¿Sistematizas o empatizas?


agradabilidadFigura femenina según Jose Ramón Pachó, extraida de esta web

Los que leyeron el post anterior ya saben a estas horas que según Baron-Cohen la sistematización y la empatía son funciones biológicas -inteligencias o talentos- que están relacionadas con los cerebros masculino y femenino respectivamente.

Daniel Nettle es un profesor de neurociencia de la conducta de la universidad de Newcastle que escribió en el 2007 un articulo donde publicó los resultados con nuevos datos de campo tratando de replicar y ampliar los hallazgos que el propio Baron-Cohen en 2003 habia adelantado y sobre todo su ideas fuerza: 1) que la sistematización y la empatía eran funciones biológicas y no tanto rasgos de la personalidad, 2) que se hallaban influenciadas por los andrógenos circulantes en la época fetal y 3) que identificaban el pensamiento masculino y femenino a la vez que proponía una explicación evolutiva para estas diferencias.

En esta web en español tienes los cuestionarios de sistematización y de empatía. Has de rellenar ambos puesto que los talentos que se pierden en un lado se ganan en otro y es muy probable que si puntúas alto en uno de ellos puntúes bajo en el otro.

mapa

Una vez obtenidas las puntuaciones en ambos cuestionarios muévete en este cuadrado para conocer tu tipo de cerebro, segun el color que abarque tu punto de confluencia entre ambos ejes. Los resultados pueden ser los siguientes:

* Tipo E. Cerebro de tipo femenino, más empático que sistematizador.

* Tipo S. Cerebro de tipo masculino, más sistematizador que empático.

* Tipo B. Cerebro balanceado, con los dos valores equilibrados.

* Tipo E extremo. Según Simon Baron-Cohen este tipo de cerebro no está todavía definido.

* Tipo S extremo. El cerebro extremadamente masculino podría apuntar a una manifestación de autismo.

Es pertinente recordar ahora que estamos hablando de talentos cognitivos y no de orientación sexual. Talentos que si han sobrevivido a la deriva evolutiva es porque ambos se han mostrado útiles para aquellos individuos que los poseian en términos de inclusive fitness (aptitud inclusiva). Y se han mostrado útiles porque la sistematización es el gusto por la ciencia, la tecnología y la observación de la naturaleza, mientras que la empatía es la base de las relaciones sociales y los intercambios humanos. No cabe duda de que ambos talentos han propiciado la acumulación de conocimiento en sus dos versiones: cómo funcionan las cosas y también de qué están hechas las cosas o cómo son.

Sin embargo la empatía se solapa con una dimensión de la personalidad (big five de Costa y Mc Rae) que se conoce con el nombre de “agradabilidad” y lo hace de tal modo que es imposible diferenciar ambas magnitudes. Aunque Nettle piensa lo contrario, creo que la sistematización correlaciona y se solapa fuertemente con otra variable de la personalidad: “la escrupulosidad”, si bien también lo hace más débilmente con la “apertura a la experiencia”. Por otra parte la dimensión “neuroticismo” también está más representada entre las mujeres que en los hombres y no parece que tenga relación con la empatía.

De modo que la primera critica que le podriamos hacer al modelo de Baron-Cohen es ésta: ¿Estamos midiendo rastros biológicos o rasgos de la personalidad?

Mi opinión personal sobre este asunto es que los términos “sistematizacion” y “empatia” son muy confusos a la hora de investigarlos y medirlos si bien son muy intuitivos. Todos aquellos de ustedes que hayan llevado a cabo los cuestionarios habrán observado que existen cuestiones que en realidad están destinadas a medir la “obsesividad” y otras que miden algo que está más allá de la empatía y que ralla con la esquizotipia.

¿Está justificado hablar de cerebros masculino y femenino?

Lo cierto es que el mundo está lleno de hombres empáticos y de mujeres sistemáticas. ¿Qué sentido tiene pues hablar de masculinidad-femineidad?

Es muy posible que la respuesta a esta pregunta se relacione con los extremos pero no con la mayoria de casos explorados, personas comunes. Por ejemplo es muy probable que un cerebro masculino extremo tenga mucho riesgo de padecer algun trastorno del espectro autista, pero en el centro de la distribución de puntajes esta tendencia se diluye y no correlaciona en ningún caso con la patología al menos por los datos que el lector interesado puede consultar en el articulo de Nettle (Nettle 2007)

Sin embargo, los datos son tozudos y los hombres tienen desviaciones hacia la sistematización estadísticamente significativas, mientras que las mujeres ofrecen desviaciones semejantes hacia el costado de la empatía. Asi y todo no sabemos que significa un cerebro hiperempático y qué consecuencias tiene para la salud mental si es que las tiene.

Aun existe otro hallazgo de Nettle que merece la pena reseñar: se trata de una comparación de hombres y mujeres según la orientación sexual. En la investigación participaron hombres y mujeres heterosexuales y no-heterosexuales (bisexuales y homosexuales). Lo más interesante es que entre los hombres heterosexuales y no-heterosexuales no hubo diferencias significativas (todos apuntaron hacia la sistematización como tendencia), sin embargo las mujeres no-heterosexuales se acercaron más a la sistematización masculina apareciendo prácticamente de manera solapada con las puntuaciones de los hombres.

Los datos son interpretables, pero sugieren que si la hipótesis de Baron-Cohen fuera cierta las mujeres no-heterosexuales podrian haber recibido durante su desarrollo fetal un suplemento de andrógenos que acercara sus rendimientos a los de los hombres sean heterosexuales o no y que las alejaría a su vez de los rendimientos empáticos de las mujeres heterosexuales.

Aqui puedes encontrar en linea el test de Costa y Mc Rae “los cinco grandes” (big five)

Bibliografía.-

Daniel Nettle: “Empathizing and systemizing: What are they, and what do they contribute to our understanding of psychological sex differences?” British journal of psychology 2007

Anuncios

17 pensamientos en “¿Sistematizas o empatizas?

  1. Paco, al poner los tests de sistematización y empatía de Baron-Cohen en un foro, resulta que mucha gente está sacando puntuaciones altas en cociente de sistematización y también altas en cociente de empatía… ¿Es posible eso? Yo tenía entendido que no se podía tener una alta sistematización sin sacrificar empatía, y viceversa. Pero o hay gente que responde con poca honestidad a las preguntas del test, o hay gente superdotada a la que se le da bien todo…

    Pongo el hilo del foro:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/guarderia/376968-test-medir-cociente-de-sistematizacion.html

    • Hay cerebros balanceados (el tipo B) que son en mi opinión el comun de la población. A hombres y mujeres se nos da bien ser sistemáticos para unas cosas y ser empáticos para otras , lo que es de esperar es que ambos talentos estén distribuidos en los organismos individuales de forma mayoritaria.

  2. Dr. Traver, le recomiendo la lectura del libro de Natalia Lopez Moratalla, Catedratica de Neurobiologia, titulado “Cerebro de varon Cerebro de mujer” muy interesante. Habla precisamente de este tema, las diferencias bioquimicas y mentales / psicologicas, entre hombres y mujeres, que la ideologia de genero y el feminismo trasnochado, quieren enmascarar. Viva la diferencia!. ¿Que le parece, lo ha leido?. Gracias.

    • No he leido ese libro pero si muchos otros relacionados con el tema, mas concretamente he leido los de la Dra Louanne Brizendine que hace poco estuvo en Madrid promocionando ambos. Pero el tema de las diferencias entre cerebros es muy antiguo, aunque cada dia se saben mas detalles sobre el asunto. Cosas que han sido silenciadas precisamente por los discursos de género.

  3. ¿Cuál es la diferencia psiquiátrica o psicológica entre una persona hiper-empatica y empatica? ¿Por qué muchas personas son hiper-empaticas con los desconocidos o amistades y no con su pareja,hijos,hermanos y padres? ¿Es una disonancia cognitiva o emocional?

    • De la empatia solo sabemos que la smujeres son por termino medio más empaticas que los hombres, sobre la hiperempatia no sabemos qué significado clinico tiene si es que tiene alguno. Efectivamente se puede ser muy empatico con unas personas y nada con otras, incluso con animales mas que con personas.

  4. ¿El exceso de testosterona tiene que ver con la disminución de empatia? ¿El asunto de la empatia radica en lo hormonal,lo neruobilogico o con las educación y el ambiente dónde se puede desarrollar? ¿O acaso habrá genes que configuren esa empatia?

    • Al parecer lo que importa es la exposicion fetal a la testosterona, los hombres puntuamos (por termino general) más en pensamiento sistemático y las mujeres puntuan mas alto en empatía dependiendo de esta exposición.

  5. Parece que usted hablaba sobre la hiperempatia y la relación con los border-line. Parece que también un psiquiatra ingles les llamaba los “sufridores”. ¿Eso no es algo clínico? ¿Pero no le parece que hay empatias falseadas?

  6. “Aunque Nettle piensa lo contrario, creo que la sistematización correlaciona y se solapa fuertemente con otra variable de la personalidad: “la escrupulosidad””

    saqué 91 en coef. de sistematización, 14 en el de empatía, y 33 en el de autismo

    y en el bif five, nótese ésto, ¡saqué 1 en escrupulosidad!

    y pues hasta donde yo sé según mi madre soy desordenadísmo y según mi padre un irresponsable.

    (e irónicamente tambien soy bueno siendo creativo a la hora de plantear nuevas formas de ver las cosas, no me gustan las tareas rutinarias, encuentro difícil cumplir las reglas – propias, por así decirlo, del contexto, no las mías – y haciendo poesía siempre y cuando me siento motivado)

    parece que empatía no relaciona con mentalizante, y escrupulosidad con sistematización. qué piensa usted doctor.

    • Pues creo como tu que son rasgos que miden cosas bien distintas aunque emparentadasen el centro de la campana (no tanto en los bordes). Empatia e hipermentalismo son efectivamente rasgos distintos.

      • Pero (ésto quizás resulte en curiosidad indebida mía por lo extenuante que le debe parecer responderme) más menos hasta donde usted ha leído y puede entender, y considerando dados los datos que proporcioné, ¿cómo se explicaría que en alguien cualquiera (en este caso yo, aunque olvidemos eso por un rato) exista un alto grado/capacidad de sistematización y una baja escrupolosidad? Lo digo porque Ud afirma que hasta donde cree entender la sistematización se solapa fuertemente con una de las variables de personalidad que postula como existentes la teoría de los cinco grandes rasgos: la escrupulosidad. punto aparte: que exista alguien con esas características, ¿acaso no probaría que la relación de solapamiento que usted asume como verídicano tiene sentido?

  7. si veo un cisne negro eso prueba que no todos los cisnes son blancos y que ser de color blanco no es un hecho que sirve para definir lo que es un cisne (citando un ejemplo que en algún post alguna vez Ud. mencionó)

  8. Pingback: Todo lo que siempre quiso saber sobre feminismo y nunca se atrevió a preguntar (parte III): el feminismo de la diferencia y la "ética del cuidado"

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s