¿Es la homosexualidad una adaptación?


En el post anterior ya revelé la idea de que es poco probable que la homosexualidad constituyera una estrategia evolutivamente estable, es decir una adaptación. En este post me propongo demostrarlo y para ello tomaré como referencia la teoria de los juegos aplicada a la evolución.

La teoria de los juegos es es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados «juegos») y llevar a cabo procesos de decisión. Fue John Forbes Nash (del que hablé aqui) el primero en formalizar uno de estos “juegos” y que más tarde se utilizó para llevar a cabo las estrategias de disuasión entre las grandes potencias. Nash describió como “equilibrio de Nash” a este tipo de estrategias de disuasión que logran detener el avance de hostilidades ante amenazas procedentes de otros individuos o paises.

Pero quizá el caso más conocido de “juego” es lo que se conoce como “dilema del prisionero”, que viene bien explicado aqui y que no voy a repetir salvo para señalar que en ciertas ocasiones cooperar puede ser mejor que rivalizar o traicionar, en cierto tipo de situaciones la mayor parte de incentivos se consiguen cooperando. Asi hay juegos de suma cero, donde lo que uno gana lo pierde el otro y otros juegos de suma no cero, donde todos ganan. El dilema del prisionero es el paradigma de los juegos de suma no cero.

Otras veces lo mejor no es cooperar sino no ayudar al enemigo a deshacerse de un posible aliado.

Aqui en este post hablé precisamente de esta cuestión ¿qué sucede cuando se encuentran un pulpo, un congrio y un bogavante?: a veces la mejor estrategia es no hacer nada. Y todos salvan la vida.

Maynard Smith en 1982 escribió su obra maestra donde aplicaba la teoria de los juegos a la biología, es decir a la evolución para explicar las “decisiones” que se toman y que de alguna forma permanecen en la naturaleza porque dan premio evolutivo (es decir descendencia y supervivencia) siendo las otras opciones descartadas. Por eso habló de estrategias evolutivamente estables. Nosotros los humanos tenemos tres estrategias evolutivamente estables en cuanto a la reproducción: son la monogamia, la promiscuidad y la poligamia. Efectivamente la homosexualidad no puede ser una estrategia evolutivamente estable porque no da premio evolutivo y es por eso que es minoritaria y no es adaptativa sino quizá un subproducto de otra cosa.

Ahora bien, una de las caracteristicas de la homosexualidad humana si la comparamos con la animal de la que hablé aqui, es que pivota alrededor de otra cosa ajena a la orientación sexual misma: lo hace en torno a la identidad sexual. Los animales pueden presentar conductas homosexuales pero no tienen identidad sexual ni necesitan construirsela, es por eso que la homosexualidad humana no sólo es comportamental sino que implica a todo el Ser, uno no “hace de” homosexual sino que es homosexual, es decir hay una involucración de algo más profundo: la identidad, lo que lleva a la característica más importante: la homosexualidad puede ser absoluta, no sólo contingente lo que precisa además desarrollar una cierta aversión sexual al sexo opuesto.

Es por eso que la homosexualidad humana es inadaptativa desde el punto de vista reproductivo y no tiene premio evolutivo.Pero la persistencia de la misma hace pensar en que puede haber alguna ventaja en algun otro lugar del psiquismo.

Las desventajas de los machos.-

Antes de construir una simulacion de teoria de los juegos y las matrices pertinentes hemos de adjudicar puntajes arbitrarios a ciertos incentivos que identifican a los machos, en este caso de nuestra especie. Ser macho tiene ciertos costes, y ciertas ventajas. Lo que voy a puntuar son solo 4 parametros:

  • El premio reproductivo, es decir el trasplante de nuestro genoma a la siguiente generacion, puntuaremos con 10 puntos si lo conseguimos y con -10 puntos si no lo conseguimos.
  • La aceptación de los otros congéneres es muy importante en nuestra especie fundamentalmente social, asi daremos 5 puntos a la aceptación de nuestra conducta por parte de los demás y con -5 a la censura.
  • Las cargas reproductivas son la consecuencia indeseable de nuestra mania copulatoria, e spor eso que daremos 5 puntos a tener prole y -5 si no se tienen hijos o cargas.
  • Y luego está el tema de la rivalidad sexual, feroz entre los machos de nuestra especie que compiten contra todos los machos y por todas las hembras. Daremos 5 y -5 puntos a aquellos que compiten y a aquellos que logran evitarla.

40

Esta es la matriz -segun la teoria de los juegos- que saldria comparando a los heterosexuales y los homosexuales.

41

Como puede verse gana la estrategia heterosexual. Pero ahora vamos a comparar la estrategia heterosexual con la bisexual.

Definiremos a la estrategia bisexual como aquella que consigue convencer a las hembras que se es “hetero” y a los machos que se es “homo”. Lo que conseguiría es eludir los costes de la rivalidad sexual y las ventajas de la aceptación social, quedando los puntajes del siguiente modo.

42

Como puede verse la estrategia bisexual gana sobre la heterosexual pura y dura.

43

En conclusión: la bisexualidad podria ser la conducta concreta sobre la que la evolución ha ejercido presión selectiva positiva. Es probable que la adaptación sea en realidad una conducta que logre conjugar estartegias masculinas y femeninas e integrarlas de una forma creativa.

Siendo por tanto la homosexualidad absoluta una conducta-identidad extrema que estaria representando un subproducto de la bisexualidad.

Claro que en estos momentos alguien podria hacer la siguiente advertencia ¿Si la bisexualidad es tan ventajosa por qué no somos todos bisexuales?

Lo somos, solo que no ejercemos. La bisexualidad que habita en nosotros como disposición está invertida en lograr conjugar lo masculino y lo femenino llevando a la conciencia humana más allá del designio puramente animal. En mi cerebro hay genes de mi padre y de mi madre expresados alli en una especie de convivencia bien avenida, tengo gustos de mujer y gustos y preferencias de hombre, me gusta el fútbol y la musica, se escuchar y se imponerme, tengo talentos específicos de hombre (literales) y talentos empáticos de mujer (simbólicos), me gusta la literatura y por eso ejerzo muchas veces de “hipermental” y me gusta construir narrativas que expliquen lo humano. Tengo un cerebro equilibrado y del mismo modo que un diestro es siempre más diestro que el zurdo zurdo, es posible que el heterosexual sea más heterosexual que el bisexual bisexual.

O lo que e slo mismo que resulte mas dificil para un heterosexual ser ambisexual que para un ambisexual convertirse en homo o heterosexual.

Bibliografía.-

Maynard Smith, J. (1982d). Evolution and the Theory of Games. Cambridge University Press.

13 pensamientos en “¿Es la homosexualidad una adaptación?

  1. Que todos somos bisexuales……..NO, todos tenemos una representacion genetica de nuestro padre y nuestra madre, pero lo que comunmente entendemos por bisexualidad no es eso (y usted lo sabe).
    Desde la concepcion, el codigo genetico, XX o XY, dirige la evolucion del cigoto y su desarrollo y las oleadas de testosterona (si el codigo es XY). Nacemos persona masculina o persona femenina, varon o mujer y perfectamente diseñados para una vez alcanzada la madurez sexual, buscar un compañero/a con la que perpetuar la especie, realizarnos transmitiendo nuestros genes, dando vida.
    Gracias.

    • Lamento decirte Brisa que XX o XY dirige la sexuación del feto pero lo que realmente dirige la sexuacion del cerebro son otras cosas y la verdad no se si es que lo ignoras o simplemente tiene sganas de discutir, de modo que esta es la ultima vez que contesto a una tonteria como esa.

      • Desde la concepcion el ADN, nuestro codigo genetico, contiene las ordenes pertinentes que formaran el cuerpo y el cerebro del varon y el de la mujer. Esto no es una tonteria considero mas tonteria decir que ALGO SERA LA ULTIMA VEZ. No lo quiero molestar a proposito, pero tampoco quiero ser molestada.
        Gracias.

      • Pues para decir con tanta prepotencia que es una tontería que dichos cromosomas dirijan la sexualidad, es lo que se da a entender en tu artículo.
        Quizá deberías tener más claro lo que quieres decir, o molestarte un poco en decirlo bien, antes de contestar de esa manera a alguien que probablemente sepa mejor que tú de lo que está hablando.
        Venga, hasta otra.

      • El sexo cromosomico (XX o XY) no tiene nada que ver con el sexo gonadal ni con el cerebral ni con la orientación sexual, eso es asi. Es obvio que tu tampoco sabes de qué estas hablando.

      • Creo que el que no sabe de qué está hablando eres tú, y además no sabe de que están hablando los demás.

        ¿Cuando he dicho yo tal cosa?

        De hecho, te repito, HAS SIDO TÚ quien lo ha dicho, en tu artículo, o por lo menos lo has dado a entender;cito:

        “(…)por qué no somos todos bisexuales?

        Lo somos, solo que no ejercemos. La bisexualidad que habita en nosotros como disposición está invertida en lograr conjugar lo masculino y lo femenino llevando a la conciencia humana más allá del designio puramente animal. En mi cerebro hay genes de mi padre y de mi madre expresados alli en una especie de convivencia bien avenida, tengo gustos de mujer y gustos y preferencias de hombre, me gusta el fútbol y la musica, se escuchar y se imponerme, tengo talentos específicos de hombre (literales) y talentos empáticos de mujer (simbólicos)(..)”

        Todo esto dejando de lado la afirmación gratuita de que todos somos bisexuales, o los conceptos estereotipados de qué debe ser la mente masculina y femenina, cosas sobre las que podría extenderme bastante.

        Aunque claro,si tu escapatoria para no reconocer que ni siquiera estás entendiendo las respuestas, o para las aparentes incoherencias y contradicciones del texto es decir que “los demás no entendemos” pues nada, que te vaya bien.

      • Lo que dice el texto es que la estrategia bisexual daría premio evolutivo en tanto que la estrategia homosexual absoluta daría desventaja. Significa en terminos de “teoria de juegos” que parecer bisexual (ser bisexual sin manifestarse la inversion en el terreno de la actividad sexual) podría acaparar tanto las ventajas (en puntuación) tanto de los homosexuales como de los heterosexuales. Ahora bien no hay que mezclar las cosas porque ser bisexual no significa necesariamente mantener relaciones con los dos sexos. Existe una tendencia evolutiva muy clara hacia la refundición de talentos masculinos y femeninos que no necesariamente coincide con la orientación sexual. De hecho hay ciertas teorías que hablan que la selección de rasgos femeninos en los hombres procederían de la selección sexual, se trata del síndrome de Johnny Depp.
        Por otra parte tu no has dicho nada del sexo cromosómico, ni del gonadal sino el anterior comentarista a ti a quien has defendido tan apasionadamente. Y la hostilidad que has demostrado conmigo me hace pensar que hay algo personal en tu respuesta airada.

  2. A mí me da la pluma que la homosexualidad en sí misma en el pasado no ha existido, ni como adaptación ni como identidad, pero si como una elección que se tenía al alcance de la mano, pues la sexualidad se puede entender como una forma de expresión a imagen de la pintura donde el artista puede desarrollar diversos estilos.

    Ahora bien es un hecho que en los últimos siglos el individualismo ha entrado con fuerza como regente de una identidad más elaborada en cada ser humano, un mayor egocentrismo donde a través de la propia peculiar identidad nos permite distinguirnos del resto. La máxima individualista es aquella que pone por encima al verbo “Tener” versus “Ser”, no por que “Tener” sea una tara, si no por que alimenta en exceso la competitividad engordando al gen egoísta del cerebro masculino sistematizador tan dado al poseer, gozar y tocar el dos.

    El individualismo deriva en transformarnos en estilistas de nuestra identidad con prendas artificiales, donde lo que antes era una elección de una forma de expresión, se transforma en un vestido floreado con sombrero a lucir como identitario, individualista y centrado en si mismo, por supuesto se acaba cumpliendo la máxima que aquello que posees te acaba poseyendo.

    La moraleja del asunto por tanto es ver una deriva literalista y masculina a la inexistente homosexualidad dios mediante la cultura individualista creándola como categoría identitaria, por eso es mas dificil para un heterosexual que tienen identidad ser ambisexual que para un ambisexual mas abierto convertirse en homo o heterosexual. todo ello enmascarado por la unilateralidad científica de dar bola a una posible responsabilidad genética en el asunto, quizás por que es incapaz de pensar que la concepción homosexual es un concepto creado por el pensamiento, donde los genes no son lingüistas si no mapas que indican una tendencia en la forma de expresarse en manos de un poder mayor, al que llamaremos :

    La Cultura.

    • De acuerdo con lo que dices acerca de la identidad, pero eso no desmiente la “genetica” del asunto.
      La genética no debe ser vista como algo que sucede sin remedio sino como un límite a lo que puede suceder, es por eso que no podemos ser invisibles, pues no hay un gen para la invisibilidad, pero si podemos ser homosexuales porque existe un gen (o grupo de genes) que compiten en los cerebros individuales (genes del padre y de la madre) para llevarse el gato al agua. Tampoco hay que pensarlo como una fatalidad o un si o no, sino como una graduación de posibilidades de ser sexuado, una continuidad. Solo los casos extremos serian forzosamente “homosexuales”, la mayor parte de nosotros andariamos en el centro de la campana o bien escorados en sus bordes.
      Por otra parte estoy de acuerdo en que la diseminación de esas oportunidades de ser o la legitimacion social de cualquier conducta lleva a la gente junto con ese narcisismo del que hablas y que se opone a cualquier tipo de simbolización a literalizar la sexualidad en lugar de optar por el camino figurado o sea el de la identificación.

  3. Muy interesante. Dejo mi opinión si no les molesta, aclarando que aún soy joven y no manejo buenos conceptos pero sólo hare una observación.
    Usted definió la estrategia bisexual como:
    “aquella que consigue convencer a las hembras que se es “hetero” y a los machos que se es “homo”.
    La bisexualidad está teniendo mucha aceptación, ya sea por la reivindicación de los derechos de los homosexuales al frente de los activistas o la misma publicidad a todas luces sugerente. Sobre todo en sociedades abanderadas de la libertad sexual.
    PERO a pesar de esta revolución muchas hembras no considerar la posibilidad de establecerse con un hombre bisexual a sabiendas.
    Durante la evolución me imagino que la conducta homosexual en un macho bisexual, puede haber sido visto por las hembras como signo claro de “sumisión o dominación” frente a otro macho. Ya que los animales tiene diversos rituales para marcar su hegemonía como montar al otro, etc. ¿La hembra aceptaría a un macho dominado frente a otro dominante?
    ¿el macho heterosexual es menos aceptado que él macho bisexual? o vicerversa.
    Lo cual me lleva a preguntarme ¿un macho bisexual gozaría de la misma aceptación después de ser reconocido como tal? o ¿acaso ya no tendría la ventaja de evitar la rivalidad? ¿un macho bisexual sería preferido por sobre un macho heterosexual agresivo y viril? y si es así ¿en qué casos? sólo en los que el cerebro bisexual tenga las ventajas de algunos rasgos femeninos deseables en las hembras. Como se plantea en el juego la ventaja se mantiene sólo si el macho bisexual convence a las hembras de ser “hetero” y a los machos de ser “homo”. Ya que de ser así el macho “hetero” no vería ningún rival en la competencia por las hembras. Entonces ¿existirán mecanismo que impidan al macho bisexual ser descubierto? o ¿existirán mecanismo de alertar para que el macho “hetero” se defienda de la competencia en TAMAÑA desventaja, frente a un macho bisexual que ha logrado sortear con éxito y pulcritud las dificultades del acceso a la reproducción.? Si es tan ventajosa la bisexualidad para la evolución ¿por qué no todos la desarrollamos? Lo único que se me ocurre es la fuerte identidad “heterosexual” que ya es asunto del hombre moderno.

    P.D: Ya calcine mi cerebro, no me hagan caso.

  4. La verdad es que no se entiende bien lo que dices o si planteas demasiadas preguntas en distintos niveles de definición. Haré un comentario:
    La teoria de juegos es una teoria matemática que se usa para cuestiones muy diversas, desde la economia hasta la evolución. Lo que predice en relacion con este post es que la estrategia bisexual no sale tan mal parada como la homosexualidad absoluta (desde el punto de vista evolutivo) y es algo más ventajosa que la heterosexual pura. Naturalmente la teoria de juegos no contempla inclinaciones, intenciones o identidades, sino que trabaja con conductas puntuales. Si hay o no hay una identidad bisexual es algo que no le interesa a la teoria de juegos, pues trabaja con estrategias observables y nocon suposiciones intrapsiquicas. Es eso lo que miden estas puntuaciones y nada mas que eso.
    Haces una pregunta interesante que es ¿Por qué no todos somos bisexuales si esta estrategia es tan buena?
    Pues esta es la cuestion. No hace falta citar a Freud que supuso que todos somos potencialmente bisexuales, sino para decir que la bisexualidad parece ser al menos cerebralmente el destino de la especie humana,no en el sentido del hermafrodita sino en la mezcla de talentos. Dicho de otro modo que ser bisexual no implica trato sexual con ambos sexos sino disponer de los talentos de ambos sexos a la vez.
    Solo los homosexuales absolutos parece que han construido una identidad a partir de esta disposición. Y los que somos heterosexuales absolutos también. Podemos pensar como una mujer pero rechazamos por alguna razón el trato sexual literal con nuestro mismo sexo.

    • Muchas gracias por su tiempo y su conocimiento. Me fui por las ramas.
      Ya entiendo, la teoría de juegos entonces sirve para demostrar que la estrategia bisexual es más ventajosa. Al hablar de reproducción obvie por ejemplo las diferencias a nivel cerebral a nivel de sexos. Alguna vez escuche someramente decir a un intelectual que todos los genios eran andróginos, en el sentido de que tenían un equilibrio de talentos “masculinos” y “femeninos”.
      Ya hace miles de años se hablo de eso en la filosofía oriental, personalmente creo que usted podría ser un ejemplo.
      Sobre si la homosexualidad absoluta es una construcción dada a partir de esta disposición, que podría estar siendo reforzada como consecuencia de la aceptación creciente de esta.
      Había una hipótesis de psicología evolucionista sobre el “punto de inflexión” que trataba de explicar la homosexualidad absoluta, a partir de rasgos femeninos en un macho atractivos a las hembras. No leí con profundidad porque lo olvide, pero sería complicado definir o medir características femeninas creo.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s