Empatía, depresión y sobrecarga moral


Lo cierto es que es más fácil nombrar la palabra “empatía” que describirla de manera sistemática. Entendemos como empatía a una capacidad (un talento o inteligencia emocional) que nos sirve para revelarnos las emociones ajenas a través de un curioso mecanismo que podemos entrever en la etimología de la palabra: em= desde dentro y pathos=sufrimiento o pasión. La empatía seria una forma de sentir lo que otros sienten.

En realidad y en un primera aproximación la empatía parece solaparse con el constructo “teoria de la mente” (ToM).

La “teoria de la mente”se refiere a la capacidad muy precoz que tenemos los humanos de atribuir estados mentales y sobre todo intenciones no sólo a las personas que nos rodean sino tambien a algunas entidades no humanas.

Lo interesante es que tanto la teoria de la mente como la empatía no son fenómenos propiamente humanos sino comunes a todos los mamíferos. Lo que sabemos hoy es que la empatía se desarrolla de forma más tardía que la ToM puesto que es necesario para que exista empatía que exista comprensión de la causalidad, de las relaciones entre las causas y los efectos, es por eso que los niños pequeños no tienen empatía pero si teoria de la mente pero sin embargo sabemos que los animales son capaces de empatizar, no sólo con sus parientes o miembros de su misma especie sino incluso con miembros ajenos a su propia especie.

Y es aqui donde la empatía se solapa con al altruismo. De tal manera que teoria de la mente, empatía y el altruismo constituyen un magma conceptual dificil de apresar.

Lo que es seguro es que la teoria de la mente evolucionó porque aporta muchas ventajas a los que la suscriben, no cabe ninguna duda de que atribuir intenciones a los demás nos protege de los intrusos con malas pulgas. No importa si nos equivocamos o no al altribuirles malas intenciones porque más vale pasarse que quedarse corto, al menos para la percepción de las amenazas. Sin embargo y aunque la empatía seria imposible de desarrollar sin una teoria de la mente, lo cierto es que la empatía es un talento especial asociado generalmente a las mujeres y a su función materna. Entiéndase que las necesidades del bebé son “leídas” sin diccionarios por las madres aun en aquellas que carecen de experiencia en tales lecturas, no cabe duda de que este talento ha sobrevivido precisamente porque asegura la comunicación madre-hijo más allá de lo verbal y a partir de unas pocas señales analógicas de malestar, llanto o desasosiego.

En este video donde un hipopótamo trata de socorrer a un Impala herido por un cocodrilo podemos observar un ejemplo de ¿altruismo o empatía? en la naturaleza.

Personalmente me inclino más a identificar este gesto del hipopótamo como empatía, para hablar de altruismo habría hecho falta un “sacrificio” o al menos un riesgo personal más alto, es decir que el hipopótamo arriesgara su integridad. En realidad y en mi opinión el hipopótamo socorre al impala probablemente por una confusión entre el impala y alguna de sus crías. Muy probablemente era una hembra.

Lo que nos lleva a uno de los dilemas fundamentales de la empatía. Pondré un ejemplo para que el lector entienda que no todas las empatías son iguales, algunas de ellas a las que llamaremos on-line o empatía débil es la siguiente. Usted se entera de que un amigo o conocido suyo, ha tenido un accidente y en él su hijo de corta edad ha muerto. Usted asiste al funeral y aunque no mantiene con ese conocido una amistad especial no puede evitar llorar cuando ve la pena que sienten sus padres y familiares. Al fin y al cabo todos podemos identificarnos con esa pena y mucho más si tenemos hijos de la misma edad. Lo mismo nos sucede en las peliculas románticas diseñadas precisamente para hacernos llorar aunque sepamos que es una ficción y no la realidad.

Nótese que la empatía on-line es una empatía por algo que realmente ha sucedido delante de nuestra mirada (no importa si es ficción) y que nos sobrecoge, la pena de los familiares del finado ha logrado penetrar en nuestro cerebro. Sentimos lo mismo que éllos.

¿Lo sentimos?. Naturalmente lo sentimos de un modo aproximado y no tan intenso como sus familiares, comprendemos su dolor y su causa pero es su dolor y no el nuestro y sin embargo lloramos pues la empatía es un fenomeno de imitación y depende de las neuronas espejo y se construye a través de una forma especial de imitación: una imitación sin conciencia de imitación.

Para sentir empatía es necesario pues compartir con el otro un código emocional: uno siente pena cuando sufre una desgracia de ese tipo. Del mismo modo podemos alegrarnos de los éxitos de otros. La pena, la alegría y el dolor son probablemente las emociones más contagiosas, aunque probablemente en el caso del dolor se moviliza una forma de empatía de más alto nivel: la compasión.

Pero hay otra forma de empatía que llamaremos off-line y es la preocupación por algo que no ha sucedido aun, pero que podria suceder. Es el caso de la madre o padre que se preocupan por la tardanza de su hijo cuando sale de noche y todas las rumiaciones sobre accidentes, desgracias, que pueden suceder.

Este tipo de preocupaciones que son muy frecuentes hoy en dia no son, sin embargo, de la misma especie de lo que quiero describir ahora. Me refiero a lo que nosotros los psiquiatras llamamos en nuestro argot “Los sufridores” o “padecedores”. Se trata de personas -usualmente mujeres- que pasan su vida sufriendo por alguien, hijos, maridos o parientes, se preocupan en exceso y constantemente y por cualquier circunstancia dejan de dormir, se les va el apetito o incluso desarrollan cierto tipo de depresiones que hemos llamado distimias.

La distimia es una forma menor de depresión (menor en intensidad pero crónica) y que más se parece a un trastorno de personalidad que a una depresión formal. Responde mal a los antidepresivos y suele estar contaminada de ansiedad. Se trata de los conocidos sindromes ansioso-depresivos de las amas de casa, tan frecuentes en medicina de familia.

Lo interesante de este tipo de depresiones es que son una mezcla de sumisión, culpabilidad, empatía, baja autoestima y sobrecarga moral (O´Connor 1999). Dicho de otra forma, la culpabilidad parece ser el peaje que se paga por la excesiva empatía cuando existen otros dos elementos: la sumisión, la pobreza o falta de estimulos sociales y recompensas y sobre todo el overdrive (la sobrecarga) del sistema moral. Que es precisamente lo que vamos a intentar comprender ahora, después de señalar que en el sindrome del superviviente se encuentran en esencia estas mismas condiciones tal y como ha señalado Lynn O´Connor.

Vamos a ocuparnos pues de la sobrecarga moral para lo cual no tenemos más remedio que recurrir a Jonathan Haidt que ha identificado 5 pilares de la moral en clave evolutiva.

Basándose en Durkheim y Shweder, Haidt clasifica los sistemas psicológicos sobre los que se fundamenta la moralidad en cinco campos en lugar de los tres grandes que utiliza Shweder, pero ambas clasificaciones son en realidad muy similares. Son los siguientes:

  1. Daño/Cuidado
  2. Imparcialidad/Reciprocidad.
  3. Endogrupo/Lealtad ( implica mecanismos que evolucionaron durante nuestra larga historia de tribalismo)
  4. Autoridad/Respeto.(implica antiguos mecanismos primates para manejar el rango social, el estatus, matizados por la obligación de los superiores de proteger a los subordinados, función que cumplen los machos alfa en los chimpancés, por ejemplo)
  5. Pureza/Santidad

Pero para el tema que nos ocupa vamos a ver sobre todo el primero de estos pilares: el de daño-cuidado.

Se trata de una de las dimensiones de la moralidad que mayor consenso agrupa entre los humanos con independencia de la procedencia geográfica, la ideología política o la religión que se profese. Existe un amplio consenso sobre el hecho de que es malo provocar daños a las personas y aun a los animales, que es bueno cuidar a los necesitados, a los enfermos y a los niños. Y tambien que: estas actitudes evolucionaron para favorecer la cohesión de los grupos al tiempo que sirven para detectar a los tramposos o a los que violan estas conductas.

Ahora estamos en condiciones de entender por qué el daño a alguien, la obligación de ofrecer cuidados y la culpabilidad van siempre de la mano. Evolucionaron juntos y ahi siguen.

La moralidad no es pues una categoría (un si o un no) sino un cluster de al menos 5 dimensiones, que explica las razones por las que una persona puede defender una cuestión moral y sin embargo violar otras. Por ejemplo una persona puede ser favorable al aborto (una violacion de daño-cuidado) y ser una defensora de las causas de los animales (pureza-santidad) o un protector de la fidelidad conyugal y un violador económico de los derechos publicos.

Cada persona aparece como un “especialista” en uno de esos pilares morales, asi nuestra ama de casa “padecedora” seria una persona que ha desarrollado hasta el paroxismo sus capacidades morales de cuidado y de protección del daño de los suyos, activando al mismo tiempo las emociones de culpa que van vinculadas con ellos. Excesos de empatía y excesos de “distribución moral” que terminan construyendo una matriz depresiva que se manifiesta como un rasgo permanente de personalidad.

Si usted quiere explorar su propia moralidad y contribuir a la investigación de Haidt puede hacerlo en esta web: http://www.yourmorals.org. Alli encontrará tres tipos de cuestionarios, uno que explora estos pilares morales, el segundo que es el big five (los 5 grandes endofenotipos de las personalidad de Costa y McRae) y por ultimo un cuestionario sobre la sensibilidad al asco. Podrá usted comparar sus puntuaciones con las medias de otros probandos segun sus preferencias politicas.

Bibliografía.-

Empathy and depressión. O´ Connor 1999 -chapter-web

8 pensamientos en “Empatía, depresión y sobrecarga moral

  1. ¿No le parece que hay un sin número de teorías de la mente? Hay muchas personas que utilizan el artilugio de fomentar una moral, una sobre-moral ,empatía y la hipermpatía. Pero es tan solo un artilugio que lleva implícito intereses. Y,también es obvio que los hay honestos. La peor felonía: mi pareja puede ser una hiperempatica y tener una sobre-moral con la sociedad y en mi casa no lo expresa de la misma manera. ¿Disonancias emocionales? ¿ Disonancias cognitivas? Una mujer muy altruista/hiperempatica con desconocidos o amigos y con el esposo o hijos avara e insensible. ¿Hay correlación la falta de empatía con el exceso de testosterona? ¿Acaso conmueven las personas que no conocemos?

    • En efecto hay muchas teorias para explicar los hechos mentales y algunas de ellas no necesariamente incompatibles con otras. El resto de tus preguntas están contestadas a lo largod e esta serie de post que he escrito sobre la empatía: los hombre spuntuamos más bajo en empatia y las mujeres más, y supongo que la testosterona está implicada en ello pero la testosterona fetal que es la que conforma el cerebro en masculino.

  2. Me llama la atención el éxito que tuvo el test de la mirada de tu otro blog y que poco seguimiento ha tenido éste sobre la moral. Y no es una tontería me parece que a la gente le da siempre miedo cuando se intentan estudiar desde un punto de vista moral. En mi caso debo decir que me divierte muchísimo ver cómo si una persona dice o expresa algo que no encaja dentro de la moral al uso, normalmente la moral marcada por los cánones del sistema, se escandalizan sin analizar qué puede haber de cierto o no con lo expresado, simplemente el hecho es negado, es borrado con múltiples críticas y etiquetas a la persona que lo expresa. Algunas veces hasta digo algo inapropiado, según la ideología imperante, sólo por ver cómo reaccionan.

    La moral es el gran censurador, el gran agente controlador, y lo es sea una moral religiosa o una moral secular si se aplica de forma ciega sin razonar el por qué las cosas son así. Lo he visto muchas veces.

    Una pregunta, los cinco principios morales están ordenados supongo que en orden de importancia ¿no?, en qué se basa Haidt para poder ordenarlos de esta forma. Por ejemplo por qué Pureza/ Santidad no aparece en primer lugar sino en el último.

  3. Pues fijate, aunque parezca que el post sobre la mirada ha tenido mas éxito que este, eso no es cierto porque este post hasta este momento ha tenido 217 lecturas y el otro 195. Lo cierto es que alli hay mas comentarios que aqui, lo cual sólo indica que allá la gente se ha sentido más motivada para decir lo suyo, mientras que aqui no tanto.
    Otra cuestión sobre la moral: la moral no está hecha para convencer o persuadir sino para regular la vida en común de nosotros los hombres, no hay una moral óptima, siempre habrá algun mandamiento injusto para segun quien. La moral no se inventó para hacer feliz a la gente sino para convivir.
    Por otro lado y con respecto a la pregunta sobre el orden de los factores (fundaciones) creo que se extrajeron por analisis factorial y se comenzó por aquellos mas proximos a la supervivencia (daño-cuidado) y a los derechos individuales (justicia), pero en mi opinion no importa demasiado el orden empleado.

  4. Pues yo no creo que el orden sea casual y me parece que es de suma importancia, porque serían los 5 mandamientos que según la ciencia se han de cumplir para que el orden social se pueda mantener y están ordenados según ese rango. De tal forma que no es lo mismo incumplir el primero Daño/Cuidado que el último para que el orden social se vea afectado. De igual forma dentro de la moral católica el primero es Amarás a Dios por encima de todas las cosas porque es el que asegura que ese tipo de estructura se pueda seguir manteniendo en el poder. No sé cuál será para los budistas, pero seguro que también tienen alguno. O cuál para el Islam.

  5. Hola!

    hay algo que aquí llama mi atencion. y pues es que aún no encuentro esclarecedor esta cuestión de delimitar a qué podría uno referirse cuando habla de empatía.

    no sé ud, pero de hecho podría ahora mismo teorizar a partir de un concepto único dos cosas no muy distintas pero que para existir pueden prescindir una de la otra: (1) la capacidad destreza talento etc de experimentar como propias las emociones de otro, valorarlas, conmoverse, y de esta manera verse, saberse, sentirse conmovido por ellas y (2) la capacidad destreza talento etc etc de SABER, ser conciente de, identificar con exactitud, qué sucede en la psique del otro, saber que siente el otro.
    (en ambas consideré – considerando que son destrezas habilidades que existen en un sujeto dado y no de otra forma – como requisito una previa familiarización con la-teoria-de-la-mente)

    en fin,
    no se si ud no menciono esta cosa que describo por no considerarla relevante o por no haber caido en la cuenta de que con todo aun la cosa no estaba clara (hecho que dudo sea asñi… ). Bueno,, sería interesante leer su respuesta..

    buenas noches!

    • Pues estoy completamente de acuerdo con usted, porque personalmente no creo quela empatia sea una funcion cerebral de una pieza, sino que tiene, como usted dice al menos dos partes: una es la “percatación” de lo que siente el otro y una segunda parte que es la “resonancia” es decir la capacidad de responder emocional y coherentemente a la percatación anterior.

  6. Pingback: Julio Mayol » Empatía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s