¿Una doble conciencia? (y XII)


espiralesEvolución de la consciencia según Wilber

Aquellos lectores que hayan seguido esta serie sobre la consciencia quizá hayan comprendido ya que:

  • La consciencia humana es dinámica y se halla en perpetua expansión.
  • Que nos encontramos en los estertores de la consciencia lógico-racional.
  • Que existen ciertas evidencias de que se halla emergiendo un nuevo tipo de consciencia a la que Gebser ha llamado “consciencia integral”, si bien no ha alcanzado la suficiente masa critica.
  • Y que eso que llamamos inconsciente no son sino los vestigios y representaciones de consciencias arcaicas tanto en el sentido filo como ontogenético.

De manera que para contestar a la pregunta que encabeza esta serie de post, mi respuesta seria esta:

Estamos instalados en la dualidad, algo fundacional en nuestra estirpe, algo que se explicita en el pensamiento categorial en lo cognitivo y en la disociación en lo afectivo. Somos seres duales atrapados por las categorias y por los afectos opuestos. Por los conflictos organismo/individuo y por un par de fuerzas que nos impulsan a veces en sentido contrario de nuestros deseos capturados por la irracionalidad  y que a veces conseguimos domeñar y obtener sinergías entre ambas si conseguimos llegar a ser Uno sin retroceder a esa especie de Edén que ejerce sobre nosotros una poderosa influencia a través de la nostalgia de lo que perdimos cuando aun no habíamos cruzado el umbral de la razón.

El futuro de la consciencia.-

Es imposible tratar de adivinar el futuro de la consciencia humana sin apelar a una cierta teleología opuesta a la evolución de la materia. Es posible -como dicen algunos teóricos sobre este tema- que sea la tecnología quien impulse la evolución de nuestra consciencia a desarrollos imposibles de prever en este momento, tal y como sucedió con la imprenta, , la perspectiva, o el surgimiento del Yo y la subjetividad. Es muy probable que los nuevos contenidos en la consciencia humana vayan de la mano del desarrollo de la conectividad, esa que ya podemos gozar a través de Internet.

Ken Wilber es un psicólogo que hizo suyas las ideas de Gebser si bien la psicología de Wilber es un tanto teleológica. Se trata del principal seguidor del paradigma integral, un modelo que no procede de la psicología sino de otras disciplinas para las que recomiendo al lector interesado la lectura de uno de sus principales promotores: me refiero a Jean Gebser cuya web oficial está aqui.

Clare Graves y Don Beck son los teóricos de la dinámica espiral y los padres de la criatura wilberiana: un modelo explicativo del todo y una representación de la mente segun escalones evolutivos de los que he hablado en algunos post como éste .

La caducidad de la modernidad.-

La disociación (Spaltung) es el precio que la consciencia lógico racional paga por seguir siendo racional, lo que es lo mismo que decir que la enfermedad mental es el precio por mantener la disociación de forma regular. La posibilidad de disociarse de cualquier afecto peligroso nos trae como consecuencia esta posibilidad de dividir el mundo en dos mitades, una de las cuales es expulsada hacia el inconsciente y desde alli nos vuelve repetidamente.

La expansión disociada, no integradora de la consciencia es la razón por la que existen tantos malestares en nuestro mundo a pesar de convivir en un entorno que gracias a la tecnología nos proporciona un enorme bienestar.

Bienestar por un lado con una ciencia determinista y cargada de hallazgos y logros en convivencia con un humano que tiende a “regresar” por el camino corto en busca de paraísos artificiales, locuras transitorias o permanentes a la vez que muy vulnerable a los entornos que él mismo ha creado. Fortalezas y debilidades de una consciencia creada -surgida- para el dominio de la naturaleza.

Fortaleza y debilidad que son en sí mismos las dos caras de la disociación que procura la razón. Esa que crea monstruos.

razón

Nota liminar.-

En este articulo he utilizado como sinónimos las palabras “consciencia”, “conciencia” y “mente”. Pido perdón a aquellos que sensatamente me hagan llegar la queja de que son conceptos distintos. Es verdad, pero he preferido usar estos conceptos de forma intercambiable para aligerar la comprensión del texto.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Una doble conciencia? (y XII)

  1. Me ha gustado mucho esta síntesis y cómo ha entrelazado las ideas. Si me permite, le dejo una canción:

    “La línea horizontal nos empuja hacia la materia, la vertical, hacia el espíritu”

    Franco Battiato. “Inneres Auge”. El Ojo Interior.

    *Y entre esas dos fuerzas, la horizontal que es expansiva, y la vertical que profundiza, una espiral logarítmica en estado de permanente mutación, vuelve a resurgir una y otra vez cambiada pero siendo paradojicamente la misma.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s