Las consecuencias de la revolución sexual (I)


No es bueno que el hombre esté solo

(Génesis)

Oponer a la propiedad privada la propiedad general, puede expresarse también en la forma animal que busca oponer al matrimonio, la comunidad de las mujeres. Este es un comunismo tosco e irreflexivo. La envidia general constituida en poder no es sino la forma escondida en que la codicia se establece o se satisface de otra manera“.

(Carlos Marx)

decline

Este segundo texto pertenece a los “manuscritos” de Carlos Marx y se trata de una arenga que dirigió a sus correligionarios socialistas que esperaban que el socialismo resolviera de una vez por todas su deprivación sexual, asi es como aquellos ignorantes proletarios imaginaban el edén socialista: un acceso libre a todas las mujeres.

De manera que el mal reparto de las mujeres -junto con hombres deprivados de sexo- es al parecer un mal que arrastra nuestra especie desde tiempo inmemorial y – tal y como señala G. Bataille- “una sociedad que organiza mal el reparto de sus mujeres es una sociedad condenada al caos y al desorden”

El término revolución sexual se refiere a una serie de profundos cambios sociales que implicaron a las actitudes, expectativas, relaciones entre los sexos y costumbres realizadas en la mayor parte del mundo occidental en la década de 1960-1970 y que se superpone a ciertos movimientos conocidos como contracultura (el movimiento hippie) asi como a movimientos politicos relacionados con la revolucion del Mayo de 1968 llevada a cabo sobre todo en Paris, una revolución contra el padre o la autoridad según algunos autores. La guerra de Vietnam, el consumo de drogas, la aparición del feminismo y el amor libre ocupan el trasfondo de este movimiento que efectivamente cambió el mundo, pero no en el sentido que esperábamos.

Sin embargo el movimiento que conocemos como revolución sexual tuvo una causa y dos efectos que pueden estudiarse juntos como movilizadores de la sociedad,  son estos tres:

  • La contracepción.
  • La incorporación de la mujer al mundo del trabajo.
  • La fragmentación de la familia extensa y la emancipación de la nuclear.

La contracepción es la tecnología que permitió a las mujeres elegir el momento, el cómo, con quién y cuando quedar embarazadas, mientras se multiplicaban los contactos sexuales previos al matrimonio o al compromiso reproductivo, dicho de otro modo, la contracepción es la que permitió multiplicar los contactos sexuales sin el peaje del embarazo que hasta los años 60 era la regla.

El paso al compromiso reproductivo sufrió un enorme retraso lo que dio lugar a un descenso de la natalidad que hoy consideramos en algunos paises ya más que preocupante al tiempo que se introdujeron -paradójicamente- también otras libertades como la del aborto libre o casi libre que en toda Europa se ha consagrado como un principio de derechos femeninos elementales. Lo cierto es que al menos resulta contradictorio que en entornos de libertad y accesibilidad universal de contracepción hayan aumentado los abortos debidos a embarazos no deseados. Llamo la atención del lector sobre esta primera contradicción. No parece pues que la libertad contraceptiva haya llegado a todas las mujeres o bien que la contracepción por sí misma ha generado un efecto contrario al que se esperaba, embarazos no deseados.

Lo asimétrico de la contracepción es que se deja al control de la mujer la descendencia de los hombres, como veremos más abajo esta hegemonía femenina en cuanto a la voluntariedad de tener o no hijos y con quién tiene secuelas sociales.

Por otra parte la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, no hubiera sido posible en una sociedad tradicional, fuere agricola o industrial, sencillamente en un mundo sin anticonceptivos la mujer no hubiera podido incorporarse de un modo tan generalizado no ya a los trabajos más devaluados o manuales sino a las carreras y estudios complejos que exigen mucha más postergación en la edad de tener el primer hijo. Naturalmente la familia se resintió, con independencia de aquellas mujeres que supieron acumular o retener apoyos familiares suficientes para ayudar en la crianza de los hijos, lo cierto es que la mayor parte de los hogares donde la mujer trabaja fuera de casa tienen unos estandares de vida mucho peores en tanto a presencia y calidad, cuidados de los niños y tiempo dedicado a sus miembros.

Pero lo más paradójico de esta incorporación de la mujer al mundo del trabajo y por tanto de la autosuficiencia economica es que ha dado a los hombres más oportunidades para financiarse una segunda esposa al abaratar -por asi decir- el despido.

La revolución sexual no tuvo los efectos que pretendíamos los jóvenes de entonces sino -tal y como podemos observar hoy- una fragmentación de las formas de vida que coexisten con bolsas de soledad, familas desestructuradas, anomia social, patología mental y sobre todo, otra cuestión que llama la atención: hogares monoparentales presididos por mujeres que viven solas, que tienen hijos a su cargo y con la ausencia de la figura paterna.

Me propuse llevar a cabo un pequeño estudio sobre mi entorno inmediato, para ello usé la finca donde vivo y aunque ya sé que esta forma de proceder carece de rigor estadístico, me permitió al menos pensar en algo que nunca antes habia pensado. ¿Cuantas personas viven solas con o sin hijos en mi entorno más cercano?

De un total de 28 hogares esta es la distribución:

1.- Parejas con o sin hijos 16 hogares, el 57,1 %.

2.-Mujeres solas con o sin hijos 8 hogares, el 28,57%.

3.-Hombres solos, con o sin hijos, 4 hogares, el 14,28%

Lo importante es señalar que más de la mitad de los hogares (la mayoria) sigue mostrando la configuración tradicional, pero están emergiendo hogares de mujeres solas (y excluyo a las viudas) que tienen hijos a su cargo y trabajan fuera de casa. Por último la causa más importante de soledad entre estas mujeres es el divorcio, se trata sobre todo de mujeres separadas.

Con respecto a los hombres todos los que aparecen en la muestra son divorciados.

Dicho de otro modo: el divorcio parece ser -por encima de la viudedad- la causa más importante de vivir solos, tanto en hombres como en mujeres, aunque la frecuencia de “divorciados” parece ser más significativa en hombres.

Cad o dad.-

“Cad” y “dad” es la forma de llamar en inglés a dos estrategias sexuales de apareamiento en humanos y que implican tanto a los hombres como a las mujeres. “Dad” en inglés significa “papá” de modo que la estrategia “papá” representa el emparejamiento monógamo tradicional (biparental), mientras que la estrategia “cad” viene a referirse a la promiscuidad sexual, con o sin compromisos reproductivos tanto en hombres como en mujeres.

De manera que podemos decir que las sociedades avanzadas, occidentales y opulentas, donde los controles sociales acerca de la sexualidad son débiles son estrategias “cad”, mientras que las sociedades tradicionales con cerrazón sexual, ordenadas y pulcras representan estrategias “dad”.

Vamos ahora a obervar un fenómeno concreto: la tasa reproductiva de hombres y mujeres en una sociedad u otra. Es sabido que desde el punto de vista evolutivo las mujeres en todos los tiempos se reproducen más que los hombres (el éxito reproductivo de las mujeres es superior al de los hombres), Baumeister (2007) ha publicado ciertos porcentajes abrumadores a este respecto, pero lo que interesa señalar es que el éxito reproductivo de las mujeres es el doble que el de los hombres, pero ahora vamos a ver las consecuencias sobre esta variable respecto a las sociedades “cad” y “dad”.

libertadsexual

Como el lector puede observar una de las características de las elecciones parejiles en todas las sociedades es el rango o valor de emparejamiento del que ya hablé aqui. Significa que no todas las personas tenemos el mismo valor de atractivo en el mercado del emparejamiento. Cada individuo tiene un valor objetivo (y tambien uno subjetivo sobrevalorado casi siempre), lo curioso es que en las sociedades tradicionales las personas suelen emparejarse buscando su medida de valor reflejada en la pareja. Pero en las sociedades “cad” sucede un fenómeno curioso, la rivalidad de las mujeres por los hombres con mayores puntuaciones es feroz, lo que produce un asombroso efecto similar al de las sociedades poligámicas: muchos hombres se quedan solteros y no se reproducen, mientras que los hombres (o mujeres) más solicitados acaparan más de una pareja. Dado que las mujeres solo pueden quedar embarazadas de un hombre y los hombres pueden fecundar a varias mujeres, lo que sucede en la práctica es que se acumulan más linajes de descendencia en los hombres solicitados que en los poco atractivos.

Este es desde luego un fenómeno nuevo, no hay que olvidar que en nuestra especie nuestro dimorfismo sexual procede de un linaje de simios, donde los machos competían con otros machos por todas las hembras. Esta situación parece haberse invertido, ahora son las mujeres las que compiten entre sí por los hombres más cotizados, signifique esto lo que signifique.

Un corolario que se desprende de ello es que la libertad sexual ha dejado a amplias capas de la población masculina deprivada sexualmente, viviendo sola y sin descendencia (singles y solos). Efectivamente no ha habido en toda la historia reciente y quizá tampoco en toda la historia de la humanidad tantos hombres “pasando la mano por la pared”.

solterossegunpaises

Grafico de hombres solteros segun paises. Notese que es Francia el que lleva ventaja sobre los demás paises del tercer mundo.

Paradójicamente la libertad sexual ha dejado a más hombres deprivados o dicho de otra manera la libertad sexual genera desigualdad, al menos en los escalones de abajo. Ya Garcia Leal en el 2005 habia escrito que:

.Los humanos serían esencialmente monógamos pero facultativamente polígamos y con una cierta dosis de apareamientos extraconyugales oportunistas a semejanza de las aves monógamas. Pero otra posibilidad seria una poliginandría restringida, un matrimonio múltiple entre las hembras y los machos más cotizados como parejas sexuales presumiblemente combinadas con una monogamia marginal en el rango social más bajo y en torno a aquel nucleo poliginándrico dominante.

Dicho de otra manera, somos monógamos oficialmente pero polígamos en la práctica, sobre todo los hombres y mujeres de mayor rango-atractivo. Sigue habiendo clases.

La consecuencia inmediata que tiene esta circunstancia es el resentimiento masculino respecto a los hombres más cotizados y tambien frente a las mujeres y es por eso que algunos autores hablan de “La conjura de los machos”, otros del desfallecimiento de la masculinidad (Zimbardo) y otros del declive de la masculinidad (Tiger).

De hecho el rechazo o la intención por parte de las mujeres de romper una pareja tiene en los hombres un efecto enloquecedor y como todo el mundo sabe es una de las causas identificadas con respecto a la llamada violencia machista.

Pero sin duda el efecto colateral y la paradoja de las paradojas es el incremento de madres solteras. ¿Cómo puede explicarse este fenómeno? ¿Como podemos relacionar la contracepción con el incremento de maternidades sin pareja?

Podemos ver como ha evolucionado en nuestro pais el numero de madres solteras.

madres solteras

De manera que este post tendrá que continuar en otro para aclarar o al menos construir alguna hipótesis sobre esta y otras cuestiones.

Bibliografía.-

R. Baumeister ¿Qué hay sobre los hombres?, aqui traducido al español.

Post relacionado: la violación a la luz de la psicologia evolucionista.

Anuncios

30 pensamientos en “Las consecuencias de la revolución sexual (I)

  1. El declive de los machos es multi-factorial: hay mucho prángana, mucho obeso,mucho imberbe y mucho inepto en el arte de la seducción. Empero,también pudiste considerar que hay mucha mujer que se pasa mucho tiempo “rascando la pared” o sólo follando hombres de hojalata o pránganas, yo creo que muchas mujeres se les va la vida deseando hombres muy guapos, con un estupendo cuerpo y con suficiente dinero…¡la desgracia también les ha llegado a las mujeres! Aunque la verdad sea cruda también hay mujeres muy feas (eso incluye un pésimo culo y tetas deplorables) y a esas mujeres los “hombres cotizados” no les provocan ninguna erección y mucho menos se sentirán seducidos.Hombres y mujeres siempre se quedarán con el sueño de poseer o seducir a su ideal romántico o sexual. Siempre habrá una mujer dispuesta a darte una oportunidad sexual o romántica, pero eso sí: usualmente no será el ideal de mujer que has deseado. ¿conformarse? a los hombres y mujeres comunes y corrientes no les queda de otra. Por ejemplo :el gusto que tengo sobre las mujeres es sofisticado y para poder seducirlas he tenido que esforzarme físicamente (no tener sobre-peso), tener ropa bonita, tener un bonito auto un,incrementar el acervo cultural, aprender la verborrea del arte de la seducción y ser excelso follando, tener buen sentido del humor,tener un falo grande (eso ya es azar) y postergar las eyaculaciones,etc. Nunca me he inclinado por mujeres rusticas ni tampoco por las campesinas. El amor rustico me parece tan inverosímil como el amor a los santos, los amuletos, el ganado, las plantas, las cuentas bancarias, los muertos etc. Para mí, el erotismo debe ser necesariamente urbano. Me gustan las mujeres educadas, limpias, cultas, libres, depiladas, peinadas, experimentadas, acicaladas, así caladas. Conclusión: siempre ha habido,hay y habrá hombres en ocaso o desfallecidos pero también aplica en las mujeres…=D ¿Usted qué opina?

  2. Estoy de acuerdo con Tiger, con Zimbardo,contigo y con pitiklinov, sin embargo,en el ámbito sexual yo creo que la cosa está pareja entre hombres y mujeres;insisto: hay mujeres que solamente sueñan con tener una noche sexual con cualquier jugador de cualquier equipo europeo, y desgraciadamente para ellas eso es imposible,no son sofisticadas ni tienen un delicioso tafanario para aspirar a esos machos…=D En el ámbito económico y de rango en las empresas quizás las cosas se han ido emparejando y posiblemente las mujeres van ir escalando más y más, y así el hombre pudiera llegar a la debacle. ¿Pero en qué más estas de acuerdo con Tiger o Zimbardo? ¿O en qué crees que estoy errado o confundido?.

  3. Una vez trascendido el gusto estético no por ello rechazado, y la imagen de moda, como no,… asuntos de poder, autoestima, imagen y dominio…, vamos que no es que procedamos del simio, sino mas bien la cómoda tendencia a confórmanos con lo único que somos capaces de imaginar, por tanto de conocer y degustar ello siempre en el mejor de los casos, pues eso…., mas allá hay otros mundos donde encontramos lo invisible en lo visible como la esencia o espíritu de un lugar, es decir la cualidad de una mujer, pues como hombre solo de ello puedo hablar. Esa es la verdadera aspiración oculta en todo Homo Sapiens, más conocido como “Amor”.

    No me gusta, o mejor no acepto la reducción científica y sociológica de las relaciones de pareja basadas en estadísticas primates, no por su falsedad si no por establecer como limite aceptado el “Cad o el Dad”, que no es más que el trecho conocido de un largo camino por conocer, solo que a la mayoría no le da tiempo, se le escapa, se lo pierde, por tanto se vive la historia del relato genético de un simio y su cultura.

    Esta es mi aportación a esta entrada, para mí el incremento de madres solteras como de singles, no es más que la representación simbólica de un vacio entre dos estados, el estado del fatalismo simiesco tan bien expuesto por Paco en esta entrada con sus dimes Cad y diretes Dad, y la aspiración oculta de lo celeste representado por el “Amor”, donde la revolución sexual es un paso más colectivo hacia estas dadivas.

    Existen otros mundos en el planeta de los simios, pero están en este,…y lo que las mujeres u hombres prefieren,…. creo, yace en lo inconsciente esperando su Génesis, donde lo que no es bueno es que el Hombre este solo de Amor.

  4. En mi época de juventud pude darme cuenta que era muy común ver que los emparejamientos se daba entre chicos y chicas populares.

    Las hembras alfa e incluso betas, elegían a los machos alfa. Los machos betas se quedaban solos.

    Sin embargo, en estos días se puede observar, al menos en mi región, un ligero cambio en la estrategia: un marcado emparejamiento entre machos beta y hembras beta; hembras alfa solas; y los machos alfa en las mismas circunstancias (con su respectiva hembra alfa o beta).

    Claro, mis observaciones no han sido científicas. Tal vez haya que sacar un verdadero muestreo y contrastarlo con la teoría de juegos, pues creo que las tendencias son muy diferentes en este momento.

  5. Sólo hay dos aspectos que las hembras tienen en cuenta para la elección de pareja, los beneficios indirectos ( evaluables mediante fenotipo:pistas visuales de calidad genética), y beneficios directos (vinculados a estrategias de inversión con respecto a los recursos materiales, y la inversión paternal).

    Creo que es bastante obvio que el emparejamiento selectivo negativo prevalece dentro del contexto demográfico (que es el contexto pertinente, después de todo), y es más bien trivial suponer, si no observar (es decir, en cualquier muestreo efectuado en un bar / club nocturno, redes sociales de internet, etc donde podemos ver claramente una estrecha gama de hombres monopolizando una amplia gama de mujeres). El hecho de que las mujeres son el sexo (reproductivamente) limitante siempre se ha manifestado en su mayor selectividad (análisis de ADN muestran que sólo el 40% de la población masculina ancestral era reproductivamente éxitosa, en comparación con aproximadamente el 80% de las mujeres). http://mbe.oxfordjournals.org/content/21/11/2047.long

    Esta dinámica cambió, en pocas palabras, cuando las poblaciones ascendentes en el neolítico se organizaron en torno a sistemas eficientes de monogamia social que animaba a la cooperación masculina, y compelía a las mujeres a “conformarse” y emparejarse con sus equivalentes masculinos más cercanos. Por lo tanto, la atracción sexual mutua, tradicionalmente, nunca ha sido un requerimiento para las relaciones estables o maritales. Más bien, la atracción sexual era (y en muchas culturas sigue siendo) una renuncia frecuente que se esperaba que las mujeres realizaran, para poder asegurarse la obtención de una pareja a largo plazo. La razón de que las mujeres son tan selectivas en cuanto a la química sexual, es debida a la escasez insoluble de hombres para satisfacer este requisito con arreglo a criterios de un sistema de apareamiento monógamo.

    La liberación sexual femenina (donde ya no iban a ser dependientes económicamente de sus compañeros) cambió todo eso, y engendró como efecto en las poblaciones femeninas una especie de idealismo romántico, que, para muchos hombres, es imposible de alcanzar. Y es este tipo de expectativas poco realistas constituyen la base de gran parte del conflicto que prevalece entre los sexos en el mundo occidental. Pero, lo que muchos hombres no logran entender es que ser un hombre de alto estatus en el mercado de apareamiento actual (después de la liberación femenina) esta menos relacionado con indicadores de riqueza / posición social que indicadores de atractivo físico.

    Es cierto que en igualdad de condiciones, las mujeres favorecerán los hombres ricos o de alto estatus, pero sólo en casos muy excepcionales (a menudo con individuos de alto perfil en los ojos del gran público y medios de comunicación, que tienden a sesgar la percepción de lo normal) una mujer hará concesiones significativas en cuanto al atractivo físico de su pareja (a menos que ella misma no sea suficientemente atractiva como para merecer la atención de los hombres físicamente atractivos). No es tan sorprendente, si se considera que un sesgo de selección evolutiva fue a favor de en los hombres proveedores los cuales debía existir en alguna proporción y tenían unas ventajas que suponían la supervivencia de su prole. Por lo tanto, como las ventajas son pequeñas (dado un estado de bienestar próspero, que marginaliza estas ventajas), entonces habrá un mínimo sesgo selectivo (lo que explica por que una gran población de mujeres están cada vez más desinteresadas por la perspectiva única de una pareja masculina con recursos).

    Lo que significa que el atractivo físico masculino se ha convertido en un factor limitante en la elección femenina (más aún, teniendo en cuenta que las mujeres consideran un sorprendente 80% de los hombres inferiores al nivel medio de atractivo estético: http://blog.okcupid.com/index.php/your-looks-and-online-dating/

    • Por lo que llevo visto en mi trato con adolescentes mi impresión es que la rivalidad intrasexual femenina ha crecido mucho en relación a las chicas de mi epoca. Las razones para explicar el crecimiento de esta rivalidad son al menos tres:
      1) el comienzo de los escarceos sexuales más temprano.
      2) el levantamiento de los tabues sexuales junto con la contracepción.
      3) la democratización de la oferta.
      La democratizacion de la oferta significa que hoy todas las chicas salen, aparentemente, de un mismo puesto de salida y el macho o machos mas cotizados (el alfa) es perseguido por todas. Lo que significa que todas son “pasadas por la piedra”. Como resulta que ningun hombre le va a hacer ascos a ninguna mujer que se le ofrezca, las chicas tienen pocas oportunidades de medir su atractivo por el método del ofrecimiento. Los chicos por su parte aprenden bien pronto cual es su lugar en la pirámide del atractivo, y lo hacen por las “calabazas” que sufren (sufrimos) o por los “cuernos” provocados por los alfa. Las chicas aprenden esta leccion solo despues de haber tenido mas de una decepción y quizá haberse puesto a dieta mil veces. Es entonces y solo entonces cuando aprenden cual es ese lugar que ocupan en el mercado del atractivo y solo entonces cuando se deciden a emparejarse con alguien de su puntuación. Con o sin resentimiento con los hombres para toda la vida.

      • Paco Traver,

        Como bien dices es cierto que las mujeres, de acuerdo con las teorías sociométricas y del nivel de aspiracion de pareja, están menos condicionadas a los procesos de cortejo-rechazo puesto que 1) son menos propensas etológicamente a la iniciación del mecanismo de cortejo y 2) los hombres pueden aparearse con mujeres que disten mucho de su nivel óptimo de exigencia en las relaciones casuales o a corto plazo, lo que crea distorsiones traducidas en a) emparejamientos disociativos y b) mantenimiento de la autoestima y del nivel autoperceptivo del valor de pareja femenino, con todo lo que eso implica.

        En primer lugar, todos necesitamos tener en cuenta que las mujeres son el sexo reproductivo limitante (limitando el ratio de exito reproductivo) que se manifiesta en todas las dimensiones de la elección de pareja (en otras palabras, las mujeres son más selectivas en todos los aspectos de emparejamiento). Una consecuencia evidente de esto, es que, existiendo una suficiente libertad de elección femenina (es decir, liberado de la restricción sistémica, que de otro modo limita sus opciones), las opciones sexuales de las mujeres siempre tenderán hacia pequeñas poblaciones reproductoras masculinas.

        En términos más coloquiales, lo que esto significa es que los hombres y las mujeres juegan en “ligas” asimétricas, con un ‘ranking’ masculino estando en un rango mas bajo de distribución, mientras que el ranking femenino cotiza hacia un rango alto de distribución. Si asumimos que los hombres somos más inclusivos en nuestras opciones de emparejamiento, y consideramos una tasa óptima de apareamiento masculino superior, llegamos a una conclusión ineludible: que no sólo los machos más atractivos se aparean con las hembras más atractivas (evidente), sino también una proporción significativa de mujeres promedio también lo hacen con aquellos (dada una mayor tasa de apareamiento masculino).

        Lo cual, por supuesto, hace menos disponibles a las hembras “promedio” para que se apareen con los machos promedio, un proceso de desequilibrio en la escala de atracción sexual (constituyendo un apareamiento sexual de dinámica asimétrica). Es por esto que es tan fácil de observar que incluso las mujeres relativamente poco nivel de belleza son mucho más exitosas sexualmente que los hombres equivalentes, resultando un emparejamiento disociativo (es decir, tenemos por ejemplo mujeres endomórficas capaces de aparearse con hombres mesomórficos, etc)

        Las mujeres consideran sólo dos cantidades de valor selectivo en sus decisiones de pareja: beneficios genéticos (atractivo físico, optimizado en el apareamiento de alta tasa en el corto plazo), y beneficios directos (optimizado en el apareamiento de largo plazo). Por lo tanto, las relaciones a largo plazo (es decir, el apareamiento de largo plazo), y las relaciones a corto plazo son cada una estrategias de fitness variante en el tiempo. Las mujeres han evolucionado a valorar las relaciones a largo plazo, porque esto implica beneficios directos (beneficios a largo plazo con implicaciones para la inversión paternal como base del valor selectivo en el apareamiento a largo plazo.)

        Las mujeres también han evolucionado hacia relaciones de valor a corto plazo, ya que esto implica beneficios genéticos (calidad genética subyacente en sesgos sensoriales fijados por el éxito evolutivo, y asociados con el atractivo físico). Dado que estas dos formas de beneficios se basan en estrategias evolutivas optimas en conflicto, las mujeres han desarrollado una estrategia más para minimizar la renuncia en la recepción de un beneficio a costa del otro, algo que conocemos como pluralismo estratégico: donde las mujeres se emparejan específicamente para recibir beneficios independientes ( tienden a aparearse con los machos más atractivos físicamente para beneficios genéticos y manipular los machos menos atractivos, pero con más recursos que son engañados con frecuencia en el apoyo a la descendencia de la primera, para sus beneficios directos).

        La asignación del esfuerzo del apareamiento a corto plazo durante la historia evolutiva de los hombres ha estado supeditada a su capacidad para satisfacer las preferencias de pareja a corto plazo de las mujeres. Las preferencias de pareja a corto plazo de las mujeres, a su vez, deberían haber sido influenciados por la selección sexual de buena genética. Por lo tanto, la tendencia de los hombres a participar en el apareamiento de corto plazo es una función directa de su fitness genético (expresado por fenotipo físico), mientras que la propensión de los hombres a invertir en relaciones individuales exclusivas a largo plazo es inversamente proporcional a su fitness genético.

        Por lo tanto, cuando observamos que las mujeres priorizan a los hombres cad, no es que las mujeres encuentran estos rasgos atractivos en sí, sino que están seleccionando para ciertos rasgos deseables que se han correlacionado con los negativos, este es el dilema. De hecho, las mujeres estan bajo presión evolutiva para dar cabida a tales machos, como la descendencia masculina tenderá a compartir las mismas ventajas inherentes de sus padres, lo que resulta en una descendencia masculina de alto fitness para las madres (y por lo tanto una ventaja evolutiva del mismo modo). Las mujeres que tienden a rechazar tales machos estarán en desventaja relativa (producir descendencia menos prolífica), y por lo tanto la evolución tenderá a limitar la frecuencia de dichas hembras a través del tiempo hasta el punto de rareza.

        En resumen, hay razones evolutivas del por que las mujeres tienden a seguir criterios de exclusión hacia a hombres beta (porque las mujeres orientadas hacia los macho beta, incurrirán en un desventaja evolutiva por aumento de la posibilidad de crianza de descencica con handicap de fitness, por lo tanto la evolución limitará la frecuencia de tales resultados consecuentemente).

  6. Artemio Estrella,

    “Tal vez haya que sacar un verdadero muestreo y contrastarlo con la teoría de juegos, pues creo que las tendencias son muy diferentes en este momento.”

    Los estudios de campo longitudinales y precisos no son viables para ésta materia , así que la ùnica forma de mensurar ésto comprende dos enfoques metodológicos: En primer lugar, se puede evaluar a través de los datos de auto-informe o censos consultados por cuestionarios estadísticos, pero aportan muy poca información sobre las parejas reales establecidas y el proceso de formación de las mismas. En segundo lugar, en contraste, se puede también observar las elecciones reales de amplias muestras poblacionales. La única manera efectiva sería llevar a cabo éste segundo enfoque pero para ello sería necesario utilizar grandes bases de datos disponibles en páginas web de citas en linea.

    En otros países se han hecho estudios de ésta indole para “online dating”, es decir paginas web de citas, como sesiones de “speed dating”, pero a mi juicio con deficiencias y implementando otro tipo de objetivos. De hecho estoy trabajando sobre ésta idea, aunque es muy compleja llevarla a efecto sin los medios necesarios para ello.

    Pero sería de gran ayuda porque obtendríamos un marco conceptual para el estudio de la elección de pareja en los sistemas de apareamiento monógamo. Así se podría evaluar la solidez de las diferentes estrategias, y conocer las dináminas de la elección de pareja. Se podrían contrastar con los modelos algorítmicos existentes para predecir patrones realistas y conseguir índices de apareamiento que coincidan con datos empíricos

  7. Quería añadir que ésta es una manifestación predecible del conflicto sexual, donde hombres y mujeres realmente tienen agendas reproductivas dispares, por cortesía de la evolución antagonista. Siempre ha sido así, la única diferencia es que antes de la “revolución sexual” este “conflicto” era dominado por los hombres, y la dominancia femenina predomina en la era post “liberación”. Y es bastante obvio qué extremo es más agradable a la preservación de la civilización humana.

    Puesto que las poblaciones grandes se vuelven insolubles (por ejemplo, en sus tasas de reemplazo, tomado como un vector de inestabilidad) dado una suficiente libertad de elección femenina. En primer lugar, podemos razonablemente inferir ésto desde la precedencia unificadora histórica con el conocimiento de que la dominancia masculina de este conflicto sexual favorecía una mayor fertilidad poblacional en una mayor dispersión de éxito reproductivo (por focalizar presiones que han pesado históricamente contra la maternidad electiva).

    En segundo lugar, una tendencia a poblaciones reproductoras masculinas pequeñas planteará problemas evolutivos en forma de reemplazo de la población general (incurren en pérdidas de fertilidad a través del incremento de una mayor selectividad femenina, y los costos de tiempo y energía que ello conlleva) y los efectos del tipo de depresión endogámica, que en última instancia, hay que reducir la viabilidad de la población (como genes recesivos deletéreos que tienden a combinar a mayores frecuencias en las poblaciones más pequeñas).

    Con el tiempo, esta dinámica se hace insostenible, ya que la población se vuelve evolutivamente inestable (según indican en las tendencias de sub-fertilidad de reemplazo, otro síntoma observado de las poblaciones del mundo desarrollado).
    Por lo tanto, la imperturbable elección sexual femenina puede ser el organismo más pernicioso que actúa sobre la estabilidad de la densidad de los sistemas humanos dependientes.

    Y, puesto que el “problema” que estoy describiendo es de tipo sistémico, enredado en la base más egoísta de las preocupaciones evolutivas (que median toda racionalidad humana), no puede haber una solución común, estos problemas se deben resolver de forma sistémica, con el tiempo evolutivo ( donde debemos esperar que las mismas fuerzas evolutivas invariantes que actuaban en pequeñas poblaciones en el pasado, que tiende a limitar la elección femenina, volverán asi mismo a mantenerse y reafirmarse en el futuro).

    La ventaja paternal con suficientes presiones de selección ecológicas supone ventajas de inversión paterna en el éxito de la descendencia, lo que favorece a las hembras que se aparean con machos inclinados estratégicamente. Pero la latitud vigente de elección sexual de la mujer (consustancial con su independencia económica / política en las poblaciones del mundo desarrollado), sólo es posible a través de un sistema complejo, dependiente de la densidad (poblacional) de la prosperidad mediada, que compensa las inferiores aptitudes / contribuciones femeninas al expropiar contribuciones masculinas en beneficio desigual de las mujeres.

    Pero, una vez que estos sistemas dependientes de la densidad se desestabilizan (a través de las tendencias indicadas por la sub-fertilidad de reemplazo, y la creciente marginación de la ventaja paterna a través de dinámicas del estado de bienestar), la ventaja paternal vuelve a ser un factor determinante en el ejercicio de presiones sobre la elección sexual de la mujer, con la evolución ( dado la oportunidad) seleccionando los sistemas que conllevan una mayor fertilidad de la población contra sistemas perniciosos.

    Y es precisamente por eso que cada civilización naciente ha sido intolerante e implacable hacia una latitud general de elección sexual de la mujer: porque las civilizaciones implican sistemas de cooperación y especialización que son altamente dependientes de la densidad, a partir de poblaciones que superan una tasa de reemplazo (y eventualmente demandantes de una población suficientemente extensa de machos reproductores), fomentando al mismo tiempo un alto número de participación de los hombres y la cooperación a través de una población reproductora masculina (inclusive por los sistemas que limitan la latitud sexual femenina imponente).Nada de esto es conciliable con la selectividad femenina de ejecución fuera de control, que es la consecuencia ineludible de la liberación sexual de la mujer.

    • Hombre Sr Guillermo puestos a buscar la responsabilidad de la selectividad femenina o elección sexual de la mujer, más que el atribuirlo a un efecto llamado “Liberación sexual” , sería interesante contar toda la verdad y señalar su causa fuente, que está en la pérdida de valores supeditados a un orden superior que desde la antigüedad dirigía la Espiritualidad religiosa, pues es la que fomentaba cosas como la indisolubilidad del matrimonio, llegar virgen al matrimonio, como no la madurez y el compromiso de vivir la sexualidad en pareja siendo el motor de la realización físico espiritual.

      Es la tradición cristiana la que nos ha moldeado, y ya desde el siglo XVI se empiezan alzar voces contra los valores cristianos, este movimiento terminara llamándose “Iluminismo” que consiste en separar la moral privada y pública de la religión, de la que nacen visiones laicas en la sociedad como la ética del “Utilitarismo” consistente en promover una cultura del máximo placer “Hedonismo” evitando el dolor, fácil llegar a la conclusión de ser precisamente atribuida a la mentalidad anticonceptiva.

      Ya desde la Revolución francesa se empieza a fraguar la distinción del matrimonio como un sacramento para pasar a llamarlo contrato social, digamos pues que no son las civilizaciones las responsables de la intolerancia a la elección de la mujer, si no su sistema operativo “Rom” que estaba programado bajo el código espiritual, y sin esa herramienta ya me dirá como se le da la vuelta a la tortilla a una sociedad y una ciencia Atea.

      Parece más coherente pensar en un retorno a la unidad de Ciencia y Espiritualidad debido a un vaciamiento de sentido trascendente que obligue sin prisas pero sin pausa a Linkar si cabe con más fuerza estas ramas tan humanas, recordando que el Ser humano siempre ha sido un Homus Religiosus.

      • @Pere,

        [ “………..puestos a buscar la responsabilidad de la selectividad femenina o elección sexual de la mujer, más que el atribuirlo a un efecto llamado “Liberación sexual” , sería interesante contar toda la verdad y señalar su causa fuente, que está en la pérdida de valores supeditados a un orden superior que desde la antigüedad dirigía la Espiritualidad religiosa,…….” ]

        El hecho de la mayor selectividad sexual femenina nada tiene que ver con la “espiritualidad religiosa”. Desde un punto de vista biológico los hombres y las mujeres realmente han conformado estrategias reproductivas diferentes, debido a una evolución sexual antagonista (las mujeres tienen una menor capacidad de reproducción, y así la compensan cualitativamente de manera más selectiva, en conflicto con las estrategias reproductivas de alta tasa masculina).

        Esto se manifiesta en las mujeres sean mucho más restrictivas que los hombres, lo que en términos sistémicos quiere decir que la responsabilidad de ser demasiado selectivo recae sobre el sexo femenino. Las diferencias individuales se conectan de manera explícita a la interacción social en la noción de la selección sexual, y los rasgos que aumentan la probabilidad de éxito de la reproducción tenderan a aumentar su frecuencia.

        Este proceso funciona en parte por elección diferencial (por uno de los sexos) de ciertos rasgos preferenciales sobre el otro sexo. De acuerdo con el modelo de inversión parental, las mujeres con frecuencia tienen criterios más discriminantes para los rasgos de aceptación en una pareja potencial, ya que tienen una inversión relativamente más importante en su descendencia. Por otra parte, debido a que los acuerdos de apareamiento humanos a menudo implican un compromiso sustancial de inversión por parte del hombre, es necesario recurrir a una distinción entre la selectividad desarrollada en oportunidades de apareamiento casuales, y la selectividad ejercida en el momento de elección de un socio a largo plazo.

        En conclusión, las mujeres son más selectivas en general, vinculado a variables en consonancia con un modelo cualificado de inversión parental. En cambio los machos tienen globalmente más bajos requerimientos que las mujeres, habiendo mayor gradiente diferencial respecto a las estrategias de busqueda de pareja sexual, aunque diferencias menos significativas para requisitos en una pareja a largo plazo.

        [ “…digamos pues que no son las civilizaciones las responsables de la intolerancia a la elección de la mujer, si no su sistema operativo “Rom” que estaba programado bajo el código espiritual,…” ]

        No veo necesario recurrir a la metafísica. La religión es un constructo cultural más, y funcionaba junto como el resto de restricciones culturales, sociales y jurídico-políticas. Por otra parte el feminismo no representa el florecimiento final del liberalismo occidental o de los valores de la ilustración. Más bien, es una contrareacción agresiva destinada a proteger los intereses reproductivos y sexuales de las mujeres (principalmente de clase media y de mediana edad) otorgándoles un mercado sexual libre.

        Los seres humanos evolucionaron en bandas polígínicas y bajo esas condiciones, aunque el ratio sexual es de casi 1:1, podemos deducir que Nm fue menor que Nf, (porque algunos hombres hicieron una gran contribución al acervo genético de la siguiente generación, y otros no contribuyeron en absoluto). Tenga en cuenta que si el número de crías por varón es altamente variable, Nm (estimada a partir de datos genéticos) es incluso menor que el número real de machos reproductores.

        Las familias nucleares reemplazaron a los compuestos polígamos típicos de las poblaciones de cazadores-recolectores, y el hogar, en lugar de la tribu, se convirtió en la unidad socioeconómica principal. De esta forma la monogamia se generó en amplia propagación, y Nm pudo comenzar a aumentar. Entonces, puesto que otras presiones selectivas (hasta el momento no especificadas) no han sido un factor principal de la formación genómica humana, hay estimaciones de tiempo reflejan un cambio de una estructura social general poligínica a otra monogámica en la cual más hombres tenían acceso reproductivo. Hay estudios empíricos que sugieren este razonamiento por las trazas observadas en polimorfismos (SNPs) en el cromosoma Y.

  8. Enhorabuena por el artículo, Paco, estoy deseando leer la segunda parte.

    Hay un detalle, quizás de importancia secundario, pero cuyo concurso agrava aún más la situación descrita en el artículo. Se trata de lo que los anglos denominan “male marriage squeeze”, esto es, un exceso de hombres disponibles para entablar una relación, ya sea a largo o corto plazo. Como acertadamente expones, la universalización del uso de los métodos anticonceptivos se tradujo en un acusado descenso de la natalidad. Esto, que en principio no parece que tenga ninguna relación con la privación sexual a la que se ven sometidos un gran número de hombres, tiene una consecuencia directa en la disminución de las posibles candidatas disponibles para que los hombres establezcan relaciones, pues, según se desprende de numerosos estudios, estos prefieren mujeres algo más jóvenes que ellos para dichos menesteres. Si observamos una pirámide de población de un país como el nuestro, resulta obvio que hace mucho tiempo que dejó de parecerse a una pirámide, asemejándose más a algo similar a un rombo en el cual las cohortes son sucesivamente menos numerosas conforme descendemos del rango de edad más numeroso, que se sitúa actualmente alrededor de los 35 años. Este gradiente poblacional negativo provoca que los varones en edad de reproducirse se encuentren en un entorno mucho más competitivo del que era hasta ahora habitual, pues las mujeres más jóvenes que ellos son cada vez más escasas. Por tanto, podríamos decir que nos encontramos en una de esas situaciones diabólicas que no pueden sino empeorar conforme se profundiza en ellas.

    Un saludo.

  9. En la mayoría de las sociedades existe una desigualdad en el ejercicio del poder entre hombres y mujeres, en la cual la mujer está marginada. Bajo el enfoque de género, hombres y mujeres deben construir conjuntamente en la sociedad, espacios de entendimiento, participación, acceso y distribución con equidad de los recursos y beneficios.

    • @Jerald Fowler,

      [“En la mayoría de las sociedades existe una desigualdad en el ejercicio del poder entre hombres y mujeres, en la cual la mujer está marginada”]

      En las únicas medidas biológicamente significativas para mensurar el bienestar, es decir la longevidad y éxito reproductivo, las mujeres siempre han estado en mejor situación que los hombres. En todas las sociedades humanas tenemos:

      1) mayor varianza de apareamiento en hombres que en mujeres,
      2) mayor varianza reproductiva en hombres que mujeres.

      En general las mujeres viven más que los hombres y alcanzan mayor éxito reproductivo; hay muchos más hombres que terminan sus vidas como perdedores reproductivos y sin haber dejado descendencia genética.

  10. A la hora del éxito reproductor la altura escasa es una ventaja cuando está presente en mujeres, pero es una desventaja cuando está presente en hombres. Esto lleva a un conflicto evolutivo.

  11. ¿Entendí mal, o según el gráfico sobre los hombres-sólos por país, el único porcentaje alamante es el de Francia? Acabo de descubrir que para franceses y españoles, E.E.U.U. es el tercer mundo… ¿Y Brasil? Sexta o séptima potencia mundial… El texto venía muy interesante pero concluir que los que viven solos y amargaos en sus perversiones a escondidas mientras mienten en redes sociales/sexuales son mayoritariamente franceses y europeos, resulta, siendo macho, bastante tranquilizador para todos los demas hombres del mundo!! Salud, Paco! Y ojalá vuelvan mitos, psicoanálisis , etimologïas, etc…

    • Vuelve a leer el artículo hombre y no saques conclusiones guiado por tu poca tolerancia hacia mi ignorancia. El grafico es de Internet y mide lo que mide y nada mas que lo que mide. Pero lo que esta fuera de tida duscusion es el numero de personas que viven solos tanto en Oslo como en Nueva York. De España no he encontrado datos

  12. Guillermo…..,

    Según deduzco de tu denso discurso, el extremo más desagradable de la preservación de la civilización humana comienza con la post liberación surgida tras la revolución sexual que pasa a manos de las Féminas. Sin entrar a cuestionar los dimes y diretes del por qué la dominancia de uno u otro sexo favorece la reproducción sexual, lo que está claro que hay un antes y un después en el constructo socio cultural de la revolución sexual que espolea un cambio de dominancia de lo Masculino a lo Femenino.

    A lo que añado que no se llega a una revolución sexual y sus pernicioso destino según tu, sin antes haber pasado por la vicaria de separar Iglesia de Estado, de unión sacramental a contrato social, de visión social y científica bajo el tamizado religioso a una sexualidad libre que no está penada en el código civil, dicho de otra forma una revolución socio sexual no se hubiera dado bajo el mando de unos Dominicos al uso con gula papal, y una Isabel plus Fernando en una Moncloa de cualquier parte del mundo, ha tenido que haber un proceso de cambio gestado en varios siglos en la cosmovisión de la civilización, por tanto todavía me estoy preguntando donde está el error y mi recurso metafísico, máxime cuando yo solo apunto a que el efecto religioso espiritual occidental siempre ha favorecido la dominancia masculina, y me vale madre las evoluciones poliginias de los seres humanos o los compuestos polígamos cuando retrato acontecimientos acaecidos posteriores al nacimiento de la cultura cristiana que nos impregna hasta nuestros días, simplemente por su relevancia empírica.

    Lo que si admite opiniones contrapuestas es que para mi forma de ver la vida, esta alternancia de dominancia no ha sido un giro pernicioso, pues no podemos tomar juicio de una parte del guion sin ver la película entera que para mí está claro es una necesidad para llegar a una Conjunctio, una Coincidentia Oppositorum de lo masculino y femenino en lo psicológico que tiene su reflejo en la materia, en lo social e individual.

  13. Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto. Soy un chaval de 22 años y estoy sufriendo de lo que se conoce como “celivato involuntario”. Algo cada vez más común entre los jóvenes varones occidentales.

    Yo mismo puedo ver como chicas “de mi nivel” quieren hombres más atractivos que ellas.

    De esta manera digamos que si yo soy chico “6” (por poner un ejemplo)… las chicas “6” van detrás de chicos “7” … “8”….

    Observo como chicas de mi edad, de atractivo similar a mi o a cualquiera de mis amigos tienen una vida sexual rica y variada y se lian con tíos cuando quieren y deciden.

    Sin embargo no así como mis amigos varones sucede… Algunos incluso siendo atractivos se las ven y se las desean.. pudiendo pasar meses o años sin contacto íntimo ni romántico.

    Yo sé de lo que hablo. Pienso que el varón sexual de occidente, en el terreno sexual, está totalmente a merced de que la mujer juegue con él… y su vida sexual depende casi exclusivamente de la mujer.

    No se si en el trasfondo de todo, estén las razones evolutivas de “los hombres son esto” y las “mujeres son lo otro”… Pero aún así… a mi me parece que esto ya es exagerado.

    Me parece que al margen de las razones evolutivas… la cosa podría ser mucho pero MUUUUCHOOO menos grave de lo que es ahora para el heterosexual varón occidental.

    Una cosa es que la mujer sea un poco más selectiva por el hecho del embarazo y tal… y otra muy distinta… lo que actualmente está pasando.

    Creo que esto no es algo “natural”… disculpenme pero es lo que pienso… Me parece que este sistema de “libertinaje sexual” y de las mujeres con todo el poder…. no van a acarrear buenas familias…. nuestros hijos van a criarse sin valores.. sin padres.. y sin nada….

      • Hola amigo. Es usted psicólogo o algo? ¿Tendría usted alguna idea para paliar la situación que expone en su artículo?

        Algo que se pueda hacer por todos los hombres que estamos fuera del mercado sexual. Alguna institución del Gobierno donde se concierten citas con extranjeras o algo… es que no se me ocurren nada.

        Pero lo que sí sé es que no soporto mucho más mi situación.
        Digo, igual que se toman medidas contra la desigualdad de la mujer en los ámbitos que le afectan.

        Por qué no se toman medidas para la igualdad en las cosas que afectan al varón.

        Sé que hay muchos que están sufriendo de esto. Muchos no lo dicen, bien por vergûenza o bien porque lo aceptan sin más… o pagan directamente por la mujer. Yo espero no llegar a eso. Pero es la impotencia de no poder hacer nada.

        Además de no tener donde acudir para tener citas con mujeres de misma edad.

      • El articulo es muy interesante, y considero que los problemas demograficos son reales y en el futuro seran de maxima importancia. No obstante, opino que los problemas de desigualdad sexual relacionados con la libertad sexual de la mujer son un problema causado por nosotros, los hombres.

        La mujer esta en su pleno derecho de elegir a los machos mas validos si asi lo desea, y juzgarlas por ello es completamente hipocrita. Si ellas pueden elegir es precisamente porque nosotros se lo permitimos. No soy feminista, pero a lo largo de mi vida he observado como entre hombres se usa la figura de la mujer como un trofeo para presumir delante de los demas hombres. Tener una novia guapa equivale a tener un Ferrari, por asi decirlo.

        Porque, no nos enganemos, un hombre puede vivir perfectamente a base de pajas, no tenemos ninguna necesidad real de aguantar los caprichos, desvarios hormonales, chantajes emocionales e incluso a los familiares de una mujer solamente por el hecho de tener sexo. Sale mucho mas rentable irse de putas.

        Y no me vengan que lo que une a las parejas es el “amor” porque la gran mayoria de las parejas que conozco se han unido por el hecho de unirse, por no estar solos. Porque estar con alguien es siempre mejor que ser un patetico solteron, que si no es lo bastante hombre como para poseer una mujer no vale para nada. Asi, estoy harto de ver como amigos son muy dominantes con la mujer, temerosos de que le deje, y cuando finalmente lo hace lloran como ninos. Se deprimen, pero a la semana siguiente ya le estan jurando su amor a cualquier desconocida. Lo he estado viendo desde adolescente y ahora me parece patetico, especialmente porque ellos mismos se creian superiores por tener novia y haberse desvirgado a los 14.

        Asi que si las mujeres de hoy dia se creen divas y suenan con principes (no hay mas que ver los libros mas vendidos) es porque se lo permitimos, porque son un bien muy preciado. La solucion, yo creo, cambiar esta mentalidad materialista y usar la razon, siendo justos con nosotros mismos, sin rebajarnos. No pasa nada por estar solo, no eres menos hombre. He visto hombres guapos e inteligentes aqui en Inglaterra casados y con hijos con inmigrantes sudasiaticas bajitas y gorditas que apenas hablan un ingles decente y me parece abominable. De que hablaran? En fin, no me extiendo mas, pero todo esto esta llegando a unos niveles de chiste.

      • Bueno, lo cierto es que no se puede privilegiar a un sexo sin perjudicar al otro y lo cierto es que el mundo hoy gira sobre un eje ginecocéntrico. Es cierto también que la mayor parte de los tíos son tontos, pero también es cierto que la mayor parte de los genios son hombres y no habrá políticas ni ingenieria social que pueda cambiar eso.

  14. Creo que en cuento a deseo sexual se trata, los hombres suelen catalogar a las mujeres netamente por su atractivo físico… las mujeres no, llegando al extremo de mujeres con hombres que no son fisicamente atractivos pero si tiene platica… o mujeres atractivas que no están interesadas por ególatras atractivos, por ende buscan un macho que les de mucho más que una buena facha para procrear… entonces habría q definir mejor eso del ranking de los mas o menos atractivos…

    Yo personalmente prefiero un hombre que esté bien parado en la tierra y que tenga una buena autoestima independiente de su atractivo físico… de hecho me excita mas una mente que un cuerpo.

    Creo que en general hay otro factores más aya de la apariencia, del por que uno se involucra con alguien, digamos que muchas veces son motivos “kármicos” los que te atraen a una persona, tienen una lección de vida para ti y tu una para ellos o ellas…

    Y Sobre el incremento de las madres solteras creo que es por que hoy no existe una obligación por casarse de parte del macho, antiguamente tus mismos padres te obligaban a casarte si es que embarazabas a una mujer, hoy si quieres te puedes simplemente marchar ya que la autonomía que te da el tener independencia monetaria te da la ilusión de que todo es permitido ya que tu valor como persona viene de tu ganancia y no de tus decisiones y acciones personales y aun que seas un pobre de hambre esa es la impresión que el sistema te entrega. Y ademas antiguamente si es que había una mujer madre soltera se escondía y se la llevaban a parir lejos para luego dar en adopción al hijo por que era simplemente mal visto.

    Creo q la liberación de la mujer que ocurre hoy, esta dando paso para que los hombres se pulan y mejoren eso implica dejar sus prácticas patriarcales de lado, ya que hoy como mujeres podemos hacer cualquier cosa sin tener a un hombre al lado, antiguamente no se nos dejaba ni opinar sobre nuestro bien.
    La liberación de la mujer da paso para una unión entre sexos más completa, coherente y realmente deseada. Las mujeres no están buscando el más guapo (por lo menos las empoderadas), están buscando al que sea capaz de entregue amor desde el amor propio (Eso no involucra necesariamente a la monogamia o a la eternidad) , y las que no buscan “amor”, buscan plata y como segunda opción buena facha, por que muchas ni siquiera se creen lo suficientemente bonitas para pescarse a los con facha. Esa es mi humilde opinión.

    Saludos a todos los que aportan 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s