El sentimiento crónico de vacío


vasos

La libertad es una abstracción que se desliza entre un Absoluto y el Vacío. (@pacotraver)

El sentimiento crónico de vacío no es un síntoma clásico de la psiquiatría. El síntoma que más se aproxima al sentimiento de vacío es la anhedonia, si bien no son exactamente la misma cosa.

La anhedonia se caracteriza por una imposibilidad: la de encontrar placer en cualquier cosa que otrora nos lo produjera, es característica de la depresión y también de la esquizofenia con sintomas negativos, sin embargo el sentimiento crónico de vacío es un síntoma nuclear de ciertos trastornos de la personalidad, mas concretamente del TLP y del trastorno narcisista de la personalidad.y también es común en las adicciones e incluso en la bulimia.

Aqui hay un buen post (en inglés) sobre las diferencias entre el vacío del límite y el vacío del narcisista.

Pero antes de averiguar por qué podemos sentirnos vacíos hemos de saber qué queremos decir con esa experiencia subjetiva y en cualquier caso ¿de qué nos llenamos cuando nos sentimos llenos?¿Qué significa la experiencia de plenitud?

Lo interesante de la experiencia de vacío es que arrastra una serie de creencias sobre su causa, todos tenemos una narrativa que nos permite explicarnos el “vacío” en clave interpersonal. “Es mi marido o mi mujer el/la que no me llena, es ese trabajo estúpido, es la vida que llevo”, etc.

Lo importante es saber que nada de eso explica la experiencia de vacío, el vacío es una consecuencia ontológica del Ser y de ningún modo la consecuencia de la insatisfacción de una vida cualquiera. También es conveniente saber que ninguna de las estrategias que implementamos usualmente nos va a aliviar este sentimiento: comer, drogarse, ver pornografia, ver televisión, emborracharse, los juegos de azar o el chocolate no podrán más que de manera puntual consolarnos de ese desagradable sentimiento.

El vacío es como un agujero negro que tratamos de rellenar con todo tipo de adicciones pero que ninguna de ellas puede rellenar o resolver.

Dicho de otra manera: el vacío no puede rellenarse con nada literal, el vacío no puede rellenarse con cosas, el vacío solo puede rellenarse con símbolos.

Y un símbolo es un intangible, una abstracción, aquello que representa a algo en su ausencia.

Fíjese por ejemplo en su pareja, se trata de un persona, un cuerpo y una mente, pero no se trata de un cuerpo o una mente mecánica o inanimada sino en principio de un cuerpo y una mente sexuada, que tiene sus propios deseos y sus propias experiencias internas, se trata en cualquier caso de un ejercicio de alteridad, algo que nos saca de nosotros mismos y que nos introduce en el mundo de lo simbólico, pues su pareja no es solo un cuerpo sino tambien un simbolo, ese Otro que es padre o es madre, es hermano o es hijo. Es posible afirmar que con nuestras parejas mantenemos relaciones imaginarias (con su cuerpo y su mente) y simbólicas con aquello que representan más allá de si mismos.

Estamos rellenos de símbolos, son los simbolos los que nos constituyen como humanos.

En un post anterior describí los tres registros de la mente y su anudamiento, de manera que en este momento recordaré en que consiste este registro que llamamos simbólico:

Lo simbólico es una red que atrapa significados, una red tejida con las reglas del lenguaje con sus normas lingüisticas, semánticas y ciertamente equívocas. Metáforas y metonimias (desplazamiento y condensación) señalan lo esquivo del lenguaje, una red que deja pasar el agua y los peces de pequeño tamaño (no significativo) pero diseñada para pescar grandes piezas o de mediano tamaño y otras piezas que no podrian ser pescadas con otros artilugios de pesca.

Lo simbólico es un toldo que nos protege de lo intempestivo de lo Real y de la pulsión desnuda, algo así como el sistema inmune de nuestra mente, un ejército de salvación que nombra, etiqueta y conceptualiza convirtiendo las amenazas de lo Real en conceptos y símbolos.

Y los símbolos nos protegen de los embates tanto de lo que imaginamos, como de la realidad-real o de la realidad ignota.

El debilitamiento de lo simbólico se caracteriza por tener los siguientes efectos:

“Lo real acaba succionando el aparato simbólico de los humanos haciéndonos cada vez más vulnerables a nuestras propias pulsiones que sin ese colchón de seguridad que es la abstracción acabamos siendo devorados por la imagen como sustituto de lo imaginario y la realidad como prótesis del deseo. Las neurosis de hoy no representan ya conflictos entre las pulsiones y la Moral sino la necesidad de que hagan realidad nuestras pulsiones junto con la convicción, la idea casi delirante de que todos tenemos derecho a que asi sea”.

Es por eso que podemos enfermar de vacío, de anomia y de sin sentido.

La psicosis, los estados transicionales y lo simbólico.-

Un psicótico puede definirse como una persona que no tiene acceso a lo simbólico. La razón de esta inaccesibilidad es múltiple y no hay una causa única, pero lo que sucede en ciertos trastornos de personalidad no es exactamente lo mismo.

De hecho en los trastornos de personalidad como los TLPs está bien documentado que mejoran con la edad, es decir cuando disminuye la impulsividad y el individuo logra conectarse con algun fleco de lo simbólico, sea la maternidad/paternidad, la religión, el trabajo o cualquier otra cosa que sirva de prótesis. El pronóstico se ensombrece cuando hay antecedentes familiares de psicosis, sea esquizofrenia, suicidio, trastorno bipolar o alcoholismo grave. No cabe duda de que los trastornos de personalidad son estructuras intermedias entre la psicosis y la neurosis, pero no todos tienden a empeorar con el tiempo, pues cada sujeto tiende a anudarse a algo simbólico que usualmente conlleva tambien una parte de literalidad.

Por ejemplo el dinero. El dinero es literal y es simbólico. Las personas que disponen de dinero disponen a su vez de la capacidad para gastarlo, es decir para ponerlo a disposición de sus pulsiones, al tiempo que pueden tambien aumentar su contractualidad social, su poder o su estatus. No es de extrañar que el dinero sea perseguido de forma tan insistente por aquellos que precisan de una prótesis externa que venga a ejercer una suplencia de su carencia en la capacidad de anudarse a un símbolo adecuado. El dinero puede ejercer de balsámico y puede impedir que una psicosis se desencadene, al tiempo que permite que un trastornos de personalidad grave se adapte a su entorno.

Usualmente algunos autores han escrito que la única forma de rellenar ese vacio es el amor. Personalmente creo que existe una sobrevaloración del amor como balsamo de Fierabrás, como un “curalotodo” pero en realidad estos autores pasan por alto la evidencia de que el amor es algo que no todo el mundo puede aprovechar. Los enfermos mentales que conozco y que presentan esta carencia simbólica ni aman, ni pueden amar, ni pueden beneficiarse del amor que les llega, precisamente porque el amor es uno de esos sentimientos que se encuentra acabalgado entre lo simbólico y lo imaginario. Eros hizo concreta a Necesidad. De modo que el amor es literal y concreto al tiempo que es mítico y simbólico. Amor es lo que nos anuda al otro, un intangible.

Estas personas son capaces y aun requieren y necesitan compañeros dedicados a ellos por completo que les hagan sentir vivos, pues no pueden soportar la soledad. Y no pueden soportar la soledad porque no son capaces de transformar el amor en confianza, de modo que utilizan las estrategias de control, de dominio o de manipulación ya conocidas para evitar quedarse solos. Y llegan a hacerse tan odiosos que terminan por cumplir su propia profecía -quedarse solos- a pesar de necesitar tanto el apoyo y el amor de otros.

De manera que el amor por sí mismo no cura a nadie, se trata de esa sobrevaloración de lo emocional tan new age sobre la que volveré en mi proximo post.

Anuncios

39 pensamientos en “El sentimiento crónico de vacío

  1. PAra mi el vacio es como la soledad en la noche a oscuras pero que como una pequeña mota de nieve gira y toma forma con el tiempo,los desgarros del alma y los daños en el corazón…admitasen mis metaforas.

  2. “Estas personas son capaces y aun requieren y necesitan compañeros dedicados a ellos por completo que les hagan sentir vivos, pues no pueden soportar la soledad. Y no pueden soportar la soledad porque no son capaces de transformar el amor en confianza, de modo que utilizan las estrategias de control, de dominio o de manipulación ya conocidas para evitar quedarse solos. Y llegan a hacerse tan odiosos que terminan por cumplir su propia profecía -quedarse solos- a pesar de necesitar tanto el apoyo y el amor de otros”. Le pegaste al caballo de espadas. ¿Ya leíste a Nagarjuna?

  3. Está muy interesante el post. Te quería comoentar alguna cosilla

    “Un psicótico puede definirse como una persona que no tiene acceso a lo simbólico.”

    En cambio luego dices (no es crítiica es por aclarar)

    “…cada sujeto tiende a anudarse a algo simbólico que usualmente conlleva tambien una parte de literalidad.”
    ” El dinero es literal y es simbólico. Las personas que disponen de dinero disponen a su vez de la capacidad para gastarlo, es decir para ponerlo a disposición de sus pulsiones, al tiempo que pueden tambien aumentar su contractualidad social, su poder o su estatus. No es de extrañar que el dinero sea perseguido de forma tan insistente por aquellos que precisan de una prótesis externa que venga a ejercer una suplencia de su carencia en la capacidad de anudarse a un símbolo adecuado.”

    Y lo que quiero decir es,¿ no podría ser que los psicóticos no es que no tengan acceso a los simbólico, sino que tienden a anudarse a símbolos que no son los más adecuados teniendo en cuenta su contexto?
    Es que no concibo algo simbólico que no sea al mismo tiempo literal y viceversa, aunque si es posible que los psicóticos tiendan a “literalizar” excesivamente su penamiento, pero a veces me da la impresión que el problema que tiene el psicótico es que se ve expuesto a un tipo de experiencias para las que no cuenta con una explicación adecuada ni racional (al menos según los criterios que se manejan en su contexto y que el mismo ha internalizado).

    • Lo que significa que algunas psicosis no desencadenan, todos conocemos casos de personas con una estructura psicótica que se mantienen casi todo el tiempo mas o menos sanos. Yo he visto casos así! Antes se les llamaba equivalentes psicóticos, hoy lo interpretamos en el sentido de que han encontrado algo que les permite la lucidez, usualmente una perversión o una conducta antisocialpor ejemplo robar. Por otra parte el psicótico no accede a lo simbólico cuando esta brotado pero si cuando se estabiliza aunque vuelve a desestabilizar se cuando se conecta con un símbolo potente arquetípicamente.
      Y si hay muchos símbolos que carecen de literalidad, todas las abstracciones, como la libertad, etc

      • “…los trastornos de personalidad como los TLPs está bien documentado que mejoran con la edad, es decir cuando disminuye la impulsividad y el individuo logra conectarse con algun fleco de lo simbólico, sea la maternidad/paternidad, la religión, el trabajo o cualquier otra cosa que sirva de prótesis.”

        A ver,sigo manteniendo que no concibo algo simbólico que no sea al mismo tiempo literal y viceversa y te voy a explicar por qué con ayuda de este fragmento. Según dices los TLP mejoran cuando “disminuye la impulsividad y el individuo logra conectarse con algun fleco de lo simbólico”. De aquí deduzco que consideras que lo simbólico implica una menor impulsividad(es decir, estás equiparando la dimensión siimbólico-literal con la dimensión reflexividad-impulsividad), supongo que entiendes lo simbólico como una especie de sublimación necesaria para la vida en sociedad. La cuestión es que desde las definiciones que yo manejo y que más se aceptan actualmente en psicolingúistica (o eso creo), lo simbólico no se define por su mayor o menor impulsividad. Lo único que diferencia a un uso literal del lenguaje de un uso metafórico (o simbólico)es la convencionalidad (que sea más usual esa interpretación) del significado. Por eso cuando dices
        que ” si hay muchos símbolos que carecen de literalidad, todas las abstracciones, como la libertad, etc”, no puedo estar de acuerdo contigo, se trata de símbolos cuya definición mediante un referente concreto, cómo en el caso de los sustantivos, es muy complicado. Pero si podemos hablar de libertad es porque existen un tipo de conductas, de condiciones y de situaciones reales de las que abstraemos esa propiedad y éstas conductas, condiciones, etc son la “literalidad” de un término abstracto como la libertad; es decir, la libertad se puede operacionalizar, operativizar u objetivar cómo cualquier otro concepto.

        Por otro lado la impulsividad se mide en función de la intensidad y latencia de las respuestas, independientemente de las tareas de las que se trate (lo que quiere decir que se puede ser muy impulsivo realizando una actividad habitualmente considerada “muy” simbólica, como la lectura o la escritura, y se puede ser muy reflexivo( o muy simbólico) en actividades que se consideran impulsivas cómo los deportes).

        Está un poco trastabillado, quizá me deberías aclara la definición de simbólico que manejas porque la habitual es la de un objeto o estímulo que sirve para representar a otro, pero aquí creo yo que surge la confusión; toda acción, toda experiencia (y por tanto toda realidad que podamos experimentar) se encuentra sumida en una amplia red de significados, de los cuales hay algunos más convencionales y otros, cómo las metáforas, que aprovechando la similitud entre propiedades de distintos objetos nos ayudan a expresar de un modo menos rígido o convencional nuestras pulsiones, motivaciones y todo eso.

        En este sentido y desde mi punto de vista, que no es ninguna maravilla, la psicosis no se caracteriza por un imposibilidad o déficit de acceso a lo simbólico, sino en todo caso por una tendencia a usar las palabras como si realmente representasen al objeto o situación, etc que designan.

  4. Pingback: De lo simbólico y el vacío... El amor en la New Age | Equinocci

  5. Vaya churro jeje. al final me medio contradigo pero es que el cacao conceptual no es pequeño. Por lo que venía diciendo lo ultimo de que los psicóticos usarían las palabras como si realmente… sí que implicaría un “déficit de acceso” a lo simbólico(tal como lo medio definí). De ahí viene lo que dije en otro momento, que quizá muestran un pensamiento excesivamente literalizado (en el sentido que ya he explicado de covencionalidad del lenguaje). Si bien esto último no concuerda tanto con mi experiencia, no creo que el psicótico medio use el lenguaje de un modo más literal que la persona media. Pienso que el problema es, cómo dije antes, que si te ves expuesto a determinadas experiencias y te ves obligado a explicarlas mediante un paradigma cartesiano o dualista, inmanentista y representacional ( que es el que usa la ciencia actual y antigua para explicar este tipo de sucesos,), tanto tú cómo los que te rodean vais a pensar y os vais a comportar cómo si fueras un psicótico. Y en ese momento se podrá decir que eres un psicótico.(obviamente hay casos claros de psicosis órgánicas importantes, pero estoy casi seguro que el porcentaje es mínimo; en todos los casos que he conocido no había ninguna prueba de que existiese alguna clase de daño orgánico, más bien lo contrario).

    Esto son opiniones personales que vierto aquí con afán constructivo, y que no me las saco “de la manga”, son ideas que me vienen rondando y con las que no pretendo ofender a nadie.

    • Pues yo creo que tenias razón antes cuando dijiste que los psicoticos usan las palabras como si fueran cosas, es decir cosas literales, los psicoticos no saben que “esto no es una pipa” sino una fotografia de una pipa, naturalmente solo cuando están brotados y no todo el tiempo.
      Por cierto, un simbolo puede estar anudado a algo literal pero es algo añadido, un plus, algo que va más allá de lo literal, una propiedad emergente de lo puramente literal.
      https://pacotraver.wordpress.com/2012/09/01/la-razon-fronteriza/

  6. No se, yo sigo teniendo mis dudas con respecto a la incapacidad simbólica de los psicóticos. Me parece una distinción un tanto arbitraria que tiene que ver más con cuestiones morales que empíricas. Parece cómo si fuese necesario demostrar que los psicóticos son inferiores en alguna actividad específicamente humana, algo que me recuerda mucho a los intentos en psicolingüística por demostrar que el lenguaje es una capacidad exclusivamente humana, o al menos nuestra forma de usarlo, ya que los experimentos con chimpacés ponen en duda que haya ninguna diferencia cualitativa entre nuestro uso del lenguaje y el suyo. De hecho ciertas explicaciones giran más bien en torno la falta de empatía de los chimpacés , algo bastante cuestionable teniendo en cuenta el tipo de experimentos con los que se intenta demostrar esto.

    • Dices: “Me parece una distinción un tanto arbitraria que tiene que ver más con cuestiones morales que empíricas”.
      ¿Y eso no es una aseveración moralista?
      Yo creo que tener un acceso limitado a lo simbólico no es estigmatizable (no tiene nada que ver con la moral) del mismo modo que cuando afirmo: “la esquizofrenia es una enfermedad del neurodesarrollo”, no estoy emitiendo un juicio moral sino psiconeurobiologico.

      • De: Figiber, H.C. (2012). Psychiatry, the pharmaceutical industry and the road to better therapeutics. Schizophrenia Bulletin, 38, 4, 649-650.

        “A major barrier to progress is the current state of
        nosology in psychiatry. A new taxonomy is a prerequisite
        for meaningful progress. Today, few would argue that
        syndromes such as schizophrenia and depression are
        single, homogeneous diseases. And yet when it comes
        to clinical research, including clinical trials, both are
        still almost always treated as such. For example, studies
        continue to be published on the genetics of both of
        these syndromes despite the fact that there never will be
        a robust genetics of either condition as the nature and
        severity of specific symptoms are too heterogeneous
        across individuals to have any consistent genetic
        correlates”

        “Thus, rather
        than starting with phenomenologically based illness definitions
        such as schizophrenia and seeking their neurobiological
        substrates, RDoC begins with current knowledge
        of brain circuits underlying specific domains of normal
        behavior and subsequently attempts to link them to clinical
        phenomena. Going forward, it will be fascinating to see
        how psychosis, including hallucinations, delusions, and
        thought disorder are addressed in the RDoC framework.
        Only with time and increased knowledge in neuroscience
        will we know whether RDoC is successful in getting
        us out of the syndromal dead end that we have been in. If it
        does succeed, concepts such as schizophrenia will surely
        be discarded and future generations will look back and
        might rightfully ask “What were they thinking?”

  7. “los psicoticos no saben que “esto no es una pipa” sino una fotografia de una pipa,”

    Y ésto me recuerda mucho a un comentario del libro ” un antropólogo inocente” en el que el autor mostraba cómo la supuesta carencia de pensamiento formal de los aborígenes podía ser debida a la forma de plantearles los problemas o a su falta de familiaridad con ese tipo de objetos (creo que hablaba de fotos en algún momento, por eso me vino a la mente este ejemplo también).

  8. Personalmente e independientemente como se define o clasifica el vacío crónico en psicología, en palabras más llanas yo lo veo como una especie de frustración sutil, un querer y no poder, una especie de anhelo no satisfecho que se percibe como doloroso.
    Llenar ese vacío con situaciones no acordes a ese vacío,(alcohol, juego, sexo, etc..) sólo es momentáneo y no satisfactorio del todo.
    Supongo que el que siente ese vacío desbastador no encuentra sabor a nada que se le presente en la cotidianidad, para resolverlo tendría enfocar su mirada hacia el origen de ese vacío, y encontrar lo que realmente quiere, sin duda necesitan ayuda para encontrar el camino de vuelta a casa.
    Y si hay un daño orgánico que origina ese vacío, encontrar técnicas que minimicen esa sensación, pero claro técnicas inocuas, mejor sin medicación.

  9. Como siempre, muy interesante y provocador de reflexión. Dos ideas simples pero que pueden tener cierto interés:
    una, que el T Narcisista puede entenderse como un potencial TLP que sin embargo estructura sus recursos en torno a la huída y evitación a toda costa del dolor, la tristeza, la carencia y el vacío del TLP (aunque esa huida es generadora de su específico vacío narcisista). Imagen especular, nunca mejor dicho.
    dos, que en ese concepto del vacío que anhela ser llenado hay una paradoja similar a la de la felicidad (o bien: es la misma): el esfuerzo-deseo-anhelo la corrompe y anula. El vacío sólo se resuelve, claro, desde bien dentro: no mediante el querer/desear/buscar/necesitar (objeto) sino desde el ofrecer/crear/dar (a la Vida; intención), aunque lo hagamos precisamente conviviendo con esa carencia (no Ser) que nos succiona. Quizás el símbolo es precisamente una creación-ofrecimiento.

    En cualquier caso, mi gratitud por este blog de ilustración y conocimiento.

  10. Según los aspectos que estén generando sufrimiento se podrá hablar de un trastorno de la personalidad o de otro, sabiendo que lo más normal es una mezcla entre diferentes tipos. Pero, más allá de las diferentes clases, lo que importa es esa idea de estabilidad en la persona, de que distintas “maneras de ser” muy arraigadas pueden ser problemáticas para el individuo o su entorno.

  11. Eso me recuerda a Otto Kernberg que en su “trastornos graves de la personalidad” ya los colocaba en el mismo nivel de salida.
    De acuerdo con esta muy buena idea, o mas bien un valor:
    El vacío sólo se resuelve, claro, desde bien dentro: no mediante el querer/desear/buscar/necesitar (objeto) sino desde el ofrecer/crear/dar (a la Vida; intención),
    Fijate lo que dice Sapolsky (recogido de un tuiteo de @pitiklinov

    Una de las coas que más reduce el estrés es dar apoyo social, no recibirlo, sentir que te necesitan.-Robert Sapolsky

  12. ” El vacío sólo se resuelve, claro, desde bien dentro: no mediante el querer/desear/buscar/necesitar (objeto) sino desde el ofrecer/crear/dar (a la Vida; intención), aunque lo hagamos precisamente conviviendo con esa carencia (no Ser) que nos succiona. Quizás el símbolo es precisamente una creación-ofrecimiento”.

    Estoy de acuerdo con que el vacío se resuelve desde bien dentro, ahora bien, está más profundamente instalado el “querer/desear/buscar/necesitar” que el “ofrecer/crear/dar, y me explico antes de “ofrecer” uno tiene que “querer”, antes de “crear” uno tiene que “necesitar”, también antes de “dar” uno tiene que “tener”.
    Lo cual quiere decir que uno, necesita saber primero, que es lo que desea, para saber que es lo que puede ofrecer, por supuesto saber lo que uno desea “no exactamente desde un plano intelectual, sino desde uno emocional”, es decir sentir lo que uno desea claramente.
    Si uno no tiene claro que desea( me refiero a que no percibe con claridad en el mismo, que siente que quiere), no podrá ofrecer altruistamente, ni podrá ayudar desprovistamente a los demás, pues si no tiene claridad en el mismo no podrá tener claridad hacia los demás.

    Es entonces donde digo que primero hay que saber que es lo que uno desea, cuando uno lo tiene claro, lo demás viene por sólo.
    La generosidad, el amor incondicional, etc.., nace desde una gestión sin conflictos de lo emocional que ha sublimizado en eso.
    Supongo que el que siente ese vacío crónico, le es imposible dar un paso real hacia la generosidad hacia los demás, sin antes haber resuelto su propio conflicto, es decir primero tiene que sentir que desea realmente, y después podrá ser claro hacia los demás.

    Por decirlo de alguna forma el que siente vacío crónico, necesita primero sentirse correspondido del alguna forma por el otro(sentirse seguro), y una vez que se le interioriza ese modelo, será capaz de corresponder hacia los demás, y no a la inversa.

    Es mi opinión humilde desde un punto de vista no técnico, no profesional.

    • Muy interesante aportación. Pero, aunque es cuestión de valores, como decía el autor del blog, no estoy de acuerdo en que para dar uno deba tener lo que se da; ni saber con claridad lo que se desea (excepto el deseo del dar, si se quiere, y no sé si es un deseo o está más allá). Tampoco creo que se limite a lo social, sino que es una actitud de intención hacia la Vida. Es decir: la dinámica “debo tener antes de dar” sigue instalada en que la cuestión es de objeto y no de intención. Por ello es que tampoco necesito sentirme seguro para corresponder (creo que en necesitarlo intensamente es donde el TLP muestra su característico tira y afloja entre te amo y te odio: es el test eterno).
      Otra cosa es que este juego de valores sea de un equilibrio sutil y no fácil.
      También una opinión humilde; sólo especulando.

      • Cuando digo que no se puede “dar” sin “tener” primero, me refiero a que no se puede ofrecer al otro, auténtica seguridad o confort o apoyo real, si uno no lo tiene primero. Sí uno está sumergido por ejemplo en una depresión, podrá ayudar al otro que también tenga depresión, desde un plano intelectual, es decir, describirle los síntomas por ejemplo, pero no podrá ayudarlo anímicamente de una forma satisfactoria, por la sencilla razón de que no tiene mecanismos satisfactorios para ello.
        Y sí que se necesita, tener claro lo que se “desea”, en el sentido, de que si uno no es consciente anímicamente de su estado real, todas sus acciones están condicionadas por los síntomas. Si yo creo que lo que necesito para quitarme la desagradable sensación de vacío es cambiar de país, mal vamos!!, ahora bien, si sospecho que el problema es por ejemplo coyuntural a mi mismo, sabré como mínimo que el lugar es relativamente independiente a mi problema, no vale para salir del vacío que siento, sino que es un aspecto interno, o circunstancial a mi.
        Saludos

  13. Lo del vació me hace acordar a la logoterapia de Frankl en la cual todo lo trata con amor. En Frankl encontré falacias como la que por ser posible hallar el área del placer esta carece de sentido psicoterapéutico y la de negar por negar la idea del sentido de la vida como una sublimación del eros. Por lo que entendí el vació en los psicóticos es una manifestación de sus psicosis con continum como las que presentan los esquizoides. ¿Por curiosidad se hallo el área donde reside el vació existencial?

  14. Muy interesante, comienza usted hablando del vacio cronico y argumenta que las personas con trastorno mental grave (que suelen padecer de anhedonia) no pueden amar ni beneficiarse del amor (por ser simbolico) que esta sobrevalorado………pues yo, creo discrepo absolutamente. Si hay algo, que la persona reconoce hasta el final (incluso de la pura demenciacion) es la autenticidad de los sentimientos y el mayor de ellos, es el amor, en la forma que sea oportuna, sonrisa, caricia, escucha, consuelo, regalo, favor, etc.
    Alguien ha leido “Concierto para instrumentos desafinados” se lo recomiendo y tambien reiran un rato

      • Creo que tienes el vicio de mal interpretar, no dije que no supieran amar, dije y sostengo que nadie se cura con el amor, pero es posible que alguien pueda curares amando.Son dos cosas bien distintas. el amor no cura sino que enloquece por lo que llevó visto, pues es una expectativa.

  15. Perdon “nadie se cura con el amor, pero es posible que alguien pueda curarles amando”, no le entiendo muy bien, no es por vicio. Cuando alguien es amado, adquiere la capacidad de amar. Y puede hacerlo en sus multiples formas, amor fraternal, paterno-filial, conyugal, de amistad, etc..

  16. Pingback: El sentimiento crónico de vacío – El Centinela

  17. Hola, me encontré con tu blog curioseando por internet, sé que aquí no es consultorio pero quiero contar un poco mi experiencia, desde muy chica tuve esta sensación de vacío e “incompletud”, la cuál solo se agudizó más en la adolescencia por la búsqueda de pareja y esas cosas; es curioso porque estoy catalogada como eneatipo 4, y yo puedo decirte sin mentir que lo que más me interesa en mi vida es seguir estudiando y aprendiendo, tener pareja me parece algo bonito pero no indispensable; el punto es que, como dices, el amor no puede curar por sí solo, a mi mis relaciones sentimentales sólo me han dejado un vacío más fuerte del que sentí antes de iniciarlas, y de hecho esta sensación me impide sentir el amor de las personas, dígase padres, hermanos, amigos, etc., es decir, sé que me aman y lo muestran, pero yo no puedo sentir nada, es muy frustrante porque todos a mi alrededor me dicen que soy una mujer inteligente, hermosa y creativa, que lo tengo todo vaya, y yo sé que es verdad, pero no puedo quitarme esta sensación… bueno, no es consultorio como dije antes jajaja, me gustó mucho el blog, lo seguiré a partir de ahora 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s