¿Y tu como lo tienes, largo o corto?


Kagan_f

Me refiero, claro está al alelo del transportador de serotonina. Uno de los genes que se han estudiado con mayor profundidad y sobre los que tenemos una buena cantidad de datos. En un post anterior ya me ocupé un poco de este tema a propósito de las relaciones que el alelo corto mantiene con la depresión, la dominancia, las enfermedades respiratorias y otros.

Pero las cosas no son tan sencillas. No debemos concluir sin más que la versión larga (l) del alelo es “mejor” que la versión corta (que es la idea que quedó durante años en nuestra memoria), debemos verlo en función de lo que Kagan ha llamado “la trama del temperamento”. En un entorno de opulencia es mejor tener el polimorfismo largo (l) pero en un entorno de escasez lo mejor es tener la versión corta (s). O sea que todo depende.

Veamos más de cerca lo que sabemos de este “gen del transportador de serotonina”:

Recomiendo al lector que antes de seguir adelante lea este post donde hablé precisamente de “la maldita serotonina” para entender mejor como el gen que regula al transportador es clave para la biodisponibilidad de la serotonina en las sinapsis. La idea genérica es que en la versión larga del citado gen habría más disponibilidad de serotonina en las sinapsis y en la versión corta habría menos serotonina disponible. Y la serotonina es el neurotransmisor del placer, uno de ellos.

Es difícil trasladar los hallazgos que conocemos en experimentos con monos hacia el hombre pero tenemos algunos datos interesantes que nos han legado los primatólogos:

1.- Los simios portadores de la versión larga son mas dominantes, comen mejor, tienen mas parejas, son más “despiojados” (grooming) y son más agresivos que los portadores de la versión corta de este gen que son mas sumisos, y mantienen una posición subordinada en el clan a la vez que están constantemente evaluando las caras de los dominantes, más concretamente las caras de enfado.

2.- Lo más interesante de esta conducta es que puede ser revertida mediante ISRS (inhibidores de la recaptación de serotonina), el conocido Prozac parece que en los monos puede convertir a un simio subordinado en dominante.

3.- Los machos con una versión larga del citado gen son más longevos y tienen una mejor salud, incluyendo menos enfermedades respiratorias.

4.- Y naturalmente dejan más copias de su versión larga dado que tienen mayores oportunidades sexuales.

¿Y estas observaciones como pueden trasladarse a los humanos?

Esta es una cuestión complicada y más si tratamos de trasladarla a la clinica. Lo fácil seria decir que la ansiedad y la depresión serian más frecuentes en los individuos con una versión corta. ¿Pero es esto verdad?

La verdad es que en los humanos la cosa no es tan sencilla, lo que dige Kagan en un estudio transcultural es que existen razas (la asiática) donde la ansiedad y/o la depresión responden mejor y con menores dosis a los fármacos ansiolíticos o antidepresivos. las dosis que usamos en Occidente están pues diseñadas para la raza caucásica y para las mujeres (de hecho los ISRS funcionan mejor en ellas que en ellos), lo que abre un campo de investigación para la farmacodinámica. ¿Distintas dosis de fármacos según la raza y sexo?

Lo cierto es que el concepto de raza es algo maldito en la historia de la ciencia (tan maldito como las diferencias entre sexos), el lector puede leer este post donde se habla precisamente del largo enfrentamiento entre negacionistas y no-negacionistas sobre el dilema que plantean los polimorfismos genéticos. ¿Alguien puede negar que los japoneses son bastante diferentes a los españoles? Piensen ustedes en la situación en que quedaría nuestro país si tuviéramos la mala suerte de tener un tsunami que afectara nuestras instalaciones nucleares.

Ya estoy oyendo la respuesta de los “culturalistas”, es la cultura la que modela las respuestas emocionales y conductuales de los individuos. ¿Es el confucionismo el responsable de la paciencia, la docilidad y el colectivismo de los asiáticos?. ¿Es su conformismo un efecto colateral del Confucionismo?.

Es precisamente al revés, son este tipo de sociedades las que abrazan este tipo de filosofías de vida porque son congruentes con su dotación genética, por su “facilitación”.

Precisamente Kagan cita un trabajo en que los investigadores descubrieron una diferencia llamativa en una muestra de niños de pocos días o semanas de vida, todos ellos nacidos en California. Cuando se les tapaba la cara con un trapo, los de origen asiático tardaban más que los caucásicos en ponerse a llorar, y cuando lo hacían respondían más fácilmente a las muestras de consuelo. Otra observación en este sentido es que en las exploraciones pediátricas los lactantes japoneses lloran menos que los caucásicos. ¿Habrán tenido tiempo, a esas edades, de asimilar las enseñanzas de Confucio? se pregunta el autor de esta web.

La hipótesis que plantea Kagan es que la variable critica relacionada con el transportador de serotonina estaría relacionada con la variable individualismo/colectivismo.

Individualism-Collectivism

Coincidencia geográfica entre la diversidad gen transportador de la serotonina y los rasgos culturales de individualismo-colectivismo entre países. Las áreas grises indican las regiones geográficas en las que no se dispone de los datos publicados. a ) Mapa de distribución de frecuencias de individualismo-colectivismo. ( b ) Mapa de distribución de frecuencias de alelos S de 5-HTTLPR. ( c ) Mapa de frecuencia de la prevalencia mundial de la ansiedad.( d ) Mapa de frecuencia de prevalencia global de los trastornos del estado de ánimo. Amarillo de la barra de color rojo indica menor a mayor prevalencia. Desde Chiao y Blizinsky (2009).


El gráfico ha sido extraído de esta web donde podrá hallarse otro gráfico muy interesante 
que abunda en lo mismo. Se analiza en él la relación entre el grado de individualismo y el porcentaje de la población con una determinada variante de uno de los receptores opiáceos, asociada a un mayor estrés en caso de rechazo social. La correlación es aquí más clara que en el caso anterior. Cabe destacar que en cada uno de los dos gráficos solo aparece un país africano. En el primer caso Sudáfrica aparece en las antípodas de Japón, como caso extremo de porcentaje bajo del alelo S. Ya Kagan, en el libro a que hago referencia (p. 126), señala que la proporción de individuos con el alelo largo del promotor es máxima entre los africanos (80%) y mínima entre los japoneses (20%). Y en el caso de los receptores opiáceos vemos a Nigeria como un clamoroso valor atípico: cero por ciento de la población posee la variante en cuestión, en comparación con un margen de valores situado entre el 5% y el 35% de la población en la veintena de países analizados. 

Otra variable interesante está en relación con la creatividad y el consumo de alcohol. No he visto referencias a esa posibilidad en ninguna parte, pero no me extrañaría que la menor creatividad de los orientales se debiese en parte al hecho de que un 30%-50% de ellos tienen una variante de la aldehído-deshidrogenasa que dificulta su metabolización del alcohol. El resultado es una acumulación de acetaldehído, el principal responsable de los síntomas de las malditas resacas. En la práctica esas personas acaban renunciando a la bebida, y por tanto a sus efectos euforizantes y a la creatividad que propicia, sobre todo cuando se consume en grupo. Esta idea no parece tan descabellada si tenemos en cuenta un estudio reciente que demuestra que los investigadores más citados en las publicaciones científicas beben más y trabajan menos que el resto de sus colegas. (tomado de esta web).

En conclusión:  los alelos corto y largo para el transportador de serotonina tienen una distribución muy relacionada con las mentalidades individualista y colectivista de determinadas culturas. Y no deja de ser curioso que sea Europa (en realidad el mundo occidental) el lugar donde se venere el esfuerzo individual y donde lo colectivo haya sufrido los mayores reveses.

La idea a retener y políticamente predecible es que es imposible esperar en una sociedad así, grandes hitos colectivistas y sin embargo grandes posibilidades de innovación.

Así parece que son las cosas: un mundo para la producción colectivista y otro para la creación y la innovación.

Y una idea futurista: el eje oeste-este parece tener mas posibilidades eugenésicas que el eje norte-sur.

 

 

Anuncios

7 pensamientos en “¿Y tu como lo tienes, largo o corto?

      • La trama de la conducta humana es más compleja, Paco, no puedes caracterizar a todo un pueblo, una cultura sólo por su dotación genética, no digo que no tenga que ver pero caes en un reduccionismo biológico, hay que ser más prudentes para sacar conclusiones.
        Tu última afirmación:”Y una idea futurista: el eje oeste-este parece tener mas posibilidades eugenésicas que el eje norte-sur” realmente no merece respeto, es ideología pura, como cuando Lombroso “comprobó empíricamente” que los delincuentes son “feos”.

      • Dices que “no puedes caracterizar a todo un pueblo, una cultura sólo por su dotación genética, no digo que no tenga que ver pero caes en un reduccionismo biológico” ¿Entonces influye o no influye? Si es verdad que el alelo corto tiene esa distribución que parece en el gráfico entonces ¿como lo interpretarías tu? ¿Y esa interpretación no seria ideología?
        En cualquier caso me he basado en ese libro de Kagan y esas opiniones son suyas. Yo no voy tan lejos como él porque carezco de la información suficiente, pero me ha gustado su libro, es muy incorrecto políticamente, de esos libros que te permiten pensar las cosas desde otro punto de vista y es por eso que he subido este post aunque a sabiendas de que resultaría polémico.

  1. Trabajo en México, donde hay relativamente pocos caucásicos puros. Cuando era residente, no me explicaba por qué los libros recomendaban esas dosis de antidepresivos -mis pacientes respondían a 75, a 150 mg de clomipramina y nunca tuve que prescribir los 300 mg que según Ciba-Geigy serían necesarios.
    ¿Pero la falta de creatividad asiática? ¿Entenderemos por creatividad diferentes cosas?
    Un saludo desde México.

    • Como sabes somos portadores de dos juegos de genes, de manera que podemos ser homozigóticos o heterozigoticos para ese rasgo. Podemos ser ll,sl o ss. Lo que significa que hay personas que tienen las dos versiones del alelo. El investigador solo ha explorado la existencia y la frecuencia en la poblacion del alelo corto (s) para correlacionarlo con el individualismo/colectivismo.
      http://www.theoccidentalobserver.net/2010/09/recent-research-on-individualismcollectivism/
      La creatividad es un rasgo ligado a la mentalidad individualista, lo que no significa que en tu pais (donde puedes ver en el gráfico que predomina el colectivismo y el alelo corto) no existan personas creativas e individualistas solo que, no es el mejor entorno para desarrollar estas aptitudes.
      Y no cabe ninguna duda de que las dosis que recomiendan los laboratorios están pensadas para la raza caucásica.

  2. Pingback: El prozac de Séneca: Para aquellos que no quieren sufrir más |

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s