Elogio del engaño


magritte

¿Si usted tuviera un cáncer inoperable preferiría saber toda la verdad o quizá preferiría que su familia le diera falsas esperanzas o le engañara?

¿Si su mujer o marido le pusiera los cuernos preferiria saberlo o ignorarlo?

Lo políticamente correcto, es decir que al enfermo de cáncer hay que decirle la verdad, pues es precisamente a través de la verdad como el paciente podrá “luchar” mejor contra su enfermedad. Con respecto a la segunda opción hay una atmósfera social a favor de “la sinceridad” de las relaciones entre las parejas, de modo que es muy posible que en los dos casos se alcen muchas voces a favor de lo que en otro lugar llamé la sinceridad radical. La sinceridad se ha vuelto a poner de moda al menos en lo parejil.

Recientemente he tenido ocasión de asistir -en un corto periodo de tiempo- a dos pacientes que habian abandonado a sus esposas (o pareja de hecho en un caso) en dos momentos delicados, uno la abandonó al poco de habersele extirpado una mama a causa de un cáncer y el otro habia “tomado las de San Diego” al enterarse de que su mujer habia quedado embarazada por tercera vez. Lo interesante de estos dos casos es que ambos abandonos no se habian producido en el vacío sino que existía una tercera persona, naturalmente una mujer mas jóven, dispuesta y sana que sus “santas esposas”. Hasta aquí los hechos.

Lo interesante de estos dos casos -vulgares por otra parte y dónde es posible reconocer los motivos profundos que les habian llevado a tal abandono- fueron los argumentos esgrimidos. Son estos:

  • La tercera persona en cuestión no habia tenido nada que ver en el abandono según su declaración.
  • El abandono se habia producido por faltar el amor. Y esta falta de amor no tenia ninguna explicación racional, simplemente se había producido asi, de golpe, de la noche a la mañana sin que mediara conflicto alguno.
  • El abandono era una muestra de sinceridad radical: simplemente el abandonador creía que estaba operando de un modo honesto al no disimular o fingir un interés que ya no existía.

Más curiosa aun, es la respuesta que algunos profesionales me dieron ante este dilema tan humano, más que humano.

La mayoría se adhirieron a la consigna radical: si una persona ha dejado de amar a su pareja lo mejor es romper y cuanto antes mejor. Casi todos estuvieron de acuerdo en que el abandono era mejor que el engaño y que era un acto de nobleza el optar por esta opción a pesar de valorar la extrema vulnerabilidad de ambas mujeres cuando fueron abandonadas.

Era para ellas el peor momento, y sin embargo hubo una mayoria aplastante (más aplastante entre las mujeres jóvenes) en el sentido de poner por delante la sinceridad del abandonador a la vulnerabilidad de la víctima. O quizá estaban emitiendo un juicio sobre la infidelidad.

Y apelaron al sentido moral de los perpetradores. Y es de moral precisamente de lo que va este post. Mas concretamente hablaré de un mode de conciencia que ya tiene nombre en inglés: se llama overdrive (sobrecarga) moral. Precisamente de este tema hablé aqui en este post.

Para que el lector se haga una idea respecto a este tema del overdrive moral volveré a la metáfora del ordenador. Precisamente aqui hablé del mode “a prueba de fallos” diciendo que a veces el cerebro se guarda un as en la manga para hacer frente a situaciones de estrés. Consiste en no cargar todos los controladores -grandes consumidores de energía-, y con esta estrategia el cerebro se desprende del gasto excesivo cuando vienen malos tiempos y funciona a medio gas. Tambien dije en otra ocasión que la depresión representaba ese funcionamiento a medio gas donde, a cambio, se conserva la prueba de la realidad ( Price, 1994).

El otro mode de la mente humana descrito en este caso por O´Connor en 1999, es “la sobrecarga moral”. En este caso sucede lo contrario de lo que sucede en el mode “a prueba de fallos”. El individuo carga todos sus controladores cuando se enfrenta a un dilema o estrés de cualquier clase. Aparece de este modo exquisitamente racional y funcionando de un modo “cartesiano” o como se dice ahora en overshift.

Overshift significa impulsar hacia arriba un conflicto a fin de resolverlo del modo más racional posible, es decir a través de nuestro cerebro más moderno: la corteza cerebral. Aquellos que leyeron este post sobre la depresión de la Sra Turvey ya saben que en ocasiones una depresión se establece precisamente por haber desdeñado las opciones más racionales de resolución de un conflicto y empeñarse en “ganar” una confrontación cuya derrota es más que probable. El conflicto de la Sra Turvey fue descrito en términos de escaladas y desescaladas en un conflicto agonístico que la citada señora mantenía con su nuera y el “modo a prueba de fallos”, es el resultado de conflictos donde el perdedor no se da por vencido y no puede admitir su derrota. Hablamos precisamente allí de que la “sumisión voluntaria” era la solución correcta a un problema de rivalidad con resultados de perdida de todas las opciones.

De manera que en este caso nos fue posible observar como las emociones (la rabia, la envidia, los celos o el orgullo) impidieron la desescalada en el nivel racional.

Una de las prestaciones más racionales de nuestra mente es el criterio moral, es decir la capacidad de los humanos para formarnos patrones adaptativos acerca de lo que es bueno y malo, conveniente o inadmisible y que generalmente viene determinado por el medio cultural. Es el grupo el que presiona para que el individuo se adapte a lo colectivo y es el grupo el que impone una moral determinada a sus participantes muchas veces cargada de contradicciones.

El homicidio es por ejemplo una conducta intolerable en una comunidad, no porque sea inmoral por sí mismo sino porque provoca desgracias encadenadas y aun mayores en el seno de la convivencia de esa comunidad, por ejemplo a través de venganzas y aflicciones que puedes atravesar más de una generación. De manera que aunque puede ser entendido o explicado en clave individual y egoísta todo homicidio es profundamente perturbador para el grupo. Cabria decir que el homicidio rompe la cohesión intragrupal, algo que en entornos ancestrales resultó clave para sobrevivir.

De manera que el sentimiento moral evolucionó desde la necesidad de los grupos de detectar, prohibir y sancionar las conductas egoístas y tramposas de sus miembros concretos. La moral en este sentido evolucionó a través de la selección grupal y no individual, pues la moral siempre es un obstáculo para el placer o el deseo del individuo, solo es beneficiosa para el grupo, pero nunca para el individuo (Aqui hay un post donde hablo precisamente de la selección grupal).

Pero para nuestros interés vamos a recordar esta idea:

El modo en que un rasgo localmente desventajoso pueda expandirse a toda la población es que sea ventajoso a un nivel evolutivo superior, es lo que ocurre con el altruismo: a nivel intergrupal, los grupos altruistas tienen ventaja sobre los no altruistas porque su capacidad reproductiva es mayor.

Volvamos ahora al caso del abandonador de su pareja embarazada o al abandonador de la paciente con cáncer y planteémonos la siguiente pregunta: ¿Es moral o inmoral la conducta del paciente?

Para unos es moral porque sigue su propio deseo y es por tanto “auténtica”, “valiente” y “honesta”. Para otros es inmoral porque abandona a su esposa de repente e indefensa, sin darle tiempo a elaborar una conclusión o planificar una estrategia de retención de su pareja, la abandona a su suerte en el momento es que sus recursos psicológicos no se encuentran del todo disponibles. Es una conducta “cobarde” y reprobable.

En realidad tanto unos como otros están persuadidos de que la moral es un órgano del cerebro, simplemente creen que hay personas morales e inmorales y no caen en la cuenta de que la moral es algo impuesto, algo que nos viene de fuera. Con ello no quiero decir que las personas no nos distingamos unos de otros por la calidad de nuestros preceptos morales, pero en cualquier caso no hay personas morales y personas degeneradas sino personas que se han adaptado a una estrategia egoísta o altruista en función de sus preferencias, sus habilidades y su capacidad o no de identificarse con unas normas y no con otras, incluso hoy se habla de personas que son capaces de practicar el poliamor mientras que otras son fuertemente monógamas y posesivas. Cada uno es tan moral o tan inmoral como sus rasgos de personalidad le permiten y algunos son tan morales que son capaces de anteponer el ídolo mamífero de un amor que se contrapone a otro o la “autenticidad” (ser fiel a uno mismo) por delante del “no dañarás”.

En realidad ser auténtico u “honesto consigo mismo” es una abstracción bastante reciente y que no tiene parangón evolutivo ni circuito neurobiológico que lo regule. No hay que fiarlo todo a la autoconciencia, ese registro tan sobornable y mucho menos cuando uno está en overdrive moral y se le plantea un dilema donde va a ganar una pareja más atractiva que la que ya tiene. Dicho de otra manera, las personas más perfeccionistas son paradójicamente las que pueden cometer estos errores poniendo por delante de forma egocéntrica una pasión moral (la autenticidad) o una emoción racionalizada (“ya no la quiero o yo quiero a otra”)  del criterio del daño-causado-a-otro que es precisamente el único criterio que puede servirnos de guía en nuestras relaciones interpersonales.

Estoy convencido de que si mi paciente hubiera sido capaz de engañar a su mujer (serle infiel) no hubiera necesitado engañarse a sí mismo con todos esos constructos hipermoralistas y se hubieran por tanto minimizado los daños.

Ser algo “inmoral” o discontinuamente inmoral es la solución para no ser del todo inmoral.

Si tienes que obedecer en tu vida alguna instancia moral, recuerda esta máxima de los médicos “Primum non nocere”.

Y una nota liminar.-

Lo que sí sabemos es que los excesos de autoestima y los idealismos morales proporcionan no pocos pretextos para ejercer de “psicópatas” u “obsesivos”, precisamente los valores con los que más nos identificamos y en los que educamos a nuestros hijos.

44 pensamientos en “Elogio del engaño

  1. Muy buena entrada. He identificado a muchos congéneres en tus comentarios, incluyendo a un eminente doctor que perdió la cabeza por una puta (sic).

    Te agradeceré me soluciones una duda. Por mi trabajo, tengo acceso potencial a muchas hembras jóvenes, pero nunca he ejercido el derecho de pernada. Es cobardía o respeto a mi mujer?

    Sólo soy infiel a mi nickname en este caso…

    Abs.

    • Homoliberalis, disculpa la intromisión. Recurriré al comentario rompedor al que creo alude Paco, a riesgo de equivocarme, por si te ayuda a resolver la duda.

      No creo que sea ni por cobardía ni por respeto a tu mujer. Podrías ejercer ese derecho de pernada con la misma naturalidad con la que vas de putas (sic). Sigues respetando a tu mujer mientras no lo publiques en la prensa. No hay falta de respeto cuando hay un intercambio comercial libre de dinero, con las putas, o cualquier otra mercancía que pudieras intercambiar con las hembras jóvenes a las que potencialmente tienes acceso (hembras del género Homo, supongo).

      Eso no significa que vayas a ejercer de marido proveedor con esas mujeres jóvenes, del mismo modo que no lo haces con las putas. Es sólo sexo a cambio de algo.

      Entiendo que el mayor obstáculo estaría en garantizar la discreción y el poder deshacerse de las hembras jóvenes accesibles, un vez ejercido el potencial acceso. Al fin y al cabo las prostitutas son profesionales, lo que garantiza el anonimato y el secreto profesional. Además también se les paga, en principio, para que desaparezcan. (Salvo que uno se enganche, como el ejemplo que comentas).

      Como hipótesis: podría ser que tu propio constructo hipermolarista, es decir, tu fidelidad al criterio moral que has establecido (determinado por tu bagaje cultural, tu educación, tu entorno, tus circunstancias…) para no ejercer el acceso a esas hembras jóvenes, sea el que frena el que lo hagas.

      En mi opinión, nada que ver con la cobardía ni con el respeto conyugal.

      Otra cosa es el temor a engancharse a una de esas hembras. Pero ese sería otro tema distinto al derecho de pernada que planteas.

      Saludos

      • Este tambien es uno de esos comentarios antológicos querida quaralenik. Efectivamente a las prostitutas se les paga para que desaparezcan, el resto de mujeres tienen tendencia a quedarse 🙂

      • Me has quitado las palabras de la boca. Como siempre, en la diana. Aunque también es cierto que hace tiempo que no voy al “mercado”.

        Sí me gustaría matizar que el temor a engancharse a una de esas hembras sapiens sería la opción de la cobardía a la que aludí inicialmente. La opción del respeto a mi mujer viene dado por dos factores: la presión social como muy bien apuntas; y la empática de saber que es más llevadera una infidelidad fisiológica que una sentimental.

        Que fácil es construir la moral a partir de nuestra historia como especie. Si los políticos supiesen un poco de biología…

        Saludos.

      • Bueno Homoliberalis, entiendo entonces que ese temor al enganche es independiente de tu trabajo. Que tengas mayor acceso potencial a hembras jóvenes, aunque fisiológicamente decisivo, pasa a ser secundario cuando introduces la variable “sentimental”.

        Te puedes enganchar potencialmente de cualquier sapiens que se te cruce delante. A fin de cuentas, somos animales simbólicos y sociales (sic).

        A no ser que vivas en una burbuja real, o seas un ermitaño auténtico… Sin internet ni nada.

        Una infidelidad sentimental es algo indefectiblemente imponderable.

        Saludos

      • Querida Quaralenik, imagínate que la que se engancha es la hembra joven… Menudo problemón en el trabajo!

      • Efectivamente Homoliberalis. Como apunté en mi primer comentario, uno de los mayores los obstáculos estaría en poder deshacerse de las hembras jóvenes una vez ejercido el potencial acceso.

        Siguiendo con la hipótesis sugerida, dentro de tu propio constructo hipermoralista, “el problemón en el trabajo” es otra de la variables que habrás ponderado para establecer el criterio moral al que eres fiel y por el que decides guiarte.

        Quizás tendrías que reformular la duda inicial que planteabas. El ejercicio o no del “derecho de pernada” no se resume en una dicotomía entre cobardía y respeto.

  2. Es el grupo el que presiona al individuo para su adaptación pero en segunda instancia, algo así como el movimiento grupal de un rebaño en el que acaban todas las ovejas por incorporarse, pero lo que realmente está sucediendo es que el grupo es afectado por un pastor, son los grandes hombre creadores de la cultura en donde prima la enorme autoestima además de grandes idealismos morales.

    Aquí lo que se impone es una relación de “Poder” de unos pocos pastores sobre una mayoría de ovejas, donde cada oveja según su propias características readaptara la afectación, y la defenderá como parte de su identidad. Donde en el fondo lo que subyace es un miedo atávico a no ser nada.

    Ideas como que la vida se origino por medios naturales y fortuitos, aunque inverosímil, solo pueden calar por una relación de Poder, de la misma manera que una idea religiosa se liga al grupo mediante el mismo “Poder” de afectar.

    En esta prisión de pastores y ovejas se desarrolla toda la vida de los hombres, donde la libertad siempre pasa por saltar la valla, vencer el miedo, una pasion por la verdad mas alla del juego de “Pastores y ovejas”.

    Esto puede parecer una fuerte autoestima y un gran idealismo, pero a diferencia del Pastor es que no intenta afectar al grupo, pues la valla solo la salta una oveja, esta libre de la relación de poder.

  3. Estaría bien conocer que es lo opuesto al “Hiper_Moralismo”, por aquello de que en nombre de una inflación moral en base a unos postulados que trata de evitar males mayores, se apropie como excusa para abogar por lo ancha que es Castilla. Una especie de compensación psicológica de aquellos individuos que acceden a ganado joven sin tener en cuenta que a lo mejor mas que tratar con profesionales lo hacen con cierta modalidad de esclavitud o tratas de blancas, debido a su nula incapacidad o atractivo, excepto el poseer una holgada economia. No digo que se dé en todos los casos, pero estoy seguro que debe existir un “Sub_moralismo” rozando la psicopatía basado en una relación de poder sin la más mínima empatía, que considerar a una prostituta mera mercancía que da satisfacción a los instintos, pero donde subyace un carácter deshumanizado. Algo así como el retrato de Dorian Gray.

    • Además añadiré que la Moralidad no son normas ni racionalizaciones sobre el bien y el mal según la cultura imperante, son más bien formas de diferenciar lo que es correcto e incorrecto en base a los propios sentimientos y emociones que en conciencia permiten valorar cualquier tipo de relación. Ahora bien existen individuos con una cierta carencia de sentimientos y emociones, con poca conciencia, ante eso lo menos malo es inyectar consejos morales éticos y dogmas, pues estos individuos solo se reprimen a través del miedo aunque sea a Dios o la preservación de la autoimagen social. Algunos se lo creen tanto que se hacen hipermorales, pero ya de por si estaban perdidos, y la falta de sentimientos y emociones en una sociedad siempre tiene efectos colaterales.

      • Eso es una moral emotivizada. Las emociones no permiten valorar, son un impulso atractivo o repulsivo, pero VALORAR, lo hace la inteligencia, la razon.

    • Bueno, lo contrario de hipermoral seria la amoralidad, lo que entendemos como psicopatas, algo de lo que hoy se escribe mucho aunque la mayor parte de la gente piensa la psicopatia como un deficit en el que se está o no se está: tu mismo la relacionas con la falta de empatía, sin caer en la cuenta de que la distribución de la empatia (y el nepotismo que parece ser el rasgo mas relacionado con la psicopatia) están ampliamente distribuidos en la población. Se trata de un rasgo que se comporta de una forma gaussiana, es decir la mayoria de la poblacion estariamos dentro de esa campana y solo los casos extremos (esos que matan gente o incluso niños) serian los casos extremos. De manera que todos somos (afortunadamente) un poco de todo, incluyendo tramposos y oportunistas. Y para información del personal más pulcro diré, que la epxlotación de la vulnerabilidad (incluyendo la emocional) de las mujeres está tambien muy ampliamente distribuida en la población masculina, incluso lei hace unos dias un articulo que demostraba que los hombres estamos dotados como de un GPS para detectar amantes potenciales entre las mujeres. Y debe ser por eso que hay prostitutas y no prostitutos, a las que por cierto cada dia respeto más y no me parece que el sexo mercantil tenga nada de deshumanizado. Todos los machos de todas las especies pagamos por el sexo de una manera u otra. Y es que la mayoria de los machos somos superfluos. Ah!

  4. A la vista de los comentarios de este post, cada vez, me siento mas interesada por los psicopatas subclinicos, aquellos que no tienen conductas delictivas. Me gustaria que se profundizara en el tema. Las consecuencias del abuso emocional de estas personas ( “a nivel parejil”) es muy destructivo, igual diria yo, que un abuso sexual. Desprecian a sus conyuges, las ridiculizan en publico, las consideran imcompetentes sin ellos, las amenazan con dejarlas o las dejan (unos dias), dejan de hablarles por menudencias ( 1 año), les niegan cosas que han sucedido para trastornarlas, en fin las anulan y llegan a destruir su personalidad……(esto es un caso real……… me parece que es un asunto interesante, pues las secuelas duran muchos años despues.
    ¿Que le parece Dr.?
    Gracias.

  5. Hola Brisa, Los sentimientos y las emociones nos indican cómo estamos evaluando y juzgando las diferentes situaciones que enfrentamos desde nuestro mundo interior, ademas de ser un indicador de nuestra sensibilidad hacia el projimo. Es una valoración subjetiva en las relaciones que permiten ponerse en el lugar del otro.

    La inteligencia y la razón son herramientas que pueden complementar esa valoración subjetiva o la táctica de un Psicópata.

    • Es cierto, que la empatia es la capacidad de ponerse en el lugar de otro, pero no solo a nivel emocional, sino tambien tiene un componente cognitivo. En lo demas, NO estoy de acuerdo en absoluto.
      Asi que para ti la valoracion de la inteligencia “es la tactica de un psicopata”……..vivir para ver.
      Gracias.

      • No Brisa, eso que afirmas es lo que tú has entendido. La valoración subjetiva empática puede acompañar a la inteligencia y la razón. Pero un psicópata puede usar la inteligencia y la razón sin la menor empatía, por tanto la valoración inteligente y racional es un herramienta que complementa a la valoración subjetiva empática o a la táctica de un psicópata.

  6. La emoción y la cognición están interconectadas. Los procesos cognitivos son de valoración y para que se de una emoción tiene que haber valoración. Alli esta el proceso por el cual se dn las emociones el modelo causal de las emociones de plutchik. Paco si lo entiendes has un artículo porfa.

    • El corazón y también el cuerpo biológico conoce razones que la razón ignora donde la primera impresión es la que cuenta. Pero es cierto que es un tipo de apertura que no todo individuo domina, y el que la domina no se la explica, sin embargo alberga la sensación de una fuerte convicción de índole yo diría que artística. La psicología cognitiva tiene un punto ciego llamado Corazón.

      Yo pienso luego existo como aberración no está mal. Pero Yo siento luego existo como que mola mas, y luego pienso o no y simplemente actuo.

  7. He leído los últimos comentarios y corregidme si me he perdido con los razonamientos: un putero es un psicópata feo y adinerado?

    • Desde un punto de vista social el consumidor de sexo “Putero” es el mayor cómplice en el tráfico de mujeres para explotación sexual. Desde una perspectiva individual es una práctica que no tiene en cuenta esos efectos colaterales, por tanto es una conducta de absorción en uno mismo sin una conciencia clara de responsabilidad social.

      La falta de conciencia social es un síntoma que abarca a todas las estructuras de la sociedad donde se prioriza una especie de Neo Individualismo egocéntrico. Es un problema del Ser Humano en general que imagino debe evolucionar, o cavará su tumba…

      No se trata por tanto de estereotipar a nadie, ni siquiera de personalizarlo.

      • Eso que acabas de decir es una tonteria tan grande que no la voy siquiera a contestar, tu por ejemplo usas un ordenador con Coltan que es un mineral donde en el Congo mueren cantidad de personas por ello.
        Por otra parte esta discusion ha perdido ya el norte y aparecen ideologias que son off-topic.

      • Esa tontería que ha dicho Pere, Traver, es parte del trabajo de concienciación y culpabilización que se sigue por parte de la bien pensante sociedad del S.XXI. Hace algún tiempo todos los autobuses llevaban una publicidad que decía algo así: La prostitución existe porque tú la pagas. Con la utilización de un Tú apelativo claramente censurador.

        A mí todas estas reflexiones me han recordado a Tolstoi y viendo el último comentario de homoliberalis no he podido menos que reírme.

  8. Coltan, Diamantes, petróleo, son materias primas que confirman la absorción de las estructuras de la sociedad en sí mismas. Puede que no esté a la altura de tu entrada, pero la psicología de masas y su criterio moral esta intrincado con la psicología del “Yo” y su propio criterio moral.

  9. Lo que resulta sospechoso Srta Mari José, es que sobre los bien pensantes siglo XXI señale usted que culpabilizan con sus palabras a la sociedad, sobre estos sí parece tener una opinión critica fundada, que los cuestiona en su libertad de hacer y expresarse, no asi los señalados por mi.

    Estos bien pensantes marca XXI si merecen ser señalados, apuntados y denostados, para que nos concienciemos de su reprobable actuar.

    Algo no cuadra.

    ¡A saber.

    • A ver Pere cuando comentas que desde un punto de vista social el “Putero” es el mayor cómplíce en que haya tráfico de mujeres para la explotación sexual, me parece que estás defendiendo lo mismo que la campaña propagandística en los autobuses y, como Tú no te incluyes en ese pronombre de la propaganda, piensas que lo que pone es cierto; y una cosa es que no sea erróneo y otra que sea cierto o verdadero. Y lo siento mucho pero cierto no es, se trata de una falacia de las que dejan una gran secuela en la sociedad y que esto lo haga el Estado sí que me parece tremendamente inmoral porque así no se corrige nada pero se manipula todo. Es más, cabría preguntarse qué se intenta perseguir con ese práctica falaz ampliamente utilizada por la publicidad y la propaganda y dirigida hacia la seudoeducación de la conciencia social.

      • Cuando digo que desde un punto de vista social el putero es el mayor cómplice, lo que estoy diciendo es que desde un punto de vista social el putero es el mayor cómplice. Y las campañas mediáticas que apuntan señalando al putero, lo único que confirma es que desde un punto de vista social el putero es el mayor cómplice. Es sencillo, creo. Que estés de acuerdo o no lo estés, no cambia el punto de vista social, ni prejuzga si las razones son justas o injustas.

        Para mí personalmente por si te interesa, lo que hago es hacer hincapié en el individualismo egocéntrico y en su absorción en los propios interés en este caso sexual, que no tienen en cuenta los efectos colaterales “Psicología de la absorción”, trasladando esta misma premisa a todos los ámbitos de la sociedad “Psicología de masas”. Bancos y preferentes. Químicas y medio ambiente. Industria Farmacéutica y medicamentos, la lista es interminable. Terminando por aclara la relación intrínseca entre el criterio ético moral de la masa en general y la del individuo “Yo”.

        El por qué se lee como se lee donde tu crees que a mi parece…, militando a la defensiva.

        Un misterio.

      • No, sencillo no es.Dentro del lenguaje hay muy pocas cosas que sean sencillas. Si tú quieres decir una cosa y se entiende otra cambia la expresión o aclara tus ideas. Sigues diciendo A cuando quieres transmitir B. La intención de tu mensaje no se corresponde con el tono aparentemente objetivo que intentas dar y esto es un rasgo propio de individualismo egocéntrico.

  10. M.Luisa,

    ( A ) – Desde un punto de vista social el putero es el mayor cómplice. ( B ) – Desde mi visión personal sigo diciendo que no mide los efectos de su conducta por esta absorto en sus propios interés sexuales, como el resto de la sociedad en su absorción particular.

    De aquí tu eres libre de extraer tus propias conclusiones y juicios, desde decir que digo tonterías a que soy un individualista egocéntrico, me parece bien. No voy a ser yo el que indague tus motivaciones consciente o inconscientes para saltar al ruedo cuando el tema estaba ya cerrado en algo que por lo visto te ha tocado la fibra.

    Un misterio. Tu misterio.

    • La trata de blancas que es explotación sexual y el consumo de drogas se pueden eliminar mediante la legalización eso es algo que saben los sociólogos, economistas y psicólogos. Por el hecho de ser prohibido tienen demanda.

      • La prostitución es la que se legaliza para evitar la existencia de mafias. Con eso se grantiza que tengas derechos. En Amsterdam esta legalizada

  11. Pere, yo salto al ruedo cuando creo conveniente y tus juicios sobre motivaciones conscientes e inconscientes no dejan de dar bastante risa, pero, para tu mejor proceder, deberías distinguir los ámbitos donde corresponda emitirlos y sobre qué bases los emites.. Esto es un blog y por lo tanto un ” lugar” donde expresar opiniones, ni más ni menos. Las consideraciones emitidas por una persona que se presenta con un nickname o un seudónimos tienen el valor del propio seudónimo, es decir, el valor de no valor.
    No hace falta que cambies mi nombre la referencia, inferencia, siguiendo el tema de tu comentario es clara, así que puedes seguir cambiando el nombre o lo que quieras pero por mi parte la conversación contigo está cerrada.

    Un saludito.

  12. Sr José, a veces la mejor manera de mirar a otro lado es hacer como si uno estuviera atento. Te paso parte de un artículo de Charo Noriega, es una forma como otra cualquiera de informarse sobre el tema sin mirar a otro lado mediante formulas como la legalización, que siempre dan la sensación que los problemas existen por culpa o negligencia de la ley. Si prestas atención observaras que Holanda aparece con “ Una Incidencia alta en tráfico de mujeres”.

    “España figura entre los principales países de destino del tráfico de seres humanos, sobre todo mujeres dedicadas a la prostitución. Así consta en el primer informe sobre trata de personas a nivel mundial que ha realizado la Oficina sobre Droga y Delito de Naciones Unidas. Según el trabajo, la mayoría de los “millones” de víctimas son mujeres y niñas. La ONU advierte de que “las redes de tráfico se extienden por todo el planeta”, lo que requiere una “respuesta global” frente a la “ineficaz” lucha actual.
    Ningún Estado prácticamente permanece ajeno a la trata de seres humanos, según el informe Tráfico de Personas. Modelos Mundiales de la Oficina sobre Droga y Delito de la ONU (UNODC, en sus siglas en inglés). Identifica 127 países de origen de las personas traficadas, 98 de tránsito y 137 de destino. Entre estos últimos distingue 10 con una incidencia “muy alta”: Alemania, Bélgica, Grecia, Israel, Italia, Japón, Holanda, Tailandia, Turquía y Estados Unidos. “

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s