expanden y se contraen, el más abstracto, remite a la Sabiduría, y a un tipo de iluminación muy particular, que más que en femenino, se comprende como la UNION de lo femenino con lo masculino. Cuando se fecunda.
    Aunque el motor “danzante” es Shakti, (principio femenino), o la parte dinámica, y Shiva, el principio masculino, estático, centrado; No quiero “desbarrarme” pero Shakti es energía yin CENTRIFUGA es decir “abierta” (¿como lo “abierto” de Lacán?), y Shiva (yan), es CENTRIPETA, (¿un sistema más cerrado?).
    Por otra parte “Shakti” en su etimología proviene de “Shak” que según investigué, (si no entendí mal), significa “poder”.
    Me pregunto como funciona esto de que el falo del psicoanálisis en el cuerpo del hombre, está representado por el pene, y en el cuerpo de la mujer en “todo” el cuerpo.
    Creo que lo entiendo… pero una aclaración no vendría mal.
    Así que sería que la Dakini, toda ella está como investida de las características fálicas en cuanto a la representación del deseo y movimiento, o energía ..?
    Aquí también el coito viene a representar la unión de los aspectos contradictorios en uno mismo.

  11. Leo, releo. Reflexiono y trato de digerir. Se me ocurre: “de grande quiero ser como ustedes”. Felicidades a los tres “coautores” del post y sus comentarios: Paco Traver, Isabel y Patricia Vallejos.

    (Escrito con las pantuflas puestas).

  12. Conectarse como con el hombre/mujer atávicos no tiene que ver con recordar nuestra identidad, tal como dice Platón “Saber es recordar”?
    Recién en la madurez uno tiene todos los engranajes internos y externos lo suficientemente aceitados como para ser quien uno es.
    Este pensamiento quizás tiene que ver con la idea de la “reencarnación” … La niñez y la adolescencia es un estado intermedio de conciencia que algunos nunca pueden superar.

  13. Es espeluznante. Es totalmente increíble como has fusionado esta magna vigencia temática. No puedo admirar más éste excelso post. ¡Mil enhorabuenas!
    Actualmente, se tiene un concepto equivocado sobre la idea de “libertad”, pues la sociedad se encuentra zozobrada en un estado de querer más y más, sin satisfacción alguna. Por ello, hay tantas almas vacías como hombres advenidos, sumergidos en la simulada virilidad. Hombres que, construyen edificios nulos, que tienen al placer como objeto de poder. Éstos no tienen en cuenta a aquellas mujeres que tan bien desenmascaran a sus necios corazones. Así como la frase recogida del texto “la libación compulsiva no da saciado al ser”. Estoy de acuerdo con tu afirmación “No hay encuentro”. Pues la verdadera necesidad sexual está malinterpretada. Se ha perdido el rumbo. El hombre se apoya en su cuerpo y no en la persona que tiene a su lado, aunque hay mujeres que se apoyan en ésta falsa virilidad a su vez. Aquellas son las histéricas, como bien aclaraste, que desconocen lo masculino. Se le debe informar de lo desconocido, ahí se dará paso a la verdadera castración, dando a conocer su fantasma.

    Un cordial saludo.

  14. Mensaje en una botella arrastrada por el mar…
    me gustó lo escrito, el desconcierto porque que no muchos varones vayan a buscar la revelación de su propio destino o el sentido de su existencia en las actitudes y silencios enigmáticos de la/s mujer/es, esté/n conectada/s (ó no) con su hembra ancestral, (vaya uno a saber…).
    Se mencionó la castración como algo simbólico, agregaría mutilación, incapacitación , de las atribuciones como sujeto social e individuo con libre albedrio,
    Pareciera que cierta sabiduría ancestral ha indigestado a algunos y prefieren probar suerte explorando por fuera de la opción de adentrarse en ese cosmos maravilloso, alucinante e inexplicable de la “hembra fundacional”.
    Quizás habría que armarse de paciencia (un rasgo de sabiduría) y también entender que todo esto es solo un juego de seducción y si todo vá bien aparearse , quien no logra atracción per se , de poco le servirán imposturas o mandatos sociales del tipo “hazte hombre, descubre una mujer”.
    Si algunos varones “inmaduros” se masturban genitalmente contemplando una anatomía femenina; las muchachas con mucho vuelo intelectual no se quedan atrás y se masturban emocionalmente con vínculos improbables, sacados de novelas o enciclopedias de autocompasión-autoayuda
    En este toma y daca , ya todos están avisados y cada cual cuida sus cartas, alentar a que algunos asuman riesgos de apostador , y quienes lo hacen son especialistas en preservarse y hacer de banca, me parece simpáticamente astuto.
    Recuerdo una frase “reveladora” de la portada de una legendaria publicación ,”Hágalo Usted mismo” .
    Saludos, y me disfruto mucho la lectura de lo publicado en este sitio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s