El esquema en peine


Aquello que no ha sido debidamente simbolizado vuelve a aparecer en lo Real (Jacques Lacan)

freud

Recientemente un amigo me recomendó leer este articulo publicado en Tendencias científicas 21 donde ciertos investigadores concluyen que “cuando imaginamos nuestra actividad cerebral fluye en sentido contrario a cuando percibimos”. Lo que es lo mismo que decir que algo parecido sucede cuando soñamos o cuando alucinamos.

Me hizo gracia que los investigadores citados hicieran este “descubrimiento” a través de investigaciones de neuroimagen sin citar a Sigmund Freud que fue el que lo publicó en 1900 en un texto ya clásico conocido como “Interpretación de los sueños”. En él Freud explica como se construyen las imágenes oníricas en “marcha atrás” de atrás adelante (del inconsciente al consciente perceptivo) y a a través de un constructo que ha venido en llamarse “esquema en peine”.

peine

Freud utiliza un esquema, llamado “el esquema del peine” para explicar como se usan las representaciones y el afecto en el aparato psíquico. Este gráfico es parte de lo que se llama la I tópica Freudiana y en él podemos ver como el aparato perceptivo (izquierda y P) es por donde entra la impresión sensorial siendo M (en el extremo derecho) por donde sale es decir la motilidad.

Freud imagina el psiquismo como una serie de barreras o lentes (de ahi la apariencia de peine) a través de las cuales la impresion sensorial progresa desde lo perceptivo hasta lo motor. La barreras o filtros (Mn, Mn´ Icc, Pcc) que atraviesa contienen a su vez impresiones mnésticas, es decir memoria y cada uno de esos filtros está especializado en un tipo de memoria (asociativa, nominal, imágenes, recuerdos, etc). Las impresiones atraviesan el inconsciente (Icc) y después el preconsciente (Pcc) que ya es M, es decir motor llegando a la conciencia en el extremo derecho.

La 1ª topica freudiana.-

Freud emplea el término “tópica” (del griego topos = lugar), en sentido metafórico, para indicar que no se puede comprender el psiquismo humano sin un modelo espacial que nos represente distintas regiones con su modo propio de funcionamiento y sus mutuas relaciones.

Freud elabora su “primera tópica” en los últimos años del siglo XIX, la cual revisará nuevamente en 1920 (después de la cual no queda anulada la primera, sino que sería sustituida por la segunda).Dentro de la primera tópica encontramos: el inconsciente, el preconsciente, y el consciente.

El Sistema Consciente
Este sistema es el que nos hace relacionarnos en forma directa con la realidad a través de todo lo que percibimos.Las representaciones conscientes son todo lo que registramos ya sea afuera nuestro (lo que vemos, escuchamos, hacemos, etc.) como lo que pasa dentro (lo que recordamos, deseamos, sentimos, etc.).Por medio de la conciencia conocemos las cosas en forma reflexiva. Sin embargo para la teoría psicoanalítica no sólo el sistema consciente es el que percibe. También los inconsciente y lo preconsciente están presentes en el momento de percibir. Esa presencia hace que muchas veces la percepción esté distorsionada por algún deseo inconsciente que esté incidiendo.

El Sistema Preconsciente
Es el sistema situado entre el inconsciente y el consciente, separándole de aquél, la censura.Está formado por aquellos sentimientos, pensamientos, fantasías, etc. que no están presentes en la conciencia, pero que pueden hacerse presentes en cualquier momento. No hay que vencer gran resistencia para que se hagan conscientes. Cuando decimos por ejemplo: “Lo tengo en la punta de la lengua” casi siempre estamos haciendo referencia sin saberlo, a algo que está representado en nuestro preconsciente.El preconsciente funciona de acuerdo con las leyes de la lógica.

El Sistema Inconsciente
Es la zona realmente descubierta y en parte explorada por Freud, la cual él explica de la siguiente manera: “Denominaremos inconsciente a aquellas representaciones latentes de las que tenemos algún fundamento para sospechar que se hallan contenidas en la vida anímica…” , más adelante Freud profundiza afirmando: “Una representación inconsciente será entonces una representación que no percibimos, pero cuya existencia estamos, sin embargo, prontos a afirmar, basándonos en indicios y pruebas.”.

Partiendo del hecho clínico de la resistencia que mostraban sus pacientes al concientizar ciertos contenidos representativos de los que no tenían la menor idea, Freud explica : “Nuestra cotidiana experiencia personal nos muestra ocurrencias cuyo origen desconocemos y resultados de procesos mentales cuya elaboración ignoramos. Todos éstos actos conscientes resultarán faltos de sentido y coherencia si mantenemos la teoría de que la totalidad de nuestros actos psíquicos ha de sernos dada a conocer por nuestra conciencia y, en cambio, quedarán ordenados dentro de un conjunto coherente e inteligible si interpolamos entre ellos los actos inconscientes deducidos.”.

peine1

La idea original de Freud es que durante el sueño existe un cierre perceptivo y un cierre motórico, es así que las imágenes solo pueden proceder del inconsciente o del preconsciente, pero la idea es que entonces las imágenes oníricas siguen un camino contrario al de la percepción consciente. A este camino le llamó regresión.

La regresión sigue el camino inverso al que he descrito más arriba y va de atrás adelante: del inconsciente hacia P. Entonces alucinamos imágenes en la pantalla del sueño, imágenes que proceden del inconsciente y no de la realidad exterior.

Pero se le añade algo más: el efecto de la censura, es decir que en el preconsciente exitiría una especie de policía o guardia urbano que se dedica a disfrazar a las pulsiones (pensamientos, recuerdos, afectos) que proceden del inconsciente y que se hallan por tanto reprimidos pero que pugnan por emerger al plano consciente y motórico.

La idea es que todo lo inconsciente retorna pero no lo hace como pensaba Nietzsche como algo idéntico, sino como algo similar. Algo que se parece a aquello que se reprimió pero no es exactamente lo mismo.

El concepto se fundamenta en otra idea esencial de la teoría psicoanalítica: para Freud los contenidos que se alojan en el inconsciente y que representan a las pulsiones tienen un carácter indestructible. Eso significa que la represión nunca es completamente efectiva, en el sentido de que sólo logra encapsular el contenido, expulsarlo de la consciencia y empujarlo hacia el inconsciente, pero no consigue jamás aniquilarlo o destruirlo. En el inconsciente, estos contenidos conservan plena efectividad psíquica, es decir, lo reprimido está siempre activo e intentando permanentemente retornar.

¿Comprenden ahora porqué me indigné cuando leí el articulo que mi amigo me dio a leer?

Referencias bibliográficas:

Daniela Dentico, Bing Leung Patrick Cheung, Jui-Yang Chang, Jeffrey Guokas, Mélanie Boly, Giulio Tononi, Barry D. Van Veen. Reversal of cortical information flow during visual imagery as compared to visual perception.NeuroImage (2014). DOI: 10.1016/j.neuroimage.2014.05.081.

Sigmund Freud (1900): La interpretación de los sueños. Obras completas. Biblioteca Nueva Madrid.

Anuncios

11 pensamientos en “El esquema en peine

  1. No comprendo su indignación. Acaso no ve la diferencia entre las explicación neurocientífica y la hermenéutica del psicoanálisis. El mérito es justamente explicar el sustento científico del fenómeno, que ha sido descrito no solo por Freud, sino que por Merlau-Ponty, James y probablemente muchos más…

  2. Lo normal es que aunque sea por delicadeza se citen a aquellos que dijeron lo mismoy lo publicaron antes. La idea de la retroactividad de las imagenes oniricas, las imaginativas o las alucinatorias es de Freud. Y a cada cual lo suyo.

    • No creó necesario las citas, ya que justamente no es relevante si la *idea* fue de Freud, Merlau-Ponty o Traver. Aquí lo relevante es que un grupo de investigadores con una metodología novedosa de EEG ( y replicable) es capaz de establecer un mecanismo neurobiológico que sustenta la hipótesis. No le quite mérito ni se indigne, que el articulo es bien interesante…

    • A mi si me parece importante que Freud se adelantara mas de cien años en sugerir tal cosa a pesar de que no disponia de la tecnología para demostrarla. Algo parecido le sucedió a Bayle con la sifilis cerebral: no pudo demostrarse hasta que Waserman puso a punto su prueba serologica. Las hipotesis son previas a su demostración y sin hipotesis no hay investigación. No me parece baladí señalar a freud como el adelantado de estas ideas. Es de buen sentido ser agradecido.

      • Además, Freeud era consciente de ello y escribió que el día que se pudiesen investigar los procesos neuronales en el cerebro, se verificarían (o falsarían) sus tesis. Gracias de nuevo.

  3. Para mi lo importante de este post, Paco, es que haces hincapié en la importancia del elemento psicodinámico (la presencia del “censor” moral) en la descripción del aparataje neurofisiológico.

    Es esta dimensión de “lo moral”, “lo subjetivo”, “lo cultural” lo que hace del psicoanálisis una psicoterapia (indicada o no, según los casos), es decir un metodo que puede servir para la deconstrucción y reconstrucción de los flujos cerebrales. El trabajo con y sobre el contenido que produce el sufrimiento psíquico en la persona, a través de la intervención psicoterapéutica, repercute en la forma en que se estructuran los flujos sobre una circuiteria dada.

    El trabajo citado, del que solo he podido leer el abstrct, habla solo de circuiteria y de como esta trabaja. Y está bien pero con Freud, al menos los psiquiatras, podemos llegar más lejos en la compresión de los pacientes…y no solo en el porqué hacen las cosas sino también en el como lo hacen.

  4. Hola Paco, gran post, hace poco que he descubierto la teoría psicoanálitica, una teoría científica de la mente humana … casi nada. Nunca hubiera creido que pudiera existir algo así, por ello, con gran interés he comenzado a leer a Freud.
    Tengo una duda, en las regresiones, cuando retorna lo reprimido desde el inconsciente, antes de entrar en la consciencia, estas representaciones reprimidas se asocian a las percepciones que vienen del exterior, o a las representaciones que se han quedado almacenadas en el preconsciente. Por tanto la consciencia interpreta lo percibido o las vivencias recientes de una manera ‘peculiar’ produciendo sufrimiento y otros sintomas, etc. ¿Esto tiene que ver con los transtornos mentales?, es decir, el origen de los mismos ¿es siempre ‘un problema’ en la mente inconsciente?

    • Lo que caracteriza la patologia es la regresión, es decir la vuelta de lo reprimido que se vive con realismo y genera a su vez irrealidades.Estas irrealidades socavan el principio de realidad y el Yo prefiere esta opción a remover la experiencia en sí misma.

  5. Buenas noches, quería saber de dónde había sacado usted la imagen donde se ilustra el carácter regresivo del sueño. No la de Freud, sino la segunda donde se dibuja el cierre de los polos P y M y se indica el flujo regrediente. Ojalá pueda ayudarme.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s