¿Hacia una psiquiatria postmoderna? (y II)


asedioNo cabe duda de que existe una enorme desconfianza ante la ciencia, una desconfianza que es comprensible pero tambien injusta si pensamos en los beneficios que nos ha aportado, tanto en tecnología como en bienestar y longevidad.

Por referirme solo al campo de las ciencias biomédicas no cabe duda de que las sospechas -algunas con cierto fundamento y otras sin él- afectan a ciertos campos del saber, nombraré tres de ellos: la oncología y sus tratamientos, las vacunas y los tratamientos psiquiátricos se situan en la primera linea de sospecha junto con las multinacionales farmacéuticas a quienes se les acusa incluso de “inventar” o propiciar nichos diagnósticos para promocionar sus productos.

De estos temas ya he hablado en otros post, de modo que no voy a volver a referirme a ello sino para situar mi análisis en lo que entiendo que es un posicionamiento ambivalente del publico en general frente al progreso de la medicina. Las personas dudan en cierto modo de los avances -innegables- de la medicina quizá porque se han visto decepcionados por las altas expectativas que tenian sobre el tratamiento de ciertas enfermedades.

Y es cierto que aunque haya habido avances fascinantes en casi todos los campos del saber médico existen y cada vez hay más bolsas de sufrimiento vinculados a la cronicidad o a la incapacidad y tambien mucha controversia frente al precio de ciertos medicamentos. La medicina no lo resuelve todo y de ahi, la decepción.

Y es por eso que surgen por doquier tratamientos alternativos,medicinas exóticas, de imposición de manos, todo tipo de terapias, florales o gestálticas, homeópatas y naturistas, chamanes y curanderos, sexo tántrico, medicinas cuánticas, aromatoterapéuticas y dietistas que hacen recomendaciones contradictorias entre sí cuando no nos someten a la dictadura del placebo. Dicho de otra forma: existe una infoxicación de remedios para cualquier tipo de malestar. En el tema de las creencias la gente vuelve sus ojos hacia oriente y se hacen taoistas, budistas, practicantes del tai-chi o cualquier otra disciplina cargada de sentido espiritual. A pesar de que sigue sirviéndose de ella, el publico ha estigmatizado por desconfianza a la tecnologia y vuelve a creer en cosas que parecian ya amortizadas por la modernidad. ¿Qué ha sucedido? ¿No es paradójico que en el mejor de los momentos para la medicina aparezcan tantos pseudomédicos lanzando sus proclamas?

Lo cierto es que la ciencia deja ciertos fenómenos sin explicar o lo que es peor: los oculta. Por poner algunos ejemplos de esa ocultación (y no necesariamente los más candentes), los sueños, la compulsión repetitiva, la causa de la esquizofrenia, la dualidad cerebro-mente carecen de explicación.

¿Es la esquizofrenia una enfermedad cerebral o mental? ¿Y si es mental como se distingue de las enfermedades neurológicas puras como el Parkinson o el Alzheimer? ¿hay algo más que neurotransmisores y circuitos deficitarios? ¿Qué papel juegan los factores ambientales, de la vida fetal, la pobreza o los exilios forzosos de lo social?

Aqui hablé precisamente de la debilidad epistemológica de la psiquiatria. ¿Sabemos de qué va la psiquiatria?

Lo cierto es que el paradigma médico induce muchas confusiones sobre nuestra especialidad haciendo equivaler la neurología con la psiquiatría y llevando nuestra disciplina a una ineficaz práctica que remeda lo que hacen los médicos en general: prescripciones básicamente farmacológicas en el contexto de hipótesis neurobiológicas. Este es el paradigma en el que no movemos.

Dicho de otra forma: la psiquiatria -al igual que otras especialidades médicas- se mueven en un territorio incierto, un paradigma anticuado, una debilidad epistemológica fundamental. Y todo parece indicar que nos hallamos en un momento histórico de cambio, un cambio que aun no puede percibirse en lo nuevo que no acaba de emerger mientras lo viejo no acaba de abrirse a las nuevas influencias. ¿Qué sucederá?

Los peligros de la postmodernidad.-

Personalmente creo que la postmodernidad es un lugar minado, lleno de peligros y de atascos, que Wilber ha llamado “cuellos de botella”. Y que más que una superación de la modernidad representa la amortización de todos los valores que encarnó la misma, un borrón y cuenta nueva. Una suspensión de sus avances.

De esta opinión es Juan Jose Sebreli quien en este post nos da algunas pistas a través de su libro “El asedio a la modernidad”.

Tanto si es una regresión como si es un estadio nuevo nombraré algunos de los lugares que representan para nuestra especialidad un atasco en el v-meme verde.

El meme verde puede resumirse diciendo que es pluralista, relativista, tolerante, antibelicista e igualitarista. Y narcisista.

Si bien el meme verde atrae ideales bien conocidos desde los 60, lo cierto es que no ha podido desprenderse de un cierto tufillo narcicista. La razón de esta contradicción es la dificultad del meme verde de integrar a sus antecesores sobre todo al meme azul (orden, jerarquia, trascendencia) y el meme rojo (dominancia, control). El resultado del ejercicio del meme verde es que se encuentra desconectado de su tradición, de alli donde procede. Existe como una amputación de todo lo que dio lugar a la afiliación verde, altos ideales y pasión por el igualitarismo a consecuencia de su negación o repudio de la jerarquia, de los absolutos y de la tradición.

Lo cual representa un socavamiento del la autoridad y de la transmisión de la experiencia, representa una ruptura y la no-integración de otros estadios de conciencia, supone un corte, una escisión. El meme verde se caracteriza por su ineficacia, su falta de proyecto colectivo.

Por ejemplo el igualitarismo es un valor interesante que impulsa a la conciencia humana hacia una amortizxación de una autoridad tiránica, inspirada por el dogma, medida por las herencias o el nepotismo, pero el igualitarismo no significa que todas las opiniones tengan el mismo valor, aunque todos puedan ajercer su derecho a exponerlas. Las ideas no salen todas en el mismo puesto de salida de valor. Las personas tampoco.

La psiquiatria es un mal lugar para la postmodernidad es la hora de la new age.

Y ha venido para quedarse con nosotros un cierto tiempo: el necesario hasta que un nuevo paradigma emerja.

¿Será este, el que defiende Kapra en su libro “La trama de la vida”?

 

Anuncios

14 pensamientos en “¿Hacia una psiquiatria postmoderna? (y II)

  1. “El meme verde se caracteriza por su ineficacia, su falta de proyecto colectivo”.

    Ineficaz, sin continuidad y sin futuro. Un agotarse, en estertores, que añadirá más ineficacia, más atraso y más miseria. ¿Arrastrará consigo hacia el “hundimiento” o se agotará, cada vez más callado, sin originar un caos aún mayor? Creo que la teoría de los sistemas vivos que propone Kapra se irá desarrollando poco a poco en el correr de la centuria. Pues, además de en neo-modernidad, se erigirá en “sentido común natural” demostrado ahora por vías epistemológicas. Llamo “sentido común natural” a la capacidad intuitiva de la humanidad (al menos occidental) antes del advenimiento de la Ilustración europea.

      • El que está asociado a las capacidades intuitivas. Con la Ilustración, como tal, poco que ver, pues ésta se caracterizó por el desarrollo de lo observacional y empírico (analítico y demostrable, perceptible) en relativo detrimento de lo intuitivo (sintético y no demostrable, perceptible).

  2. Desafortunadamente el libro no está completo (¿o algo falla al descargarlo?). Acabo de leerle neologismos ( ecofeministas, eco-psico-social,eco-trascendental,etc) ¿ qué opinas de los términos? ¿Ya leíste el libro completo? Los libros de auto-ayuda también están actuando como placebos y quizá sean parte del menú de la NEW AGE.

      • Si tecleas en el icono de la impresora que sale abajo se imprime y se tecleas en el del disquette se descarga. Capra tantea un más allá del mecanicismo dominante como hicieran Valera y Maturana. Y en ese más allá se juega la existencia de las doctrinas psi como disciplinas autónomas y capaces de atender eso que pretenden tratar(la vida anímica). -sin ese más alla no hay psiquiatría ni psicologia sino neurología-… Ese más allá es el que indica la dualidad mente cerebro y el que revela la creatividad y las potencias de vida del cuerpo… potencias irreductibles a su correlato neuronal… Y es que en la vida del cuerpo del hombre se abre una flor compleja que condiciona incluso el propio proceso de hominización desde instancias que desbordan lo puramente biológico. De todos modos el frente de batalla no está en la psquiatría. La batalla se juega en la biología… La psiquiatría no se movera hasta que no s emueva la biología y salga de su mecanicismo dominante…

  3. La cuestion es. ¿Existe en el hombre una instancia de creatividad no reducible a parte del cuerpo alguna sino acaso a la propia creatividad vital y adaptativa del cuerpo vivo en tanto todo?. ¿El todo -cuerpo- es más que la suma de las partes?… La vida del cuerpo es reducible a la mediación cerebral… El mismo debate que el del cerebrocentrismo propuesto por Marino Pérez… En la neurociencias se la juega la psiquiatría; bien despareciendo en la neurología o constituyéndose como disciplina integral que atiende tanto a mente como a cerebro

  4. Porque depender demasiado de la biología considerando que las psicoterapias nacieron en la psiquiatría. Porque no buscar el equilibrio entre lo biológico o bioquímico y lo psíquico. La mente también influencia los neurotransmisores.

  5. NEUROPOETA: ¿Cuándo vas a escribir tus conclusiones de el libro “la trama de la vida”? Apenas llevo leídas 120 paginas. Esta muy bueno,gracias por compartir.

  6. Paco, los dos posts sobre las psiquiatría post-moderna me han gustado mucho y me han puesto a pensar, tendría que escribir mucho para comentar mis reflexiones pero me limitaré a algunos comentarios.

    Supongo que en el título de los trabajos, además de a la Psiquiatría también incluíste al Psicoanálisis y a ciertas psicoterapias, y en especial a los especialistas que practican estas tareas, lo digo principalmente en relación a lo que anotas sobre los psiquiatras postmodernos, que no atienden a las razones psicológicas de los pacientes. Y quizás hay psiquiatras que intuyen que el contenido del síntoma tiene que ver con el malestar, pero nunca les enseñaron a trabajar de otra manera. El psicoanalista intenta darle ese sentido al síntoma, pero también hay muchos que carecen del conocimiento del funcionamiento cerebral (y también del psíquico, a veces) y se limitan a interpretar, en ocasiones muchas tonterías. Insisto pues en la necesidad de buscar una psiquiatría acontemporánea e integral que finalmente no olvide que la intención inicial ha sido ayudarle al paciente a vivir mejor.

    Y sobre esa línea, y extendiéndola hacia otras ramas de la medicina, comentas que los pacientes (y aquí me incluyo) nos decepcionamos debido a la altas expectativas que ponemos en la medicina. Pero, por un lado, creo que tenemos derecho a sentirnos bien y a resolver nuestros malestares y por eso esperamos que los expertos nos escuchen y nos resuelvan. Por otro lado, ¿cuántos médicos hay que retroalimentan estas expectativas al prometer curas a situaciones que no la tienen?. ¿No es esto un juego de dos?
    Tengo siempre una frase tuya de algún post o de facebook en la que nos dices: “ni todas las enfermedades se curan ni todos los problemas se solucionan”. ¿A cuántos médicos has escuchado decirle esto a un paciente? Yo, a muy pocos además del Dr. Traver.

    Acerca de la necesidad de seguir al meme verde como los ratoncitos lo hacían con el Flautista de Hamelin, creo, como ya lo has comentado en diferentes trabajos que así como ni las ideas ni las personas se ubican en el mismo puesto de salida, la manera en que intelectualmente valoramos y entendemos las cosas es muy distinta, y siempre habrá quien se cure tiñiéndose de verde, (que quizás sea una mayoría si nos basamos en los puntajes intelectuales de Weschler distribuídos en una curva de Gaus) y quién busque una respuesta más verdadera aunque no sea aliviadora.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s